Paso Tres: El Descubrimiento de Contactos

A continuación, el paso tres de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores.

Cuando iniciamos la Iglesia del Nazareno en La Concordia (México), nuestra primera acción fue visitar a las familias del barrio presentándonos como sus nuevos vecinos, les decíamos que éramos cristianos y que deseábamos servirles; algunos nos hacían algunas preguntas acerca de nuestra fe, otros simplemente nos rechazaban, pero al final teníamos la lista de contactos que deseábamos.

Es necesario determinar los métodos más eficaces para identificar a las personas receptivas. En esa comunidad empleamos la proyección de la Película Jesús, visitas con el cubo Evangelístico, visitas de oración, Máxima Misión, celebración de fechas especiales – día de las madres, día del niño, etc.

Es importante que el plantador ore todos los días por su lista de contactos y organice su agenda a fin de encontrarse con ellos.

pexels-photo-1881333.jpeg

Un contacto es alguien a quien, según nuestros planes, vamos a ver de nuevo para seguir cultivando una amistad y proveer enseñanza bíblica.

Las tarjetas de contactos son nuestra principal herramienta para seguir en comunicación con la persona que estamos tratando de alcanzar. Además de sus datos personales, debe contener información sobre sus necesidades, así como también notas sobre el resultado de nuestra visita. Uno de los valores principales de esas tarjetas es que nos ayudan a enfocar la oración intercesora diaria, aprendemos a orar por las personas que muestran algún interés en el mensaje que les hemos compartido.

Para optimizar este proceso, debemos disciplinarnos en el uso de un cuaderno de citas (agenda). Al comenzar cada semana, orando con las tarjetas de contactos, organice su agenda alrededor de la gente que quiere visitar, inmediatamente después agregue las actividades y responsabilidades adicionales. Comience cada día orando con las tarjetas de contactos y preparándose para las visitas que ha planificado en su cuaderno de citas.

Principios:

Sembrar mucho, para cosechar mucho

Para tener éxito en la fundación de iglesias se requiere una siembra abundante. Una siembra abundante saca a la luz a aquellos que son fruto maduro y que están listos para la vida eterna. Por medio de las visitas a hogares, eventos especiales o la proyección de películas, etc., el fundador de iglesias debe establecer tantas relaciones personales como le sea posible, y después debe usar esas relaciones para alcanzar a otros. Debemos ser persistentes, habrá personas que tomarán una decisión por Cristo después de muchas visitas.

Enfatizar relaciones por encima de las actividades

Nuestra efectividad en el evangelismo está directamente relacionada con la cantidad de relaciones auténticas que podamos establecer. Debemos evitar cualquier actividad que no produzca contactos fructíferos; si sólo tratamos con los mismos hogares del inicio de la obra, girando alrededor de ellos, nunca avanzaremos en las metas establecidas.

Tener un plan para dar seguimiento a los contactos

Independientemente del método que empleemos, el evangelismo requiere oración, planificación, tiempo, y esfuerzo. Los fundadores de las iglesias debemos evitar caer en cualquiera de los dos extremos: 1) gastar el tiempo usando métodos impersonales que no sirven para alcanzar a la gente, y 2) limitarnos solo a encuentros casuales no planificados.

***Descubre el paso #4 en la siguiente entrada.

Paso Dos: La Planificación

A continuación, el paso dos de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores. 

En todo proyecto necesitamos planificación. Jesús nos enseña que nadie se pone a construir, si primero no se sienta a calcular los costos. Esto no significa que para planificar la apertura de iglesias tenemos que esperar hasta tener a la mano todos los recursos necesarios, pues sabemos que es una empresa de fe y que Jesús nos enseñó que no necesitaríamos llevar alforja ni bolsa para el dinero, sino que confiáramos que Él tiene toda potestad en el cielo y en la tierra, y con esa autoridad y promesa nos envía a los campos. La planificación más bien se aplicará a la estrategia que hemos de seguir en nuestra nueva empresa, y de conocer las características de la comunidad que esperamos contactar: ¿quiénes son?, ¿dónde están?, ¿a qué se dedican?, ¿de qué viven?, ¿qué creen?, ¿qué necesidades presentan?, ¿qué servicios tienen?, ¿cómo se gobiernan?, ¿son receptivos al evangelio o  tienen resistencia?, etc.

Planifique para que la iglesia crezca más allá de sus habilidades para liderarla.

plan-2372176_960_720.jpg

Si los Diez Pasos se implementan fielmente, el inevitable resultado será que el fundador de iglesias se verá imposibilitado de hacer todo el trabajo y será forzado a transferir a los nuevos creyentes a algunas áreas del ministerio. Debemos aprender que éste es uno de los momentos más importantes y positivos de nuestro ministerio, y debemos estar dispuestos a vivir con las frustraciones, tensiones y problemas que forzosamente producen estas transiciones. Nuestra verdadera identidad se verá reflejada en la multiplicación de nuestra visión y convicciones en la vida de los nuevos líderes, y no en hacer girar a la gente, los programas y las actividades a nuestro alrededor; tampoco será la solución ‘importar’ líderes de otro lugar para atender las nuevas obras, ya que es probable que esto produzca problemas.

Un principio:

El evangelismo debe planificarse en la vida de la iglesia, o NO sucederá.

***Encuentra el paso tres en la próxima entrada.

Paso Uno: La Oración Intencionada

Este es el primer paso de la serie “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” escrita por el Pbro. Manuel Molina Flores.

La oración empieza por el mismo plantador, o la iglesia madre, cuando descubre que Dios le está guiando a plantar una nueva iglesia en un lugar determinado. Ore por:

–          Los líderes locales que participarán en el proyecto,

–          Una estrategia,

–          La gente que se espera alcanzar

–          Los recursos materiales que se necesitarán

–          Los líderes de la comunidad

–          Los permisos que se deban tramitar

La oración se convertirá en una de las disciplinas de crecimiento de los nuevos discípulos, y que los acompañará diariamente en su nueva vida.

prayer.jpg

Debemos persistir en oración con corazones expectantes (Col. 4:2-4), esperando que Dios nos lleve a los individuos receptivos y nos guíe en lo que vamos a decir. Así estaremos seguros de que NO son las estrategias humanas las que guían nuestro ministerio, sino el Espíritu Santo. Esta manera de hacer las cosas establece un patrón de dependencia del Espíritu Santo que es esencial para tener éxito en cada uno de los sucesivos niveles de nuestra estrategia como fundadores de la Iglesia (Zacarías 4:6).

Por medio de la oración, el Espíritu Santo llega a ser el guía cuando le permitimos que nos dirija hacia métodos y herramientas más eficaces; a veces no contaremos con fondos económicos suficientes para adquirir materiales, pero la ayuda del Espíritu Santo será fundamental para darle creatividad al plantador o director de una célula.

Por ejemplo, nosotros oramos con un mapa; poniendo las manos sobre él para pedir la dirección de Dios sobre el lugar que está listo para recibir la Palabra; luego, oramos caminando por las calles del lugar escogido. Muchas veces la respuesta de alguna familia que abrirá su casa ha sido en la calle donde empezamos a hacer la oración.

Un principio:

La oración debe ser modelada por la vida del plantador, y no tan sólo enseñada.

***Espera el paso dos en la próxima entrada.

Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias

Durante las próximas semanas estaremos compartiendo sobre “Diez Pasos Prácticos para la Plantación de Nuevas Iglesias,” un material escrito por el Pbro. Manuel Molina, quien ha servido como pastor, misionero y plantador de iglesias en México.

Cuando el evangelio se abrió paso en nuestras tierras, corrió a través de predicadores itinerantes que regaban la semilla de la Palabra sin esperar recoger el fruto; la meta era que la gente escuchara las Buenas Nuevas. Y hasta se cantaba: “sembraré la simiente preciosa del glorioso evangelio de amor…y dejaré el resultado al Señor.” Con el paso del tiempo, las denominaciones cristianas que vinieron a nuestro país pusieron énfasis en formar iglesias para enseñar a los nuevos creyentes. Hoy sabemos que la mejor forma de hacer que avance el reino de los cielos es plantando nuevas iglesias en las comunidades. Cuando una iglesia saludable se establece en la comunidad, hace que todo el vecindario sea impactado con el poder del evangelio. Los desesperados encuentran esperanza, los enfermos son sanados, los pecadores son perdonados, los viciosos son transformados, y las fuerzas del mal retroceden para dar paso a los valores de la Palabra de Dios. No hay otra cosa que impacte más a una comunidad que el establecimiento de una iglesia sana creciente. Fue el mejor invento de Dios para organizar a sus discípulos para cumplir la Gran Comisión.

pexels-photo-1072824.jpeg

Los Diez Pasos no son una clave mágica o única para plantar iglesias, pero han sido descubiertos en la práctica por plantadores en el campo; pueden simplificar el proceso de planificación y le proporcionan al fundador de iglesias los medios que le permiten enfocar sus energías y recursos en aquellas áreas que producirán los mejores resultados. Si se sigue el orden de los pasos, la iglesia se desarrollará de acuerdo con los principios y metas que el plantador desea, el orden es importante, pero puede cambiarse o adaptarse en algunos casos.

***Descubre el paso uno en el artículo de la próxima entrada.

 

 

Jóvenes en Misión y Génesis Colaboran para Impactar Querétaro

Jóvenes en Misión y Génesis Colaboran para Impactar Querétaro

Lohuther René Gutiérrez Méndez

Hace dos días escribí sobre lo mucho que hizo Dios durante Jóvenes en Misión en México este verano.  Después de días de evangelismo casa por casa y mucha oración y capacitación, nos incorporamos al trabajo de las misioneras nazarenas quienes están sirviendo con la iniciativa Génesis en Querétaro.  Ese estado tiene poca apertura al evangelio y se encuentra en un área denominada el Círculo del Silencio.

Las misioneras están teniendo un buen alcance de personas por medio de clases de regularización, informática, futbol y muchas otras cosas como consultas psicológicas. Nos dio mucho gusto escucharlas y también ver el deseo de ellas de ser parte de la misión.Querétaro 2

Gracias a Dios tuvimos tiempos de trabajo con muchos niños y adultos, con talleres de Escuela para Padres, los cuales fueron de bendición. Por la tarde se presentaron dramas evangelísticos, y al final se llevó a cabo un tiempo de rap de estilo libre que llamó mucho la atención de niños y adolescentes, pues es una manera diferente de hacer música con letra y contenido positivo.

Fue un tiempo hermoso en Querétaro, 25 días en total. Sucedieron tantas experiencias hermosas donde pudimos ver la presencia de Dios en las personas y sus vidas siendo transformadas por el Señor.

Dios nos dio la oportunidad de realizar el primer culto congregacional en el sitio, e incluyó un tiempo maravilloso de oración por sanidad. Las personas abrieron sus corazones y con lágrimas en sus ojos pudieron entregar sus cargas al Señor y recibir la paz que solo Él nos puede dar.

Tuvimos la oportunidad de apoyar a una persona de la tercera edad en su mudanza, y esa acción nos abrió puertas para acompañarla a la decisión de seguir a Cristo.  Días después fue bautizada, y damos gloria a Dios porque su Santo Espíritu siempre está convenciéndonos del pecado y guiándonos a la luz de la Salvación.

Gian enseñandoDurante los últimos días tuvimos una actividad en la cancha: presentamos un sketch y compartimos la Palabra de Dios para los presentes en el parque. Después tuvimos un tiempo de ministración haciendo grupos de dos o tres personas, y fue de bendición escucharlos y orar por ellos. Las misioneras nos dijeron que ese fue el primer servicio donde reunían a todos sus contactos; sin duda fue de emoción para todos.

Llegando el domingo estábamos ansiosos por lo que sucedería.  Fue importante porque el trabajo de meses y, para nosotros días, estaba por cumplirse: los bautizos de los nuevos creyentes. Gracias a Dios porque 10 bautizos se llevaron a cabo y estamos muy contentos con ese logro, pues sabemos que hay fiesta en los cielos por esas decisiones tomadas. A Gian le tocó predicar ese día y Mario fue quien bautizó a cada uno de ellos como la Palabra indica.

Así muy contentos sabíamos que Dios estaba respaldándonos en cada paso. Nuestro tiempo en Querétaro fue lleno de muchas experiencias como equipo, ya que pasamos diferentes situaciones de choque cultural y de conversar y ajustar cosas en las que debíamos estar de acuerdo para un mejor trabajo. De todo el verano de Jóvenes en Misión, nuestra estancia en Querétaro fue sinceramente la experiencia más impactante a nuestras vidas.

*En las próximas entradas compartiremos algunos testimonios directos de los jóvenes misioneros quienes participaron en Jóvenes en Misión.Querétaro 3

Jóvenes en Misión – México 2019

JEM Grupo

Jóvenes en Misión – México 2019

Por Lohuther René Gutiérrez Méndez

Al fin la fecha por la cual habíamos estado orando llegó y con mucha emoción estaba a la espera en el aeropuerto de la Ciudad de México para recibir a los misioneros voluntarios del Proyecto Jóvenes en Misión (JEM). Con alegría me reuní con Mario Josué López Alvarado y Pablo Isaí Parra Jiménez, ambos de México, y llegaron Christopher Barreto Maldonado y Gian Carlos Rodríguez Quiñones de Puerto Rico.

Iniciamos nuestros tiempos devocionales como grupo y participamos como líderes y talleristas en el Campamento de Orientación Misionera (COM) en Texcoco.  Allí los jóvenes guiaron a los participantes en las dinámicas e impartieron algunos talleres.  Más que todo, compartieron sus testimonios y animaron a otros a escuchar el llamado de Dios para sus vidas.

COMUna gran parte de nuestro verano dedicamos a ayudar a las misioneras que están plantando iglesias en Querétaro con la iniciativa Génesis.  Fue un tiempo impactante.  En la próxima entrada compartiré más de esa experiencia específica.

Después de estar en Querétaro, viajamos a Mezcala, Jalisco, donde nos dirigimos a la reunión de un grupo católico para compartir con ellos testimonio y también Palabra de Dios. Aunque estábamos nerviosos de saber qué nos podía esperar en este grupo, fue interesante ver que desde que llegamos fuimos bien recibidos.  Nos prestaron su Biblia católica para leer el pasaje que ellos habían leído y poder compartirles lo que entendimos. Al terminar, nos pidieron hacer la oración final y terminamos haciendo círculos de oración. Antes de finalizar, hicimos el anuncio de que podíamos visitar algunas casas para poder orar y leer la Palabra. Inmediatamente se apuntaron 3 familias por lo tanto fueron visitadas y vimos cómo Dios abrió otras puertas.Orando JEM

Tuvimos la oportunidad de compartir con la iglesia local estrategias de Evangelismo dando a conocer nuestro testimonio en esos días y ver como el Espíritu Santo nos guía al conversar con una persona acerca de Cristo.

Recorrimos las calles de Mezcala para entregar invitaciones para la EBDV “Campo de Verano La Cosecha,” a la vez estuvimos orando en las calles y hablando con las personas sobre la importancia de que los niños sean educados en valores y principios bíblicos.

El domingo nos invitaron a dar testimonio sobre el trabajo realizado con el fin de motivar a la congregación a participar en las misiones.

Al día siguiente nos dirigimos a JUNAMEX que es el campamento nacional de Jóvenes nazarenos de México.Viajando JEM

Estuvimos apoyando como parte del staff (o equipo de apoyo) para desarrollar diferentes actividades y tener más acercamiento con los jóvenes para compartir nuestras experiencias y testimonio de todo lo que Dios nos había permitido vivir. Cada tiempo de comida aprovechábamos para compartir, en los tiempos de recreación también, y nos gozamos en los tiempos de adoración recibiendo la confirmación y respondiendo al llamado que Dios nos ha hecho.

La despedida fue muy difícil pues ya eran 6 semanas de haber convivido mucho y ser una familia entre nosotros. Pero el momento había llegado y gracias a Dios por su protección, su fortaleza, su amor para con nosotros y la oportunidad de ser parte de este grupo tan especial de jóvenes apasionados por Cristo y que demostraron ser valientes en todo tiempo.

La gloria y honra sea solo para Él. Amén.

Lohuther René Gutiérrez Méndez

Coord. Del Proyecto Jóvenes en Misión, México, 2019

Orando

Misioneros en Paraguay Sacrifican sus Sueños por Seguir a Dios

Yoan y Astrid Camacaro recientemente aceptaron el llamado a ser misioneros en Paraguay para la Iglesia del Nazareno después de servir como pastores en Ecuador por más de cinco años.

Aunque son humildes y están dispuestos a ir a donde Dios los guíe, su llamado a las misiones no pasó de la noche a la mañana. 

Yoan creció en Venezuela en la comunidad desfavorecida de Andrés Bellos. Comenzó a asistir a la Iglesia del Nazareno al entrar a la adolescencia y se involucró en muchos aspectos de la iglesia.

Camacaros.png

Desde que era niño, el sueño de Yoan era ser un jugador profesional de béisbol y sacar a su familia de la pobreza. Su abuela le dio un guante de béisbol como regalo cuando era joven, y su familia rápidamente se dio cuenta de que era muy talentoso. 

Mientras iba creciendo, iba mejorando y era observado por los cazatalentos profesionales. Un día, recibió una llamada telefónica de los Atlanta Braves, quienes le hicieron una oferta para firmar un contrato para ir a Estados Unidos a jugar béisbol. Ese mismo día, recibió una llamada de su superintendente de distrito local quien creía que Yoan tenía un don para el ministerio y le sugirió que asistiera al Seminario Nazareno en Quito, Ecuador. 

Sin saber qué hacer, Yoan fue a su Biblia y encontró el versículo en Mateo 6:33: “Pero busca primero su reino y su justicia, y todo lo demás será añadido”.

En ese momento, Yoan sabía lo que tenía que hacer. Rechazó la oferta de jugar béisbol profesional, y fue al seminario. 

Durante su tiempo en el seminario, Yoan conoció a su esposa, Astrid, quien nació en un hogar cristiano en Ecuador y sintió el llamado al ministerio a los 15 años. 

Mientras crecía, Astrid se desempeñó como líder de jóvenes y maestra de escuela dominical. Ella tiene una fuerte pasión por el discipulado y el mentoreo de jóvenes para involucrarlos en el ministerio y las misiones.

Desde entonces, han terminado el seminario; se casaron en 2011 y vivieron en Venezuela por un tiempo donde nació su hijo, Yared. Yoan también está cursando actualmente una maestría en estudios interculturales en el Seminario Nazareno de las Américas en Costa Rica.

En 2013, los Camacaros plantaron una iglesia en Ibarra, Ecuador, donde han pastoreado hasta su reciente llamado a las misiones. 

“Estamos muy contentos de comenzar esta nueva aventura y servir a Dios con amor y pasión”, dijo Yoan. “Sabemos que vienen grandes cosas para el país de Paraguay y estamos listos para desarrollar estrategias de crecimiento”.

Ahora, Yoan espera que Dios use a su hijo para cumplir su sueño de convertirse en un jugador de béisbol profesional. 

Celebramos el Ingreso de la Iglesia del Nazareno a un Nuevo País

El siguiente artículo fue publicado originalmente en: Nazarene.org.

La Iglesia del Nazareno ha ingresado a un nuevo país en la Región de Eurasia a través de un plantador de iglesias y evangelista de la localidad llamado Sam*.

Para los misioneros no es fácil ingresar a este país ya que el gobierno prohíbe las actividades cristianas de evangelismo; así que cuando Sam expresó el deseo de plantar Iglesias del Nazareno en su propia nación, los líderes regionales se reunieron con él para discernir la dirección de Dios.

Como resultado, el joven y su esposa se han convertido en nazarenos y representan el primer paso de la denominación para establecer su presencia allí.

PioneerMissionarySam.jpg

El primer Nazareno
Sam creció en una familia sin ningún trasfondo religioso, pero cuando su hermana menor tenía 7 años, se convirtió al cristianismo a través de su involucramiento con una iglesia protestante local.

“No nos alegramos por eso”, dijo Sam. “Estábamos completamente en contra del cristianismo”.

Varios años después, su hermana se enfermó de muerte. Sam, que se había mudado para buscar trabajo, corrió a casa a su lecho de muerte, donde todo lo que le quedaba eran piel y huesos.

Miembros de su iglesia la visitaron para orar por ella.

“Un miembro me habló de la grandeza de Dios y de lo que es posible en Él”, dijo Sam. “Ella comenzó a compartir el amor de Cristo. Ella me compartió acerca de Juan 11:25 – Jesús le dijo: ‘Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera'”.

Al recibir estas palabras, Sam tuvo la esperanza de que si llegaba a creer que Jesús era real y confiaba en Él, su hermana podría ser sanada.

“Entonces, acepté a Jesucristo como mi salvador personal”, dijo Sam. “Pude ver que de inmediato ella estaba mejor. Aunque había estado enferma durante seis meses, una semana después se pudo levantar y caminar. Pasó por una operación exitosa, y ahora está sana. Ella es un testimonio vivo.”

Llamado al ministerio
Este milagro sanador llevó a Sam a entregar su vida a Cristo. Fue a India y se inscribió en Instituto Bíblico del Sur de India(South India Bible School). Aquí es donde Sam se encontró por primera vez con la Iglesia del Nazareno.

Completó su educación y regresó a su país de origen equipado para compartir el evangelio con su pueblo. Él compartió pacientemente acerca de Jesús con su familia y amigos, y eventualmente, toda su familia aceptó a Cristo.

“Tenemos una iglesia allí en mi aldea”, dijo Sam. “Mi tío está encargado de la iglesia. Estoy tan emocionado y feliz porque ahora todos estamos en el mismo lugar, siguiendo a Dios”.

Asociación con la denominación nazarena
En 2017, Sam volvió a contactar a un líder nazareno en India quien estaba supervisando las Iglesias del Nazareno en varios países.

El año siguiente, se reunió con otros líderes nazarenos regionales. Sam recibió la invitación de unirse a la denominación y a establecer la Iglesia del Nazareno en su país de origen.

“Admiro el trabajo que él y su esposa están haciendo con su gente”, dijo un líder de área en la localidad. “Me encanta la pasión y el compromiso que tienen para compartir el evangelio con las personas”.

Evangelismo de amistad
Sam primero establece amistades con las personas antes de hablar sobre lo que Dios ha hecho por él y su familia.

“Comienzo estableciendo una relación [con las personas]”, dijo Sam. “Después de crear una amistad íntima y cercana, los llamo y tal vez vamos a tomar un café o algo, y luego comienzo a compartirles de Cristo”.

En una ocasión, fue invitado a predicar en una iglesia de una aldea fuera de la ciudad. Después, se detuvo en una carnicería.

“Tuve una conversación con el chico que estaba trabajando”, dijo Sam. “Hice una amistad con él y su familia. Tuve el privilegio de alcanzarlos, y les compartí el amor de Cristo. Ahora todos están en Cristo. Este mes los bautizaré”.

Ante la persecución
A pesar del derecho legal de practicar la fe cristiana, Sam y su esposa enfrentan discriminación por su fe.

Recientemente, se mudaron a una ciudad más grande. Sin embargo, una serie de propietarios se negaron a alquilarles un apartamento cuando descubrieron que la pareja era cristiana. Finalmente, la pareja encontró a una persona cristiana que les alquiló un apartamento.

A pesar de estas circunstancias hostiles, Sam abrió su propio negocio para poder compartir a Cristo a través de conversaciones normales.

“Comenzamos el ministerio en este país en septiembre pasado, y ahora ya tenemos un pequeño grupo de compañerismo que adora al Señor Jesús”, dijo el coordinador de estrategia de área. “Esperamos ver más cosas hermosas que sucederán a través del ministerio de Sam y su esposa en un futuro cercano”.

*Nombre ficticio por seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: