Archivos Mensuales: agosto 2008

¡¿Diez Mil?!

Hace una semana una persona en el mundo hizo clic en este blogspot y fue la visita número 10,000 en poco menos de 8 meses.  Wow.  Cuando tenía la visión de empezar esta avenida de entrenamiento informal para ustedes, no sabía si invertiría horas y creatividad sólo para que nadie lo viera ni le importara.  Pero muchos de ustedes están regresando y están ofreciendo comentarios.  Algunos me están escribiendo emails expresando como el blog está ayudando en su ministerio actual o preparándoles para el campo trans-cultural algún día.  A Dios sea la gloria.

En las próximas semanas ustedes van a ver un cambio importante acá.  Yo voy a estar escribiendo (o algún invitado) una nueva entrada cada lunes, miércoles y viernes.  Primero Dios, nunca voy a faltar estos días (quizá escribiré en otros días, pero por lo menos sabrán que pueden contar con una nueva entrada tres veces cada semana en aquellos días).  ¿Por qué? Bueno, no es necesariamente porque no tengo el tiempo que he tenido antes, cuando he escrito un promedio de cinco entradas cada semana.  La razón primordial es para darles a ustedes como participantes más oportunidad para reflexionar sobre las entradas y ofrecer comentarios más a menudo.  Algunos de ustedes sí están enriqueciendo este blog con sus opiniones y reflexiones escritas, pero mi oración y anhelo es que el blog se transforme en una clase virtual donde tenemos discusiones y retroalimentación buenísima siempre.  Claro, quiero que sea una clase virtual divertida y no algo aburrido–no se preocupen :).

Gracias a todos ustedes que han hecho este blog una realidad.  Pido que ustedes ofrezcan sus sugerencias y comentarios sobre lo que estamos realizando acá en Transforma el Mundo para que podamos mejorar nuestro desarrollo de líderes misionales en esta generación.  ¡Que el Señor les bendiga mucho mientras que Dios transforme el mundo por ustedes!

¿Puedo Perder la Salvación? (Parte 3)

¿Puedo perder la salvación? (Parte 3)

¿Debemos preocuparnos si rompemos nuestra relación con Dios?

Por: Dr. Frank Moore, Profesor de Teología en Olivet Nazarene University (Bourbonnais, Illinois)

Esta discusión asiduamente se levanta en forma de pregunta: ¿Puedo perder la salvación?

Si usted quiere decir “perder” de la misma manera que pierde su lapicera preferida, yo le contestaría, “realmente no”. El Espíritu Santo fielmente le advierte de desviarse y comprometer su relación con el Padre o de cometer actos pecaminosos que no agradan a Dios. Él desea que gocemos de la vida eterna más de lo que nosotros mismos la deseamos; no reclamará su salvación en la noche como el ratón que se lleva el diente del pequeño niño.

Pero, si usted quiere decir “perder” por causa del rechazo, por vivir voluntariamente en desobediencia a la voluntad de Dios, por romper su compañerismo con Él, entonces yo le contestaría: “Absolutamente sí”.

Dios respeta mucho nuestra libre voluntad para forzar su plan de salvación en nosotros. Él nos invita a aceptar este maravilloso regalo del perdón al perdonar nuestros pecados pasados. Luego él entra en relación con nosotros.

El perdón y la relación caracterizan dos aspectos necesarios de la salvación. Dios puede salvarnos si mantenemos nuestra relación con Él. Confiar en Cristo para que nos salve involucra un corazón dispuesto y fidelidad en esa relación. Una unión vital con Cristo nos protege de perder la salvación cualquiera que sea la razón.

¿Puedo Perder la Salvación? (Parte 2)

¿Puedo perder la salvación? (Parte 2)

¿Debemos preocuparnos si rompemos nuestra relación con Dios?

Por: Dr. Frank Moore, Profesor de Teología en Olivet Nazarene University (Bourbonnais, Illinois)

La Biblia advierte contra desviarse inconscientemente o conscientemente rechazar a Cristo. Advertencias, como la de Hebreos 2:1, nos recuerdan de esa posibilidad. ¿Cómo nos desviamos? De la misma manera que los esposos o que los padres son negligentes y descuidan sus relaciones y se separan, de la misma manera los cristianos pueden cambiar sus prioridades y no colocar a Dios en el primer lugar en cada aspecto de sus vidas. El daño es sutil, pero real.

Hebreos habla de rechazar a Cristo conscientemente en 6:4-6 y 10:26-27. Algunas personas han interpretado estos pasajes como que quieren decir que un cristiano no puede ser perdonado de sus pecados luego de aceptar a Cristo. Si esta interpretación es verdad, entonces tenemos solo una oportunidad de arrepentirnos en esta vida.

El balance de las Escrituras no apoya esta interpretación, creo que estos pasajes quieren decir que tales pecados no podrán ser perdonados mientras la persona se mantenga en una actitud o mentalidad de rechazo al Señor.

La Biblia ofrece ejemplos de gente que confió en Dios para su salvación, que lo adoraron, hicieron su voluntad, y más tarde en sus vidas lo rechazaron. Dios bendijo a Saúl sin reparos, fue el primer rey de Israel. Al final, Dios lo rechazó como rey porque le dio las espaldas al Señor y lo desobedeció (1 Samuel 15:11).

Jesús invitó a Judas a servir en una posición de honor como uno de sus 12 apóstoles. Probablemente Jesús lo escogió en base a su talento, sus habilidades y potencial. Aún así, al final, Judas rechazó a Jesús.

Creemos que la referencia de Pablo sobre Himeneo y Alejandro en 1 Timoteo 1:19-20 sugiere que eran cristianos que rechazaron a Jesús. Sus blasfemias hicieron naufragar su fe. Saúl, Judas, Himeneo y Alejandro, todos ejemplifican a gente que siguieron a Dios pero que luego renunciaron a su compromiso con Él.

Continuamos mañana con la última parte…

¿Puedo Perder la Salvación? (Parte 1)

¿Puedo perder la salvación? (Parte 1)

¿Debemos preocuparnos si rompemos nuestra relación con Dios?

Por: Dr. Frank Moore, Profesor de Teología en Olivet Nazarene University (Bourbonnais, Illinois)

Esta semana fui a una tienda y pensé dos veces sobre lo que había comprado al llegar a la caja registradora. Es que había un cartel que decía: “Todas las ventas son definitivas. No aceptamos devoluciones”.

¿Qué? ¿Puedo comprar con toda libertad cualquier artículo, pero más tarde no puedo cambiar de opinión? Esto no me agradó. Muchos cristianos creen que este concepto describe la forma en que Dios también actúa con la salvación. Piensan que pueden aceptar la oferta de la salvación que Dios otorga, y que esa salvación se vuelve definitiva una vez que ese regalo es aceptado. Creen que no hay manera de volver atrás.

Los wesleyanos creemos que Dios desea que cada persona escoja seguir a Cristo o no, en vez de que Él tome esa decisión.

También creemos que da el libre albedrío para que durante el resto de su vida la elección de esa persona sea fortalecida o rechazada. ¿Por qué creemos de esa manera? La Biblia abunda con referencias, advertencias, y ejemplos de cristianos genuinos que se desviaron y tomaron otros caminos.

Considere las siguientes referencias bíblicas. Hebreos 3:12-14, escrito a los creyentes, advierte “que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad” y nos exhorta a “que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.”

De la misma manera, Hebreos 6:11-12 anima a los creyentes a ser diligentes “hasta el fin, para plena certeza de la esperanza….” Los induce a que no sean perezosos y enfatiza a los santos que ejerciten las virtudes de la fe y la paciencia hasta que hereden las promesas.

Hebreos 10:38 repite el mismo principio bíblico de que el justo vive por la fe en Dios. Luego muestra la otra cara de ese principio, diciendo que si retrocede o renuncia a esa fe, no agradará a Dios.

Las tres referencias implican la opción de negar a Dios. Algunas personas dirán que cualquier cristiano que rechaza a Cristo nunca creyó verdaderamente. Pero, estos pasajes no cuestionan la autenticidad original de la fe de aquellos que retrocedieron.

Continuamos mañana con la segunda parte…

Nagaland y Contextualizando el Mensaje

Muchas personas se confunden cuando alguien les habla de “contextualización.” Básicamente significa que no podemos compartir el evangelio en un contexto o cultura en la misma manera (con los mismos métodos y estrategias) que lo hacemos en otro. Pensando en esto, lee los siguientes extractos de un artículo (el énfasis en negrita lo puse yo) que recién leí en Relevant Magazine sobre la cultura de los Nagas en un lugar entre Myanmar y la India que se llama Nagaland. Espero sus comentarios también.

“Nyamto Wangsha, el director de una escuela secundaria cristiana en el norte de Nagaland ha estado luchando con el deterioro de su cultura. Él reconoce y aplaude los cambios positivos atribuidos a la conversión de los Naga–más que todo el acabar del “cazar de cabezas” y el establecimiento de un idioma escrito y escuelas. Pero también no vacila en resaltar el deterioro cultural traído de lo que muchos llaman prácticas de conversión irresponsables de parte de los misioneros. ‘Los misioneros vinieron y saltamos de una vida al otro sin el viaje en medio, y eso es peligroso,’ él dice. ‘Entonces ahora tenemos una Biblia en nuestras manos pero no tierra ni tradición. Me duele.’

Por interaccionarse con misioneros americanos, los Naga llegaron a entender que el estilo de vida del Occidente era también la tradición cristiana, explica K. Anglem Konyak, un pastor Naga y autor cristiano. Por eso, él dice que los Naga también entendieron que sus propias tradiciones históricas eran no-cristianas.

Al principio no pudimos distinguir entre cultura y fe. Pensamos que todas las cosas que nuestros antepasados usaron eran malas–canciones y baile tradicional, valores éticos. Todas estas cosas rechazamos con la introducción del cristianismo, y muchas de estas cosas fueron destruidas,’ explica Peihwang Wangsa, un joven profesor de teología en Mon Theological College, en el norte del estado.”

Mundo Dolido

*Texto tomado y traducido del poema “Hurting World” por Scott Armstrong

¿Ley de Obesidad?

Hace dos meses leí el siguiente artículo: El Gobierno Nipón Mide la Cintura a 56 Millones de Ciudadanos con Riesgo de Obesidad. Voy a poner un extracto acá abajo. No es una entrada super-espiritual, pero me llamó la atención. Léelo y piensa en las siguientes preguntas: ¿es bueno o es malo que un país regule el tamaño de la cintura de sus habitantes? ¿Serán diferentes las opiniones sobre este artículo dependiendo el país de origen (por ejemplo, cómo reaccionaría un estadounidense, un mexicano, o un keniano sobre este artículo)? ¿En algunas de nuestras culturas con tanta obesidad, hay una posición espiritual que se debe tomar en cuanto a la gula?

Los japoneses no suelen ser los más gordos del planeta, sin embargo, el Gobierno nipón ha iniciado una ambiciosa campaña contra la obesidad. La iniciativa comprende medir la cintura a todos los ciudadanos entre 40 y 74 años, unos 56 millones de personas, según los datos estadísticos del país. Las requisitos para no estar incluido entre los pesos pesados son, en el caso de los hombres, tener una cintura que no abarque más de 85,09 centímetros, y unos 90 centímetros, para las mujeres, según publica el periódico estadounidense ‘The New York Times’.

La Ley, aprobada por el Gobierno hace dos meses, prevé además ofrecer asesoría dietética a todos los japoneses que superen límites para que puedan seguir una alimentación sana. Después de seis meses los gorditos deberán someterse a una segunda revisión.

El objetivo de Japón es que el 10 por ciento de su población con sobrepeso pierda esos kilos de más en un periodo máximo de cuatro años. La campaña busca concienciar a sus ciudadanos a bajar de peso y de esta forma evitar las enfermedades relacionados con la obesidad, como la diabetes y el infarto.

El Gobierno se ha puesto muy serio con los obesos y tiene entre sus medidas la imposición de multas a las empresas y administraciones locales que no alcancen los objetivos fijados.

Las críticas a esta persecución en toda regla señalan que esta campaña beneficiará a las empresas farmacéuticas que verán aumentar considerablemente su volumen de negocios. Yoichi Ogushi, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tokai, rechaza la campaña y explica que “no hay ninguna necesidad de que los japoneses bajen de peso”. Otra cosa sería “en EEUU, donde muchas personas pesan más de cien kilos”.

Otra Tontería Cultural

El Anuncio Polémico de la Selección Española de Baloncesto

El Anuncio Polémico de la Selección Española de Baloncesto

Ay, ay, ay. Otro día de los Juegos Olímpicos y otro ejemplo de falta de sensibilidad cultural, esta vez no de los estadounidenses (como hemos hablado los últimos dos días). ¿Pueden creer esta foto de la selección nacional de baloncesto que ha salido en revistas de España este mes? Lee los siguientes dos artículos (el primero está en inglés y del periódico inglés The Guardian). El segundo es de la revista española “www.20minutos.es” reportando sobre la controversia. ¡Qué diferencia hay entre los dos puntos de vista!

Olympics: Spain’s Eye-Catching Faux Pas

No Hay Caso de Racismo de Baloncesto Español: Los Chinos no Se Sienten Ofendidos

¿Mi perspectiva sobre esto? Si la foto no es ofensiva (y quizás se podrá determinar esto en los siguientes días), por lo menos posar para una foto oficial así es una tontería. ¿De acuerdo o no? ¿No había nadie del equipo o de la compañía que sacaba el anuncio que mencionara que esta foto sería mala idea?

A %d blogueros les gusta esto: