Compasión por los Perdidos

Rev. Ken Childress Isaías capítulo 6, versículo 8: “Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.” ¿Es posible, después de haber sido bautizados con el Espíritu Santo, estar satisfechos con lo que vemos? ¿Qué hizo que Jesús llorará sobre... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: