Archivos diarios: 13 octubre 2010

Los Doce Elementos Claves del Misionero Nazareno (IX y X)

Los encargados de Misión Global y de Mobilización para la Iglesia del Nazareno han desarrollado una lista de 12 elementos que la Iglesia del Nazareno cree como claves en “La Formación del Misionero Nazareno”.  Esta fue desarrollada para dar al candidato misionero una manera de medir su buena disposición al servicio, reconocer las áreas de experiencia o para entrenarse en lo que necesita.  Debemos mencionar que las entradas relacionadas con los 12 elementos han sido escritas por David Cooper, Director de Mobilización para la Iglesia del Nazareno Global.

9. Entendimiento Teológico

Como punto de partida, un candidato debe tener una comprensión básica de las Escrituras, el propósito, el plan de la historia y el significado de la Palabra. Es importante que ellos sepan lo que hace la Biblia tan vital para nuestra fe y cómo afecta la forma en que vivimos, especialmente con respecto a la relación viva que tenemos con nuestro Salvador.

Un misionero necesita comprender la doctrina bíblica y la Iglesia del Nazareno, para que sea compartida de manera efectiva en Estudios Bíblicos, desde el púlpito y en discusiones de uno a uno, con aquellos que están buscando una razón de esperanza que usted tiene.

Existe la expectativa de que el candidato tiene una buena comprensión del manual de la Iglesia del Nazareno, del  gobierno y la política de la iglesia, comprensión fuerte de los artículos de fe, la santidad, los dones del Espíritu, y de cómo nuestras creencias se relacionan con otras religiones del mundo.

10. Una Pasión Evangelizadora

La misión de la iglesia es llevar el evangelio a todas las naciones con el propósito de hacer discípulos. Este es el enfoque que la Iglesia del Nazareno sigue teniendo como estrategia de divulgación en el pensamiento misionero.

Si una persona está viendo la manera de servir en áreas como construcción, ministerios de compasión o comunicaciones, debe tener en mente que la meta de cualquier ministerio es alcanzar a los perdidos y dolidos. Evangelismo es el latido del corazón en la obra misionero y debe entrelazarse en todas las actividades y decisiones, sin importar cual sea la asignación.

Para una persona que busca servir trans-culturalmente, este es un elemento que necesita antes de convertirse en misionero. Es más que un don espiritual, es una forma de vida que lleva a su tiempo y energía para desarrollarse. Para algunos será más natural evangelizar según hayan tenido experiencia.

A %d blogueros les gusta esto: