“Servir Es Gratificante”

En la entrada anterior, publicamos el testimonio de un joven misionero voluntario en sus experiencias con la Avanzada Misional, en el Distrito Sur de Chiapas. Hoy conoceremos a otra jóven que participó en esa experiencia misionera y que desea que otros jóvenes conozcan sobre lo que Dios hizo en su vida y ministerio. Si tú también quieres involucrarte en las misiones, ¡déjanos un comentario abajo!

Mi nombre es Alejandra Morales, soy miembro de la Iglesia del Nazareno “Jesús de Nazaret” en la colonia el Jobo de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Distrito Sur de México.

Poder participar en el viaje de Avanzada Misional fue de bendición para mi vida. Agradezco primeramente a Dios el privilegio que me otorgó de estar en este proyecto, a mi iglesia “Jesús de Nazaret” y a las iglesias locales por apoyarnos con sus oraciones. Esto ha sido para mí una bonita experiencia, ya que pude compartir de Jesús, de cómo él obra en cada persona y el amor que tuvo para con nosotros; pude comprender que así como deseo que mi familia busque de Dios y sea salva, también anhelo que sea para las demás personas.

Dios se manifestó grandemente en cada uno de los lugares a los que pudimos llevar su Palabra, en donde conocimos a personas que nos cobijaron, nos brindaron su apoyo económico y social para el ministerio de payasos y gastos misioneros. Dios nos bendijo con una ofrenda que nos serviría para la evangelización que haríamos en Trinitaria, ya que ahí no había recursos, ni una iglesia. Dios preparó el escenario donde trabajaríamos y preparó también los corazones.

Vimos las necesidades de cada familia y su deseo de buscar a Dios, ser parte de eso te llena de gozo y te impresionas de lo que Dios hace por medio de su Palabra. Pudimos escuchar grandes testimonios, cómo Dios nos levanta de lo más vil para ser nuevas criaturas en él. Poder servir es tan gratificante, que ya sea en el evangelismo casa por casa, o con los niños en un pequeño show de payasos, es de bendición para la vida de las personas y también para la nuestra.

Así que animo a los jóvenes como nosotros a poder hacerlo, y comprendo que a veces hay temor del lugar o las carencias, pero puedo asegurar que Dios está en cada paso, cuidándonos y abriendo caminos.  Él es amor, y este ministerio así como cualquier otro es completamente eso, amor.

 

 

 

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (17 años) y Sydney (15 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 17 enero 2020 en El Misionero Nazareno, Evangelismo, Otro. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: