Archivos diarios: 9 noviembre 2012

Removiendo Nuestros Mitos Sobre la Creatividad

Hace una semana recibí de nuestro Coordinador Regional de Ministerios de Escuela Dominical y Discipulado, Rev. Monte Cyr, el siguiente artículo excelente, escrito por John Maxwell.

El siguiente dilema ético/moral supuestamente fue incluido en una aplicación real para un empleo:

Tú estás conduciendo por la noche en una carretera bajo un aguacero torrencial, cuando pasas por una parada de autobús.  Tres personas se encuentran esperando el autobús:

1. Una anciana que parece que necesita atención médica.

2. Un amigo de muchos años que una vez salvó tu vida.

3. El hombre/la mujer de tus sueños (asume que eres soltero/a)

¿A cuál le ofrecerías un adelanto, sabiendo que sólo un pasajero adicional cabría en tu carro pequeño? Explica tu respuesta.

Pudieras elegir a la anciana, porque luce como si necesitará ir al hospital. Sin embargo, no la conoces, y esta sería la oportunidad perfecta para recompensar a tu amigo que te salvó la vida.  A la vez, puede que jamás vuelvas a encontrar de nuevo al hombre/mujer de tus sueños…

Supuestamente, el candidato que finalmente fue contratado dio la siguiente respuesta:

“Le daría las llaves del carro a mi amigo para que lleve a la anciana al hospital mientras me quedo y espero el autobús con la mujer de mis sueños.”

PENSAMIENTO CREATIVO

Romper nuestros  estrechos patrones de pensamiento puede traer grandes ganancias. Sin embargo, mientras más hablamos sobre “pensar fuera de la caja”, casi nunca nos comprometemos decididamente con un pensamiento creativo. Quizás es porque hemos sido engañados por mitos comunes sobre la creatividad.

Mito #1: Los pensadores creativos producen ideas originales.

Tenemos una idea equivocada de que la creatividad es igual a la originalidad. Sin embargo, los adelantos más creativos surgen de combinar ideas pre-existentes en lugar de generar nuevas ideas. De hecho, los conceptos innovadores no salpican hasta que alguien comprende cómo aplicarlos y advertir sus beneficios.

Mito#2: El pensamiento creativo sucede espontáneamente.

La disciplina y la creatividad son dos palabras que normalmente no asociamos. Sin embargo, ellas van de la mano. Al inicio de mi carrera, me di cuenta de que podía reunir ideas más fácilmente de las que podía crear. Cada día desde entonces, por más de cuatro décadas, he leído libros y artículos y he archivado citas interesantes, ilustraciones e historias. Ahora, cada vez que escribo una lección o preparo un manuscrito, tengo alrededor de cuarenta años de material organizado para utilizar.

Mito #3: Los pensadores creativos son genios solistas.

Uno es el número más solitario, y también es el menos creativo. Si me limito a los pequeños confines de mi propia imaginación, mi liderazgo vendrá a ser aburrido y nada inspirador.

Afortunadamente, he tenido el buen sentido de ir más allá de las limitaciones de mi propia mente y pedirles a otros que me presten sus ideas creativas. Varias de las ideas que he puesto en acción no han salido de mí. ¡De hecho en un punto, he escrito seis libros consecutivos sin que surjan los conceptos de mí mismo! Muchas veces las personas que estimamos como las más creativas son simplemente aquellos que están mejor conectados y dispuestos a solicitar ideas en su red de amigos y colegas.

Aplicación:

Espero que tome este artículo como un desafío a ser intencional al cultivar la creatividad. Aquí hay algunas preguntas prácticas para encender su pensamiento creativo…

1.      ¿Quiénes son los innovadores en su industria y qué es lo diferente que están haciendo en comparación con los demás?

2.     ¿A cuáles colegas, clientes o compañeros pudieras reclutar para ayudarte a pensar creativamente? Específicamente, ¿cuáles problemas pudieran ayudarte a resolver?

3.     ¿Cuál hábito diario, si comenzara hoy, pudiera añadir a su creatividad en un año desde ahora?

Copyright 2011 Compañía John Maxwell.

A %d blogueros les gusta esto: