Ayudando a la Iglesia Perseguida

¿Como debemos, como hermanos cristianos, responder al sufrimiento del cual escuchamos? ¿Debemos buscar maneras de refugiar a las personas como Samba (vean la entrada de ayer) por abrirles nuestras puertas y darles un lugar seguro para vivir?

Samba sabía que cada vez que él fue ignorado, rechazado, insultado, acusado falsamente, y maldicho, él llegó a ser más como su Maestro. La iglesia le ayudaba por orar, proveer apoyo fraternal, y compartir sabiduría de lecciones aprendidos por otras personas en situaciones parecidas. Un ministerio de ánimo es la mejor respuesta para aquellos que sufren de esta forma.

A la vez, respondemos en oración por la iglesia sufrida alrededor del mundo, que Dios le dé fuerza y que supla sus necesidades. Y entonces, cuando Dios nos da la oportunidad para relacionarnos con aquellos que sufren por su fe, les ofrecemos una palabra de ánimo y una mano para levantarles.

Como la Iglesia de Jesucristo, aceptamos que algunas personas sufrirán por la causa del evangelio. Pablo, escribiendo a la iglesia del Nuevo Testamento, dice que sufrimiento es un privilegio que produce perseverancia (Fil. 1:29), carácter, y una esperanza que no avergüenza (Rom. 5:3-5). Cuando somos llamados a sufrir por el evangelio, sabemos que seguimos el camino de Cristo mismo. Cuando veas a creyentes dolidos por su fe, busca una manera para apoyar y animar a quienes son privilegiados para sufrir por el evangelio.

Escrito por Daniel Gomis, pastor de una Iglesia del Nazareno en Dakar, Senegal, y Coordinador de Literatura Francés en África Occidental

Daniel Gomis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: