Archivos Mensuales: enero 2020

“Mil Veces Sí”

En las entradas anteriores, hemos escrito sobre  el 10.º Aniversario Del 4×4 Todo Terreno, en Monterrey, México, un viaje misionero que concluyó este mes y dejó huella tanto en las comunidades como en los participantes.  De hecho, hoy añadimos el siguiente testimonio de una de ellas al testimonio publicado hace pocos días. 

Mi nombre es Erika Lorena Torres.  El haber vivido un 4×4 cambió por completo mi forma de ver las cosas. Ahora más que nunca estoy segura de mi llamado y de lo que quiero seguir haciendo el resto de mi vida.

Estuvimos limpiando casas por tres días.  Nunca me imaginé haciendo algo así, pero fue de mucha bendición ver a las personas recibiendo a Cristo en sus vidas, necesitadas no solo de la limpieza de sus hogares sino también de sus corazones.

Me impactó mucho una pareja mayor, ambos enfermos.  Ella había sido operada reciente en sus ojos, y su esposo sufría de una enfermedad que lo hacía hincharse.  Por consecuencia tenía heridas en sus piernas, las cuales tenía vendadas. Nos platicaron de su familia que no los visitaban. Sentí dolor por ellos, pero ahí estábamos nosotros, enviados por nuestro Padre para brindarles palabras de aliento y de esperanza.  Doy la gloria a Dios porque aún en toda esa necesidad, Dios estaba ahí diciéndoles: estoy aquí, sigo aquí. Esa pareja tan vulnerable lo pudo sentir y yo también.

De ahí nos movimos a otro sitio.  A solo unas casas de la misión, acababan de asesinar a un hombre. En ese momento me pregunté: ¿qué estoy haciendo aquí? No dije nada a nadie, éramos solo Dios y yo, pues era una lucha contra el miedo que quería vencer. Ahí era casi normal escuchar de drogas, narcotráfico, brujería y cosas así, pero ¿qué creen? ¡Vencimos! Muchas personas que vendían drogas, y con enfermedades como el SIDA o que se habían alejado de Dios pudieron recibir a Cristo en sus corazones con lágrimas en los ojos. ¡Cuánta necesidad hay de que nosotros como Iglesia salgamos a llevarles esa buena noticia, esa esperanza que ellos no tienen, esa salvación que tanto necesitan!

Fue un gran reto pasar año nuevo lejos de familia, pero si me preguntan si lo volvería a hacer, diría mil veces sí.  ¡Gloria a Dios en todo tiempo y en todo momento! ¿Tienes oportunidad de asistir a uno? ¡Hazlo!

¿Qué Clase de Personas?

En nuestra entrada anterior, informamos sobre el  10.º Aniversario Del 4×4 Todo Terreno, en Monterrey, México un viaje misionero que concluyó el 1 de enero de 2020 y tuvo resultados significativos.  En los siguientes días publicaremos varios testimonios de algunos jóvenes que participaron, comenzando hoy con Valeria Rodríguez.

Mi nombre es Valeria Rodríguez Valdéz y soy de Monterrey, Nuevo León. Tengo 14 años y desde hace dos años Dios confirmó mi llamado a las misiones.

Durante el 4×4, a mi equipo y a mí nos tocó ir a una casa con mucha necesidad, y ofrecimos limpiarla.  Nos encontramos con una joven de 19 años que cuidaba a su abuelita en estado de cama y que no podía moverse ni hablar. Evidentemente fuimos un gran apoyo para ellos – nos expresaba que no sabía cómo agradecernos. Lo que más me impactó fue el momento en que nos reunimos para orar por la joven (Kelly) y la señora (Cristina).  Tuvimos un tiempo en el que no podíamos parar de llorar y le pedimos a Dios que la cuidara y sanara, que les diera fortaleza para seguir adelante. Nos fuimos muy alegres, y esta dinámica la repetimos por tres días. Siete personas aceptaron a Cristo en su corazón.

Al terminar los tres días allí salimos llenos de ánimo y pudimos contestar la pregunta: ¿Qué clase de personas pagan para ir a un lugar que no conocen, con personas que jamás han visto, para limpiar sus casas? Respuesta: La clase de personas a las que no les importa lo que haya que hacer con tal de compartir de la Palabra de Dios.

En Valle del Roble, la primera ocasión que salimos nos dimos cuenta de la necesidad de la colonia.  Tuvimos la oportunidad de orar por un joven que se estaba drogando, por unos hermanos consagrados a la muerte, por un matrimonio que se drogaba, y por un padre y sus hijos que habían creado una pandilla.  También oramos por la hija de una señora que es cristiana y que le había estado pidiendo a Dios que enviara a alguien que le hablara a su hija, ya que a ella no la escuchaba.  Pues, se cumplió su oración. Fue hermoso saber que éramos nosotros a los que Dios había enviado.

¿Qué clase de personas pagan para ir a un lugar que no conocen, con personas que jamás han visto, y preguntan por mi necesidad? La clase de jóvenes que están atentos a la guía del Santo Espíritu, y que están interesados por los que no han sido salvos.

Después de compartirle a un policía que tuvo una mala experiencia con los cristianos, decidimos presentarnos a las casas de la gente y pedir perdón por las experiencias malas con otros cristianos. Nos dimos cuenta que las personas reaccionaban diferente.  Tenían interés de escuchar y de compartir lo que les había pasado y tuvimos mayor respuesta.  Fue un día extraordinario y sorprendente. Sentimos al Espíritu Santo guiándonos.  Deseo sentirme así cada día de mi vida.

¿Qué clase de personas pagan para ir a un lugar que no conocen, con personas que jamás han visto, para pedir perdón por la hipocresía de muchos otros cristianos? La clase de cristianos que aman a los pecadores como Cristo los amó, y que no les importa humillarse por reconciliar a una persona con Dios.

Quiero invitar a la iglesia a que den buen testimonio.  Que empecemos por nosotros mismos, y que evangelicemos en donde estemos.  Que dejemos que sea el Espíritu guiándonos a donde quiera que vayamos. Les exhorto a tomar el evangelismo como estilo de vida.  Todos sin excepción estamos llamados a compartir de las buenas nuevas.  No importa si nunca antes lo has hecho, cuando Dios manda, hay que obedecer, su Espíritu nos guía y da la palabra. No se pierdan de ninguna actividad evangelística de su iglesia.  ¡Anímense, pues Dios está con nosotros!

10.º Aniversario Del 4×4 Todo Terreno

El programa conocido como 4×4 Todo Terreno fue diseñado para jóvenes que, habiendo participado en un COM, tuvieran una experiencia misionera y confirmaran su llamado a las misiones en la mejor época del año: la última semana de diciembre, entre Navidad y Año Nuevo.  Es una época donde las familias se reúnen para compartir tiempo en armonía, se intercambian regalos, se dan abrazos, la música especial es imprescindible, hay mucha comida, llegan al hogar aquellos que viven lejos y los buenos deseos de amor y paz están en los corazones de todos. El 4×4 Todo Terreno se ha convertido en un evento que lleva a los hogares urbanos esperanza, paz, amor y salvación a través de compartir a Jesucristo como el mejor regalo que la gente puede recibir en el año.

Este año se llevó a cabo del 26 de diciembre de 2019 al 1 de enero de 2020 el décimo 4×4 Todo Terreno, y sucedió en la ciudad de Monterrey, México, en apoyo a los misioneros con el ministerio de Génesis, Daniel y Andrea Santiago.  Un talentoso y hermosísimo grupo de 22 jóvenes y adolescentes de los distritos Sur, Sur Fronterizo, Oriente, Occidente y Noreste llegaron con todo para ser usados por Dios en las colonias Fomerrey 23 y Valle del Roble.  Los participantes se organizaron en equipos y prepararon lo que hacía falta para dar inicio con el evangelismo personal, casa por casa, así como en la Escuela Bíblica, orar por los enfermos y familias, limpiar sus hogares, hacerles compañía, y presentar a Jesucristo como Señor y Salvador, que era lo que la gente estaba necesitando.  Al realizar células de oración y contar una historia bíblica, se le invitaba a la gente reunida a identificarse con los personajes, y así fue como muchos aceptaron a Jesucristo.  Los devocionales de cada mañana y la retroalimentación por las noches eran claves para mejorar y ser más intencionales al siguiente día.

Podría seguir contando mucho más de esto, sin embargo, sólo quiero glorificar al Señor Dios Todopoderoso por su amor y protección para este grupo.  Además estoy agradecida con Él por darme el privilegio de dirigir durante 10 años a muchos jóvenes, viéndolos desarrollarse y crecer en gracia para con Dios y los hombres.

Les dejo con sus testimonios de victoria en las siguientes entradas.   Sigamos orando, ofrendando y yendo. Obedezcamos Su llamado, y reconciliemos al mundo con Él.

Enero, 2020

María Eugenia Rodríguez Urrutia.

“Y Dios Creó Al Misionero”

Mi nombre es Victoria Natividad Trujillo Ríos. Mi membresía pertenece a la Primera Iglesia del Nazareno en Ocozocoautla de Espinosa Chiapas, Distrito Sur de México.

Al iniciar el proyecto, anhelaba que Dios me permitiera escucharlo, poder rendir todo mi ser al decir: “Sí, Señor, hágase tu propósito en mí”.

Llegando a Comitán, fue muy sorprendente lo que vimos. Tuvimos la oportunidad de ir a un hospital maternal donde los hermanos prepararon alimentos para repartir. Hubo testimonios, cantos y una pequeña reflexión. Nunca en mi vida había visto esto: la mayoría de las personas al ver que llegamos, rápidamente se acercaron a donde estábamos, muchos de ellos con peticiones deseando que pudiéramos orar por ellas. Se levantó una lista de oración al ver la fe que cada uno de ellos tenía, y Dios nos enseñó muchas cosas.

Continuando con el viaje en Trinitaria, llegamos a casa de una hermana llamada Ayda que vive en Michoacán (una colonia de ahí). Su testimonio de cómo ha servido a Dios como plantadora de iglesias durante toda su vida fue algo realmente hermoso. En Trinitaria aprendí a romper ciertos límites que no sabía que tenía.  Además tomaba tiempo para contemplar la grandeza de Dios al ver el cielo y sentir esa paz, esa calma y tranquilidad, que será nuestro hogar, que somos parte de ello y que un día estaremos allí.

En Unión Juárez y Lázaro Cardenas conocimos a hermanos con corazones hermosos y una disposición increíble para todo. Visitamos y evangelizamos hogares en esos dos lugares y realizamos campañas evangelísticas.

Para concluir el viaje tuvimos un culto unido donde asistieron la mayoría de los hermanos de los lugares donde estuvimos. Hubo tiempo de testimonios donde cada hermano compartió lo que había recibido de parte de Dios.  Fue sorprendente cómo Dios obró en cada lugar de maneras distintas, pero con un mismo fin.

Amo a Dios, porque en el transcurso del culto de clausura de este viaje tocó mi corazón, pude oír una frase que necesitaba escuchar y llenó todo dentro de mí, es: ¡y Dios creó al misionero!

Sé que me faltan muchas cosas por aprender. Estoy segura que cada día Dios me guiará para cumplir y dar lo mejor de mí conforme a Su propósito. Antes de iniciar este viaje, Dios acomodó todas las cosas: la escuela, lo económico, mi familia.  Sin duda, esta experiencia ha sido de gran bendición para mi vida.

Proyecto Pablo En Oaxaca

PP Ostuta y UH 2020

Campamento De Orientación Misionera En Minatitlán

COM Minatitlán 2020

“Servir Es Gratificante”

En la entrada anterior, publicamos el testimonio de un joven misionero voluntario en sus experiencias con la Avanzada Misional, en el Distrito Sur de Chiapas. Hoy conoceremos a otra jóven que participó en esa experiencia misionera y que desea que otros jóvenes conozcan sobre lo que Dios hizo en su vida y ministerio. Si tú también quieres involucrarte en las misiones, ¡déjanos un comentario abajo!

Mi nombre es Alejandra Morales, soy miembro de la Iglesia del Nazareno “Jesús de Nazaret” en la colonia el Jobo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Distrito Sur de México.

Poder participar en el viaje de Avanzada Misional fue de bendición para mi vida. Agradezco primeramente a Dios el privilegio que me otorgó de estar en este proyecto, a mi iglesia “Jesús de Nazaret” y a las iglesias locales por apoyarnos con sus oraciones. Esto ha sido para mí una bonita experiencia, ya que pude compartir de Jesús, de cómo él obra en cada persona y el amor que tuvo para con nosotros; pude comprender que así como deseo que mi familia busque de Dios y sea salva, también anhelo que sea para las demás personas.

Dios se manifestó grandemente en cada uno de los lugares a los que pudimos llevar su Palabra, en donde conocimos a personas que nos cobijaron, nos brindaron su apoyo económico y social para el ministerio de payasos y gastos misioneros. Dios nos bendijo con una ofrenda que nos serviría para la evangelización que haríamos en Trinitaria, ya que ahí no había recursos, ni una iglesia. Dios preparó el escenario donde trabajaríamos y preparó también los corazones.

Vimos las necesidades de cada familia y su deseo de buscar a Dios, ser parte de eso te llena de gozo y te impresionas de lo que Dios hace por medio de su Palabra. Pudimos escuchar grandes testimonios, cómo Dios nos levanta de lo más vil para ser nuevas criaturas en él. Poder servir es tan gratificante, que ya sea en el evangelismo casa por casa, o con los niños en un pequeño show de payasos, es de bendición para la vida de las personas y también para la nuestra.

Así que animo a los jóvenes como nosotros a poder hacerlo, y comprendo que a veces hay temor del lugar o las carencias, pero puedo asegurar que Dios está en cada paso, cuidándonos y abriendo caminos.  Él es amor, y este ministerio así como cualquier otro es completamente eso, amor.

 

 

 

Campamento De Orientación Misionera En República Dominicana

WhatsApp Image 2020-01-15 at 16.15.13

A %d blogueros les gusta esto: