Archivos diarios: 10 agosto 2009

¡A Trabajar!

P6203345_SIEGA_N_3“Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo” (Juan 5:17).

Este mes estoy leyendo el evangelio de Juan en mi tiempo personal con Dios.  Varias cosas me han llamado la atención, incluyendo el énfasis que ese discípulo pone en el carácter de Jesús como trabajador impulsado por la misión de su Padre.  Nunca vemos que Jesús tiene prisa, pero a la vez él nunca pierde tiempo; siempre trabaja arduamente para que todos conozcan a él y sean transformados.

“Nunca había visto a muchachas tan trabajadoras como ellas.” –Kris Ryan, esposa del Superintendente del Distrito en España, refiriéndose a las misioneras de Proyecto Caleb que ministraron allí por dos años

Yo tenía tanta alegría al escuchar esas palabras y otras parecidas de los líderes de España y el Medio Oriente cuando evaluaron el tiempo con los siete misioneros de nuestra región durante los dos años de Proyectos Isaías y Caleb.  Dijeron que los siete eran creativos, se encarnaron 100% en la cultura, etc.  Pero resaltaron el hecho de que trabajaban siempre al máximo y aprovechaban cada momento.  Por eso llevaron fruto en aquellos países que permanecerá por la eternidad.  Bien hecho, jóvenes.

“Dum loquimur fugerit invida aetas: carpe diem quam minimum credula postero. (Aún mientras hablamos, tiempo precioso se nos está escapando.  Agarra el momento, confiando poco en el futuro.)” –Quintus Horatius Flaccus

Me cuesta entender a los obreros cristianos que (según mi punto de vista) les interesa más estar cómodos o planificar sus tiempos de “relax” que salir, correr, ministrar, y dar todo a la misión y a Dios.  ¡El tiempo es poco!  ¡No perdamos la pasión que poseíamos al principio! Dios quiere utilizarnos para transformar el mundo.  ¡Descansemos en él, pero a la vez trabajemos con todo para que el mundo le conozca!

“Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar” (Juan 9:4).

A %d blogueros les gusta esto: