La Oración del Pacto de Wesley

Lo que generalmente se conoce como la Oración del Pacto de Wesley, es una oración pietista adaptada por Juan Wesley, el fundador del Metodismo, para ser usada en las dedicaciones de las Vigilias de oración.  Esta oración es frecuentemente usada, especialmente por los metodistas, para reconsagrar la vida a Dios, y ha llegado a sido formativa en mi vida en los últimos días.

Muchas veces estoy dispuesto para que Dios haga grandes cosas a través de mí, pero ¿estoy también dispuesto si Él en su providencia me quiere desplazar o rebajar? ¡¿Cuántos de nosotros podemos con sinceridad decir a Dios: “Ponme a sufrir” (una oración que me recuerda de Filipenses 3:10)?! Oh, Dios, ¡me falta mucho!  ¡Ayúdame a rendirme a Ti de verdad y nunca buscar lo mío!

La Oración del Pacto de Wesley

No me pertenezco, soy tuyo.

Ponme donde quieras, asóciame con quien quieras

Ponme a trabajar, ponme a sufrir

Sea yo empleado por ti, o desplazado por ti, exaltado para ti o rebajado por ti.

Haz que yo esté lleno, haz que esté vacío,

Haz que tenga todo, haz que no tenga nada.

 

Voluntariamente y de corazón cedo todas las cosas a Tu placer y disponibilidad.

Y ahora, glorioso y bendito Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo,

Tú eres mío y yo soy Tuyo.

Así sea.

 

Y que este pacto que yo he hecho aquí en la tierra sea ratificado en los cielos.

Amén.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos niños: Elías (31/05/03) y Sydney (12/02/05). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica.

Publicado el 9 mayo 2011 en Oración y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. creo que para mi persona no va ah existir un hombre como wesley lo comparo como el profeta moises tenia tanta santidad lleno de gracias y espiritu santo

  2. Una oración contraria a lo que muchas personas cristianas expresan hoy: la declaración de bendiciones por parte de Dios, sin el mínimo de compromiso por parte de nosotros.

    Gracias damos a John Wesley por recordarnos que la verdadera prosperidad está en el corazón que se humilla cada día en la Presencia de Dios.

    – Un abrazo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.461 seguidores

%d personas les gusta esto: