Archivo del Autor: Scott Armstrong

4×4: Un Terreno Frío y Lluvioso – Parte 2 de 2

*Esta es la continuación de la entrada anterior.

Cada joven al llegar al sitio compartió los obstáculos que tuvo que vencer para poder ser parte de esta experiencia evangelística. En cada actividad Dios les mostraba que estaba con ellos y Su Espíritu les animaba a ser intencionales a la hora de Evangelizar. La Palabra de Dios llegó al corazón de muchas personas y aunque algunos quedaron indecisos, otros entregaron su vida al Señor. Hubo lágrimas y también sonrisas. A pesar de que la asistencia de los niños bajó por el intenso frío, siempre hubo chicos a quienes compartir; por las noches durante las proyecciones, cuando pensaban que nadie se acercaría, Dios los sorprendía. Hay necesidad, la gente tiene sed de Dios. A pesar de que algunos se enfermaron podemos cantar el himno #289 del himnario Gracia y Devoción, Vale la pena servir a Jesús:

“Servir a Jesús proclamar su verdad,
es grande placer y felicidad,
En Cristo y la Biblia glorioso es confiar,
¡Qué bueno es servir a Jesús!
¡Qué bueno es servir, sí, servir a Jesús!
¡Qué bueno es servir a Jesús!
Aunque aquí nos parezca el camino muy cruel,
siempre en Cristo hay paz y solaz.”

26232929_10155752778411351_5887647163686274513_o.jpg

Para la gloria de Dios se informa que aceptaron a Cristo 33 personas mediante el evangelismo casa por casa, 22 niños alcanzaron salvación al asistir a la Escuela Bíblica Vacacional, 5 niños fueron convertidos gracias al Proyecto Gol y 3 personas más fueron alcanzadas por medio de la proyección de películas evangelísticas. Un total de 63 almas ganadas para Cristo.  La familia Sánchez y la iglesia madre tienen mucho trabajo por hacer.

26685266_10155752777196351_6196769630214181035_o.jpg

Oremos por estas almas nuevas y por las que han de creer por la palabra que se impartirá en los siguientes días.

“Dios nos ha llamado a ser portadores de Su amor, a compartir alegría, a dar esperanza al que no la tiene, a consolar al afligido, nos ha llamado a ser luz. No importa lo que tengas que dejar o si tienes que hacer algún sacrificio para estar ahí, lo mejor que puedes obtener es la satisfacción de llorar con alguien necesitado, secar una lágrima, dar un abrazo y mirar una sonrisa en el rostro de un niño, ¡la satisfacción de poder compartir a otros una buena noticia, una esperanza, compartirles a JESÚS!”–Lupita Calderón

“Aún me maravillo de cómo Dios nos usa a pesar de todas nuestras deficiencias, Su amor sigue moldeándonos. No fue necesario tratar de convencer a nadie, sólo anunciar, servir y amar, Dios se encargó de las personas pues Su gracia lo cubre todo. Vivimos cosas difíciles antes y después de viajar, el enemigo quiso atacar, pero estuvimos seguros en la roca de nuestra fe que es Jesucristo. El Padre tiene cuidado de nosotros y el Espíritu Santo nos guía. Esta experiencia me hizo crecer en fe, en humildad y en amor. Me alegró mucho que las personas pudieran conocer a su Salvador y rendir su vida a Él.”–Mitzi Villegas

26220798_10155752790261351_4393364973166701680_o.jpg

“Conocí a la señora Silvia, a quien evangelizamos. Cuando terminamos de compartirle el mensaje, ella estaba envuelta en llanto, después se tranquilizó y nos dijo lo siguiente: ‘he tenido días de mucha desesperación y no sé por qué, es una ansiedad que no se va, lloro, me pongo triste y es de repente que me sucede esto. Anoche estaba así, ansiosa, tenía desesperación y nada me tranquilizaba, entonces le pedí a Dios que me ayudara y que me indicara qué es lo que debía hacer, y ahora vienen ustedes, yo sé que Dios me escuchó.’ Esto nos dice mucho sobre la necesidad que existe en el mundo, y la responsabilidad que tenemos como iglesia. Gracias a Dios, Silvia aceptó a Jesucristo como su Señor y Salvador.” –Adriana L. Barraza

¡Damos gracias a Dios por la vida de estos jóvenes!, si tú tienes interés en misiones o te gustaría participar en un 4×4, contáctanos en misionglobal@mesoamericaregion.org o en nuestra página de Facebook.

Este artículo fue escrito por Maru Rodríguez, coordinadora de Misión Global México Norte.

4×4: Un Terreno Frío y Lluvioso – Parte 1 de 2

Con temperaturas gélidas y bajo una lluvia escasa pero constante se llevó a cabo el 4×4 Todo Terreno 2017 en el sector Espino, uno de más de 15 sectores en la colonia Valle del Roble, en el municipio Cadereyta de Jiménez, Nuevo León, México. La familia Sánchez Sánchez, oriunda del sur del país, se mudó a dicho municipio y aunque deseaban congregarse no encontraron una Iglesia del Nazareno cerca, por lo que decidieron rentar una de las muchas casas deshabitadas en esa zona e iniciar una misión. Ante la inminente necesidad de evangelizar dichos sectores y sabiendo que alguien podría dar seguimiento al trabajo realizado, los misioneros voluntarios Todo Terreno llegaron a ofrecer sus dones y talentos para engrandecer el reino de los cielos. 14 jóvenes de los distritos Sur-Fronterizo, Centro, Occidente, Norte y Noreste se dieron cita no importando las condiciones climatológicas que les esperaban.

26233428_10155752777491351_5569209919098575697_o.jpg

Durante la última semana del año 2017, los chicos Todo Terreno realizaban dos eventos simultáneos por las mañanas: El Proyecto Gol (torneo de futbol soccer) en la cancha del sector Eucalipto y evangelismo casa por casa, recorriendo las calles de los sectores Eucalipto, Espino y Chinesse, haciendo uso del cubo evangelístico y repartiendo folletos de interés para toda la familia.

Los días iniciaban cada mañana con el desayuno y participando en devocionales donde se compartían testimonios, procediendo luego a la organización de las actividades. Por las tardes todos lucían hermosos vestidos de payasos para atender la Escuela Bíblica Vacacional (EBV) con juegos, cantos, historias, textos bíblicos para memorizar, y la elaboración de una manualidad; por las noches se instalaban sillas en el mismo parque donde se realizaba la EBV, y a través del equipo de sonido se invitaba a la gente a presenciar un cortometraje evangelístico.

A continuación algunos testimonios de los participantes:

26232393_10155752777226351_3913626031354020134_oMuchas veces me había preguntado si en algún momento lo que viví y pasé en el mundo podría llegar a ser útil en el reino del Señor, ahora comprendí que todas las cosas que pasamos nos ayudan a bien, en el momento que menos esperamos. Durante las actividades con los niños, varios de los adolescentes más grandes nos ayudaban a cuidar a los pequeños y me admiré en especial de Mariel, una adolescente que incluso prestó sus cobertores para cubrir a algunos niños. Me sorprendió lo mucho que ella se parece a mí cuando yo tenía esa edad, y también que algunas de las cosas que vivimos son similares. Dios usó eso para poder hablarle de cómo Jesucristo transforma y cambia vidas. Ella se sintió identificada, comprendida y aceptada. El último día de actividad Mariel aceptó a Jesucristo como su Salvador, conociendo ahora que Él la ama, transformará su vida y la llevará a lugares donde nunca imaginó.”–Ana Constantino.

La colonia Valle del Roble, donde realizamos el 4×4, está tan necesitada como cualquier otro lugar. Fue sorprendente ver cómo las personas tomaban tiempo para escuchar. Dios tocaba los corazones de esas personas, Dios hacia un llamado. Él estaba con nosotros en cada momento y nos daba las fuerzas para salir adelante y hablar de Él, aun con lluvia y Dios estuvo escuchando nuestras oraciones. ¡Él es grande y estoy muy agradecida, muy bendecida! Lloro, pero lloro de felicidad, porque sé que todo esto Dios lo ha hecho posible y le agradezco. Él es bueno conmigo, y estoy preparada para lo que mande.”–Waris Dirie Sánchez.

“Al participar por primera vez en un 4×4 Todo Terreno, Dios me mostró la necesidad que existe fuera de nuestra iglesia local. Cada casa que visité junto a otra compañera, me hizo darme cuenta que la gente está esperando recibir el amor de Dios.”–Valeria Rodríguez

“Doy gracias a Dios porque me permitió participar nuevamente en este programa misionero y compartir del amor derramado en la cruz. Me encanta ser partícipe de este tipo de eventos y poder compartir el mensaje de salvación a otras personas obedeciendo así la misión y comisión que el Señor nos encargó a través de su Palabra: ‘Id y haced discípulos.’ Esto no implica que solo compartamos el evangelio cuando salgamos a otra ciudad o participemos de estos eventos, sino que donde quiera que estemos, en todo tiempo y lugar hablemos de Aquél que nos llamó.”–Abraham Barboza

Foto 31-12-17 14 07 16.jpg

*Este artículo continuará en la siguiente entrada.

Si tienes interés en misiones o te gustaría participar en un 4×4, contáctanos en misionglobal@mesoamericaregion.org o en nuestra página de Facebook.

Aprendí a Escuchar Su Voz

Soy Marvin Leonel Ac Rodríguez, tuve mi encuentro con Cristo Jesús en el año 2008, después de ser discipulado por líderes fui bautizado como testimonio público de mi nueva fe en Él.

Formé parte de la primera generación del “Diplomado en Pastoral Juvenil” en el año 2010, fue ahí donde recibí herramientas que me han llevado a tener un ministerio más efectivo, también vi y entendí la necesidad de ir a las naciones para hacer más discípulos a la semejanza de Cristo.

21743270_1403600909676864_1427308628900893585_n.jpg

En el periodo 2014-2016 serví con misionero voluntario con la iniciativa Génesis en Veracruz, México. Puedo decir que fue un tiempo maravilloso, donde vi la gloria de Dios manifestada en mi vida y en las personas cuando le reconocían como Salvador, Rey y Señor de sus vidas.

23380017_1448211615215793_2546143860160897879_n.jpg

Reconozco que este tiempo no solo fue de dar sino también de recibir; el haber sido parte de este ministerio me ayudó a depender completamente de Dios, en todas las áreas de mi vida; aprendí a escuchar su voz, a conocer más de su fidelidad. Aprendí también a verlo en los rostros alegres de quienes con gozo le alababan y buscaban su rostro en oración.

21751732_1403602869676668_3737327622293359187_n.jpg

Con certeza hoy digo que la decisión más importante de mi vida y de la cual nunca me arrepentiré ha sido el haber servido como medio de bendición para las personas en Veracruz. Este tiempo el Señor me estuvo preparando para ser quien le diera seguimiento a lo iniciado con Genesis, ya que actualmente sirvo como pastor misionero en Misión “La Loma” una de las misiones que iniciamos con este proyecto. Actualmente tenemos un ministerio entre niños y un semillero de maestros y líderes con los adultos.

“Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú;
Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra.”
Salmos 2:7-8

“Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas.” Isaías 54:2-3

Informe de Misión: Choque Cultural

Por Howard Culbertson. Trad. por Maximiliano Pimentel

Las personas frecuentemente piensan que los sentimientos provocados por encuentros con comida extraña o costumbres, constituyen el “choque cultural.” En realidad, esos breves momentos de incomodidad no son lo que los antropólogos quieren decir con choque cultural.

depression.jpg

Los antropólogos y psicólogos, usan el término “choque cultural” para describir la confusión, duda, y nerviosismo común en las personas que recientemente han comenzado a vivir transculturalmente y que también están experimentando una o más de las sensaciones a continuación:

  • Nostalgia exagerada
  • Sueño excesivo
  • Pérdida del sentido del humor
  • Evasión del contacto con lugareños, pasando tiempo en el correo electrónico, la Internet y las redes sociales
  • Sufrir enfermedades psicosomáticas
  • Sentimientos frecuentes de aburrimiento o apatía
  • Ataques inexplicables de llanto
  • Comer compulsivamente
  • Disminución de la capacidad para trabajar efectivamente
  • Alto nivel de irritabilidad
  • Hostilidad hacia las personas de la cultura anfitriona
  • Jingoísmo o súper patriotismo
  • Estereotipar a las personas de la cultura anfitriona
  • Atención exagerada a la limpieza

El verdadero choque cultural es, por lo tanto, más arraigado que la inconformidad momentánea experimentada cuando se confrontan cosas extrañas para comer, o normas sociales desconocidas. Lo que los antropólogos llaman choque cultural surge de un largo periodo de adaptación a formas desconocidas de hacer, organizar, percibir, y valorar las cosas. De hecho, debido a que las personas experimentan síntomas del choque cultural durante un periodo de tiempo en vez de en un acontecimiento aislado, algunos antropólogos lo llaman “ciclo de adaptación” más que “choque cultural.”

Los síntomas del choque cultural son muy notorios en algunas personas y menos en otras. Sin embargo, el ciclo de adaptación (o choque cultural) –– luna de miel, frustración, ajuste, y aceptación –– es inevitable. Aunque el choque cultural no es una condición médica, la desorientación psicológica, el aislamiento, y el exceso de sueño pueden ser comparados con organismos yendo de un choque físico a un trauma.

Los síntomas del choque cultural pueden ir y venir durante un periodo de tiempo. Describiendo su experiencia en Senegal, la misionera Linda Louw dijo, “pensé que el choque cultural era algo por lo que pasas y se termina, pero sigue ocurriendo.”

La sensación de inquietud e irritabilidad aguda, común en la etapa de frustración, puede ser detonada por cosas simples. La etapa de ajuste usualmente no surte efecto hasta que una persona se familiariza y se siente cada vez más cómoda en una cultura nueva.

Afortunadamente, los efectos del choque cultural pueden ser, en cierto modo, mitigados. Aquí hay media docena de sugerencias de adaptación:

  • Date cuenta de lo que te pasa, y por qué.
  • Recuerda que esto le sucede a cada expatriado en mayor o menor medida, y que las personas regularmente sobreviven a esto.
  • Niégate a caer en el deseo de aislarte de las personas. Elige, por el contrario, relacionarte con aquellos de la cultura anfitriona.
  • Involúcrate en un pasatiempo que involucre, de alguna forma, el lugar donde sirves.
  • Sé audaz en alcanzar a personas de la cultura anfitriona, con el fin de construir una red de confidentes, incluyendo una lista de individuos que pueden ayudarte a mejorar tu idioma y adquisición.
  • Cultiva, intencionalmente, tu curiosidad acerca de la vida silvestre, la geografía, la fauna, la historia, la literatura, las comidas, las normas sociales, los cuentos infantiles, los proverbios, las leyendas y fábulas del lugar donde sirves.

Este artículo fue publicado originalmente en: Engage Magazine

Evangelismo a Goteo

Escrito por: Jeff Christopherson. Trad. por: Yadira Morales

¿Los discípulos se están convirtiendo en hacedores de discípulos?

¿Funciona el evangelismo a goteo? Si alimentamos lo suficiente al discípulo, ¿se convertirá en un poderoso guerrero del Reino de Dios?

sequia-mexico.jpg

Esta es la versión que seguramente escucharás: “Tenemos que centrarnos en nuestra gente. Muchos de ellos son inmaduros y necesitan desesperadamente instrucción espiritual. Si priorizamos el crecimiento y la madurez de nuestra gente, entonces eso tendrá un impacto indirecto en su pasión y capacidad de vivir en misión y compartir el evangelio.” Y así diseñamos nuestras iglesias para crecer, consciente o inconscientemente, a través de este filtro.

Este razonamiento al principio parece prudente, pero con demasiada frecuencia el objetivo declarado nunca llega a buen término. En lugar de creyentes apasionados, movilizados, y maduros, los esfuerzos de la iglesia terminan propiciando que la gente se enfoque en el interior y se aísle cada vez más del mundo al que se les ha encomendado alcanzar. En lugar de un guerrero del reino, nuestros esfuerzos de goteo solo parecen reunir a un hombre de iglesia aislado, apartado y evangelísticamente impotente.

En realidad, cuanto más tiempo tome para que los nuevos discípulos se conviertan en discipuladores, más improbable es que prioricen este trabajo. Con el tiempo, la atracción gravitatoria de sus nuevas relaciones en la iglesia los extraerá de sus relaciones con otros que están lejos de Dios y de su iglesia. Cuanto más fuerte sea la señal que la iglesia envía de ‘ven y ve’ a ‘ir y decir’, será menos probable que ocurra el evangelismo personal. Lo que es peor, cuanto más se observa al pastor como un ‘contador’ en lugar de ‘hacedor’, es menos probable que el rebaño se involucre personalmente en el trabajo de evangelización.

Por lo tanto, la teoría de evangelismo por goteo sufre dos fallas fatales: crea un liderazgo ocupado que, en su actividad, se vuelve mayoritariamente evangelizado; y, en nuestros interminables esfuerzos por ‘equipar’, involuntariamente hemos aislado a la fuerza misionera del campo misionero.

Nuevos creyentes y el evangelismo

Es por eso que es vital crear estructuras para liberar a los nuevos creyentes en la cosecha, inmediatamente después de la conversión. Escribiendo a la iglesia en Corinto, Pablo les recuerda a los creyentes que a todos los que han sido reconciliados con Dios por medio de Cristo se les ha confiado el mensaje de reconciliación (2 Corintios 5:16-21). Este trabajo no es para aquellos que han cruzado cierto umbral de santificación; es una misión dada a todos aquellos que han confiado en Jesús para su salvación. “Dios salva y envía” no es un cliché trillado; más bien, es el doble patrón que Dios usa a lo largo de las Escrituras y la historia para fomentar su trabajo misionero en el mundo.

El vínculo temporal entre el ahorro y el envío maximiza el potencial de impacto evangelístico y construye ritmos de vida que fomentan la intencionalidad evangelística a lo largo del proceso de maduración del nuevo creyente.

Primero, quienes recientemente han llegado a la fe tienen muchas más probabilidades de vivir, aprender, trabajar y jugar con aquellos que están lejos de Dios y de su iglesia. Sus patrones previos de vida probablemente fueron infundidos con aquellos que necesitan ver y escuchar el evangelio. No solo están en relación con los perdidos, sino que estas relaciones son el contexto principal para modelar la transformación que trae el evangelio.

¿Quién mejor para notar el cambio de pensamiento y práctica que sigue a la conversión que aquellos amigos que han visto el fruto de la injusticia que una vez definió la vida de una persona? Dado que el puente relacional a estas relaciones ya está en su lugar, es sabio aprovecharlos de inmediato por el bien del evangelio.

Segundo, este nivel de intencionalidad evangelística crea ritmos que deberían definir la vida de cualquiera que busque caminar fielmente con Cristo. El malestar y la apatía hacia el evangelismo, que con demasiada frecuencia caracterizan a la iglesia de Dios, es probablemente atribuible al hecho de que muchos creyentes nuevos internalizaron las prioridades de su iglesia que no lograron involucrarlos en el evangelismo al principio de sus caminatas cristianas.

Como resultado, para que el fervor evangelístico marque la iglesia de Dios una vez más, deben desaprender todo tipo de hábitos que parecen implicar que el evangelismo es un agregado arbitrario a una vida cristiana por lo demás suficiente. Vincular el ahorro y el envío le permite a la iglesia construir prácticas saludables desde el principio, en lugar de esperar que los ritmos saludables emerjan místicamente después de que ya se hayan forjado patrones muy contradictorios.

Esta mentalidad no implica necesariamente que es innecesario equipar y entrenar a los creyentes para la madurez. Lo que está en cuestión no es este objetivo loable, sino la búsqueda del discipulado de una manera que esté desconectada de la obra del evangelismo. No podemos esperar que el crecimiento de un discípulo extraído en la madurez se filtre a una cosecha en espera, sin importar la calidad y cantidad del buffet sagrado que ofrecemos.

Después de todo, si el hacer discípulos es la asignación que Jesús dio a su iglesia, entonces el evangelismo realmente no está terminado hasta que los evangelizados se encuentren como evangelistas y discipuladores.

Este artículo fue publicado originalmente en: Christianity Today

 

No Tiene Manos, o Pies, Sino los Tuyos

Navidad y la temporada navideña, han llegado y se han ido. En este blog, en nuestro podcast y, esperemos, en tu iglesia local, te has enfocado en la Encarnación: Dios con nosotros. ¡Él vino para traer gozo y esperanza! El Dios de todo el universo se ha hecho carne y “llevó nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores.” (Is. 53:4). ¡Estas son buenas noticias!

Sin embargo, mientras nos movemos hacia un nuevo año, la Encarnación no solo nos conforta, sino también nos llama. Nos llama a un compromiso más profundo de nuestra parte. El Dios que se hizo como nosotros nos pide que nos hagamos como aquellos que están a nuestro alrededor, para compartir más efectivamente las buenas noticias. Debemos ser las manos y los pies de Cristo en este mundo.

JesusFeet-608x403.jpg

¿Ese concepto es incómodo para ti? Una vez escuché a un autor decir que deberíamos quitar esa frase. “No podemos ser las manos y los pies de Cristo para nadie,” él sostuvo. “¡Solo Jesús puede ser Cristo para el mundo y es herético asumir que estamos en su lugar!” Él tiene un buen punto: Solo Jesús puede salvar, y cualquier lenguaje que empiece a aludirnos a hacer cualquier parte de eso, es muy riesgoso.

Pero, creo que la frase es valiosa y tiene un sonido teológico. ¡La manera principal que Dios usa para alcanzar al mundo desesperado es a través de la Iglesia! Somos su extensión. ¡Así como el Padre lo envió, Él nos envía (Jn. 20:21)! De hecho, la idea de ser sus manos y pies no viene de un predicador o escritor moderno intentando inspirarnos creativamente a la misión. ¿Recuerdas 1 Corintios 12:27? “Ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo.” Entonces, esto es muy bíblico ¿verdad?

Tal vez la expresión más elocuente de esta realidad fue escrita hace casi 500 años por una monja Carmelita, Santa Teresa de Ávila. Mientras lo lees, sé agradecido porque Dios no solo se hizo hombre por nosotros, pero a nosotros, ¡también se nos ha dado el privilegio de ser su presencia activa en este mundo!

“Cristo no tiene cuerpo, sino el tuyo,

No tiene manos, o pies en la tierra, sino los tuyos,

Tuyos son los ojos con los que ve

La compasión en este mundo,

Tuyos son los pies con los que camina para hacer el bien,

Tuyas son las manos, con el que bendice todo el mundo.

Tuyas son las manos, tuyos son los pies, Tuyos son los ojos, eres tu Su cuerpo.

Cristo no tiene otro cuerpo sino el tuyo,

Sin manos, sin pies en la tierra, sino los tuyos,

Tuyos son los ojos con los que ve

compasión en este mundo.

Cristo no tiene otro cuerpo en la tierra, sino el tuyo.”

–Santa Teresa de Ávila

Primer Campamento de Orientación Misionera en Haití

Con 21 participantes y un equipo de liderazgo de tres países diferentes, se llevó a cabo el Campamento de Orientación Misionera (COM) en Montrouis, Haití del 7 al 9 de diciembre, 2017.

IMG_2918.JPG

Durante cada actividad y taller impartido había un ambiente de expectativa; quienes asistieron estaban ansiosos de conocer más de misiones. Los hermanos haitianos estaban muy entusiasmados al aprender más de la obra misionera y al saber que ellos también pueden ser parte de lo que Dios está haciendo por medio de la Iglesia del Nazareno alrededor del mundo.

IMG_2920.JPG

Aunque fue el primer COM que se ha realizado en este país, seguramente no será el último. Es, sin duda, muy emocionante ver que Dios está llamando a personas ¡de todo lugar a todo lugar!

IMG_2917.JPG

Marc Versil, Coordinador de Misión Global Área Haití, dijo: “Gracias a todos por sus oraciones, el COM en Haití fue un evento muy interesante y productivo, ¡gloria a Dios!”

IMG_2923.JPG

Una de los participantes compartió: “El COM me hizo saber cómo puedo ser una buena misionera, y cómo ayudar a las personas a conocer a Cristo y a que sean sus discípulos.”

IMG_2921.JPG

Por último, Scott Armstrong, Coordinador Regional de Misión Global expresó: “Este fue un evento histórico. Por primera vez el COM pudo ser celebrado en Haití, un país que por muchas décadas ha recibido misioneros. Fue alentador ver, sin embargo, que Dios está llamando misioneros de Haití y ¡ellos están respondiendo! Será emocionante ver cómo este país se levanta como una fuerza misionera de envío y sostenimiento, en los próximos años.”

25189057_1530060233736957_5457176672842701792_o.jpg

 

 

40 Días Orando por la Ciudad – 2018

HOY, 1º de enero de 2018, iniciamos 40 días Orando por la Ciudad, te invitamos a unirte a este movimiento para que Dios traiga un Génesis a nuestras ciudades. 

Calendario 40 días - Orando por la Ciudad.jpg

En el siguiente enlace puedes descargar el calendario completo, ¡compártelo con otros!: 

Calendario 40 días – Orando por la Ciudad

Y no te olvides de visitar nuestro sitio web MesoamericaGenesis.org, síguenos en Facebook, Twitter e Instagram.

A %d blogueros les gusta esto: