Archivos diarios: 1 agosto 2013

Medio Oriente 101: Continuación del Ramadán

Medio Oriente 101: Continuación del Ramadán

Escrito por Adam Estle

Traducido por Ariadna Romero

Hace dos días compartimos algunos pensamientos sobre como involucrarse con amigos musulmanes, específicamente durante el mes del Ramadán cuando ellos ayunan, hacen oraciones extras y se abren a cosas espirituales de una manera única.

iccp outsideEn caso de que te hayas perdido los consejos de la última entrada sobre cómo involucrarse con musulmanes durante el Ramadán, aquí tienes un breve resumen:

1. No tengas miedo.

2. Da pasos pequeños para alcanzarlos.

3. Solamente sé amigable.

4. Empieza poco a poco, pero ora en grande.

Y aquí hay algunos más:

5.  Sé responsable de lo que puedes controlar. No puedes controlar la forma en que un musulmán responde a tu amor. No puedes controlar el hecho de que un musulmán decida o no seguir a Jesús.  Lo que si puedes controlar es cómo puedes involucrarlos sensiblemente con el Espíritu Santo y demostrarles amor y respeto en tus interacciones con ellos. Deja que Dios haga el trabajo de transformar sus vidas. Sé obediente a cualquiera que sea la forma en la que Dios quiera usarte en el proceso.

6. Encuentra formas de involucrarte más. Invita a las musulmanes a compartir una comida o un evento social (toma en cuenta la dieta y otras restricciones que la mayoría de los musulmanes deben observar, como el hecho de que no consumen alcohol o puerco).  Descubre lo que les apasiona y date cuenta como tus intereses quizás coincidan. Recuerda: los musulmanes se preocupan por muchas “pequeñas cosas” (deportes, películas, hobbies etc.) de la vida, al igual que tú.

7. Ponte en sus zapatos.  Imagínate vivir en una cultura donde los musulmanes sean la población mayoritaria. ¿Cómo te gustaría que ellos se involucraran contigo y tu familia? Probablemente querrías que respeten tus creencias y tradiciones mientras siguen siendo amables contigo. ¡Haz lo mismo por ellos!Adam Estle bio pic

Por encima de todo, continúa orando al Señor para que te muestre las maneras de amar y cuidar a tus amigos musulmanes. La mejor forma de hacerlo es dirigir tus conversaciones a Jesús.  Sigue orando para que el Señor continúe suavizando tu corazón.

*Adam Estle es un pacifista profesional, actualmente sirve  como Director Ejecutivo para la comprensión evangélica del Medio Oriente y como Director de LIBRES (Imigración Legal Basada en Recursos y Servicios Educativos), un programa de la Alianza Comunitaria “Puente de Vida” en Phoenix, Arizona.

A %d blogueros les gusta esto: