Archivos Mensuales: agosto 2016

¿Cómo no perder tu identidad en el ministerio? – Parte 1 de 4

Escrito por: Cara Meredith. Traducido por Yadira Morales.

Identidad

Cuando tomé un descanso del ministerio, me di cuenta de que había perdido más que mi trabajo.

“¿Qué haces?” Me había hecho la pregunta cientos de veces antes, pero esta vez era diferente. Esta vez, yo no tenía un título ministerial para informar mi respuesta. Ya no tenía una posición de liderazgo en el ministerio, ni tenía personas con las que ejercer mis dones y talentos, mis llamamientos, y mis inclinaciones dados por Dios.

Así que no dije nada. Cuando ella, una extraña que nunca volví a ver, me preguntó una segunda vez, le di la respuesta más honesta que pude: “Estoy en una transición de empleos en este momento.” ¿No tener un trabajo ministerial realmente hace o rompe una conversación? ¿Debería haberle dicho quien había sido y lo que había hecho?” Pero no lo hice. Nuestra conversación terminó tan pronto como comenzó. No sabía quién era yo sin un trabajo en el ministerio. Me sentía como si hubiera perdido mi misma identidad. Y no creo que sea el único que se ha sentido de esa forma alguna vez.  A veces, cuando no estamos funcionando de manera saludable, una posición en el liderazgo puede irse a nuestras cabezas. Había derramado mi ser en un trabajo, en personas, y en una comunidad, sin saberlo, dejando que se convirtieran en la esencia de mi alma.

Por supuesto, Jesús vivía en lo más profundo de mi interior también, pero compartía el espacio. Me había invertido en sus corazones que cuando me fui, cuando ya no eran una parte regular de mi vida y no compartíamos el vínculo común de ministerio, me sentí como la alfombra había sido sacada por debajo de mí. Me preguntaba si significaban más para mí de lo que yo significaba para ellos. Y me preguntaba por qué esto me molestaba tanto.

Mientras estaba hablando de Jesús a izquierda y derecha, también me estaba sintiendo como la estrella más brillante que hay. El ministerio se había convertido todo acerca mí. Y para ser honesta, no era tan agradable. No ayudó que estuviera cansada, que no hubiera dejado espacio en mi agenda para el margen y el descanso. Durante un tiempo, le eché la culpa a las demandas del ministerio. Le eché la culpa a las expectativas de las noches entre semana, a las expectativas de los fines de semana y las expectativas del verano. Le eché la culpa a todos y a todo, sin ver mi falta de límites o mi falta de descanso como el problema.

 Este artículo continuará en la siguiente entrada.

Proyecto Pablo, Distrito Sur Fronterizo de México

Por cuarto año consecutivo el distrito sur fronterizo de México realizó “Proyecto Pablo” del 18 de julio al 7 de agosto de 2016.

 

13958193_1245965495448486_902437854692319426_o

14124190_10153640953312167_1970502046_o5 misioneros voluntarios, con el apoyo de 4 líderes de misiones y los jóvenes de las mismas, trabajaron en 4 misiones donde se realizó: Máxima Misión, consultas médicas gratuitas, cortes de cabello, entre otros. Además terminaron la construcción del centro de salud que por varios años quedó suspendida por falta de recursos. También reconstruyeron el techo de la casa de un hombre de escasos recursos y con los hijos enfermos, que se reconcilió con el Señor. Alrededor de 130 personas fueron visitadas, 30 de ellas decidieron seguir a Jesús. Además Dios confirmó el llamado al ministerio en muchos jóvenes participantes.

 

14203058_10153640953307167_794233704_o

La Coordinadora de Misión Global y encargada del proyecto en el Sur Fronterizo es la hna. Miriam Olivera, el Coordinador de evangelismo es el pastor Juan Carlos Estrada. Los misioneros voluntarios son: David Velasco, Distrito Sur; Edgar Santiago, Distrito Golfo; Alison Cardona, Guadalupe López y Elia Mendoza, Distrito Sur Fronterizo y los misioneros de apoyo: Pastor A. Quiroga, MTI 5 de Mayo; Miriam Zepeda, Misión La Cañada; Andrea López, Misión Puerta del Cielo; Ari tercero, Misión Metapa.

 

14139290_10153640953432167_211804547_o


Proyecto Pablo es una estrategia de desarrollo misional y de plantación de nuevas iglesias, inspirado en la manera de servir del apóstol Pablo, realizado en el periodo de 21 días en el cual un grupo de misioneros voluntarios responde al desafío de plantar una nueva iglesia donde el evangelio o la Iglesia del Nazareno no ha llegado, o bien, consolidar Misiones Tipo Iglesias (MTI) y en ocasiones reiniciar Iglesias organizadas.

 

14139396_10153640953362167_846282315_o

Con el trabajo realizado se espera que este año las Misiones puedas ser organizadas como Misión Tipo Iglesia.

Damos gracias a Dios por las personas que formaron parte de este proyecto que ha sido de gran bendición para las comunidades del distrito sur fronterizo de México.

Con información de: Andrea Margarita López. Vía: Comunicaciones Mesoamérica

https://www.facebook.com/ComunicacionesMesoamerica/posts/1245977388780630

Call To Serve – Llamados a Servir

Los días 4 al 26 de Julio de 2016 realizamos el proyecto “Llamados a Servir” (Call To Serve) donde 22 personas del Área Caribe, 2 Mexicanos, 12 del Área Norcentral y 1 Costarricense sirvieron a Jesucristo con sus dones y talentos en tres comunidades diferentes. Las experiencias han sido únicas en cada lugar, durante más de 15 días tuvieron que dormir en colchonetas, comer comida nicaragüense, adaptarse al calor, entre otras cosas.

 

13987640_10157566624215643_2308056776637731097_o

Con la ayuda de la primera iglesia de Colorado Springs rentamos dos casas donde funcionan hoy día las iglesias de San Rafael y Villa El Carmen, además se dio una ofrenda para la compra del terreno en Samaria y en cada lugar se dejó un grupo de personas que están fortaleciéndose cada día para que la iglesia crezca.

 

14102859_10154406614007510_4701391244709425499_o


Esto se realizó en el marco del congreso regional de la JNI (Juventud Nazarena Internacional), el clímax de este evento fue el mismo congreso “Indestructible” donde más de 300 jóvenes fueron a compartir a Jesús y pusieron en práctica la nueva estrategia “Trastornando nuestra ciudad.” Cada día salían 100 jóvenes a evangelizar en las calles y compartir 100 bolsas de comida básica mostrando la compasión. Fue lindo ver cómo los jóvenes de diferentes culturas y lenguas testificaron de Jesús.

 

13600291_10208649805236351_1186341394272880635_n

 

13731659_10208689833717038_2778432416610196265_nEntre las mejores cosas, podemos hablar de las 58 personas adultas y los 91 niños que recibieron a Jesús en sus corazones. Durante nuestra estadía cada día salíamos a las visitas a hogares para evangelismo, proyectamos la película Jesús y otras películas para que la gente llegara a los sitios, hicimos muchas fiestas infantiles y cada uno participaba de ellas por medio de la lección, los payasitos cantando y bailando, los que acomodaban y daban la bienvenida y los que repartían al final algunos regalitos para los chicos.

 

13975400_1156779911049773_1371426129053309238_o


13923559_1156349664426131_3461175467325923996_oEntre las cosas gloriosas en las que Dios se manifestó, está la noche que la policía llegó para hacer preguntas sobre las razones por las cuales estábamos ahí, no negamos que nos asustamos pero fue algo bueno en medio de todo ya que la gente y todo el pueblo sabía que estábamos compartiendo el amor de Jesús. Cada día después de que una persona aceptaba a Jesús orábamos y le visitábamos con el discipulado al día siguiente, esto sirvió para que el fruto no se pierda, creemos que la gente fue tocada por Dios y los que creyeron serán salvos.

 

13925755_10157566511905643_7118881538378858742_o

Agradecemos la ayuda incondicional de Vanessa Cruz, Dimas Acuña y Marcelo Ovando para ser nuestros líderes locales, a la Rvda. Antonia Ponce por abrir el espacio para que nosotros pudiésemos servir, y a los líderes del distrito, ellos fueron de mucha bendición en nuestra estadía en Nicaragua.

 

14067985_10154406615997510_6495096580731189868_o


Oramos por las iglesias de San Rafael, Villa El Carmen y Samaria para que crezcan sanas y fuertes en el poder del Espíritu Santo, porque Dios llame a los obreros para cuidar la viña del Señor y para que las almas ganadas puedan experimentar el amor incondicional de Dios.

Informe de Odily Díaz, Coordinadora de JNI Norcentral.

Liderando en oración – Parte 4 de 4

Entrevista por: Drew Dyck / Trad. por: Yadira Morales

Esta es la última parte de la entrevista de las entradas anteriores.

Muchas veces los nuevos creyentes son indecisos al orar. ¿Cómo podemos conseguir que los nuevos creyentes empiecen a orar? 

orandoBien, ése realmente es el público objetivo de este libro, Antes del Amén. Es para las personas que luchan por orar, porque pienso que las personas tienen miedo de cometer errores en la oración, que ellos no tendrán las palabras correctas para orar, o dirán algo mal. Podemos ayudar a borrar todos esos miedos de las personas.  Hacemos un favor maravilloso simplemente recordándoles lo que nuestro Señor Jesús nos enseñó, y ahí es cuando simplemente oras, “Padre en el cielo, bendito sea tu nombre.”

Empezamos hablando con Dios como nuestro padre celestial. Y hay gran poder en recordar que Dios quiere ser conocido como un padre. Y los buenos padres no rechazan a sus hijos. Solo comprender esa simple verdad adelanta a la persona en el camino de entendimiento de la oración. 

¿Alguna vez ha orado públicamente y luego ha dicho, “Vaya, esa fue una mala oración”?

Ha habido momentos en los que he orado pública y muy apasionadamente, y después ese día pienso, fui lejos en esa oración, ¿no? 

Después de cada sermón invitamos a las personas a avanzar hacia la oración. El fin de semana pasado teníamos muchas personas adelante, y se llenaron los pasillos. Oré una de aquéllas oraciones de tipo de “puño-al-cielo”. Estaba suplicando al Señor, “¡Por favor bendice a estas personas! ¡Sana a estas personas!” Era una oración muy apasionada.

Más tarde ese día me preocupaba que haber ido lejos. Pero luego me verifiqué y dije, no, hay un lugar para esto. Está bien tener oraciones serias, oraciones ardientes, oraciones fervientes. Aquéllas que se oyen bien en el cielo. 

Mi papel como uno de los ministros de nuestra iglesia, es ofrecer fervientes oraciones públicas. Mejor parecer exageradamente dramático si tú eres sincero, que venir y parecer hipócrita si estás siendo deshonesto.

A veces me inclino sobre mis rodillas frente a la iglesia. Cuando las personas vienen adelante para la oración, me inclino con ellos, porque a veces no sé qué hacer.

La gente viene a la iglesia con tantos problemas, y esta es una cosa loca que decimos. “Traigan sus problemas a Dios, y Él los ayudará.” Es una cosa grande la que estamos diciendo. Así que tengo que decir, “Dios, tienes que hacer tu parte ahora. Les he dicho que vengan y hablen contigo.”

Publicado originalmente en: http://www.christianitytoday.com/le/2014/fall/leading-in-prayer.html?start=1

Liderando en oración – Parte 3 de 4

Entrevista por: Drew Dyck / Trad. por: Yadira Morales

Esta es la continuación de la entrevista de la entrada anterior. 

¿La oración puede servir como una función parecida a predicar? ¿Para no sólo comunicarse con Dios sino también para transmitir algo sobre Él? 

Muchos de los salmos declaran las características de Dios. Declaran su santidad, fidelidad, y recuentan cómo Él llevó a los hijos de Israel fuera de la cautividad. Así que sí, hay un lugar para eso en la oración. 

Tenemos un líder en nuestra iglesia que, cuando ora, a menudo reafirma las características de Dios. Al principio reaccioné contra eso: ¿Por qué es que él dice, “Dios, eres fiel. Dios, eres bueno. Dios, eres amable.”? Solo para llegar a las peticiones. Pero ahora pienso que él iba hacia algo. Necesitamos que nos recuerden las características de Dios. “Nuestro Padre, quién está en el cielo, santificado sea su nombre,” Jesús nos enseñó a orar. Lo que estamos haciendo es lo que estamos declarando. Nuestra oración no está haciendo a Dios más santificado o más santo. Simplemente estamos declarando eso para nuestros propios corazones, y yo pienso que estamos declarando eso en presencia del diablo. El diablo necesita saber que nosotros creemos que Dios es santo, y que estamos alineándonos con Él. Así que pienso que hay un tiempo para declarar los atributos de Dios en la oración. 

Todos hemos sido parte de un servicio donde la oración parece animar a las personas y unirlas. ¿Qué papel juega la oración en la formación de la comunidad de la iglesia? 

Hemos visto esta dinámica en nuestra propia congregación. Experimentar la alegría de la oración contestada es una experiencia maravillosa que establece un vínculo para la iglesia. Hemos visto el poder de la oración cuando hemos entrado a una iniciativa importante.

r123101-2-26Ahora mismo nosotros estamos intentando discernir si es tiempo de hacer algunas mejoras importantes. Nuestros superiores ya han pasado 40 días en oración, y ahora estamos recolectando datos de lo que va a costar. Llevaremos eso a la iglesia y diremos, ahora oren por esto durante 40 días. Luego vendremos juntos y tomaremos una decisión. Formular las iniciativas importantes en oración es esencial. Cuando la iglesia está orando sobre sus decisiones, les enseña a los individuos a orar también sobre sus decisiones personales.

Estoy suponiendo que en la mayoría de los contextos cuando es tiempo de orar, las personas se vuelven a usted. Ése es un privilegio. ¿También es una molestia? 

Realmente es un privilegio. Pasó justo hace un par de semanas en un evento de puertas abiertas en nuestro barrio. Fui más como un vecino que como otra cosa. Pero el dueño de la casa llamó a todos y dijo, “Eh, gracias por venir a mirar nuestra nueva casa. Estamos  contentos de estar aquí. Y, eh, está Max. ¿Max, subirás y orarás por nosotros”? Lo vi como una gran oportunidad. 

Como líderes de ministerio, necesitamos estar agradecidos por esas oportunidades. Debemos agradecer que cualquier persona nos invite a orar. No te puede molestar eso. Incluso en nuestra creciente sociedad secular, las personas quieren orar. Quieren hablar con Dios. Ellos tienen algo dentro que anhela conectar con su creador, sin embargo ellos definen eso. Así que es un gran privilegio para nosotros como ministros de ser llamados a orar y llevar genuinamente a las personas a la presencia de Dios. Aprovechemos cada oportunidad que se presente en nuestro camino. 

Había un tiempo cuándo iba al hospital y era incómodo preguntarle a un extraño, “¿Le gustaría que orara por usted?” Pero ahora no titubeo. Cada persona quiere que oren por ella. Aun cuando no te piden que ores por ellos, si ellos están en una cama del hospital, necesitan fuerza. Y ésa es una gran oportunidad. 

Espera más de esta entrevista en la próxima entrada.

Liderando en oración – Parte 2 de 4

Entrevista por: Drew Dyck / Trad. por: Yadira Morales

Esta es la continuación de la entrevista de la entrada anterior.

¿Cómo usted ora públicamente en un modo que sea útil a los oyentes? ¿Orar en público cambia la manera en la que usted ora?

Sí, lo hace. Orar en nombre de otros es un gran privilegio que nosotros tenemos como pastores. Qué honor estar de pie ante ellos en nombre de Dios y pedirle a Dios que bendiga, anime y fortalezca a su pueblo. Cuando lleguemos al cielo, podemos encontrar que ésa era la mejor parte de todo lo que nosotros hicimos.

También nos da la oportunidad para modelar la oración sincera. Jesús era muy duro sobre esos líderes religiosos que hacían teatro de sus oraciones. Tenemos una oportunidad de modelar la oración honesta, sincera. Que el Señor nos libre de usar esas oraciones como un tiempo para mostrar nuestra propia espiritualidad.

Cada fin de semana digo, “Señor, perdona al que habla. Sus pecados son muchos.” Lo hago genuinamente. Y a través de los años, las personas han dicho, “El hecho de que estás dispuesto a reconocer eso antes de predicar, me hace más dispuesto a escuchar lo que predicas.”orar-manos-biblia

Todos tenemos momentos cuando no nos sentimos muy espirituales o francamente nos desalentamos. ¿Cuál es la manera apropiada de orar por otros cuando usted está en ese lugar?

Me volví cristiano cuando estaba en la universidad, y empecé a asistir a la iglesia. Estaba tan sorprendido cuando el ministro empezó un sermón un día orando, “Señor, no me siento muy religioso hoy. Ha sido una semana dura. Pero si puedes usarme para alentar esta iglesia, realmente lo apreciaría”. Como un hombre joven, fue profundo para mí oír eso. Yo no sabía que eso estaba permitido. 

Ningún predicador se siente fuerte y virtuoso todos los domingos. El hecho de que ese pastor reconociera eso, me hizo apreciarlo. Y creo que esa era la manera apropiada para que él manejara sus emociones. He hecho eso algunas unas veces a lo largo de los años.

Para ser honesto, amo predicar. Y cuando voy a predicar, normalmente estoy muy entusiasmado, porque todas las partes del liderazgo de la iglesia, esa es la parte que más me gusta. Pero han habido momentos cuando he dicho, “Señor, tienes que ayudarme hoy, por cualquier razón, no estoy funcionando a plena capacidad.”

¿Hay errores comunes que usted ve que los a pastores cometen en la oración pública? 

Siempre hay un error en intentar impresionar a las personas con su conocimiento o su elocuencia en la oración. Yo no veo que hay momento en la vida para usar la oración como auto-promoción. Y las personas tienen un sentido agudo para detectar la hipocresía de un líder de la iglesia. Ellos lo olfatean. Realmente desacredita a un ministro cuando él o ella usan la oración, de todas las cosas, como un tiempo para demostrar su espiritualidad.

Lo que nosotros podemos hacer es modelar la seriedad de la oración, la importancia genuina de la oración. Cuando la oración es honesta y genuina, merece la pena cien sermones sobre la oración. La oración no necesita ser larga, pero necesita ser sincera. 

Espera más de esta entrevista en la próxima entrada.

Liderando en oración – Parte 1 de 4

Entrevista por: Drew Dyck / Trad. por: Yadira Morales

Max Lucado habla sobre cómo las buenas oraciones agitan los cielos y forman la comunidad. 

Cuando eres Max Lucado, todos te piden que ores. En la iglesia. En las fiestas. En los eventos deportivos y cumpleaños,  reuniones y eventos de puertas abiertas. Si lideras una iglesia, conoces el sentimiento. La mayoría de las personas piensan en la oración como un acto solitario, pero para ti, es mucho más. Involucra estar de pie ante otros y dirigirse a Dios en nombre de ellos. Significa dar voz a las necesidades y deseos de una comunidad entera. En su último libro, Antes del Amén Lucado comparte sus pensamientos en “el poder de una oración simple”. Nosotros quisimos saber lo que él aprendió sobre orar en público y liderar a otros en oración. 

¿Qué hace una buena oración?

orar-de-rodillas1Una oración es simplemente una conversación honesta con Dios. Una buena oración crea un sentido de comunión entre el que ora y el que oye la oración. En nuestro corazón tenemos miedo de estar solos. Desde que Adán y Eva se escondieron en el arbusto, todos hemos batallado con este sentido de distancia entre nosotros y Dios. Así que una buena oración restablece un sentido de comunión con Dios. Sabemos que no estamos solos. 

En su último libro, usted confiesa ser un “orador pelele”. ¿Cómo usted puede reconocer las deficiencias en esta área sin perder credibilidad en los ojos de las personas que usted lidera?

Las personas a menudo asumen que todos los líderes de la iglesia tienen vidas de oración muy sólidas. Así que es alentador en cualquier momento que los líderes puedan reconocer que luchan en esta área. Y yo ciertamente lo hago. 

Algunos días están muy ocupados. Estoy en medio de uno ahora mismo. Regresé temprano esta mañana de un viaje que se retrasó. Tuve problemas para levantarme de la cama a tiempo. Entonces recordé que mi hija estaba usando mi auto, y tuve que arreglármelas para que alguien me trajera a la oficina. Tuve un comienzo difícil. Me encantaría decir que me levanto temprano cada día y que tengo un tiempo de oración bueno, largo. Pero yo no. Y en los días que no lo hago, eso está bien. 

Pero es un acto de balance. Mientras yo admito que soy un pelele de la oración, también digo que soy un recuperador.  Estoy progresando. Nosotros los líderes podemos comunicar que estamos luchando en áreas de nuestra vida pero que también estamos trabajando en ellas. No queremos tirar la iglesia hacia nuestros fracasos. Lo que es saludable para una iglesia, para un grupo, es que el líder diga, “Sí, yo también lucho con esto. Aquí esta lo que he aprendido.” 

Espera más de esta entrevista en la próxima entrada.

Alcanzando la comunidad, sirviendo a la comunidad

A continuación compartimos lo que ha estado sucediendo a través del proyecto Génesis en el sitio Guadalajara, México.

13689327_1145627078794172_1142197766_nDurante el mes de mayo, las misioneras voluntarias Nhasyeli Rodríguez y Natali Novelo comenzaron a visitar dos comunidades: Las Pintas y San Martín, al principio caminaron, observaron el entorno, la forma de vida, y las necesidades de dichos lugares. Así fue como Nhasyeli pensó en trabajar con alguna dependencia de gobierno para ayudar a la comunidad.

De esa manera llegaron al DIF (Desarrollo Integral de la Familia), en esta institución pública la directora las hizo sentir bienvenidas y se alegró de contar con el apoyo de ellas como voluntarias, pues el día en que ellas llegaron, alguien de su equipo de trabajo acababa de renunciar. De inmediato las incluyó en las actividades de: pláticas de nutrición para adultos mayores, entrega de despensas a beneficiarios, llenado de encuestas, publicidad para talleres, elaboración de documentos, etc.

Además Natali y Nhasyeli tuvieron la oportunidad de compartir con la directora algunas ideas que ellas quisieran llevar a cabo, como son el huerto familiar y un proyecto de ayuda para drogadictos y alcohólicos.

En ese lugar ya hay un programa donde los policías trabajan con jóvenes que han estado en la cárcel o en algún tutelar de menores, pero este programa está por concluir, así que la directora las animó para que ellas den continuidad a este trabajo con los conocimientos que tienen y están dispuestas a compartir.

En una de las ocasiones en las que estaban en la comunidad, se encontraron con doña Alicia, ella padece de cáncer desde hace siete años y aunque ha visitado algunas iglesias todavía no ha tomado una decisión por Cristo, sin embargo ella aceptó que las misioneras la visiten. Ese día antes de despedirse de la señora, Natali y Nhasyeli oraron por ella, cuando ya se iban, doña Alicia les regaló una caja con mucha ropa de segunda mano, aunque ella la tenía en venta, quiso que ellas la llevaran para entregarla a personas que lo necesitan. En una segunda ocasión, cuando volvieron a casa de doña Alicia, leyeron con ella la Biblia y oraron por ella, antes de irse nuevamente les obsequió una caja muy pesada y una bolsa grande con mucha ropa para los necesitados.

13652605_1145626872127526_742901278_n

Gracias a Dios porque muchas puertas se están abriendo para que las misioneras Nhasyeli, Natali y Laritza puedan compartir el mensaje, no sólo con palabras, pero también con acciones, impactando y alcanzando la comunidad creativamente.

Información provista por: Nhasyeli Rodríguez, misionera voluntaria de Génesis.

A %d blogueros les gusta esto: