Archivos Mensuales: julio 2013

Medio Oriente 101: Involucrándonos con Musulmanes durante el Ramadán

ramadan kareemMedio Oriente 101: Involucrándonos con Musulmanes durante el Ramadán

Escrito por Adam Estle

Traducido por Ariadna Romero

La noche del  sábado pasado, tuve la oportunidad de disfrutar un delicioso iftar (la cena que rompe el ayuno del Ramadán) con algunos de mis amigos musulmanes en el Centro Comunitario Islámico de Phoenix. Durante la cena, tuvimos excelentes conversaciones acerca de Jesús, Egipto, Siria y (por supuesto) la situación de Israel/Palestina. Mi tema favorito de la noche fue Jesús y me encantó cuando uno de mis queridos amigos me preguntó: ¿Por qué la gente no entiende el mandamiento de Jesús de amar a nuestros vecinos?

¿Alguna vez te ha hecho un musulmán una pregunta similar? ¡Te aseguro que es una experiencia interesante!

Este es el sexto año consecutivo que nuestra iglesia ha sido invitada a participar en las actividades del Ramadán desde que iniciamos una amistad con los asistentes de la mezquita en el verano del 2008. Planeamos tener un iftar más largo y con más cristianos y amigos musulmanes a principios de Agosto. Si vives en Phoenix y te gustaría asistir por favor envíanos un e-mail a:  contact@emeu.net.

Mucha gente me ha pedido que comparta la experiencia y todo lo que pueda acerca de esta relación, así que aquí hay algunos consejos sobre cómo involucrarse con musulmanes (durante el ramadán o en cualquier tiempo):

  1. No tengas miedo.  Los musulmanes son creados a la imagen de Dios al igual que tú y yo. Cada musulmán que he conocido, ya sea en los Estados Unidos o en el Medio Oriente, me ha mostrado (y a quien esté conmigo) una increíble  hospitalidad llena de gracia. Seguro es que hay musulmanes locos como en cada grupo socioeconómico, pero no debemos juzgarlos a todos basados solamente en los extremistas,  así como a la mayoría de los cristianos no les gustaría ser juzgados por las acciones de grupos como el Ku Klux Klan (quienes proclaman ser cristianos).
  2. Da pasos pequeños para alcanzarlos. Para nuestra iglesia, todo empezó cuando acordamos que dejaríamos al vecindario musulmán usar nuestro estacionamiento para sus oraciones de los viernes. Después, tuvimos el coraje de tocar a sus puertas y decirles que queríamos llegar a conocerlos y poder ser buenos vecinos. Esos pequeños pasos fueron las semillas de la fructífera relación que tenemos ahora.
  3. Solamente sé amigable. A veces una sonrisa puede recorrer un gran camino con rumbo a construir una relación de amistad con alguien diferente a nosotros, razón por la cual debemos procurarla si queremos comprometernos con nuestros vecinos musulmanes. Con frecuencia, subestimamos el valor de tan sólo presentarse, sonreír y aceptar la hospitalidad (¡y deliciosa comida!) de los demás.iccp inside
  4. Empieza poco a poco, pero ora en grande. Especialmente al principio, enfócate en las cosas en común que compartimos con los amigos musulmanes, cosas como la devoción a Dios, los fuertes valores familiares, la preocupación por nuestras comunidades, y muchas otras similitudes. Al mismo tiempo, ora para que el Señor te muestre los caminos para amar y cuidar a tus amigos musulmanes. Ora para concentrarte en Jesús (quien es bastante increíble en el Qu’ran) quien les guiará a desear más y más de Él. Quizás lo más importante, ora para que el Señor continúe suavizando tu corazón, para que puedas involucrarte con tus amigos musulmanes de maneras en las que construyas puentes en lugar de construir muros.

*Adam Estle es un pacifista profesional, actualmente sirve  como Director Ejecutivo para la comprensión evangélica del Medio Oriente y como Director de LIBRES (Imigración Legal Basada en Recursos y Servicios Educativos, un programa de la Alianza Comunitaria “Puente de Vida” en Phoenix, Arizona.

Pregúntale al misionero: Cómo hace para percibir el llamado de Dios

¿aló?Pregunta: ¿Cómo le ha sido posible percibir el llamado de Dios a lo largo de su trabajo misionero? — Josiah Mosley
 
Respuesta: El “llamado” a las misiones aparenta ser algo mágico para algunas personas, algo aterrador para otras, y hay quienes lo ven como una moneda de cambio. Algunos desearían haber sido llamados a las misiones, mientras que otros oran diciendo, “Señor, ¡haré lo que sea siempre y cuando no me llames a ser misionero a África!” Y existen quienes se arrodillan junto a su cama en la noche rogándole al Señor por una respuesta mientras dicen, “¡hasta iría como misionero!” Cuidado con lo que pides…
 
Mi llamado original no fue similar a nada de esto. Cursé un semestre de universidad en el extranjero y pude sentir que el Señor me decía que esta vida en el exterior era algo que él quería que yo continuara. Sin siquiera buscar, se me presentó una oportunidad de voluntariado por un año en Sudáfrica con la Iglesia del Nazareno, aparecieron fondos para cubrir los costos y sin que me diera cuenta comencé mi travesía misionera, a pesar de que hasta ese entonces ni siquiera había escuchado a Dios usar la palabra “misionero” en mi corazón. Luego de 4 años como misionera voluntaria, reconocí que el Señor definitivamente me había llamado a ser misionera a pesar de que mi esposo y yo entramos en el campo de ministerio pastoral.
 
Cómo se siente el llamado de Dios una y otra vez es difícil de definir.  Existen puertas milagrosas que se abren, victorias en el ministerio, servicios a los que uno se presenta o gente con quienes uno se cruza, o personas que se cruzan con uno y de hecho actúan como la voz de Dios, susurrando a tu corazón y diciéndote que estás donde se supone que deberías estar en ese preciso momento. Existen otros momentos en que el ministerio se hace difícil, la gente es dificultosa, los niños se enferman, los transformadores eléctricos se queman y uno se pregunta, “¡¿En serio, Dios?! ¿Por ésto me llamaste a dejar mi vida cómoda y el resto de mis familiares?”Dios llamando_teléfono
 

A veces la confirmación de Dios llega mediante un pedido por parte de nuestro líder. Estábamos trabajando en Suazilandia cuando nuestro Director Regional, el Dr. Filimao Chambo, nos envió un correo electrónico a mí y a mi esposo pidiéndonos que viniéramos a Madagascar. Me llené de miedo inmediatamente, ya que no sabía absolutamente NADA acerca de Madagascar. Sabía que la iglesia había trabajado en el país, pero yo no tenía conocimiento alguno acerca del mismo. Jamás había visto fotos, nunca había oído historias, nada. Tan rápidamente como el miedo recorrió mi cuerpo, algo más se apoderó de mí y a pesar de todo me llenó de calma. Nos tomó algunas semanas determinar que definitivamente deberíamos dejar Suazilandia y dirigirnos rumbo a Madagascar, ya que queríamos hacerlo por los motivos correctos. La confianza y seguridad que nuestro líder puso en nosotros fue la confirmación que necesitamos en esta situación.

 
También hay momentos en que estoy en un servicio de iglesia, en una estructura hecha de ramas y chapas, sin un techo apropiado, sin electricidad, en una congregación que consiste en un 80% de niños cantando tan alto como les es posible mientras que alguien toca un tambor y allí entiendo que éste es el lugar donde Dios me quiere. Una de estas ocasiones se dio este domingo pasado. En estos momentos tenemos un grupo de Trabajo y Testimonio que nos está visitando, y mientras Ronald (mi esposo) se preparaba para predicar, le pidió a uno de los miembros, de 78 años de edad, que cantara como solista. El hombre comenzó a cantar “Cuán grande es Él.” Los compañeros de equipo se unieron cantando en inglés mientras que nuestra congregación malagache se unió en su idioma, todos cantando en una forma que parecería un completo desorden, pero todo es gloria para los oídos de Dios en el cielo. Existe un momento mientras estas cosas ocurren en el cual se me herizan los cabellos de los brazos y puedo sentir fuertemente la presencia del Señor, y sé que estoy exáctamente donde Él nos quiere.
Cada persona es diferente. Algunos sienten el llamado cuando son niños y el Señor les vuelve a susurrar una y otra vez, hasta su adultez. Otros entran en el campo misionero con miedo y dudas, y otros lo hacen porque es lo que han conocido toda su vida. Hay quienes tienen un momento en que ven “la escritura sobre la pared,” mediante la cual Dios les detalla su futuro, y hay otros (como yo misma) que escuchan el susurrar de Dios a través de diferentes eventos durante el correr de sus vidas. Sin importar la manera en que Dios te da el llamado, él será fiel en reafirmar ese llamado a través de tu ministerio, de modo que puedas continuar en su voluntad, siguiendo su dirección en tu vida.
 
Hablemos acerca de ésto
  • ¿Cómo definirías un “llamado” de Dios?
  • ¿Existen diferentes tipos de llamados?
  • ¿Crees que una persona debe tener un “llamado” para convertirse en pastor o misionero, o para otras ocupaciones ministeriales?
  • ¿Cuáles son las diferentes maneras en que Shelly dice que uno puede recibir un “llamado”?
  • ¿En qué manera es que todos los creyentes son “llamados”?
  • ¿Alguna vez te ha llamado Dios a hacer algo? Si es así, ¿cómo ocurrió? ¿Le obedeciste?
  • ¿Cómo responderás al llamado de Dios?

Escrito por Shelley Miller y publicado en Engage Magazine el 23 de julio de 2013

– Rachelle (Shelly) Miller está casada con Ronald, y es madre de Abigail, 6 (en la foto de arriba, centro de la fila de arriba), Malachi, 5 (a la derecha, fila de arriba), y Elijah, de 10 meses. Shelly y Ronald han sido misioneros en asignación especializada dentro de la Región de África desde principios de 2010 y han servido tanto en Suazilandia como actualmente en Madagascar, donde son los coordinadores de misiones para el país.  Además supervisan el Centro para niños en situación de calle de Madagascar y el Ministerio Nazareno de Compasión, el crecimiento, liderazgo y entrenamiento de las iglesias, así como el patrocinio de niños, entre otras cosas. Ellos aman el lugar en que Dios los ha puesto y aman a la gente y el ministerio de Madagascar.

Otra mudanza, otra guianza

Panama FlagHace cuatro semanas mi familia y yo salimos de Panamá para mudarnos a la República Dominicana, especialmente para dirigir el nuevo ministerio de Génesis.  Tenemos una paz palpable en todo esto, y estamos sumamente emocionados por cómo Dios va a usar Génesis para cambiar la historia de nuestra región.

Sin embargo, obviamente tenemos sentimientos encontrados.  Nuestros hijos extrañan a sus amiguitos.  Despedirnos de nuestra familia (en Cristo) panameña no es nada fácil.  Sabiendo que nos hemos mudado muchísimo como misioneros, algunas veces la gente me dice: “Pues, ustedes son expertos en eso; ya debe ser fácil”.  ¡No sé si debo reírme a carcajadas o llorar!

Antes de abordar el avión, yo tomé un tiempo para reflexionar en una capilla pequeña que tiene el aeropuerto en Panamá.  ¡Cuántas horas preciosas he pasado en esa capilla en los últimos tres años!  Medité sobre la fidelidad y bondad de Dios durante el tiempo que hemos tenido en Panamá.  Le di gracias por nuestra iglesia local, por el gran Congreso FOCUS del año pasado, por los amigos y consiervos con los cuales ministramos en este tiempo.

Y también miré hacia el futuro.  Desconocemos mucho de lo que encontraremos.  Estamos confiando en Dios que él suplirá cada necesidad para nuestra familia y para la iniciativa Génesis.  ¡Él está preparando el camino y podemos contar con su protección y provisión!

Abrí mi Biblia, y el plan devocional que uso tenía programado para la fecha la lectura de Salmo 91.  Es muy conocido, pero me refrescó tanto en este tiempo.  Si Dios está llamándote a algo audaz, ¡léelo ahora y tómalo como tuyo!  ¡Él te protegerá y te guiará en cada detalle!

Salmo 91

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador,
de la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá,
y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día,

Ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.

Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación,

No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
que te guarden en todos tus caminos.

En las manos te llevarán,
para que tu pie no tropiece en piedra.

Sobre el león y el áspid pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré.

Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.Flag-map_of_the_Dominican_Republic

Si corres las cortinas…

open window curtains“La oración es la ventana que Dios ha colocado en las paredes de nuestro mundo. Déjala cerrada y el mundo se convierte en una casa fría y oscura.
Pero si corres las cortinas, verás su luz. Y si abres la ventana,
escucharás su voz. Abre la ventana de la oración e
invoca la presencia de Dios en tu mundo.”
Max Lucado 

Puntos de visión

Oren junto a nosotros por los siguientes puntos de visión del reporte anual del Director Global de la MNI:

“Y de esta manera me esforcé en predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiera sido anunciado, para no edificar sobre fundamento ajeno” (Romanos 15:20).

  • Sigamos al Espíritu Santo a donde la iglesia no ha ido o no existe. Enfoquémonos en aquellos grupos étnicos que aún no conocen de Jesús o del Evangelio. Pongamos prioridad y preferencia a los lugares donde nadie o pocas personas son parte de una comunidad de fe cristiana.
  • Unreached people groupsVamos a donde todavía no vemos una comunidad vibrante de adoradores de Jesús. Vamos a los lugares difíciles. Escuchemos, aprendamos, amemos, riamos y lloremos juntos, profundizando nuestra relación, y orando para que Dios abra los corazones. Intercedamos y creamos que muchos seguirán a Jesús, serán como él, y formarán comunidades de fe e iglesias.
  • Demos comienzo a grupos, los cuales por la misma naturaleza de la misión de Dios en Cristo Jesús, busquen a las personas que viven en la oscuridad espiritual y les lleven la luz del Señor. Busquemos personas y lugares donde la iglesia no existe. Unamos a personas pioneras quienes prefieren llegar a culturas difíciles, y confiar que los líderes que ellos discipulen irán a los grupos étnicos más accesibles y menos estresantes para ellos.
  • Desde el inicio de una nueva obra, planeemos en discipular, equipar y confiar los ministerios en los corazones y las manos de los nuevos líderes en cuanto ellos hayan madurado lo suficiente para sostener y desarrollar el trabajo.
  • Busquemos multiplicar el número de discípulos quienes son nacidos del Espíritu y tienen una pasión por vivir una vida diaria de oración diligente en el Reino, y quienes han sido persuadidos que el poder de la multiplicación está disponible en Jesús.
  • Establezcamos movimientos espirituales por medio del discipulado de líderes y la formación de iglesias misionales que estén enfocadas en Cristo, tengan la unción del Espíritu Santo y sean poderosas en oración.

820 jóvenes son reunidos en evento: Soñadores Peligrosos

Soñadores 1Soñadores Peligrosos

Por Odily Díaz, Coordinadora de Misión Global Área CA-4

Publicado en Comunicaciones Nazarenas – Mesoamérica

Más de 820 soñadores peligrosos entre guatemaltecos, mexicanos, nicaragüenses, estadounidenses y  salvadoreños se reunieron el 6 de Julio para armarse de herramientas y aprender a trabajar en equipo.

El evento fue exitoso e intergeneracional, todos compartiendo, disfrutando y aprendiendo juntos más sobre la cultura juvenil y aprovechando los recursos compartidos por el Dr. Lucas Leys, uno de los líderes juveniles más reconocidos en América Latina.  La alabanza estuvo dirigida por nuestro amigo y hermano Ricardo Quinteros, cantautor Salvadoreño, entre las visitas destacadas estuvo con nosotros David González, Presidente de la JNI Global, Ana Celia Martínez, los Reverendos. Israel y Martha Acosta, y los representantes del Seminario Teológico Nazareno de Guatemala.Soñadores 3

El evento dio inicio a la 1:30 p.m. en un ambiente juvenil y alabanzas, luego Rev. Milton Gay agradeció y dio la bienvenida a los asistentes. Hubo entrega de reconocimiento para los esposos Acosta por su labor hecha por muchos años a favor de la juventud del Área CA-4.  Luego hubo la plenaria con el expositor invitado, el Dr. Lucas Leys.  Después disfrutamos un pequeño momento de pláticas, saludos, abrazos y reencontrarse con amigos; y un tiempo de preguntas y respuestas donde los asistentes exteriorizaron sus inquietudes y fueron respondidas y orientadas hacia principios bíblicos y morales que tanto necesitan hoy día en nuestra sociedad.

Damos gracias a Dios y a nuestro gran equipo de trabajo: Zelvin Chacón, Luis Flores, Bertín Olivares, Kevin Rodríguez, Alfredo Pérez, Familia Gay;  que se esforzaron mucho para que esto fuera una realidad para la JNI en el área CA-4.

¡Dios traerá muchas cosas para la juventud del área CA-4!Soñadores 4

Campamento de Orientación Misionera 2013 – Monterrey, México

COM Monterrey 13

¡Cristianos Afuera!

Cristianos Afuera

A %d blogueros les gusta esto: