Nagaland y Contextualizando el Mensaje

Muchas personas se confunden cuando alguien les habla de “contextualización.” Básicamente significa que no podemos compartir el evangelio en un contexto o cultura en la misma manera (con los mismos métodos y estrategias) que lo hacemos en otro. Pensando en esto, lee los siguientes extractos de un artículo (el énfasis en negrita lo puse yo) que recién leí en Relevant Magazine sobre la cultura de los Nagas en un lugar entre Myanmar y la India que se llama Nagaland. Espero sus comentarios también.

“Nyamto Wangsha, el director de una escuela secundaria cristiana en el norte de Nagaland ha estado luchando con el deterioro de su cultura. Él reconoce y aplaude los cambios positivos atribuidos a la conversión de los Naga–más que todo el acabar del “cazar de cabezas” y el establecimiento de un idioma escrito y escuelas. Pero también no vacila en resaltar el deterioro cultural traído de lo que muchos llaman prácticas de conversión irresponsables de parte de los misioneros. ‘Los misioneros vinieron y saltamos de una vida al otro sin el viaje en medio, y eso es peligroso,’ él dice. ‘Entonces ahora tenemos una Biblia en nuestras manos pero no tierra ni tradición. Me duele.’

Por interaccionarse con misioneros americanos, los Naga llegaron a entender que el estilo de vida del Occidente era también la tradición cristiana, explica K. Anglem Konyak, un pastor Naga y autor cristiano. Por eso, él dice que los Naga también entendieron que sus propias tradiciones históricas eran no-cristianas.

Al principio no pudimos distinguir entre cultura y fe. Pensamos que todas las cosas que nuestros antepasados usaron eran malas–canciones y baile tradicional, valores éticos. Todas estas cosas rechazamos con la introducción del cristianismo, y muchas de estas cosas fueron destruidas,’ explica Peihwang Wangsa, un joven profesor de teología en Mon Theological College, en el norte del estado.”

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (17 años) y Sydney (15 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 22 agosto 2008 en Cultura y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Es verdad que al principio no distinguimos entre la cultura y la fe. Sin embargo, creo que el Espiritu Santo nos indica lo que es bueno y malo conforme crecemos espiritualmente. Si hacer lo tradicional de nuestra cultura fuera “malo”, Dios no hubiera hecho la diversidad de costumbres, lenguas, ritos, bailes etc.

  2. Sin duda es el reto que los misioneros enfrentan. Pero el problema que surge es que los que mandan misioneros no dejan de mandar misioneros. Se creen que ellos son los unicos que pueden mandar misioneros y aun cuando haya iglesias piensan que no han cumplido la obra misionera. No dejan que los convertidos ahora ellos mismos hagan la obra y la van a hacer mejor porque ellos son de ahí.
    Quizas no sea por el llamado de ´hacer misión. Es cuestión de poder… es cuestión de ser superior. Y es por eso que no se logra una contextualización del mensaje de Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: