Paso Dos: La Planificación

A continuación, el paso dos de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores. 

En todo proyecto necesitamos planificación. Jesús nos enseña que nadie se pone a construir, si primero no se sienta a calcular los costos. Esto no significa que para planificar la apertura de iglesias tenemos que esperar hasta tener a la mano todos los recursos necesarios, pues sabemos que es una empresa de fe y que Jesús nos enseñó que no necesitaríamos llevar alforja ni bolsa para el dinero, sino que confiáramos que Él tiene toda potestad en el cielo y en la tierra, y con esa autoridad y promesa nos envía a los campos. La planificación más bien se aplicará a la estrategia que hemos de seguir en nuestra nueva empresa, y de conocer las características de la comunidad que esperamos contactar: ¿quiénes son?, ¿dónde están?, ¿a qué se dedican?, ¿de qué viven?, ¿qué creen?, ¿qué necesidades presentan?, ¿qué servicios tienen?, ¿cómo se gobiernan?, ¿son receptivos al evangelio o  tienen resistencia?, etc.

Planifique para que la iglesia crezca más allá de sus habilidades para liderarla.

plan-2372176_960_720.jpg

Si los Diez Pasos se implementan fielmente, el inevitable resultado será que el fundador de iglesias se verá imposibilitado de hacer todo el trabajo y será forzado a transferir a los nuevos creyentes a algunas áreas del ministerio. Debemos aprender que éste es uno de los momentos más importantes y positivos de nuestro ministerio, y debemos estar dispuestos a vivir con las frustraciones, tensiones y problemas que forzosamente producen estas transiciones. Nuestra verdadera identidad se verá reflejada en la multiplicación de nuestra visión y convicciones en la vida de los nuevos líderes, y no en hacer girar a la gente, los programas y las actividades a nuestro alrededor; tampoco será la solución ‘importar’ líderes de otro lugar para atender las nuevas obras, ya que es probable que esto produzca problemas.

Un principio:

El evangelismo debe planificarse en la vida de la iglesia, o NO sucederá.

***Encuentra el paso tres en la próxima entrada.

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 20 agosto 2019 en Evangelismo, La Iglesia, Liderazgo y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: