El Pecado de Acán—Parte I: Consecuencias Corporativas

Pecado de Acán1¿Han leído la historia de Acán en Josué 7, verdad?

La versión sencilla: Los israelitas conquistan, Acán desobedece a Dios y toma del botín, los israelitas intentan vencer a otro pueblo y sufren una gran derrota. Josué busca el rostro del Señor y el Señor indica que un hombre de una familia de una tribu de todo el pueblo de Israel fue quién pecó. Llevan a Acán, su familia, y sus posesiones a un valle, los matan, los queman, y ya.

¡Cuán drástico! Peca un hombre de miles y miles y afecta a todos.

Creo que la historia de Acán puede enseñarnos mucho hoy en día. En la próxima entrada hablaremos sobre lo que nos puede enseñar de cultura. Pero hoy resaltaremos otra cosa importantísima: el hecho de que nuestras decisiones afectan a mucha gente y no sólo a nosotros como individuos.

Cuando vivimos vidas de santidad e integridad delante de nuestras familias y compañeros de escuela o trabajo, ¡esas vidas y esas decisiones afectan a toda la sociedad! Cuando vivimos apasionados por compartir el amor de Cristo con todo el mundo, ¡hay un impacto enorme en nuestras comunidades!

A la vez, cuando decidimos no seguir a Dios, cuando violamos su ley y su voluntad para nuestras vidas, tiene consecuencias corporativas. El líder de la iglesia que piensa que está cometiendo adulterio en secreto eventualmente se descubre y su familia, su iglesia, y la reputación de todo el cristianismo son castigadas. El joven que siempre se alimenta con películas y música que denigra la familia, el matrimonio, y la vida humana eventualmente actúa lo que está metiendo en su corazón; toda relación de amistad, familia, y noviazgo sufre. Ahora aun los científicos dicen que una vida condicionada por una adicción, las drogas, el alcohol, el sexo, puede tener serias repercusiones físicas, psíquicas, y genéticas sobre la vida de los descendientes.

El título de este blog es Transforma el Mundo. Hagámoslo una decisión a la vez.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos niños: Elías (31/05/03) y Sydney (12/02/05). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica.

Publicado el 20 mayo 2009 en Biblia, Santidad y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Es bueno saber que aún existen personas que buscan la palabra de Dios.
    Linda historia

  2. resibir historias de la biblia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.717 seguidores

%d personas les gusta esto: