Archivos diarios: 7 septiembre 2009

“Abran Sus Corazones y Tomen el Reto…”

Mayuli Aguilar Toledo comparte de la Palabra durante su ministerio de Jóvenes en Misión 2009

Mayuli Aguilar Toledo comparte de la Palabra durante su ministerio de Jóvenes en Misión 2009

*Lo siguiente es un testimonio de Mayuli Aguilar Toledo, de Chiapas, México.  Ella sirvió como misionera voluntaria en Veracruz y Puebla, México por medio de Jóvenes en Misión.  Para más información sobre JEM u otras oportunidades en misiones, contáctanos a mmmac@nazmac.org.

Han pasado dos meses en los que Dios mostró su voluntad en mi vida.  A pesar de que es mi país, hubieron muchos choques culturales y eso fue muy bueno.  Dios me enseñó para qué me envió y porque estuve aquí.

Las primeras semanas pude aprender que no solamente podemos evangelizar predicando o hablando, sino también lo podemos hacer con nuestros actos y nuestro testimonio.  Era hermoso ver como las personas del mercado al que estábamos yendo a trabajar abrían sus corazones a Dios sólo con vernos ayudarles en sus tareas cotidianas.  Dios prepara los corazones de las personas, y Él espera que nosotros estemos dispuestos a ir y hablarles de Cristo.

Mayuli cactusDios me enseñó a aprovechar cada minuto para poder hablar a otras personas que tienen necesidad económica y espiritual.  Dios nos llamó para satisfacer esa necesidad, como cuando Pedro y Juan estaban en la puerta llamada La Hermosa.  Ellos no tenían más para darle a esa persona, pero lo que tenían le dieron y él fue sanado y glorificó a Dios.  Yo pude sentir muchas veces eso.  En una colonia donde me tocó trabajar, aprendí que nosotros tenemos la luz de Dios para poder compartirlo a otras personas que viven en obscuridad.

A unos días de mi regreso a casa, hay muchos sentimientos encontrados.  Extraño a mi familia y me emociona verlos, pero al mismo tiempo, siento como Dios me está llamando a las misiones.  Me sentí muy en casa, y que ese era mi lugar.  Estoy muy agradecida a Dios por abrir las puertas y dejarme participar en Jóvenes en Misión.  Ahora tengo un gran reto: Dios me ha llamado.  No sé lo que ha de venir después, pero “Fiel es el que os llama, el cual también lo hará” (1 Tes. 5:24).  Dios ha sido fiel y sé que cumplirá su propósito en mí.

Espero en Dios que muchos jóvenes se dejen tocar por Dios.  Abran sus corazones y tomen el reto.  La mies es mucha y hay tan pocos obreros.  Dios requiere de nosotros para poder ayudar a esas personas y llevarlos a sus pies.

A %d blogueros les gusta esto: