¿De Verdad Tus Esfuerzos Evangelísticos Producen Fruto?

Extracto del artículo “Profundiza Tu Entendimiento de la Conversión” escrito por Dr. Mark Harris en la revista Mission Maker Magazine 2007. Mark trabaja en el Centro Estadounidense de Misión Mundial.

La regeneración es invisible. El nacimiento nuevo es un evento espiritual que no se detecta con el ojo humano. Como en el trabajo del Espíritu Santo soberano, hay un elemento misterioso e imprevisible: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu” (Juan 3:8).

Sólo Dios ve la naturaleza interna de otra persona; nosotros no tenemos ninguna ventana al corazón humano. Lo que podemos ver son acciones externas que pueden o no pueden indicar la morada del Espíritu Santo…

…[Cuando evangelizamos] muchas instrucciones dadas a inconversos no se encuentran en las Escrituras, y se basan en el deseo de ofrecer a una persona algo que puede “hacer” para completar la transacción de conversión. Pero ninguna acción externa, incluyendo una oración, puede traer una realidad interna o forzar la mano de Dios. Instrucciones a “aceptar a Jesús en tu corazón” u “orar para recibir Cristo” ponen la atención del buscador en sus propias acciones, como si por alguna actividad pudiera abrir una puerta y obligar al Señor a entrar….

La persona misma debe buscar al Señor en lugar de realizar algún rito hecho por hombre….Nadie que viene a fe verdaderamente necesita un rito….Maneras no bíblicas de salvación pueden dejar a las personas engreídas aunque todavía perdidas, y futuros intentos a urgirlos que sigan a Cristo podrán ser más difíciles…

Un deseo ferviente a identificar a convertidos rápidamente, a menudo parte de un deseo de crear estadísticas, termina en mal interpretación y afirmaciones de conversión sin base (especialmente después de campañas de evangelismo masivo). Por lo menos, debemos cuidadosamente describir los resultados de nuestros esfuerzos, y encerrar el miedo de que nuestra incertidumbre es el resultado de un ministerio ineficaz….

…Nunca debemos sentir la presión a “cerrar el negocio,” la cual muchas veces interrumpe el proceso espiritual en lugar de completarlo.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 5 septiembre 2008 en Evangelismo, La Misión, Teología y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: