Archivos diarios: 30 marzo 2016

Evangelismo y Crecimiento: Informe Anual de la Junta de Superintendentes Generales

 Segundo extracto del

INFORME ANUAL
DE LA

JUNTA DE SUPERINTENDENTES GENERALES
ANTE LA

93ra JUNTA GENERAL

DE LA IGLESIA DEL NAZARENO
28 de febrero de 2016
Ede, Holanda
“VISIÓN 2020 —
Multiplicando Discípulos Semejantes a Cristo”

II Parte: Lo Interno


Jesús dijo, “Yo edificaré mi iglesia… Ustedes hagan discípulos”
(Mateo 16:18, 28:19, NVI).


Jesús esperaba que sus discípulos reprodujeran Su semejanza en lo demás. Él impartió el mensaje y la misión a los discípulos para que ellos se reprodujeran en otros y que hicieran discípulos hacedores de discípulos, aún en medio del conflicto. Mientras nosotros hacemos discípulos intencionalmente, Jesús edifica la Iglesia.


La cristiandad se ha convertido en un movimiento de 2.3 millardos de miembros hoy en día, después de haber comenzado con solamente doce discípulos. La analogía de la Viña en Juan 15:1–17 nos habla sobre nuestra misión. El propósito de la Viña (Jesús) y los pámpanos (nosotros) es dar fruto. Los cristianos deben trabajar en pos de, y anticipar una cosecha (Mateo 9:37–38, Lucas 10:2).


La CosechaLa cosecha


Las iglesias del Nazareno continúan caracterizándose por su fervor evangelístico. El evangelismo es el primer paso en la multiplicación de discípulos semejantes a Cristo. En 2015, los pastores reportaron un poco más de 209,000 conversiones. ¡Alabado sea el Señor!


Estos nuevos seguidores de Cristo están siendo abrazados por la iglesia en el sacramento del bautismo. De la misma manera en que Jesús fue bautizado por su primo Juan: “Un día Jesús fue de Galilea al Jordán para que Juan lo bautizara” (Mateo 3:13, NVI).


En la Gran Comisión, se nos manda a bautizar a estos nuevos discípulos:
Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado…. (Mateo 28:19–20, NVI).


John Wesley dijo lo siguiente acerca del bautismo: “Por el bautismo, entramos a un pacto con Dios, un pacto eterno, somos admitidos en la iglesia, y somos hechos miembros de Cristo, hechos hijos de Dios.”


Charles Haddon Spurgeon, a menudo referido como el Príncipe de los Predicadores, dijo que hasta el momento en el que fue bautizado, él tenía temor de confesar a Cristo. Después de esto, Él perdió todo el temor del hombre y nunca más volvió a dudar en profesar valientemente su fe.


Los 89,000 bautismos nazarenos en 2015 son testimonios de que la iglesia está adoptando y dándole la bienvenida a nuevos creyentes.


Official-Seal-Spanish-GoldEl reporte del Secretario General de 2015 también testifica la añadidura de nuevas congregaciones.

  • 994 nuevos “centros de fuego santo”
  • 656 iglesias organizadas
  • 29,945 iglesias en todo el mundo, con 21,912 organizadas
  • 28,658 iglesias activas, un aumento de 517 sobre el año anterior.
  • 143,076 Nuevos Nazarenos
  • Una membresía global récord de 2,441,372
  • Una asistencia promedia semanal al servicio de adoración de 1,498,482
  • Una asistencia promedia semanal a Ministerios de Escuela Dominical y Discipulado récord de 1,210,871. La declaración de misión de la Iglesia del Nazareno es “hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones”. Celebramos el crecimiento de la asistencia a los estudios bíblicos y grupos de compañerismo.
    Es importante que los nuevos discípulos:

    • Se unan al compañerismo como miembros.
    • Participen regularmente en el servicio de adoración.
    • Se adhieran a clases pequeñas para poder crecer a la semejanza de Cristo.
    • Sean continuamente discipulados de una manera personal, mientras que ellos discipulan a 
otros intencionalmente.

¡Vamos a obedecer las instrucciones del Señor al hacer discípulos! ¿Quién le está discipulando? ¿A quién está discipulando?

El Reporte Anual del Pastor registra indicadores cuantitativos de salud y crecimiento. Aún estas medidas son inadecuadas considerando las áreas de acceso creativo en dónde es difícil y peligroso contar discípulos e iglesias. Sin embargo, lo que es más difícil de medir, es la evidencia cualitativa de santidad, madurez cristiana y poder espiritual que Dios expresa en y a través de nosotros para cumplir el trabajo al cual hemos sido llamados.


En Juan 5:17 (NLT), Jesús responde a los alegatos por haber sanado al limosnero durante el Sabbat al decir, “Mi Padre aun hoy está trabajando, y yo también trabajo”. Nuestra esperanza está en Cristo quien nunca cesa de obrar y quien nunca falla. El mismo Señor ahora nos envía a trabajar cuando dice, “Así mismo el reino de los cielos se parece a un propietario que salió de madrugada a contratar obreros para su viñedo” (Mateo 20:1, NVI).


A nuestros pastores, superintendentes de distrito, educadores, maestros de Escuela Dominical, evangelistas, trabajadores de ministerios de compasión, capellanes, equipos de la Película de Jesús y todos aquellos que representan la misión de la Iglesia del Nazareno—los superintendentes generales les expresamos gratitud desde lo más profundo del corazón por su fidelidad y por llevar mucho fruto. En última instancia, usted sirve para la aprobación y el aplauso de una audiencia de uno, el Señor Jesucristo. Celebramos sus oraciones, su trabajo de amor, su pasión para traer a todos para Cristo y su obediencia en al hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones de una manera personal e intencional.


Para lo que queda grabado en el registro y lo que no queda registrado, decimos:
A Dios el Padre Celestial,
Al Hijo nuestro redentor
y al eternal consolador
unidos todos Alabad.
—Thomas Ken, 1674

A %d blogueros les gusta esto: