«Nuevo Año, Nuevo Yo; Aunque Soy Yo Mismo»

Por: Scott Armstrong

Soy fanático del baloncesto y soy misionero, así que cuando encontré esta joya de entrevista con el base de los Charlotte Hornets, LaMelo Ball, al final de su último juego de 2021, estaba extasiado. La primera parte de la entrevista son simplemente tonterías que los jugadores dicen cuando quieren volver al vestuario lo más rápido posible. Pero luego se da cuenta de que es casi el 1 de enero, gira hacia la cámara y dice algo que recordaré durante mucho tiempo:

«Nuevo año, nuevo yo; aunque, soy yo mismo».

Legendario.

Además de ser hilarante, su broma inmediatamente encendió mi mente pastora y misionera. ¿Cuántas veces he tenido conversaciones con personas alrededor de Año Nuevo en las que resuelven promulgar cambios grandes y radicales en sus vidas, solo para abandonarlos durante el primer mes? Y no solo señalemos con el dedo a los demás. Si fuera verdaderamente honesto conmigo mismo, ¿Cuándo he dicho que sería diferente, sabiendo todo el tiempo que probablemente debería hacer la advertencia, «aunque soy yo mismo»?

Verás, para presenciar la verdadera transformación en nuestras vidas, se requerirá más que un mantra conciso como: «Año Nuevo, Nuevo Tú». Tendremos que tomar medidas intencionalmente para detener ciertas acciones y desarrollar nuevos hábitos.

Esto es, por supuesto, bastante bíblico. Primero, el dicho de Lamelo es verdaderamente la balada de los no santificados, ¿verdad? Es lo que Pablo describe en Romanos 7: ¡hago lo que quiero hacer y no hago lo que sé que debo hacer! ¿Cuántos de nosotros nunca pasamos esa etapa de nuestra vida espiritual? Proclamamos que Cristo nos ha transformado, pero todavía nos aferramos a ciertas cosas, sin estar dispuestos a ofrecerlas, y a nosotros, completamente a Dios. ¡Nuevo yo! Ejem… aunque soy yo mismo.

Volvamos a los hábitos. ¿Tu resolución de Año Nuevo se trata de dar más? Eclesiastés 11: 1 dice: «Envía tu pan sobre las aguas, porque después de muchos días lo hallarás». No te limites a hablar de ser generoso, ¡echa fuera tu pan! Empieza a ahorrar ahora para tener dinero para dar más tarde.

O tal vez te hayas comprometido recientemente a invertir en tu vida devocional. Como dice Joseph Riggs: “Es importante no avergonzar a nadie aquí, pero si descubres que tu vida espiritual está estancada y no puedes entender por qué tu conexión con Dios no está donde tú quieres, vale la pena preguntarte: ¿Qué estás haciendo para mejorarla?».

Cosechamos lo que sembramos (Gálatas 6:7). No veremos pérdida de peso a menos que compremos diferentes alimentos y preparemos diferentes comidas. Seguiremos reduciendo horas de nuestras vidas en las redes sociales y los memes divertidos*, a menos que nos disciplinemos para limitar nuestro acceso a esos sitios desde el principio. Y no nos acercaremos más al Señor con solo esperar que suceda. Todas esas respuestas clásicas de la Escuela Dominical de leer nuestras Biblias, orar, asistir a los servicios de la iglesia y reunirse con otros creyentes nos ayudarán en gran medida a lograrlo. De lo contrario, como dice Oseas 8: 7, simplemente estaremos «sembrando viento y cosechando torbellino».

¿Estás  de acuerdo conmigo entonces? Los sueños son positivos. Las resoluciones son buenas. Pero comprometámonos a seguir adelante y a no retener nada que impida nuestro progreso.

Año nuevo. Nuevo yo. No hay lugar para el mismo yo en 2022.

*Nada en contra de un buen meme; ¡La entrevista de Lamelo se ha convertido en uno después de todo! Pero el hombre, especialmente un hombre piadoso, no vive ni debe vivir solo de memes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: