Archivos Mensuales: septiembre 2015

Historias Fronterizas…Los Refugiados Manténganse Lejos

El siguiente artículo fue publicado en el blog ministerial de Rev. Teanna Sunberg, misionera nazarena en Hungría.  Ella ha palpado esta experiencia de cerca y ha reflexionado mucho en la respuesta que nosotros como Iglesia podamos ofrecer.  Si quisieras leer más de Teanna sobre los refugiados, ya hemos publicado otro artículo suyo, y también podrás enterarte de cómo ayudar al visitar este link.Refugee1

Historias Fronterizas…Los Refugiados Manténganse Lejos.

Rev. Teanna Sunberg

Trad. Ariadna Romero

¿Puedo ser franca?

Por lo general uso palabras delicadas, procuro un poco de romance, acomodo las sílabas para que se unan de manera agradable en líneas derechas y bonitas, como un pintoresco cuento para dormir. Pero esta noche hay gases lacrimógenos, niños llorando, y gente durmiendo a la intemperie. Son humanos que viven, que respiran y que pronto recogerán sus pertenencias para hacer un largo recorrido a través de kilómetros de tierra llena de minas en Croacia. Hay un padre con dos niños que camina con un tobillo fracturado y con una pequeña mano en cada una de las suyas, camina para alcanzar una de las salidas antes de que la cierren.

¿Y para qué? ¿Por qué? ¿Cuál es la moraleja de esta historia?

Existen muchas teorías sobre por qué el mundo del Medio Oriente está dejando sus hogares y desarraigando sus familias para hacer un viaje terrorífico hacia Europa: Economía. Religión. Extremismo. Guerra. Profecía. Todos tenemos nuestras teorías y nuestros temores.

Pero los cristianos podemos tomar todas las teorías y ponerlas en una carpeta que diga: “otra historia”.

El resto de esta publicación es para la gente que cree en Jesús. Si no te identificas en ese camino, eres bienvenido a seguir leyendo, pero comprende que no eres la audiencia para la que está destinada la lectura.

Verás, nosotros los cristianos tenemos un pequeño problema en nuestras manos – un pequeño problema de familia que debemos resolver-.So many people

Resulta que nuestro Dios realmente RESPONDE las oraciones.

Y justo ahora, ese es un problema para nosotros. A veces la familia se irrita por CÓMO Dios escribe sus respuestas. Oh, nunca lo expresamos, pero cuando presionas con temores legítimos relacionados con ISIS, el Jihad, y el resto de la retórica, los cristianos nos quedamos con una pregunta muy básica:

¿Qué pasa cuando Dios te dice “¡Ve!”?

Tenemos un problema épico y de grandes proporciones en nuestras manos, y todo empezó con la oración.

¿Has orado por el Medio Oriente?

¿Has orado que los sueños y las visiones de Jesús se hicieran patentes?

¿Has orado por la paz de las naciones, la paz en los corazones, la paz en las vidas?

¿Has orado para que Jesús sea revelado?

Has orado… esperando que Dios llame a almas misioneras valientes que empaquen su vida cómoda y se muden a las zonas peligrosas de Siria, Afganistán, Pakistán, e Irán.

Lo hemos hecho. Todos lo hemos hecho.

Oramos por su seguridad, por su atrevimiento, su aprendizaje del idioma, porque Dios les dé la sabiduría transcultural. Y hemos sacado nuestras billeteras y aportado para que ellos puedan ir. “Dios les bendiga”.

Y ahora, necesitamos detenernos. Poner el freno. Regresar el camino andado. Dar marcha atrás.

A Community of womenPorque Dios ha enviado aquel mundo hacia nuestras puertas en respuesta a nuestras oraciones. Y no nos está gustando.

Es gracioso como trabaja Dios. ¿Será que está escribiendo una comedia allá arriba?

El mundo está cruzando tus fronteras. Moviéndose hacia tus vecindarios. Comiendo con tus hijos. Resulta que el misionero en el Medio Oriente… ¡ERES TÚ!

Una Pequeña Historia Bíblica.

¿Será que alguno de ustedes recuerde un cuento para dormir acerca de un hombre llamado Jonás? Un gran pez, un pequeño barco, una gran ciudad llamada Nínive, conocida por sus problemas de terrorismo.

Hay algunas perlas de sabiduría que la mayoría de la gente puede rescatar de esta historia bíblica:

-Los paganos que estaban en el barco fueron más compasivos y heroicos que el hombre de Dios.

-Los paganos sabían lo que el hombre de Dios debía haber hecho… mmm, debió ser obediente.

– Dios llamó a Jonás para ir a Nínive porque la cosecha estaba lista.

-A veces Dios le pide a Su pueblo que se comprometa con gente peligrosa en lugares peligrosos.

-Dios es paciente con los paganos, pero tiene expectativas rígidas con respecto a Su pueblo y la obediencia que deben mostrar… y tiene grandes ballenas a Su disposición.

-Nínive, un lugar conocido por su terrorismo… estaba arrepentido.

Arrepentido.What they took with them

La Moraleja de la Historia.

La moraleja de esta historia para mí siempre ha sido: “No quiero ser como Jonás”.

¿No es eso lo que le enseñamos a nuestros niños en la Escuela Dominical? “Aprendan de Jonás: sean obedientes, vayan a donde Dios quiera que vayan, hagan lo que Él quiera que hagan – incluso si parece peligroso, o si no tiene sentido- Y… hay consecuencias si eligen ser desobedientes. Cuando Dios llama, ustedes van – No importa nada más.”

Francamente, no estoy segura de cómo Dios puede ser más claro que esto. Si 120,000 personas formando una marea humana que cruza el mapa de Europa no es tan claro como un marcador en el cielo, entonces simplemente no sabemos leer.

Hablemos Sin Rodeos Sobre El Final De La Historia.

Saben, no solo Nínive tuvo que arrepentirse, también Jonás. Él estaba apático sobre lo referente al mundo pagano, carecía de una fe que le obligara a arriesgar su vida por el Dios en el que creía, en un acto de compasión. Llegó con sus razones de por qué Nínive no merecía su atención. Y terminó apestando a vómito de pescado.

¿Está el Armagedón cerca de nosotros? ¿Está el mundo al borde de una guerra religiosa?

No lo sé. Ni ustedes tampoco.

Pero ustedes y yo podemos estar seguros que cualquier conversación en la que se perciba odio, cualquier acción que no sea guiada por la compasión, cualquier publicación de Facebook que remplace el amor con el miedo…puede dar rienda suelta a vómitos de pescado.

Quizás hemos desaprovechado oportunidades anteriores para hablar de paz en el Medio Oriente, y quizás Dios, en Su misericordia, está haciendo algo nuevo por el pueblo al que ama.

Tal vez, solo tal vez el futuro dependa, al menos en una pequeña medida, de ti, Jonás.

Así que aquí está el mensaje más claro que alguna vez obtendrán de mí.

Puede no agradarles el hecho de que el Medio Oriente se esté mudando a su vecindario. Puede que esto les asuste. Puede que interrumpa sus vidas cómodas y seguras.

Pero Dios está escribiendo esta historia. A Su manera. Con Su trama. Y Su final.

Y Él ha sido muy claro sobre la respuesta que Su pueblo debe tener hacia los extranjeros. Pueden leerla en cualquiera de los lugares en los que Él ha escrito Su historia.

“Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.”

Entonces, ustedes que conocen el Libro, ¿qué sigue?

*Teanna Sunberg es misionera nazarena sirviendo en Hungría. Hemos publicado sus reflexiones sobre esta crisis de refugiados actual en entradas previas.Refugees Welcome

¿Por qué ayunar?

*Nota: Se está publicando esta entrada como parte del curso actual que estoy enseñando en Monterrey, México y titulado, “La Formación Espiritual del Joven y Adolescente”. Invito a los alumnos y a todo lector a ofrecer sus comentarios.

El ayuno es una de las disciplinas quizás menos practicadas por cristianos hoy día. He platicado con muchos jóvenes y adultos evangélicos que nunca han ayunado ni una sola comida en su vida.

Juan Wesley tenía un sentimiento tan fuerte sobre esta materia que se negaba a ordenar para el ministerio metodista a cualquiera que no observara el ayuno regular por lo menos dos días a la semana.empty plate

Pero, ¿por qué debemos orar? Richard Foster nos enseña en su libro Celebración de la Disciplina, que hay varios propósitos del ayuno, y ninguno tiene que ver con “obligar a Dios a hacer lo que nosotros queremos” (pp. 67-69):

  1. Enfocarnos en Aquel que bendice y no solo en la bendición
  2. “Glorificar a nuestro Padre que está en los cielos”
  3. Manifestar las cosas que nos dominan
  4. Recordarnos que somos sostenidos por cada palabra que sale de la boca de Dios (Mt. 4:4)
  5. Mantener el equilibrio en la vida
  6. Aumentar la eficacia de nuestra intercesión
  7. Recibir dirección de Dios en nuestras decisiones
  8. Aumentar la concentración
  9. Liberar los que se hallan en esclavitud
  10. Priorizar el bienestar físico
  11. Recibir y entender revelaciones

¿Puedes pensar en otro propósito del ayuno? ¿Cómo podemos como ministros ayudar a nuestros miembros a entender que “ayunar es saciarse o aun festejar”? ¿Qué tiene que hacer Dios en tu vida para que esa sea una realidad?

Orar = Cambiar

luchando en oracion*Nota: Se publica esta entrada como parte del curso actual que estoy enseñando en Monterrey, México y titulado, “La Formación Espiritual del Joven y Adolescente”. Invito a los alumnos y a todo lector a ofrecer sus comentarios sobre lo que Richard Foster dice.

Reflexiona en las siguientes tres citas de Celebración de la Disciplina, por Richard Foster (pp. 46, 49):

“La oración nos lanza a la frontera de la vida espiritual. Es una investigación original en un territorio no explorado…La disciplina de la oración nos lleva a la obra más profunda y más elevada del espíritu humano.”

“Orar es cambiar. La oración es la avenida principal que Dios usa para transformarnos. Si no estamos dispuestos a cambiar, abandonaremos la oración como característica notable de nuestra vida.”

“¡Estamos trabajando con Dios para determinar lo futuro! Ocurrirán ciertas cosas en la historia si oramos correctamente. Debemos cambiar el mundo por medio de la oración. ¿Qué otra motivación necesitamos para aprender que este ejercicio humano es el más excelso de todos?”

En varias temporadas de mi vida, la oración ha sido para mí una de las disciplinas más desafiantes. Me distraigo. No recibo respuesta. Me ocupo en otras cosas y dejo la oración para lo último, cuando estoy cansado y desenfocado. ¿Has experimentado esto?

¿Cómo te sientes cuando lees esas palabras de Foster? Es una teología de la oración bastante “alta”. ¿Has visto que la oración te ha cambiado y está cambiando el mundo alrededor? ¿Por qué es tan difícil entonces para muchos cristianos practicarla?

En Contra de la Doctrina de la Satisfacción Inmediata

*Nota: Se publica esta entrada como parte del curso actual que estoy enseñando en Monterrey, México y titulado, “La Formación Espiritual del Joven y Adolescente”. Invito a los alumnos y a todo lector a ofrecer sus comentarios sobre lo que Richard Foster dice.

En su libro Celebración de la Disciplina , Richard J. Foster dice:

“La superficialidad es la maldición de nuestra era. La doctrina de la satisfacción inmediata es el principal problema espiritual. Lo que hoy se necesita desesperadamente no es un número mayor de personas inteligentes, ni de personas de talento, sino de personas de vida espiritual profunda” (p. 21).

¿Estás de acuerdo? ¿Cómo has visto en nuestras iglesias que ponemos más énfasis en la carisma o los dones de nuestros ministros en lugar de priorizar raíces espirituales profundas?

Foster aclara otro punto también:housework

“No tenemos que dejarnos convencer de que estas disciplinas [espirituales] son para los gigantes espirituales y que, por tanto, están fuera de nuestro alcance; o para las personas contemplativas, que dedican todo su tiempo a la oración y a la meditación. Todo lo contrario. Dios tiene el propósito de que las disciplinas de la vida espiritual sean para los seres humanos ordinarios: para los que trabajan, los que cuidan niños, los que tienen que lavar platos y podar el césped. De hecho, las disciplinas se ejercitan de la mejor manera en medio de nuestras actividades normales diarias. Si han de producir algún efecto transformador, este debe hallarse en las coyunturas ordinarias de la vida humana: en nuestras relaciones con el cónyuge, con nuestros hermanos, con nuestros amigos y vecinos” (pp. 21-22).

Algunos dicen que el joven hoy día está demasiado ocupado o distraído para practicar las disciplinas espirituales.  ¿Cómo podemos ayudar a nuestra juventud para que ellos se acerquen a Cristo de estas maneras?

Un ejercicio llamado Tentación – Parte 2 de 2

El siguiente post es la continuación de la entrada anterior, del autor Tim Chaddick. Fue originalmente publicado en el blog de Ed Stetzer para The Exchange (El Intercambio) en Christianity Today.

tentado

No podemos darnos el lujo de hacerlo mal.

Y tampoco podemos darnos el lujo de perder en el increíble crecimiento que sucede cuando lo hacemos bien.

La famosa tentación en el desierto de Jesús fue un acontecimiento tan importante que se registró en tres de los cuatro evangelios. En ella no son las situaciones típicas que se pueden esperar, de hecho, en la superficie, las ofertas de Satanás a Jesús no parecen ser tan malas. Quiero decir, me imagino que si íbamos a ser enseñados en un curso intensivo sobre la tentación con Jesús como nuestro líder, tendría lugar en algún tipo de la antigua Las Vegas, donde el sexo, las drogas y el rock abundan. ¿No es por eso por lo que algunas personas la llaman “la ciudad del pecado”? Pero de nuevo, también podría tener lugar en Salt Lake City, con sus templos, las políticas anti-café, y la ropa interior religiosa. Si realmente creemos lo que dice la Biblia sobre el pecado, entonces realmente podría estar en cualquier lugar. Incluso en un desierto.

Tenemos que entender de qué se trata la tentación sobre convertir las rocas en pan, saltar de una torre de Jerusalén y ver la gloria de los reinos del mundo que nos enseñan acerca de la naturaleza de la tentación en sí y cómo vamos a enfrentarla. Cada tentación contiene una mentira, que, si se cree, debilita nuestra salud espiritual y nos lleva por un camino destructivo, lejos de lo que Dios quiere. Sin embargo, cada tentación también puede ser una oportunidad para intensificar aún más en la victoria vivificante de Cristo, lazándonos más profundamente en nuestra verdadera identidad como el amado(a) de Dios.

Sí, dentro de nosotros hemos puesto a competir compromisos y conflictivos deseos. Queremos amar sacrificadamente a otras personas, y sin embargo, nos sentimos atraídos hacia el egocentrismo. Queremos ser fieles a nuestros cónyuges, y sin embargo, nos sentimos tentados con pensamientos infieles. Queremos seguir a Cristo en la vida diaria, y sin embargo sentimos la fuerza de seguir nuestras pasiones caídas. Pero la verdad de la gracia de Dios en Jesús hace que sea posible cambiar, para ser transformado en alguien como Cristo.

La tentación es un enemigo.

Sorprendentemente, puede llegar a ser nuestra oportunidad de crecimiento.

Cada vez que elegimos la verdad frente a la mentira, estamos, en cierto sentido, flexionando los músculos en nuestras vidas espirituales que crecen más fuerte con cada desafío. El resultado es que nos hemos vuelto más maduros, nuestro carácter crece, y por la gracia de Dios, reflejamos la belleza de Jesús a los que nos rodean. Cada momento de la tentación puede ser un ejercicio de lo que más importa. Estos momentos no tienen que matar. Pueden hacerte más fuerte.

Tomado originalmente de: http://www.christianitytoday.com/edstetzer/2015/august/exercise-called-temptation.html

Called to Serve – Dominica 2015

Preguntas Que Quizás Te Estás Haciendo Sobre La Crisis De Refugiados En Europa

El 8 de Septiembre de 2015 publicamos la historia sobre la actual crisis de refugiados en Europa y cómo ayudarlos. Teanna Sunberg, misionera nazarena que vive en Hungría, ha escrito recientemente en su blog un artículo de seguimiento respondiendo a muchas de las complejas preguntas y situaciones que se han suscitado.

Preguntas Que Quizás Te Estás Haciendo Sobre La Crisis De Refugiados En Europa

Rev. Teanna Sunberg

Trad. Ariadna Romero

Quizás nadie imaginaba que el Medio Oriente se convertiría en algo así. Nadie soñó con bebés naciendo en las fronteras, o pequeños caminando kilómetros, o decenas de miles de familias durmiendo a la intemperie. ¿Quién podría haber mirado esa alambrada húngara y prevenir un flujo palpitante de personas desde Siria, Irán, Eritrea, Turquía y Afganistán? Llegando, unos tras otros. A este punto, más de 11,000 personas por día cruzan la frontera entre Serbia y Hungría.

Cuando hago una pausa entre las mantas y las tiendas de campaña y miro hacia esas vías del tren viejas y en desuso que se han convertido en el camino de miles, esta es la pregunta que se me viene a la mente: ¿Quién lo hubiera imaginado?

Mientras vemos como uno de los eventos más significativos de Europa durante el siglo XXI sucede ante nuestros ojos, es bueno recordar que cada persona que cruza esas vías del tren tiene una historia que contar. Ellos definen un momento de la historia que mañana será escrita y potenciada por los libros de historia, políticas, y reformas misiológicas. Pero hoy, en este momento, su crudo valor, su miedo, su cansancio y sus pies fríos nos ofrecen una auténtica imagen de la voluntad humana pura que quiere labrarse una vida mejor. Cada uno de ellos llega con la ansiedad reflejada en los ojos, y muchas preguntas.

Mi respuesta a sus preguntas es con frecuencia: “No lo sé”. Quizás nadie lo sabe.

Lo que sigue son más preguntas… Algunas de ellas por parte de los refugiados, algunas otras de parte de los lectores, la mayoría de ellas no pueden ser respondidas. Y las respuestas que ofrezco en realidad no son del todo respuestas, no cuentan toda la historia, no son la cúspide de la sabiduría, ni aún una perspectiva completa. A lo mucho, son pequeñas piezas de un drama humano muy complejo que está siendo monitoreado a través de Europa.The current crisis causes me to question my assumptions

Algunas de las Preguntas:

  1. ¿Todos los refugiados son Musulmanes? ¿Todos son de Siria?

No. Aunque un gran porcentaje de los refugiados son sirios, también hay grupos significativos de gente de otros países como: Afganistán, Pakistán, Eritrea, Turquía e Irán. La vasta mayoría son musulmanes, pero también hay Cristianos Kurdos entre ellos.

La siguiente pregunta es por lo general concebida por el miedo al extremismo religioso. En esencia, ¿son todos los refugiados radicales? Eso es como pensar que todos los cristianos están listos para hacer explotar las clínicas de aborto.

De repente estoy platicando con dos hermanos sirios afuera de la tienda de campaña a donde han venido a buscar provisiones para su familia: ropa seca y mantas. Ambos son hombres de negocios que tenían buenos trabajos en sus casas. Hablan el inglés fluidamente y platicamos sobre nuestras diferencias religiosas. Uno de ellos dice:

“Quiero respetar la vida de todas las personas. El Corán enseña esto, no quiero dispararle a nadie y no quiero que nadie me dispare. Quiero paz. Quiero una vida para mi familia.”

Y yo le creo.

¿Eso significa que dentro de los miles que llegan a Europa no hay radicales extremistas? No lo sé. Sin embargo, puede que haya una mejor pregunta para nosotros: ¿Cómo podemos manejar esta situación, de manera que nuestras acciones no generen extremismo? ¿Quizás parte de nuestro futuro recae en cómo manejaremos esta situación hoy en día?

  1. ¿Están huyendo de la guerra o vienen solo para tener una mejor vida económica?

Esta es una pregunta capciosa. Están sucediendo guerras genuinas y persecuciones en aquellos países. Algunas de ellas perpetrados por gobernantes, algunas otras por facciones religiosas extremistas. Bombardeos, retenes, calles y edificios reducidos a escombros, asesinatos, violaciones. Esto es lo que está sucediendo en sus países de origen.

A veces pensamos que la pobreza es solamente financiera, pero hay cuestiones reales de la pobreza que van más allá de un déficit en la cuenta bancaria. La pobreza de elección o de oportunidades es igual de devastadora. Muchos de sus niños no han ido a la escuela en los últimos 3 o 4 años a causa de los disturbios civiles. Para muchas familias de clase media, tener dinero, casa o coche los convierten en blancos del peligro. La pobreza de elección/oportunidad significa que circunstancias más allá de tu control limitan significativamente o evitan por completo tu habilidad para proveer adecuadamente para ti y para tu familia.

Después de dos semanas entrevistando a los refugiados, uno de los comentarios más comunes hechos por los sirios es: “Amo mi país. Es hermoso y no quería irme. Si la guerra se detuviera, yo regresaría a casa”.

También sabemos que hay refugiados que vienen en busca de una vida más fácil – son refugiados económicos, a diferencia de los refugiados que huyen de la guerra.  Una de las preguntas en mi mente durante estos días es… ¿Cómo tendría que ser mi realidad para motivarme a enfrentar el sufrimiento y el peligro de abordar un barco dirigido por contrabandistas, pagar miles de dólares por un viaje y caminar por días con mis hijos a cuestas?

¿Cómo responderías a esa pregunta?the long journey to find home

  1. ¿Por qué estamos siendo tratados de esta manera en Europa?

Esta pregunta la hacen los refugiados. La verdad es que, Europa está dividida sobre la situación de los refugiados. Es complicado. Lo siguiente son solo dos piezas del rompecabezas. No todo el panorama, solo algunas piezas.

Parte de la división tiene que ver con la perspectiva histórica-religiosa y los miedos que tienen sus raíces en el Imperio Otomano o el Yugo Turco, como es llamado con frecuencia. Algunas divisiones surgen de preguntas prácticas que buscan una repartición efectiva y justa de los recursos reales necesarios para integrar a cerca de 1 millón de refugiados a la economía de la Unión Europea.

Muchos países de la Unión Europea que pertenecen geográficamente al sureste de Europa recuerdan un período histórico en el que los otomanos invadieron y dominaron a los Cristianos Ortodoxos y las tierras Católicas. Fue sangriento, brutal, aterrador y devastadoramente extenso, porque los Cristianos eran forzados a convertirse o morir. Los Búlgaros se refieren a esto como “los 500 años del Yugo Turco” y lo recuerdan como si fuera ayer. Así que, un millón de gente del Medio Oriente que desciende repentinamente moviéndose a través de sus pueblos y ciudades crea una preocupación y un malestar entendibles.

Estos mismos países también tienden a ser los más desafiados económicamente en toda la Unión Europea. La mayoría de ellos pasaron la Segunda Guerra Mundial, es el Bloque de países Soviéticos que han luchado los últimos 25 años por entrar a la Unión Europea. Hay una generación entera de Búlgaros, Romanos, Croatas, Eslovacos, Eslovenios, Húngaros, y Polacos que han estado literalmente perdidos. En otras palabras, gente que era de 40 años o más cuando el Muro de Berlín cayó en 1989, que perdió cualquier futuro que tuvieron alguna vez. Fueron el sacrificio que se quedó en el camino rumbo a una mejor economía. Fue un periodo de enorme dolor para los europeos sureños. Con la posible excepción de Polonia, la economía de ninguno de esos países es aún lo suficientemente fuerte, y la orden de la Unión Europea de aceptar una cuota de refugiados crea un riesgo para sus economías.

  1. ¿Cómo llegaron aquí y hacia dónde van?

Es fascinante escuchar sus historias, que casi siempre convergen hacia el mismo camino en el mapa Europeo. Sin importar sus orígenes, casi todos llegaron a Turquía en donde compraron su pasaje de barco. Muchos de ellos tuvieron que pagar más de $1,000 por persona para cruzar las 7 millas hacia Grecia. El viaje en barco es peligroso, con sobre cupo y “capitanes” que son más bien contrabandistas. Una vez en Grecia, hicieron otro viaje por tren, autobús o taxi hacia Macedonia, después a Serbia y finalmente a Hungría. Sus destinos de viaje hacia la Europa occidental son variados, con la mayoría yendo a Alemania y siendo Dinamarca su segunda opción. El viaje termina costando arriba de $2,000 por persona, de principio a fin.

El recorido les puede tomar de 15 días a 3 años, dependiendo de cómo viajen, de sus recursos, y por qué se fueron. Algunas familias sirias han huido de su país pasando algunos años en campamentos turcos. Los campamentos eran rudos, pero al menos estaban protegidos de la guerra. Cuando Alemania les ofreció asilo, empezaron su camino hacia el oeste.The railroad tracks that have brought thousands

  1. ¿Por qué el Occidente asume que somos pobres?

La palabra “refugiado” encierra un estereotipo que raramente es impugnado en el Oeste. Se asume que la gente empobrecida está huyendo hacia una mejor economía. Esa imagen mental está reforzada por los medios de comunicación que quieren capturar la quinta esencia y toman fotos de un individuo pobre, hambriento y sucio con necesidad de recibir caridad.

La posibilidad de que doctores, periodistas, ingenieros, diseñadores de interiores, diseñadores de páginas web y abogados salieran dejando atrás sus hogares, sus empleos, las preciosas piezas de generaciones pasadas, y caminaran hacia el Oeste… bueno, es insondable. La clase media de Siria, educada, y económicamente viable puede que no encaje con la imagen mental que se ha creado en el Occidente de la palabra “refugiado”. Así que, con el estereotipo vienen algunas cosas que asumimos:

Que el hecho de que los refugiados del Medio Oriente estén llegando a Alemania y Dinamarca es porque esos países les pueden proveer la mejor infraestructura social para costear sus hogares y sus gastos.

Que los refugiados están solamente sujetos a trabajos de servidumbre.

Que los refugiados son flojos.

Las conversaciones que he tenido con ellos desafían esos estereotipos. Conocí a un joven sirio que es diseñador de páginas web. Está intentado continuar su negocio de internet mientras hace su viaje a Dinamarca.

Uno de mis recuerdos más fuertes de esta crisis tuvo lugar hace dos semanas afuera de una tienda de campaña, en Keleti. Muhammad se ofreció a comprarme una taza de té mientras me sentaba junto a su esposa embarazada y su hermana. Inmediatamente insistí en que yo lo pagaría, porque por supuesto, Muhammad es un refugiado. Me imagino que rompí muchas reglas de hospitalidad sirias. Finalmente, él me detuvo y me dijo: “Teanna, no somos pobres. Huimos de nuestra casa debido a la guerra. Es diferente”. Esa taza de té, ese recuerdo, ese pensamiento han derribado mis estereotipos.

En Busca de Paz

No, nunca imaginé que el Medio Oriente se convirtiera en esto. Nunca imaginé que yo estaría en medio de la Zona de Tránsito. Y todavía no puedo desentrañar la realidad, el por qué huyeron, ni predecir el futuro que encontrarán, ni el futuro que elegirán forjarse.

Lo que he aprendido es que existen preguntas – en ambos lados de esas vías del tren-. Hay preguntas, temores que son válidos, y riesgos para todos los involucrados. Pero elijo imaginar que este engrane de culturas puede traernos conversaciones y relaciones interpersonales que nos pueden transformar. Como seguidora de Cristo, esa imaginación nace de la creencia que el refugiado del Medio Oriente que se llama Jesús, conoce nuestros miedos, mira nuestros corazones y nos obliga a avanzar hacia un reino que está llegando en nuestros días.

¿Recuerdas el reino? Es aquél donde el león yace junto al cordero. Aaah, si – ese reino.

De alguna manera, estos días me encuentro imaginando esa visión del reino en estas vías del tren tan inusuales en la frontera entre Serbia y Hungría.

Un ejercicio llamado Tentación – Parte 1 de 2

¿Dejará que la tentación lo devore o la usará para crecer en justicia?

62148

El siguiente post es de un autor llamado Tim Chaddick. Tim es el pastor fundador de Realidad LA (California) y el autor de La verdad sobre las mentiras: el disgutoso papel de la tentación en quién te convertirás, que se lanzó 01 de agosto. Fue originalmente publicado en el blog de Ed Stetzer para The Exchange (El Intercambio) en Christianity Today.

Si alguna vez quieres leer material cristiano que es picante, dramático y lleno de verdad, acabo de leer los sermones de los predicadores ingleses del siglo XVII. Imaginarlos apasionadamente predicando a las mujeres en sus gorros y a hombres divertidos en sus extraños lazos negros, que tiemblan de temor en los viejos bancos de madera a medida que escuchan. John Owen fue uno de los ministros, y lo que tenía que decir acerca de la tentación fue profundo. Él dijo: “La tentación es como un cuchillo, que puede cortar, ya sea la carne o la garganta de un hombre; puede ser su comida o su veneno, su ejercicio o su destrucción”.

En resumen, la tentación puede matarte o hacerte más fuerte.

Estoy seguro de que tenemos todo el pensamiento de la tentación como nuestro veneno o la destrucción, pero ¿hemos pensado alguna vez en ello como la comida o el ejercicio?

Ahora, creo que es bastante obvio que la tentación puede matar el alma. Lo que es menos evidente, sin embargo, es la forma en que puede convertirse en una oportunidad de crecimiento. Comprender esto es un poco más complicado de entender. Pero hacerlo puede ser un cambio de vida. Las razones por las que me perdería esto son si:

  • nuestra visión de la tentación es demasiado superficial, o
  • nuestra comprensión de su papel en nuestra vida es demasiado estrecho.

Si nuestra visión de la tentación es demasiado superficial, entonces podemos estar en la negación, ceder a formas que ni siquiera somos conscientes, desintegrando nuestra vida espiritual. Por otro lado, si nuestra comprensión de la tentación es demasiado estrecha, nos desesperamos, desanimamos y nos ponemos temerosos, sin saber el poder y el propósito que Dios nos da en su interior.

Sin embargo, si escuchamos lo que la Escritura tiene que decir sobre estos temas, no sólo habrá que evitar un montón de trampas y dolor, sino que también florecerá en tremendas maneras, entender dónde reside nuestra verdadera identidad y aprender a vivir de eso con gran esperanza y fuerza. Por un lado, debemos estar advertidos de que la tentación puede llevar a la destrucción. Pero, por otro lado, la tentación nos puede catapultar en un crecimiento más profundo, si aprendemos a confiar en Dios en medio de ella.

Si aprendemos a apoyarnos en la verdad frente a la mentira.

No es un hecho fortuito de que antes de que Jesús entrara en su ministerio público como el Mesías, Él enfrentó la tentación en el desierto. Creo que, por lo menos, nos muestra lo necesario que es para todas las personas entender lo que la tentación es y cómo vamos a enfrentarla en la vida diaria.

En la próxima entrada podrás leer la segunda parte.

A %d blogueros les gusta esto: