¿Cómo Ministramos en Lugares de Acceso Creativo?

¿Qué Nos Está Enseñando Dios a través de Misiones por Acceso Creativo?

Parte I

Hands and Salt1.- Misión es “relacional” de principio a fin.

Cuando nosotros como misioneros cruzamos las fronteras a áreas de acceso creativo, tenemos que dejar atrás lo familiar en cuanto a la vida de la iglesia institucional.  No somos llamados por títulos religiosos.  No tenemos templos, librerías cristianas, ni acceso directo a la sede denominacional.  Despojados de atavíos profesionales del ministerio profesional, nos encontramos reducidos a las bases fundamentales del ministerio en el nombre de Jesús.

Esto puede ser bastante inquietante al principio.  ¿Cómo podemos llamar a la gente? No tenemos iglesias abiertas con servicios o programas para invitarlos a asistir.

“Andad sabiamente para con los de afuera, aprovechando bien el tiempo.  Que vuestra conversación sea siempre con gracia, sazonada como con sal, para que sepáis como debéis responder a cada persona” (Col. 4:5-6).  Comenzamos a darnos cuenta de que toda conversación llena de gracia y sazonada con sal es esencial, como una manera para mostrar bondad hacia nuestros amigos y un genuino interés en sus vidas.

“Practiquen la hospitalidad” (Rom. 12:13).  Esas tres palabras simples se convierten en el principio primordial de un estilo de vida, mientras nuestros hogares comienzan a ser la base principal del ministerio.  Invitamos a amigos para almorzar, jugar, y tocar o escuchar música conjunto con nosotros en casa.  Eventualmente, cuando es el tiempo apropiado, les invitamos para reuniones de oración y estudios bíblicos.  Hemos aprendido que la hospitalidad es uno de los caminos más poderosos para mostrar el amor de Jesús, cuyo círculo tan amplio de relaciones incluía pobres, vagabundos, leprosos, prostitutas y cobradores de impuestos.

Familia ComiendoEste es el fenómeno de la encarnación encontrado en el Nuevo Testamento, comenzado con Jesús, continuado con la llenura de su Espíritu Santo en sus seguidores – Dios mismo con piel humano.  A través de la amistad, conversación y hospitalidad, la gente recibe el amor de Jesús manifestado en la vida de su pueblo.  Encarnar el ministerio es especialmente poderoso cuando estamos dispuestos a caminar junto a personas que sufren opresión y persecución.  El contenido intelectual del evangelio puede ser comunicado en libros y sermones.  Y es de vital importancia.  Pero el amor de Cristo se experimenta personalmente por gente no alcanzada cuando ellos encuentran este amor en las vidas transformadas de los discípulos de Cristo.  En contextos donde es usualmente difícil hablar del evangelio, buscamos maneras de vivir el evangelio y hacer la verdad.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (17 años) y Sydney (15 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 31 agosto 2009 en La Iglesia, La Misión y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: