Archivos diarios: 25 marzo 2016

Viernes Santo ¡Buen viernes!

cruz

Reflexión de: Frederick Buechner

“De tal manera amó Dios al mundo”, escribe Juan, “que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Es decir que Dios amó tanto al mundo que dio a su único hijo incluso a este mundo de horror obsceno; amó tanto al mundo que de alguna manera, en última instancia indescriptible y en un costo inmensurable que se dio al mundo a sí mismo. Fuera de esta terrible muerte, dice Juan, llegó la vida eterna no sólo en el sentido de la resurrección a la vida después de la muerte, pero en el sentido de la vida tan preciosa que incluso en este lado de la muerte vivir es estar con un pie ya en la eternidad. Participar en la vida de sacrificio y muerte de Jesucristo es vivir ya en su reino. Esta es la esencia del mensaje cristiano, el corazón de la Buena Nueva y es la razón por la cual la cruz se ha convertido en el símbolo cristiano principal. Una cruz de todas las cosas: una guillotina, una horca; pero una cruz que al mismo tiempo cruza la eternidad y el tiempo, como el lugar donde un corazón tan poderoso fue roto y como el poder sanador de Dios mismo podría fluir a través de Él en un mundo enfermo y roto. Fue por esta razón que de todas las palabras posibles que podrían haber utilizado para describir el día de su muerte, la palabra que establecieron fue “bueno” (en inglés Good Friday). ¡Buen Viernes!

Publicado originalmente en “Los rostros de Jesús” (The Faces of Jesus)

A %d blogueros les gusta esto: