¿Cómo obtener un “wow” de los niños, en vez de un “ceño fruncido”? – Parte 1

Escrito por: Lisa B. Marshall / Trad. por: Erika Chaves

Hablar a un grupo de niños no es lo mismo que presentar a un grupo de adultos. The Public Speaker (el orador público) nos da 10 instrucciones que le ayudarán a conectarse con los escuchas más sensibles: los niños.

Yo recibí esta pregunta de una persona recientemente:classroom-kids

Yo soy una oradora motivacional. Sin embargo, estoy dando mi primer discurso a niños en edades de 4 a 13 años. ¿Cuáles son algunas sugerencias que me ayudarán a captar su atención y hacer mi discurso efectivo para esta audiencia de edad escolar tan joven?”

¡Yo disfruté recibir esa pregunta!

Una de mis escenas favoritas en la película Mrs. Doubtfire (Papá por Siempre) es cuando el personaje que actúa Robin Williams está capturando sus ideas de la cabecera de una estación de TV local. Él aconseja que cuando se habla de pequeñitos usted no debería ponerse a su nivel para jugar, solo debería jugar con ellos. ¡Este es un consejo sabio!

Aquí hay 10 formas de cómo deslumbrar al grupo de pequeños y después vendrán los 10 consejos de cómo llegar a los niños.

# 1: Involucre los niños

Su meta es conectarse a la audiencia, pero a menos que sean adultos, los niños se sienten separados, si no son incluidos. Entonces, involucre tantos niños como pueda y conforme sea posible. Esto puede significar que usted va a necesitar mucho menos material del que necesitaría con una audiencia adulta.

#2: ¡Absolutamente No! Sin presentaciones para proyectar

Los niños piensan que las presentaciones formales son “estúpidas y aburridas”. Para mantenerlo interesante, ayude a los niños a experimentar sus ideas, de primera mano use accesorios, obras de teatro y otras actividades divertidas (más sobre esto adelante).

#3: Hágalo desastroso, loco, divertido e inesperado

Mire en internet formas interesantes para presentar su tema. Por ejemplo, usar experimentos científicos sencillos para demostrar sus puntos. Ponga un huevo en agua y dejar que se hunda, o poner el huevo en agua salada y verlo flotar.

Un gran ejemplo vino de un consejero de mis hijos, el señor Harrington. Él estaba explicando que cuanto más se lucha o se fuerza una relación, más se va a tener problemas, pero si se trabaja a través del conflicto con suavidad, tienen más probabilidades de tener éxito. Demostró este principio mediante el uso de un rompecabezas de metal que tenía dos elementos pegados. Trató de desenredar las piezas con fuerza, y no lo logró, pero si se hace suavemente, las dos piezas fácilmente se separan.

#4: Use comida en sus ejemplos

En la clase de mi hija, un especialista en servicios financieros entró y usó dulces en su presentación. Mostró una bolsa de besitos de Hershey como un ejemplo de una corporación. Entonces le dijo a los niños que la gente puede comprar una parte de la empresa, por lo que él se separó unos chocolates y demostró que alguien pudiera poseer o administrar unos pocos o una gran cantidad de piezas de una empresa. Su demostración explicó efectivamente una idea abstracta, y lo mejor de todo, los niños se comieron la compañía al final.

#5: Empiece con algo que llame la atención

Comience con una historia, una demostración, un truco de magia, o una pregunta.

Por ejemplo, una mujer entró para el Día de los Padres en la escuela de mis hijos. Ella trabajaba en un hogar de ancianos, por lo que hizo que los niños vieran a través de lentes sucios y pusieran algodón en sus oídos. Ella dejó que los niños utilizaran sillas de ruedas y caminaran con un bastón. Otra actividad dejó que usaran los de guantes y trataran de abrir un paquete de azúcar. Los niños se lo pasaron de maravilla y sin embargo, al mismo tiempo fueron capaces de experimentar lo que se siente al estar en un hogar de ancianos. Esto hizo el mensaje muy claro y real, y fue muy divertido sentir y ver.

#6: Hágalo un juego

Suene campanas, lleve puntajes o deles pequeños premios por participar.  Incluso una sesión de “Preguntas y Respuestas” puede ser divertida.

#7: Cree una obra o arme una dramatización

Haga que los niños actúen algunas partes o simplemente sean personas de la historia. Mis hijos vieron una presentación de la historia de nuestro pantano de arándanos. Personas importantes fueron nombrados, y los niños se pusieron de pie con el nombre en el cuello y pequeños accesorios para indicar algo sobre ellos. Cada participante se quedó al frente según la historia avanzaba. Era cómico y lindo porque algunos de los niños se “casaban” con o tenían un “niño” con sus compañeros de clase.

#8: Simplifique si es necesario

Pregunte a la maestra con anticipación para tener una idea de lo que los niños entenderían y lo que no. Siempre es importante conocer a su público. Utilice analogías que pueden relacionarse con el fin de explicar ideas complejas.

#9: Cuente historias…Muchas de ellas

Asegúrese de que sean historias relacionadas a cada edad en el grupo. Las historias personales y divertidas son siempre una buena ilustración y ayudan a mantener la atención de quienes escuchan.

#10: Use ejemplos de la cultura popular

Los niños están siempre enterados del mundo y de lo que está pasando alrededor de ellos, más que nosotros. Mencionar a un cantante popular o a un actor relacionado a su discurso mantiene a su audiencia interesada y le da un “respeto callejero” al convencerlos de que usted está a su nivel. Hablar a los niños puede ser una experiencia enriquecedora. Si usted sabe cómo involucrarlos, ellos le pondrán atención y recordarán lo que usted dijo. En la segunda parte, yo compartiré otros 10 consejos más al hablar a los niños.

Enlace: http://www.quickanddirtytips.com/business-career/communication/how-to-get-a-wow-not-a-scowl-from-kids-part-1#sthash.6pRcGVMy.dpuf

Venga Tu Reino

Escrito por: Howard Culbertson / Trad. por: José Samuel Mérida

“Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.” ~Mateo 6:10

Al analizar el Padre nuestro uno encontrará referencias a:

  • la naturaleza de Dios y su carácterPraying Woman
  • las necesidades materiales del ser humano
  • pecado y perdón
  • vivir con gracia y justicia social
  • tentación y liberación
  • adoración
  • y, también, evangelismo mundial

Si oramos el Padre nuestro de verdad, las dos frases al inicio – “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra” – inequívocamente abordan la necesidad del evangelismo mundial.

Por 2,000 años los cristianos han memorizado y recitado el Padre nuestro. A menudo, hemos repetido esas maravillosas palabras mecánicamente si prestarle mucha atención a su gran significado. Por eso, las palabras de Mateo 6:10 rara vez nos hacen pensar en evangelismo mundial. Es una lástima, porque pedir que se concrete el Reino de Dios y que Su voluntad se haga por toda la tierra implica, por lo menos, la proclamación del evangelio a todas las etnias que no han sido alcanzadas.

En cuanto a la voluntad de Dios, los sermones sobre el Padre nuestro generalmente usan Mateo 6:10 para hablar de una vida correcta y a veces también sobre justicia social. Estas cosas son parte de la voluntad de Dios, ¿pero acaso no incluye más? ¿no le pide Dios a Su pueblo que haga discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones? Proclamar la historia de Jesús hasta “los confines de la tierra” es, después de todo, un mandato bíblico claro. Mateo 6:10 también nos lleva naturalmente a Mateo 9:38, que ha llegado a ser parafraseado de la siguiente manera, “¡Qué gran cosecha!… Así que arrodillate para orar por manos para cosechar.”

Mientras haya personas en la tierra que no saben nada sobre el Dios verdadero, la voluntad de Dios no se cumplirá a cabalidad. Mientras haya personas sirviendo otros dioses – ya sean “ídolos vanos” o dioses de dinero, poder o placer – el reino de Dios no vendrá completamente. Por eso, orar Mateo 6:10 sin tener en mente el evangelismo mundial pierde el sentido clave del versículo.

La Gran Comisión de Mateo 28:19-20 – “Vayan y hagan discípulos a las naciones” – no surge en el vacío. Al enseñar a sus discípulos a orar, Jesús utilizó algunas frases que podrían sensibilizarlos hacia el deseo del Padre que todo el mundo sea evangelizado. Por eso, puede decirse que Jesús utilizó también las palabras de la oración modelo que enseñó a Sus discípulos para preparar el terreno para la Gran Comisión.

A menudo se nos recuerda que la oración es mucho más que solo pedirle a Dios. La oración es esencialmente para pedirle que nos moldée. Cuando repetimos las palabras de Mateo 6:10 – “venga tu reino; hágase tu voluntad en la tierra” – debemos permitir al Espíritu Santo que convierta esas palabras en auténticos anhelos de nuestro corazón. Cada vez que oramos el Padre nuestro, debemos permitir que sus poderosas palabras incrementen nuestra pasión por el evangelismo mundial.

Enlace: http://corazondelamision.blogspot.com/2013/06/venga-tu-reino.html

¿Cuál es la Prisa?

Escrito por: Howard Culbertson / Trad. por: José Samuel Mérida

“¿No dicen ustedes: “Todavía faltan cuatro meses para la cosecha”? Yo les digo: ¡Abran los ojos y miren los campos sembrados! Ya la cosecha está madura.” Juan 4:35

tiempo de cosechaA través de los años, las referencias que hizo Jesús a campos listos para la cosecha han dado lugar a la pasión por el evangelismo mundial. Hoy por hoy, hay sermones y alabanzas que hablan de la idea de la cosecha. La alabanza “Días de Elías”, por ejemplo, dice: “Son días de gran cosecha, los campos listos están.”

En las exhortaciones regristradas en Mateo 9 y Lucas 10, Jesús habló de la necesidad de obreros para recoger la cosecha. En Juan 4, las palabras de nuestro Señor indican la urgencia de esta tarea. Posponer la cosecha de un fruto maduro usualmente resulta en que se pudra y la sensación de haber perdido el tiempo preparando el terreno, sembrando, fertilizando, limpiando y regando el cultivo.

Los versículos 4-42 de Juan 4 ocurrieron en un pozo de 2,000 años de antigüedad. Jesús y sus discípulos se habían detenido ahí durante un viaje al norte de Jerusalén a Galilea. En este viaje en particular pasaron por Samaria, una región que era discriminada racialmente por los judíos.

Cuando pasaron por Sicar, los discípulos dejaron a Jesús en la antigua fuente de agua y se fueron a buscar comida. Mientras no estaban, una mujer vino a sacar agua. Para sorpresa de la Samaritana, el hombre judío en el pozo le pidió agua para beber. Luego, le habló del tipo de agua que podía satisfacer su sed para siempre.

Cuando los discípulos llegaron con el almuerzo, la mujer se fue a llamar a sus vecinos para que conocieran a alguien que bien podría ser el Mesías Prometido. A medida que la gente de Sicar se fue acercando, Jesús rogó a sus discípulos que abrieran los ojos y vieran los campos listos para la cosecha. Como la gente eran “los campos” a los que Jesús se refería ese día, es fácil imaginarlo señalando hacia los samaritanos que se acercaban – mismos que los judíos odiaban – mientras les decía, “Abran los ojos y vean…”

Jesús utilizó una frase muy común de la época: “Todavía faltan 4 meses para la cosecha.” Nunca he escuchado a alguien decir eso en este tiempo. Sin embargo, sería lo mismo cuando en la actualidad decimos, “¿Cuál es la prisa?” y “¿Por qué tanto escándalo?” A los que tienen el sentido de urgencia sobre la proclamación del evangelio, Jesús dijo, “¡Vean los campos! Están listos.”

Al usar la metáfora de la cosecha, Jesús decía, “Su tarea es urgente.” Hablar de evangelismo mundial como una cosecha nos dice que tenemos ventanas de oportunidad que se abren y se cierran. La cosecha no puede posponerse hasta el próximo mes. Cuando los frutos maduran, se deben cosechar inmediatamente.

Cada día, decenas de miles de personas parten a la eternidad sin haber escuchado de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¿No es esa una cosecha madura echándose a perder? Entonces, ¿Cuándo tendremos ese sentido de urgencia?

Enlace: http://corazondelamision.blogspot.com/2013/07/cual-es-la-prisa.html

Amando a Todos – También a los Inmigrantes

Escrito por: Howard Culbertson / Trad. por: José Samuel Mérida

“Así mismo debes tú mostrar amor por los inmigrantes.” ~Deuteronomio 10:19

El tema de los inmigrantes y las exhortación a atender al extrajero aparece varias veces en el Antiguo Testamento. Se pueden encontrar referencias en Éxodo, Levítico, Deuteronomio, 1 Reyes y Miqueas. Un versículo en Deuteronomio dice, “Ama al inmigrante” (Deuteronomio 10:19).

inmigracionDeuteronomio es un recopilación de los últimos mensajes de Moisés, relata los eventos clave en la travesía de los israelitas por el Sinaí después del éxodo. Moisés ha contado una tercera parte de su relato cuando da el mandato de mostar amor al inmigrante.

Este mandato tiene implicaciones enormes para la causa del evangelimo mundial. Piense por un momento en sus amigos y familiares que no tienen a Cristo como su Salvador. Todas las personas que conozco tienen seres queridos fuera del Reino. ¿No anhelamos que ellos también vengan al Señor? ¿No están ellos también en nuestras oraciones? Por lo tanto, si amamos al inmigrante, ¿no desaríamos también que llegara a conocer a Jesucristo?

Algunos podrían decir que esta interpretación del mandato de Moisés está en contra de lo que dice el resto del Antiguo Testamento. Esa objeción podría surgir al asumir que la actitud del Antiguo Testamento es la de “nosotros contra el resto mundo”. Y esa suposición podría basarse en la repetición a lo largo del Antiguo Testamento de advertencias sobre no adoptar religiones e ídolos extranjeros. Tales advertencias deben tomarse en serio. Pero de ninguna manera fueron dadas para cerrar nuestra mente y dar lugar a una desconfianza o rechazo a los inmigrantes.

De hecho, cuando Moisés dijo “inmigrantes”, pudo haber estado pensando en los vecinos cercanos de los israelitas, algunos de los cuales eran temerosos de Dios y también adoraban a YHWH. Ese escenario tiene aplicaciones claras en un mundo donde los inmigrantes pueden llegar a vecindarios llenos de evangélicos. Sin embargo, ¿no podría ser también que el Espíritu Santo dispuso Deuteronomio 10:19 como un mandato a ver al mundo sin las fronteras nacionales?

Ver a Deuteronomio 10:19 como una indicación de que el pueblo de Dios debe amar a todos en el mundo refleja claramente lo que sabemos sobre Dios mismo a partir de la escritura. Por ejemplo, 1 Juan 4:8 dice que “Dios es amor”, y no sería exagerado pensar que la exhortación a amar al inmigrante fluye del amoroso deseo de Dios de bendecir a todas las naciones (Génesis 12:3).

El mandato de Deuteronomio de amar al inmigrante está muy acorde al “porque de tal manera amó Dios al mundo” de Juan 3:16. La idea de amar a todos los pueblos trae a mente aquel coro:

“No le importa tu color,

A Jesús, el Salvador”

Desafortunadamente, amar a los extranjeros es algo que el pueblo de Dios no siempre a hecho bien. Jonás, por ejemplo, neciamente se rehusó a amar a los ninivitas. A finales de los 1700s, varios lideres eclesiásticos le dijeron al aspirante a misionero William Carey que no se preocupara por las personas que nunca habían escuchado el evangelio. Porque ellos, le dijeron, eran problema de Dios y no nuestro.

Ese desprecio ingrato hacia los demás pueblos evidencia un fracaso en aceptar el mandato de Deuteronomio 10:19. Siendo que este versículo refleja el amor de Dios por todas las etnias, ¿no sería entonces lo correcto que participaramos de la pasión en el corazón Dios amando sinceramente a los inmigrantes?

Enlace: http://corazondelamision.blogspot.com/2013/06/amando-todos-tambien-los-inmigrantes.html

Este lugar es “hogar”

Escrito por: Estela Reza / Trad, por: Erika Chaves

El lugar estaba frío. Todavía podía oler los pisos de madera fresca. La luz del sol que entraba en la casa trajo un poco de calor, pero ella aún sentía sus pequeños dedos temblando. Ella agarró con fuerza a la pierna de su padre mientras caminaban alrededor de las diferentes habitaciones. Este lugar se llamará hogar de ahora en adelante. El sol se ponía y la luna iluminaba la noche. Ella vio su respiración mientras dijo “Buenas noches mamá y papá”. Todavía era un lugar frío. Esa no era su casa. Ella se echó a llorar. Mamá y papá se sentaron con ella relajándola y reconfortándola mientras ella todavía deseaba ir a su casa. Aun gimiendo mientras trataba de contener las lágrimas que corrían por su rostro. Echaba de menos su casa. Cerró los ojos imaginando el lugar donde ella había bailado alrededor de la habitación con sus globos; ella amaba los globos y el baile. El lugar al que había llegado apenas unos días después de nacer. El lugar en el que experimentó la nieve por primera vez. Su escondite en el juego de “escondidas” ahora sería un secreto sólo para ella. En su memoria sería para siempre el día en que entró en la sala y vio a su padre ayudando a su hermana en matemáticas sentados en el suelo, mientras que su madre se sentó junto a su hermana mayor en el sofá de flores y su otra hermana estaba de pie delante de los altavoces cantando con su corazón afuera. Ellos la habían vuelto a ver y sonrieron, ella se sintió amada. Mientras se acordó de esa mentira en los brazos de sus padres, ella sonrió, abrió los ojos y vio su amor por ella. Ellos la apretaron con fuerza y le dijeron: “Pequeña, este lugar es para hacer nuevos recuerdos. Está esperando para que encuentres un nuevo escondite. Los pisos están ansiosos por sentir tus pequeños pies bailando alrededor con tus globos. Este lugar está a la espera para que sonrías y te sientas amada, de esa manera que haces para que nos sintamos amados cuando sonríes. Este lugar está a la espera de ser tu hogar”. Ella cerró los ojos y los apretó con más fuerza. Ella sintió las manos callosas de su padre tocándole la cara. Las manos que habían estado trabajando en la restauración de este lugar por semanas antes de que se mudaran ahí. Este lugar que fue abandonado y destruido, pero que durante muchos años había estado en construcción por el trabajo duro de su padre. Su corazón sintió las alas de un millar de mariposas mientras pensaba en el amor que su padre tuvo para restaurar un lugar para sus hijos llamado “hogar”. Un lugar que se consideraba feo y desolado se había transformado. Abrió los ojos. Él le sonreía. Ella puso su pequeña mano en la parte superior de su mano. Aun descansando en el regazo de su madre escuchaba sus corazones latiendo y la respiración. Su lloriqueo había cesado y las lágrimas se secaron. Ella miró a su alrededor en ese lugar, parecía tan grande y tan vacío. Ese lugar era todavía frío. Pero allí, en medio de ese lugar, era una niña que se sentaba en el regazo de su madre, de la mano de su padre con amor para dar luz al lugar más oscuro y calidez al lugar más frío. Ese lugar que fue restaurado para dar la bienvenida al amor. Ese lugar que continúa cambiando a medida que crecemos. Ese lugar que da espacio a aquellos que van sin rumbo. Ese lugar que tiene escondites para los nuevos juegos a las escondidas. Ese lugar que todavía tiene pequeños pies que bailan sobre el piso. Ese lugar que una niña vio una vez como un lugar extraño, es ahora una parte del hogar de su corazón. Ese lugar es un hermoso hogar.

 “Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; habiten en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, habitarán en ese hogar con mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, e hice un hogar en su amor”. Juan 15: 9-10 (El Mensaje)

estela

El Terraplén del Gigante, Norte de Irlanda

Fuente: http://estelareza.blogspot.ie/2014/11/this-place-is-home.html

¿Cómo Creerán en Aquel de Quien no Han Oído?

Escrito por: Howard Culbertson / Trad. por: José Samuel Mérida

“Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique?” ~Romanos 10:14

En forma de bosquejo, Romanos 10:14 podría redactarse de la siguiente manera:

  • Para creer en el Señor Jesús, las personas deben escuchar de Él.
  • Para escuchar del Señor Jesús, las personas que no le conocen necesitan que alguien les hable de Él.

Como misionero enviado por la iglesia de Antioquía a los gentiles, el Apóstol Pablo pasó años hablándole a los inconversos sobre Jesús y organizando a los convertidos en iglesias. Lo que hizo Pablo sigue siendo necesario al día de hoy.

Hay personas en la tierra – muchos, en realidad – que todavía no han escuchado el nombre de Jesús. Estas personas no tienen ni la más remota idea de lo que Dios hizo a través de Jesucristo para reconciliar al mundo con Él. De hecho, casi tres mil millones de personas de las que habitan actualmente este planeta no han sido alcanzadas por el evangelio (http://www.joshuaproject.net/great-commission-statistics.php). Estos incluyen grupos enormes en Asia y el norte de África y algunos grupos tribales más pequeños en lugares remotos. Viéndola a la luz de Romanos 10:14, esta estadística grita a los creyentes entregarse a la causa del evangelismo mundial.

Conozco personas que creen que Romanos 10:14 está principalmente llamándonos a compartir las Buenas Noticias a nuestros vecinos, varios de los cuales solo tienen una idea vaga del Evangelio. Si bien es cierto que Dios quiere que todos se salven, los versículos previos y posteriores a Romanos 10:14 definitivamente ponen el enfoque de este versículo en particular en los que no tienen acceso al Evangelio. Romanos 10:12 menciona específicamente a los gentiles, pocos de los cuales habían escuchado de Cristo en aquel momento. Además, la frase de “hermosos son los pies” en el versículo 15 viene de Isaías 52, un capítulo que incluye la afirmación: “y todos los confines de la tierra verán la salvación de nuestro Dios.”

En una película de 1989 que trata sobre la construcción de un campo de beisbol en una granja los personajes dicen, “si lo construimos aquí, ellos vendrán.” ¿No es así como algunos creyentes piensan que podemos llevar a cabo la Gran Comisión de Jesús? Su idea es que si concentramos todos nuestros esfuerzos y recursos en el evangelismo local habremos hecho lo suficiente para cumplir con nuestra parte en la misión de “hacer discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones.”

El escenario descrito en Romanos 10 es muy diferente del enfoque localista de “si lo construimos aquí, ellos vendrán.” El mensaje de Romanos 10:14 es que el pueblo de Dios debe ir intencionalmente por todo el mundo para encontrar a aquellos que todavía no han escuchado. Este versículo claramente se refiere a los perdidos en cada rincón de la tierra.

mundoDios anhela que Su Historia se proclame a cada etnia. Por eso, las preguntas de Romanos 10 “¿Cómo creerán?” y “¿Cómo oirán?” debe resonar por toda el alma de la iglesia. Estas preguntas deben hacerse una y otra vez hasta que cada creyente se sienta urgido de hacer su parte para llevar las Buenas Noticias a cada etnia sobre la tierra que todavía no conoce al Señor.

Enlace: http://corazondelamision.blogspot.com/2013/06/como-creeran-en-aquel-de-quien-no-han.html

Predicando a Cada Isla del Mar

Escrito por: Howard Culbertson / Trad. por: José Samuel Mérida

glorifiquen al Señor…en las islas del mar.” ~Isaias 24:15

Den gloria al Señor y proclamen su alabanza en las islas lejanas.” ~Isaías 42:12

Los 66 capítulos de Isaías contienen aproximadamente dos docenas de profecías que se cumplieron en Jesucristo. Estas incluyen:

  • nacerá de una virgenisla
  • ministrará en Galilea
  • hará milagros de sandiad
  • una muerte sacrificial como Salvador
  • sepultado en la tumba de un hombre rico
  • buscado por los gentiles

Junto a estas profecías aparece también una insinuación de la Gran Comisión de Jesús. Dos veces, Isaías habla de alabar a Dios en los lugares más remotos que uno se pueda imaginar. Estos dos pasajes – Isaías 24:15 e Isaías 42:12 – no aparecen en las listas de profecías mesianicas registradas por Isaías. Tal vez deberían incluirse, porque está claro que Jesús estaba refiriéndose a ellas cuando dijo que los creyentes llenos del Espíritu serían sus testigos hasta “los confines de la tierra” (Hechos 1:8).

Hoy por hoy, la idea de “islas del mar” trae a mente imágenes de cruceros surcando el Caribe. Pero no habría sido así para los judíos contemporaneos de Isaías. Seguramente cuando ellos pensaban en islas, se imaginaban lugares hostiles y distantes. Proclamar el nombre del Señor en aquellas islas habría sido por demás incómodo.

A pesar de las enormes distancias y peligros reales e imaginarios, los misioneros a lo largo de la historia cristiana han sido motivados a proclamar el evangelio a los habitantes de las islas lejanas. A finales de los años 1700s, el pastor británico William Carey leyó el libro del Capitán Cook titulado Viajes Alrededor del Mundo. Los relatos de Cook de sus visitas a las islas del Pacífico Sur incluían descripciones de la liturgia y religión de los indígenas. Dios usó ese material para llamar a Carey al servicio misionero.

Si bien Carey resultó ministrando en la India y no en una isla lejana, las historias de islas donde el Evangelio no había sido predicado le hizo ver la necesidad de hacerlo. El hecho de que Carey fundara una organización para enviar misioneros, sus esfuerzos por movilizar a los creyentes británicos y sus iglesias locales para evangelizar, y sus años de servicio misionero integral le ganaron el título de “Padre del Movimiento Misionero Moderno”.

En cuanto a nosotros, los nazarenos, las islas han figurado en nuestra historia desde el principio. Mientras la denominación aun se estaba formando en los EEUU, ya estaba enviando misioneros a la isla de Cabo Verde, una nación en el Atlántico. Aun antes de la fundación de la iglesia en Pilot Point, la isla de Cuba fue la cuarta nación, junto con Canadá, a la que ingresó la Iglesia del Nazareno todavía en formación. Las islas de Japón y Gran Bretaña fueron el octavo y décimo país al que ingresó nuestra denominación. Y así ha seguido de manera que desde la isla de Antigua hasta la isla de Zanzibar, hay congregaciones isleñas de la Iglesia del Nazareno por todo el mundo.

Enlace: http://corazondelamision.blogspot.com/2013/06/predicando-cada-isla-del-mar.html

Mi participación en el COM

Escrito por: Elba Isabel Duson, República Dominicana

COM RD 2014

Elba es la última de izquierda a derecha.

Desde el primer día que escuché hablar del COM sentí la necesidad de asistir (esto fue en el campamento nacional de la JNI). Desde ese día estuve en oración para que DIOS me abriera el camino.

Al transcurrir los meses conocí a Scott y me relacione más con Erika en una reunión que asistí con el presidente de la JNI de mi distrito. Ahí también se habló del COM, recuerdo que Scott me miraba y decía “tú tienes que ir al COM” yo solo daba pretextos, por la universidad, el dinero, y lo lejos que estaba la actividad de mi pueblo. Al final de la reunión le dije a Scott que Erika me había convencido y que nos íbamos a ver de nuevo en el COM, ellos estaban alegres y empezaron a orar por mí.

En mi hogar yo le decía a mis padres “voy a un Campamento de Orientación Misionera” pero no estaba segura.

Dos semanas antes del campamento en la universidad me asignaron dos exposiciones importantes justamente para el sábado siguiente, el cual era el segundo día del campamento. Entonces empecé a dudar sobre que era mejor hacer, a cuál de las dos responsabilidades asistir. Se lo comenté a mi líder y a Erika y ellos siguieron orando. La mayoría de profesores me dieron permiso y agradezco a Dios por lo ese milagro que recibí, pues tampoco era nuestro deseo descuidar mis estudios y pude salir victoriosa con los trabajos asignados para otras fechas.

Elba y Beverly

Bevery Brown y Elba Isabel Duson en el COM.

Mis dudas me envolvieron, entre sí y no, pues con la ayuda de mi padre solo tenía para pagar el COM; mas yo seguía orando y pedí oración a otros. Tres días antes, el presidente de JNI de mi distrito no pudo ir a la actividad y me cedió gran parte del costo del transporte, aun no tenía todo completo y en fe me inscribí en la página juntamente con otra joven de la iglesia. Dos días antes un buen amigo me prestó lo que hacía falta, y mi madre me llamó y me dio algo más; es decir tenía incluso más de lo acordado.

Y es así como el 10 de octubre 2014 a las 4 Am mi compañera y yo salimos para la actividad. Durante el camino el vehículo se dañó, pero intercedimos y Dios nos permitió seguir y reunirnos con los demás.

A las 9:30 am estuve en Jarabacoa el lugar que Dios preparó para confirmar mi llamado.

Desde aquella maravillosa experiencia decidí dejar que Dios trabaje en mi mucho más, yo sé que no fue en vano que solicité permiso de mis maestros, pues fue más grande la bendición. ¡Dios es fiel y siempre nos sorprende cuando tiene el momento correcto para nosotros!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.568 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: