Archivos diarios: 10 abril 2015

¿Qué hubiera pasado si no…?

Freivy Escrito por: Freivy López, Misionero Genesis 2015

Hay tantas cosas que vienen a mi mente cuando me hago la pregunta ¿Qué hubiera pasado si no…? Si no hubiera tenido el valor de arrodillarme en aquel campamento del año 2006, donde acepté ser un pecador y reconocí mis faltas. Tal vez hoy estaría en la calle feliz pero vacío, disfrutando pero sin sentido con amigos pasajeros. Pero me atreví a cambiar mi vida y no ha sido fácil, pero soy muy feliz.

Otra pregunta viene a mi mente ¿Qué hubiera pasado si no…? Si no hubiera aceptado ser parte del concilio de JNI hace más de 6 años. Un chico sin experiencia y con miedos dijo “Sí”, para ser parte del ministerio de evangelismo, que me llevó a tener las aventuras más increíbles de mi vida. ¿Qué hubiera pasado si no…? Si no hubiera faltado esos días a mi trabajo para ir a mi primera Máxima Misión en Villamorelos, Cintalapa ¿Hubiera Dios hablado a otro? ¿Me dejaría Dios para otro tiempo? No lo sé, pero no me arrepiento de haber tomado esa decisión porque esos días se convirtieron en los recuerdos más preciados y mejor guardados en mi mente.

Freivy en Proyecto Pablo, Sur de México.

Freivy en Proyecto Pablo, Sur de México.

¿Qué hubiera pasado si no…? Si no hubiera tenido el valor para viajar fuera de mi hogar para ir a un COM o el irme 21 días para servir a Dios en Proyecto Pablo.

¿Qué hubiera pasado si no…? La verdad no sabría decirles, porque todo esto pasó, y fue así como llegué aquí a Mi Génesis: el principio de todo. Es tan increíble recordar como Dios ha trabajado conmigo y aún más increíble cómo me ha cambiado (bueno eso dice mi mamá) y ahora Dios me utiliza para llegar a más personas.

Hoy también puedo ver el gran trabajo que Dios ha hecho en mí y el tiempo que ocupó para formarme: Máxima Misión, COM y Proyecto Pablo fueron los medios que me guiaron hasta San Pedro Sula, Honduras. Estos tres medios cambiaron mi forma de pensar, sentir, actuar y transformaron mi corazón. Máxima Misión me enseñó que no importa sudar la gota gorda, no importa el calor y lo cansado que uno esté porque la función debe continuar. El COM es el mejor lugar para aprender, llorar, pensar y aceptar que Dios te está llamando. Proyecto Pablo me enseñó a ser fuerte, paciente, responsable e humilde; sin duda alguna fue un campo de experiencias increíbles. Y hoy me encuentro aquí en una ciudad desconocida, peligrosa pero hermosa en verdad. Tengo sueños y metas que dejo en las manos de Dios porque me ha enseñado que Él tiene el poder para cumplirlas. Solo quiero invitarte a arriesgarte por un campo nuevo, a sufrir o quizás llorar, pero te aseguro que no te arrepentirás y que si tú aceptas el reto, algún día como yo, en un lugar que solo Dios sabe, estarás preguntándote lo mismo ¿Qué hubiera pasado si no…?

Freivy y Helen, sirviendo en San Pedro Sula

Freivy y Helen, sirviendo en San Pedro Sula

No fui la primera opción de Dios para hacer lo que he hecho en China. Había alguien más. No sé quién fue la primera opción de Dios. Debía ser un hombre, un hombre maravilloso. Un hombre bien educado. No sé qué pasó. Quizás murió. Quizás no quería ir… Y Dios miró hacia abajo…Y me vio…

Gladys Aylward (1902 -1970)

Misionera en China, durante más de 20 años

A %d blogueros les gusta esto: