Archivos Mensuales: noviembre 2019

Levanta Los Ojos

Por: Joselyn García, Misionera de Génesis en la Ciudad de Panamá

“Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35).

Jesús recurría a términos de la vida diaria de los hebreos, como en el caso de la actividad agrícola, para acercar el mensaje. A través de este pasaje, Jesús intentó enseñarles a los discípulos cómo discernir una oportunidad para extender el reino.

Discernir que un campo estaba listo para la siega no era la especialidad de unos pocos entendidos en el tema. El color dorado de miles de espigas claramente indicaba a todos los que pasaban por allí que había llegado la época de la cosecha. Pero para verlo era necesario un detalle: alzar los ojos.

Quiero contarte la historia de Judith, una nueva creyente en Carrasquilla, Ciudad de Panamá. Judith es una señora muy servicial y activa, y la veíamos cada semana cuando íbamos por sus vecinitos para el club infantil.  A veces no estaba de buen humor; siempre la saludábamos, pero no habíamos tenido una conversación más profunda con ella.  Así pasaron algunos meses.Judith3.jpeg

Tomando en cuenta Juan 4, podríamos decir que no habíamos levantado nuestros ojos para ver que había una oportunidad alrededor nuestro. ¡Podemos estar pasando a un lado del campo y no percatarnos de la cosecha!

Un día la conversación con ella se dio en medio de un tiempo de dificultad en la comunidad.  Había caído una gran tormenta, y nosotros decidimos visitar cada familia, orar con ellos, y entregar una despensa.

A partir de esto, nuestra relación con Judith creció.  Le compartimos de Jesús, y comenzamos el discipulado en su casa.  Ella ha crecido mucho.  Es una mujer que nos cuenta cómo su vida ha sido transformada por Cristo y cómo ha dejado atrás acciones y actitudes que no agradaban a Dios.  Hace unos días atrás, dio un paso más de fe. ¡Se bautizó!Judith.jpeg

Damos gracias a Dios por su vida, y lo que seguirá haciendo en ella.

El Espíritu Santo es quien nos ayuda y nos guía, pero muchas veces como iglesia hemos perdido infinidad de oportunidades para compartir el evangelio.  Levantar los ojos es un acto de voluntad.  Decidamos mirar el mundo con los ojos de Cristo, pues Él ha dicho en su Palabra que la cosecha está lista.

Que nuestra oración sea: Señor, danos visión.  Cuenta con nosotros.  Cuenta con nuestras manos para levantar la cosecha.  Levanta nuestros ojos para que podamos ver más allá del rostro de la gente con la que nos cruzamos.  Ayúdanos a ver su corazón.

Judith2.jpeg

 

Las Dos Caras De La Luna

Por: Marleidy Sánchez, Misionera de Génesis en Panamá

En la vida, la mayoría de las cosas de las que obtenemos mayor aprendizaje son de las derrotas, de las circunstancias complicadas y de aquello que no sale como hubiéramos esperado.  Creo que si recibiéramos todo tan fácil y lo obtuviéramos tal y como lo pensamos, nos perderíamos del valor del esfuerzo, la constancia y sobre todo de la paciencia. Marleidy selfie niños.jpg

Hay una reflexión del autor Pablo Latapí Sarre donde se compara la vida docente con las dos caras de la luna.  En el lado oscuro menciona todas las dificultades y problemas que uno enfrenta, y en el lado luminoso el mayor de los placeres: ver al alumno aprender.

Cuando leía nuevamente este escrito pensaba ahora en la labor misionera.  Todo misionero enfrenta muchas cosas que en el momento parecieran no tener sentido. En el lado oscuro podría mencionar las dificultades en el campo: el choque cultural al encontrarnos en un país distinto al nuestro, los límites en los recursos económicos, la falta de interés de las personas en recibir el mensaje, o aún si reciben el mensaje la falta de interés para crecer en su vida espiritual, etc. Si enfocamos nuestra mente en esta parte, nos podemos perder de lo hermosa que es la parte luminosa. Niños cajas.jpg

¿Qué podemos decir sobre el lado luminoso? En todo el tiempo que hemos estado sirviendo en Panamá he visto muchas luces: niños y adultos escuchando de Jesús e invitándolo a su vida, la Palabra transformando vidas y cambiando las mentes y corazones, las personas dejando su vida pasada y comenzando a llevar una nueva vida en Cristo, una Iglesia reuniéndose cada domingo por la mañana para alabar a Dios en un lugar donde hace meses no había nada. En el ministerio habremos de pasar por luces y sombras.  Confiar en las promesas de Dios nos hace creer que, en medio de la dificultad, Él tiene control.

Hay una frase que encaja perfecto en esto: “No olvides en la oscuridad lo que Dios te mostró en la luz.” Las sombras son parte del ministerio y parte también de nuestro crecimiento.  Cuando todo lo que hacemos lo hacemos con amor, estamos seguros de que (en las palabras de Latapí Sarre) “las luces superan a las sombras, y sabemos que la luna es decididamente luminosa y bella.”

“Porque en ti está la fuente de la vida; en tu luz vemos la luz” (Salmo 36:9).

Niños en fila.jpg

 

El Poder De La Espera

Por: Dr. Dan Schafer

Presidente de World Gospel Mission

* Extracto tomado del libro: Transformational Vision

“Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.” Salmo 27:14

¡Mente alucinante! Sentado en el calor sofocante de una tarde Ugandesa, tecleo y envío un email importante para varios destinatarios. Uno de esos destinatarios está sentado en frente de mí al otro lado de la mesa, los otros andan dispersos por todo el mundo.

“¡Recibido!” fue la respuesta de mi colega aparentemente antes de levantar mi dedo del botón de “enviado”. ¿Cómo es posible que un email viaje desde mi computadora en las profundidades de África, a través del continente, sobre el océano, al corazón de los Estados Unidos y repita el viaje de vuelta, marcando su llegada a la bandeja de entrada de mi compañero de mesa en solo unos segundos?

No solo es posible, sino que se espera que así suceda. Si el mail falla en aparecer dentro de algunos segundos aceptables, crece nuestra impaciencia. ¿Qué salió mal? ¡Debimos recibir ese correo hace 30 segundos!

Como ese email, gran parte de nuestra vida transcurre a una velocidad ultra rápida. Muchos de nosotros hemos crecido acostumbrados a las entregas del día siguiente de Amazon, a descargar películas de manera instantánea, y a tener un Uber-taxi esperando por nosotros a la vuelta de la esquina para darnos el servicio.delivery.jpeg

¡Qué maravillosa es la conveniencia de los servicios y productos ultra rápidos que tenemos en nuestras vidas! Sin embargo, el escritor Tim Elmore comparte que existe una consecuencia inesperada de todas estas entregas tan aceleradas. Hay un peligro significativo de que todo lo demás nos parezca lento o que aquello que nos toma un poco más de tiempo nos parezca malo. Esto resulta de la práctica de evitar cualquier cosa que nos lleve tiempo.

¿Por qué es esto peligroso para nosotros? Puesto de una manera sencilla: necesitamos la resistencia que las actividades que consumen mucho tiempo producen en nuestras vidas. Sin ella, no nos convertiremos en las personas totalmente sanas que Dios quiere que seamos. Son esta clase de actividades las que construyen nuestro carácter en la vida. Por ejemplo, es solo cuando practicamos la espera cuando aprendemos a ser pacientes.

¡Esperar es importante! Los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas. Hay algo en el hecho de apresurarnos en las cosas de la vida que causa que nos perdamos del poder de Dios que está disponible para nosotros. Elías tuvo que bajar la velocidad después de los eventos del Monte Carmelo para poder escuchar la suave voz de Dios.

Esa voz solo puede ser detectada cuando estamos en quietud. Recuerda, la voz de Dios no estaba en el viento. Es solo cuando aprendemos a esperar que podemos de verdad experimentar la fuerza de nuestro Dios.

Reitero, esperar ejercita el músculo de la paciencia. Sin la disciplina de la espera, nos encontraremos faltos de paciencia. Sin paciencia, nos encontraremos faltos de amor.

El amor es paciente (1 Cor. 13:4). La ley matemática de igualdad nos informa que podemos cambiar esta ecuación y reformularla: paciencia es amor. La realidad es que se requiere mucha paciencia para vivir con los demás y amarlos. Debemos aprender que hay momentos en los que es importante ir más lento debido a que eso construye la paciencia que necesitamos para amarnos unos a otros. Y sin esa paciencia desarrollada por la perseverancia, no tendremos lo necesario para mantener con los demás las relaciones que se necesitan para navegar por la vida.

Así que, adelante, disfruta las conveniencias que la velocidad trae a nuestras vidas, pero no descartes todo lo que requiere tiempo y trabajo duro. Esos ejercicios mentales, espirituales y emocionales son importantes para su salud mental, espiritual y emocional.

Mi oración:

Señor, enséñame que algunas de las cosas buenas solo llegan mediante la espera. Amén.

Las 7 Razones Principales Por Las Que Los Invitados Regresan A Tu Iglesia

Por: Dan Reiland

Recientemente nos encontramos con el siguiente artículo y creemos que contiene algunas  sugerencias maravillosas y prácticas para ayudar a cualquier líder de las iglesias locales. Como nuestros lectores sabrán, no estamos de acuerdo con el vocabulario que se refiere a la “iglesia” como un lugar al que vamos o algo a lo que se puede asistir. Confiamos en que la sabiduría proporcionada aquí se obtendrá aun a pesar de ese lenguaje.

La razón más común por la que la gente visita tu iglesia es que alguien los ha invitado. La razón más común por la que la gente abandona tu iglesia es porque no se sienten conectados.

¿Pero cuáles son las razones más comunes por las que las personas regresan a tu iglesia después de sus primer par de visitas?

Hay mucha conversación sobre los patrones de asistencia a la iglesia en estos días, y eso afecta la forma en que medimos la tasa de retención de invitados y la cantidad de tiempo que demora en conectarse con tu iglesia.

Aquí hay una nueva realidad, las nuevas personas se conectan más lentamente que en el pasado y se desconectan más rápidamente de lo que hemos experimentado anteriormente. Es una espada de doble filo. A las nuevas personas les lleva más tiempo conectarse porque no necesariamente asisten todas las semanas. Y se desconectan más rápido porque los mejores “factores de conexión” se basan en las relaciones y, por lo tanto, ¡dependen de la asistencia!

No podemos cambiar la cultura actual, o ¿podemos?

Aquí hay dos grandes razones por las que las personas asisten a la iglesia con menos frecuencia (no están en orden):

  • Las familias están ocupadas ahora más que nunca. Desde las demandas en sus trabajos (viajes, etc.) hasta los deportes de sus hijos los fines de semana, la gente viaja casi siete días a la semana.
  • La gente se aburre más rápido que un relámpago. Si los invitados asisten a tu iglesia y notan incluso un indicio de que está desactualizada, nada nuevo, algo como “he visto esto antes” o de alguna manera están atrasados ​​o  son irrelevantes, ¡seguro que se irán!

Es difícil competir contra eso, así que quizás competir no sea la respuesta.

Podríamos ser prudentes al centrarnos un poco menos en porqué las personas no vienen a la iglesia, e invertir más energía en porqué las personas sí vienen. Centrarse en lo que la iglesia hace mejor es un enfoque más inteligente. Hacer las cosas de la manera en que mejor lo hace tu iglesia, es aún más inteligente.

Eso nos lleva de vuelta a las razones principales por las que los invitados regresan a tu iglesia. Concentra tu energía aquí.

Las 7 Razones Principales Por Las Que Los Invitados Regresan:

1) Se Siente La Presencia De Dios.

Existe una conciencia inequívoca de la presencia y el poder de Dios en acción. Puede ser inspiradora y llena de emoción, o puede ser una agitación tranquila y pacífica en su interior, pero como sea que se experimente, se siente la presencia de Dios.

2) Los Líderes Claves Son Percibidos Como Dignos De Confianza.

Los invitados vienen a tu iglesia en diferentes niveles de “preparación” para confiar en los líderes que se van encontrando. Pero es sorprendente lo rápido que pueden discernir si confían en ti o no. Incluso desde solo un mensaje o dos, o breves conexiones en la recepción, intuitivamente han decidido si pueden confiar en ti. Tu nivel de autenticidad y claridad de comunicación hacen una gran diferencia en este proceso.

3) El Servicio De Adoración Es Positivo, Relevante, Bíblicamente Sólido y Se Ejecuta Con Corazón Y Excelencia.

No tienes que competir con otras iglesias cercanas a ti. Lo importante es ser lo mejor que puedas. Por ejemplo, si el equipo de adoración no es fuerte, selecciona música menos desafiante y hazlo con excelencia. Si la predicación no es fuerte, acorta el mensaje. En todos los casos, sigue practicando, para que todo mejore. Asegúrate de que el servicio sea positivo, claramente bíblico, alegre y que comunique la fe en una atmósfera de gracia.

4) Los Voluntarios Y La Congregación Expresan Amor Y Cuidado Auténticos.

El amor y la atención genuinos son inconfundibles e irresistibles. Cuando la gente los encuentra, es verdaderamente transformador. La fuente es el amor de Dios, pero la expresión y la experiencia provienen de las personas de tu congregación, tanto de los líderes voluntarios como de los asistentes regulares.

5) Escuchan Historias Actuales De Cambio De Vida.

Conectados a una comunicación breve y creativa de tu propósito o misión / visión, hay historias de cambios de vida cada semana. Estas historias necesitan ser comunicadas en una variedad de formas creativas. Eso es muy convincente y atrae a la gente de vuelta. El cambio en la vida de una persona es inspirador y les da a los invitados la esperanza de que ellos también pueden experimentar un cambio positivo y de orientación espiritual.

6) No Hay Defectos “Evidentes”.

No hay iglesias perfectas, todos tenemos defectos. Pero no debe haber nada que pueda ser un desvío inmediato, o tan groseramente fuera de lugar que haga que las personas se sientan mal o incómodas. Por ejemplo, he visto guarderías que estaban sucias e inseguras; he escuchado grupos de adoración dolorosamente no ensayados. O puede ser algo tan simple como que el edificio necesita desesperadamente una nueva capa de pintura o señalización que sea clara y útil. Si no estás seguro, invita a un consultor de la iglesia a un domingo, ¡eso es todo!

7) El Ministerio De Los Niños Es Sobresaliente.

Cada uno de los ministerios es importante, pero el ministerio de niños es el que recibe menos gracia de sus invitados. Los padres son justificadamente protectores y quieren lo mejor para sus hijos. Aún no te conocen o no saben qué sucede cuando dejan a sus hijos. Sinceramente, los invitados le darán otra oportunidad a un servicio “promedio”, pero si su hijo tiene una mala experiencia, es probable que no regresen. Invierte gran esfuerzo y energía en el ministerio de tus niños.

Estos son los elementos que inspiran a los invitados a regresar. Saber esto te da la oportunidad de hacer las “conexiones más profundas”.

Los caminos comunes para una conexión más profunda (a largo plazo, mayor compromiso y poseer la visión) son:

  • Grupos pequeños
  • Oportunidades de servicio
  • Amistades más profundas

Haz tus próximos pasos simples y claros.

Liderar una iglesia local es complicado. Pero a veces desglosarlo de esta manera ayuda a volverse más intencional y saber en dónde invertir mejor tu energía.

 

A %d blogueros les gusta esto: