Archivo de la categoría: Música

El Botón de “Encendido y Apagado” de la Compasión

Cada miércoles, a partir del 5 de octubre y hasta el 7 de diciembre de 2016, estaremos publicando un artículo enfatizando las diez características de una iglesia Génesis, esto es parte del desarrollo continuo de varias herramientas y materiales que ayudarán a las iglesias a diagnosticar y mejorar su salud.

Por Emily Armstrong

Hay ciertas cosas en la vida que deberían encenderse y apagarse.

Déjame nombrar algunas: una lámpara, la alarma de un reloj, un ventilador, un teléfono celular, un vehículo. Todos estos artículos vienen con un botón de encendido y apagado. ¿Por qué tenemos la opción de encender y apagar? Porque solo necesitamos esa opción en ciertas ocasiones, de hecho, tenerla en momentos donde no la necesitamos ¡puede ser dañino!

switch-on-iconPor ejemplo:

Una lámpara: Es necesaria cuando está oscuro, pero cuando sale el sol, apenas y se puede ver.

La alarma de un reloj: ¿Te imaginas una alarma que no puedes apagar? ¡Sonando todo el día! Solo pensarlo puede volverte loco.

Un ventilador: Ahhh, un ventilador dando aire a tu cara es GENIAL cuando el calor afuera es muy fuerte, sin embargo un ventilador dando aire a tu cara cuando el clima es lluvioso y frío es cruel y un castigo inusual.

Una televisión: ¡Qué bueno que podemos apagar la TV! ¿Verdad?

Un teléfono celular: Probablemente tenemos que hacer un mejor trabajo con eso de apagar nuestros celulares, pero por lo menos sabemos que hay manera de hacerlo. Si alguna vez decidimos hacerlo.

Un vehículo: ¿Te puedes imaginar la cantidad de contaminación en el aire y el dinero que costaría mantener un vehículo funcionando todo el día?

Encender y apagar cosas es conveniente e incluso necesario; pero, yo pienso que hemos convertido una de las características más asombrosas de Jesús en una característica que la Iglesia puede “encender y apagar cuando le conviene.” Compasión.

La segunda característica de una iglesia Génesis es que sirve como una presencia continua en su comunidad por medio de la práctica de compasión. Presencia continua significa que nuestra compasión no se enciende y apaga – simplemente es una parte de quienes somos.

Cuando Jesús estaba en la tierra, Él nos mostró cómo se ve una presencia continua de compasión en la comunidad. De hecho, haciendo un estudio de la palabra “compasión”, yo estaba agradablemente sorprendida de ver que hay una palabra en particular que fue usada exclusivamente para el tipo de compasión que Jesús practicó – en griego, es la palabra splanchnizomai. Esta forma de la palabra aparece 8 veces en los 4 Evangelios, los cuales por supuesto son los libros de la Biblia que relatan la historia de la vida de Jesús. La vida de Jesús nos muestra cómo las características de Dios son vividas en la carne.

Solo usando Mateo como nuestro contexto, ¿ves lo que yo veo en estos versículos?

  • Y [Jesús] al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas… (Mt. 9:36)
  • Y saliendo Jesús, vio una gran multitud y, tuvo compasión de ellos… (Mt. 14:14)
  • Y Jesús…dijo, “tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo…” (Mt. 15:32)
  • Jesús tuvo compasión de ellos, y les tocó los ojos… (Mt. 20:34 TLA)

Él los vio, Él estuvo con ellos, Él los tocó. Jesús vivió su vida rodeado de personas que necesitaban su compasión.

La compasión es expuesta normalmente por medio de actos de bondad y consideración hacia aquellos en cualquier tipo de dificultad o crisis. Y así es como sabemos que Jesús fue compasivo, porque Él sanó al enfermo, alimentó al hambriento, liberó a los esclavos a través de enseñarles las Buenas Noticias del Reino de Dios.

La compasión sin acción no es compasión. Y cuando una congregación no es movida hacia actos de compasión, ellos esencialmente están “apagando” la compasión. ¿Cómo una congregación apaga la compasión? Cuando la encasillamos dentro de un programa o cuando la compasión se vuelve una responsabilidad en nuestra lista de quehaceres de buena cristiandad.

Voy a aventurarme aquí (no te preocupes, es bastante fuerte y seguro) y decir que la mayor parte del contacto de Jesús con la gente sucedió afuera de la sinagoga. Él los encontró en su comunidad. Para ser una iglesia compasiva, una congregación debe estar CONSTANTEMENTE EN SU COMUNIDAD. Para ser capaz de ver a la gente de la manera que Dios los ve, debemos estar en contacto diario con la gente que necesita la bondad y la consideración de Jesús.

Yo puedo escucharte ahora – “¿Contacto DIARIO? ¡Es mucho pedir!”

Sí, pero así es como una congregación se vuelve una presencia continua en su comunidad. Tengo un deseo profundo de escuchar a las personas en mi comunidad decir, “estoy tan contento de que la Iglesia del Nazareno tiene una congregación en mi vecindario. Somos mejores por causa de ellos.”

Así que vamos a acabar con la idea complaciente de que la compasión puede ser marcada en nuestra lista de cada mes, y empecemos a trabajar para ser una presencia continua. Conoce tu comunidad para involucrarte en tu comunidad. Descubre las necesidades de tus vecinos para satisfacer las necesidades de tus vecinos. Sé Jesús para las personas que necesitan a Jesús.

Una iglesia Génesis sirve como una presencia continua en su comunidad por medio de la práctica de compasión.

Para más información, visita el sitio web www.mesoamericagenesis.org o la página en Facebook https://www.facebook.com/MesoamericaGenesis/

No Olvidemos el Adviento en Nuestro Camino Hacia la Navidad: Parte III

No Olvidemos el Adviento en Nuestro Camino Hacia la Navidad: Parte III

por Rob L. Staples

La apariencia de Dios entre nosotros es tan profunda que nunca se puede captar el misterio de la divinidad encarnada. Así que debemos seguir recordando y re-viviendo, año tras año, la realidad de la luz en medio de la oscuridad del mundo. En Adviento experimentamos el miedo, la alegría y la esperanza que el culto cristiano expresa en la historia de la venida de Dios.  Y esta venida era para juzgar al mundo en forma de un niño indefenso acostado en un pesebre, un niño que daría su vida para “salvar a su pueblo de sus pecados.”

Esto arroja luz sobre las celebraciones de Navidad. La Navidad es mucho más rica y más profunda que un mero recuerdo sentimental del nacimiento de Jesús. Por supuesto, debemos valorar la sensibilidad de la imagen del “bebé dulce, el niño Jesús, nacido en un pesebre,” pero la Navidad significa mucho más.

“¡Al Mundo Paz, Nació Jesús!” es un recordatorio de que el que vino a Belén es de hecho nuestro Redentor, Aquel en cuyas muerte y resurrección nos bautizamos (Romanos 6:4), así como él fue bautizado en el Jordán y en nuestra condición humana.

¡A medida que avanzamos hacia la Navidad, no debemos omitir el Adviento!

Más información:

Algunas iglesias usan una corona de Adviento como una ayuda a la adoración durante el tiempo de Adviento. Se trata de una ofrenda floral circular de hoja perenne con cinco velas, cuatro en el borde de la corona y una en el centro.

Por lo general, tres velas son de color púrpura (el color de Adviento), y una de color rosa. Las tres velas de color púrpura pueden representar la esperanza, la paz y el amor. El color rosa representa el gozo en la venida del Salvador.

En estas tradiciones, cada domingo de Adviento una nueva vela se enciende, acompañada de la lectura de las Escrituras correspondientes. En el centro hay una vela blanca, llamada la Vela de Cristo, que se enciende el día de Nochebuena o Navidad, o si no hay servicios en esos días puede ser encendida en el cuarto domingo de Adviento, junto con la vela rosada.

*Rob L. Staples es profesor emérito de teología en el Seminario Teológico Nazareno.  Este artículo fue publicado en la revista Holiness Today, en noviembre/diciembre 2010.

No Olvidemos el Adviento en Nuestro Camino Hacia la Navidad: Parte II

No Olvidemos el Adviento en Nuestro Camino Hacia la Navidad: Parte II

por Rob L. Staples

Adviento pone de relieve la esperanza, y es esta esperanza que hace que el Adviento sea una preparación adecuada para la Navidad.  La oración cristiana durante el Adviento podría resumirse en la palabra “Venimos”.  Es el “¡Ven, Señor Jesús!” con la que el libro de Apocalipsis termina.  Algunos de los himnos de Adviento mezclan la alegría de la buena nueva del nacimiento de Cristo con la expectativa de la Segunda Venida.  El himno, “Oh Ven, Oh Ven, Emmanuel,” expresa la esperanza de Adviento, así como el himno de Charles Wesley, “Ven, Jesús, Eres Muy Esperada”. Aunque Cristo ha estado presente en el mundo todo el tiempo, oramos que su presencia venga con una intensidad especial durante el Adviento (Mateo 28:20).

El comercialismo marcado en esta época del año nos llevaría a pensar que el principal objetivo de la temporada es la compra y entrega de regalos. Pero Adviento se centra principalmente en la preparación para la Segunda Venida de Cristo a la luz de la esperanza dada a nosotros en su primera venida.

El Adviento es una época de tensión y de paradoja. El primer domingo de Adviento, el comienzo del año cristiano, nos sumerge de cabeza en la tensión entre el «ya» de la venida de Cristo en la carne y el “todavía no” de la consumación de todas las cosas en Cristo al final de tiempo. Curiosamente, empezamos el año cristiano reflexionándonos sobre el final de toda la historia humana.

La nota profética es fuerte durante los días de Adviento. Oramos por la destrucción de todos los poderes del mal, por el triunfo de la justicia de Dios, y para el amanecer de la paz de Dios sobre todas las naciones. Esa es la perspectiva gloriosa que fue iluminada en la primera venida de Cristo en Belén, donde “las esperanzas y temores de todos los años” se reunieron en esa noche santa. Por lo tanto nuestra adoración durante estas semanas de alegría debe centrarse en la esperanza cristiana en el futuro.

Rob L. Staples es profesor emérito de teología en el Seminario Teológico Nazareno.  Este artículo fue publicado en la revista Holiness Today, en noviembre/diciembre 2010.

 

¡Lo amargo es dulce a nuestra vista!

Este mes estamos celebrando el día internacional de oración por las iglesias perseguidas. El siguiente video muestra a cristianos en Egipto cantando una poderosa canción de perdón desde el interior de su templo que había sufrido daños por incendio en el ataque de Agosto. ¡La determinación de estos creyentes de perdonar y creer en Jesús nos ministró, y esperamos que también a ustedes!

Es un canto en árabe, y subtitulado en Inglés, pero hemos traducido (gracias a Randy Bathermy) las letras al español acá debajo:

//En medio de lágrimas de nuestro corazón, las cenizas, el polvo y las heridas

Venimos con un mensaje de amor, paz y perdón para todo el mundo//

 

//A pesar de nuestros corazones heridos nosotros oramos a nuestro poderoso Dios

Confiando en su voluntad, en que Él preparó bondades para nosotros//

 

//En medio de nuestra agonía pedimos que reveles tu gloria, nos rendimos a Él, porque nuestra esperanza está segura en Él//

 

//Su Biblia es nuestra guía, su palabra atestigua de sus promesas, Él cerró las puertas del infierno, están delante de su pueblo//

//Nuestra fe es un pacto con nuestro Dios de donde nada nos podrá mover, lo amargo es dulce a nuestra vista, y en Su nombre lo aceptamos//

//A veces Él permite a las pruebas llegar, en otros momentos Él permite que seamos objeto de indignación, para sanar nuestras heridas y mostrar su presencia//

//En medio de la tribulación Él conforta sus hijos en sus debilidades con la sabiduría y bondad de un padre, Él apoya y une a Su pueblo//

Declaramos a todo el mundo que nuestras consideraciones nos es como las suyas, nuestra meta es el reino de los cielos con nuestro Señor de gloria

//Oh Iglesia mía, tu cabeza está en alto, oh madre mía tu belleza en increíble, levántate y junta a tus hijos//

El Apóstol

Hace dos meses andaba en Oaxaca, México para un Campamento de Orientación Misionera.  Allí tuve el privilegio de quedarme con una familia muy especial, la familia de María del Carmen León Galguera, quien estaba coordinando el evento.  Después de mucho trabajo en la actividad, una hermana de otra iglesia vino por la mañana para vender comida.  Compramos algunos chiles y empezamos a hablar de Dios y su gran misericordia.  Ahora sabiendo que yo era misionero, ella preguntó si podía cantar una canción sobre el trabajo misionero.  Ella la cantó, la escribió, y es algo que he guardado en mi billetera (y el corazón) desde entonces.  Aunque ni recuerdo su nombre, y como lector, no puedes escuchar la música, por lo menos oro que la letra te bendiga en este día.

El Apóstol

Con la espada en la mano

Y el escudo bien puesto,

El Espíritu Santo

Selló mi corazón.

Calzados firmemente

Los pies con evangelio,

Partí desde mi patria

Para extraña nación.

Jamás supe de miedos,

Pues soy un misionero,

Apóstol aguerrido

Soldado del Señor.

Estando tantas veces

Peleando la batalla,

Siempre me ha sostenido

Su brazo vencedor.

Por eso yo te invito,

Hermano compañero,

Que seas un misionero,

Soldado del Señor,

¡Los campos están listos,

Nos hacen falta obreros!

Vayamos predicando

La palabra de amor.

Vayamos a esos campos

A sembrar la semilla…

Muchas necesidades,

Un solo corazón.

Tú eres esa iglesia

Fielmente elegida,

Juntemos la cosecha

Del divino Sembrador.

¡Bendito Eres Dios!

Qué impactante cantar y llorar con mi amigo Gaurav, de la India.

Hoy quiero dejarte con dos canciones que me impactaron en Bangkok durante Tercera Ola 2012.  Forman memorias en mi corazón, mente y vida que no pronto olvidaré.

1. Después de escuchar al superintendente distrital de Tailandia dar un testimonio sobre la destrucción de su país como resultado de las inundaciones graves hace pocos meses, la banda empieza a tocar.  ¿La canción? Bendito Eres Dios por Kristy Motta. La gente de Tailandia testifica que agradecen a Dios por lo difícil y el sufrimiento, porque ha abierto una puerta para que Cristo se pueda proclamar con más libertad en ese país budista.  ¿Podemos cantar la letra abajo con la misma convicción?

“Bendito eres Dios, cuando el sol brille sobre mi/Cuando todo me haga feliz/Bendito eres Dios.  Bendito eres Dios si las pruebas me hacen sufrir/Como ofrenda me entrego a ti/Bendito eres Dios…/Darás o quitarás…Mi corazón dirá, Bendito eres Dios.”

2. La otra canción es muy conocida y también habla de lo mismo.  Ustedes han escuchado cuando la banda Rojo canta: “No, no, no me soltarás, en la calma o la tormenta…en lo alto, en lo bajo.  No, no, no me soltarás – Dios tú nunca me dejarás.”  Pero ahora imagínate cantándola con gente de la India y de Indonesia, quienes han experimentado persecuciones.  La foto al inicio de esta entrada es una foto de Gaurav Mhaske, un líder de jóvenes de la India quien ha conocido a varios de nuestros pastores nazarenos quienes han sido asesinados en los últimos años por su fe en ese país.  Viendo la emoción mientras él cantaba, quizás por primera vez esas palabras: “¡NO ME SOLTARÁS EN LA TORMENTA.  DIOS, TÚ NUNCA ME DEJARÁS!”  Wow.  Que nuestros hermanos perseguidos alrededor del mundo nos enseñen el verdadero significado de seguir y servir a nuestro Cristo, acompañándole a la cruz.

Dios de Esta Ciudad

OK, en la entrada anterior te dije que iba a contarte un testimonio sobre Bangkok y Tailandia.  Pero tendrá que esperar un poco – ¡no me apedrees!

Primero, quiero que pienses en una ciudad enorme, multi-cultural y multi-religioso.  Es difícil expresar el sentimiento que muchos de nosotros tuvimos como cristianos al estar en un país budista y en una ciudad de más de 7 millones de habitantes, la mayoría que nunca han escuchado del Jesús de la Biblia.  De hecho, el Director Regional de Asia Pacífico, Dr. Verne Ward III, compartió que toda su región tiene 100 ciudades con más de un millón de habitantes y menos de 3% de su población total es cristiana.  Es abrumador.

Cantando la Canción Lema en Tercera Ola 2012: Bangkok, Tailandia

Sin embargo, los hermanos y las hermanas de las iglesias evangélicas tienen esperanza y poseen una visión audaz.   Ward declaró que el enfoque no está en donde la iglesia está presente, sino en donde la iglesia no está presente, y por eso, en donde necesita estar y debe estar.

¿Escuchaste bien?

Lee de nuevo la oración.

Ahora piensa bien: ¿cuál es el enfoque de tu iglesia? ¿En programas, en estructura de la iglesia misma, o en la comunidad y los lugares donde no hay presencia eclesiástica? ¡Esta forma de pensar es radical y es la que todos necesitamos, no sola la región Asia Pacífico!

La canción lema de Tercera Ola en Bangkok fue “God of This City” por Chris Tomlin (cantada en español por Blest, abajo).  Pero, ¿sabes algo? ¡Esa canción fue escrita también por Chris Tomlin cuando estuvo en Bangkok, Tailandia!  Él mismo estaba viendo las multitudes de budistas y musulmanes, la pobreza y riqueza, los mercados y zonas rojas y negras, llenas de cualquier producto o tentación.  Y a la vez estaba sintiendo – estaba viendo – lo que Dios estaba haciendo allí en medio de los templos y estatuas espectaculares.  Y por fe y con convicción, escribió y compuso esta canción en medio de Bangkok:

¿Le acompañas en esta fe? ¿En proclamar estas verdades en medio del caos de nuestras ciudades metropolitanas? ¡Sí, Señor!  ¡¡Proclamo ahora que no hay otro Dios como Tú!!  ¡¡Grandes cosas vienen ya; grandes cosas Dios hará en este pueblo!!

La Música de la Primera Convención Nacional de JNI en Haití

Una de las más grandes bendiciones de mi tiempo en Haití ha sido escuchar y experimentar la música preciosa de los jóvenes haitianos.  Tomamos algunos videos sencillos para que te sintieras parte de los cultos allí, viendo y escuchando la belleza como yo lo podía hacer.  Espero que te bendigan tanto como en mi caso.

Traducción de Letra del Coro Lema Escrito por JNI de Haití

Debemos amarnos unos a otros

Para construir un mejor futuro

Debemos dejar que Jesús tome el lugar en nuestra vida

Él es el Principio y el Fin

Aunque cometemos errores

Él siempre está a nuestro lado

Que permanezcamos juntos para un mejor futuro

Como Jesús hacía con sus discípulos

A %d blogueros les gusta esto: