Pedro lo Sigue de Lejos

En estas últimas tres semanas de la Cuaresma, estaré publicando reflexiones escritas por Dawson McAllister en su libro, A Walk with Christ to the Cross.  Dios se ha hecho real en mi vida en una forma palpable mientras he estado leyendo este devocional.  Espero que así sea para ti también, mientras caminamos con Cristo hacia la cruz.

“He aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo” (Lucas 22:31).

Podemos figurar una imagen como esta: Satanás tiene un colador grande con alambre en el bordo, que forma una malla con orificios en forma de hombres y mujeres infieles.

Lo que pretende hacer es tirar a la gente en el colador y agitar en torno a lo largo de estos bordos, hasta hacerlos sufrir, hacerlos sentir débiles y desesperados, que dejen de lado su fe y la caigan a través de los orificios en forma de hombres y mujeres infieles, en compañía de Satanás.

La fe no puede caer a través de la malla. Es la forma equivocada. Y así, mientras los discípulos mantengan su fe, confiando en el poder y la bondad de Dios por la esperanza, ellos no caerán a través de la malla en las manos de Satanás…

“Simón Pedro y otro discípulo seguían a Jesús. Debido a que este discípulo era conocido del Sumo Sacerdote, entró con Jesús al patio del sumo sacerdote, pero Pedro tuvo que esperar afuera en la puerta. El otro discípulo, que era conocido del sumo sacerdote, regresó, y encontró a Pedro hablando con la muchacha en turno. “Usted no es uno de los discípulos de este hombre, ¿no?” la chica de la puerta le preguntó a Pedro.  Él respondió: “Yo no soy” (Juan 18:15-17 NVI).

Pedro estaba en una encrucijada.  Si se quedaba lejos de Jesús, él estaría a salvo, pero no a la altura de la cuenta y las promesas que había hecho antes.  Por otro lado, si él estaba junto a Jesús, él estará a la altura de sus promesas, pero perdería fácilmente su vida.  No hay duda de que fue atormentado verdaderamente cuando reflexionaba qué hacer.  Por desgracia, Pedro cometió un gran error – trató de lograr un equilibrio entre ambos caminos.  La Biblia dice que “Pedro le siguió de lejos”.  Él eligió el camino de miedo y seguridad.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos niños: Elías (31/05/03) y Sydney (12/02/05). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica.

Publicado el 8 abril 2011 en Calendario Cristiano, Fe, Vida Devocional y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.434 seguidores

%d personas les gusta esto: