Iglesia en Guatemala Proporciona Filtros de Agua Para la Comunidad

39 misioneros han participado en el ministerio de Génesis desde su inicio en 2014. Ocasionalmente, los líderes preguntan, “¿Qué sucede con los misioneros cuando terminan su tiempo de plantar iglesias con Génesis?”. El siguiente artículo es un gran ejemplo de cómo Génesis es solo el comienzo de un ministerio fructífero para las docenas de participantes que han servido. Como verás, Julia Alejandra García fue una de nuestras primeras misioneras con Génesis, dejando Guatemala para servir en Santo Domingo, República Dominicana. ¡Ahora está pastoreando en su país de origen e impactando a su comunidad de maneras gigantescas! Gracias al equipo de Comunicaciones Regionales de Mesoamérica y luego a Nazarene News por publicar originalmente este artículo.

Una pequeña comunidad en Guatemala está experimentando transformación a través de un proyecto de agua potable dirigido por la Iglesia del Nazareno de San José Chituzul.

La pequeña comunidad de San José Chituzul, a cuatro horas al norte de la ciudad de Guatemala, está ubicada al pie de la represa hidroeléctrica Chixoy. La comunidad corre un alto riesgo de inundaciones debido a su proximidad a la presa y los muchos problemas que surgen a partir de eso.

Las inundaciones causan profundos daños económicos y el saneamiento deficiente del agua deja a la comunidad sin agua potable para beber. Muchas familias usan agua directamente del río que fluye de la presa, lo que hace que las enfermedades gastrointestinales sean muy comunes en la comunidad.

“Era muy triste ver a los niños enfermos constantemente por esta razón”, dijo Alejandra García, pastora de la Iglesia del Nazareno de San José Chituzul.

Incluso en medio de la pandemia de COVID-19, la iglesia desarrolló el proyecto para ayudar a la comunidad. García dijo que Dios les abrió las puertas y proveyó económicamente a la iglesia para comprar un filtro de agua para cada familia.

Hace unas semanas, la pastora García visitó algunas casas para ver cómo estaban funcionando los filtros y una mujer dijo: “Estamos muy agradecidos con Dios por este filtro. Mis hijos vienen y beben el agua y sabe muy fresca. En el pasado, después de tomar un trago de agua les dolía el estómago, pero ahora ya no tienen ninguna enfermedad porque beben agua limpia”.

Los miembros de la iglesia visitan a las familias cada tres semanas para compartir la Palabra de Dios y entregar alimentos.

“Mucha gente ha ayudado y donado con amor”, dijo García. “Durante este tiempo en una pandemia, Dios ha mostrado su amor y compasión no solo por las familias de la iglesia sino también por la comunidad, dando testimonio de nuestro amor por nuestro prójimo”.

“Doy gracias a Dios por la oportunidad de servir en su obra y poder escuchar los testimonios de gracias a Dios”, continuó. “Sé que aún quedan muchas más necesidades por atender, pero en nombre de Dios pronto podremos desarrollar otros proyectos para ayudar. ¡Seremos una iglesia viva que testifica del amor y la compasión de Cristo!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: