Otros 10 conceptos dolorosamente erróneos sobre los misioneros

Otros 10 Conceptos Dolorosamente Erróneos Sobre los Misioneros

Por: Chuck Lawless

Antier publiqué 10 conceptos erróneos sobre los misioneros. Si no leíste el post, te animo a que lo hagas ahora. Aquí están 10 conceptos erróneos más:

  1. “Nunca tenemos miedo”. Los misioneros son gente fiel, pero el temor puede ser una realidad. Dependiendo de en dónde sirvan, pueden enfrentar oposición pública, violencia, amenazas, desastres naturales y enfermedades extrañas. Algunos viven continuamente preparados para volar de regreso a su área si es necesario.
  1. “No necesitamos el apoyo de nuestras iglesias en casa”. Muchos misioneros esperan el ánimo, apoyo, las relaciones y visitas de las iglesias que los enviaron. Reconocen cuando sus iglesias se han olvidado de ellos.saying goodbye.jpg
  1. “Decir “adiós” se vuelve más fácil al paso de los años”. Los adioses para los misioneros son numerosos y en apariencia continuos: a la familia y amigos la primera vez que salen de casa, y luego cada vez que regresan al campo después de un permiso de ausencia; a los amigos en el campo cada vez que regresan a sus lugares de origen; a los niños que se gradúan y se van a la universidad; a los colegas que se van del campo; a los padres ancianos, probablemente por vez final. Nunca se vuelve más fácil.
  1. “Cuando regresemos a casa, seremos iguales a cuando nos fuimos”. Los misioneros que regresan pueden lucir iguales, pero son diferentes. Sus experiencias en el campo los transforman. Las cosas temporales que antes tenían importancia parecen ya no importar tanto. Las iglesias con grandes edificios ya no los impresionan. Los problemas de la iglesia parecen tontos. La gente es lo que importa.
  1. “Nos quedamos en el campo porque amamos a la gente de nuestro grupo”. Sí aman a la gente de su grupo, pero esa no es la razón principal para quedarse. Se quedan porque Dios ama a la gente de su grupo y ellos son solo las vasijas a través de las cuales Dios envía Su mensaje hacia ellos.
  1. “No podemos esperar para hablarle a tu iglesia con fervor cuando regresemos a casa”. Ellos en verdad quieren contar lo que Dios está haciendo a través de su trabajo, pero por lo general están regresando luego de muchos años de trabajo arduo con pocos descansos. Están cansados. Enfrentan su propia crisis al regresar a su cultura. Algunos no están naturalmente dotados para hablar a grandes multitudes.
  1. “No tenemos tiempo para escuchar tus peticiones de oración”. Seguro, los misioneros quieren que oremos por ellos… pero también quieren orar por nosotros. Algunos de mis amigos misioneros son los mejores intercesores que conozco.
  1. “Confiamos en Dios, así que no estamos solos”. Nunca están solos porque el Espíritu vive dentro de ellos, pero los misioneros pueden sentirse solitarios. Algunos sirven en lugares aislados en donde no hay otros creyentes más que a días de distancia de ellos. Desean a sus familias, especialmente cuando no pueden asistir a bodas o funerales; de hecho, están tan apegados a sus familias como aquellos que les dicen: “nunca podría hacer lo que tú haces porque estoy muy apegado a mi familia”.Alone breakfast
  1. “No sabemos si lees o no nuestros informes”. Muchos misioneros trabajan duro para enviar reportes bien diseñados y concisos sobre el trabajo de Dios y sus peticiones de oración. Debido a los recursos tecnológicos disponibles hoy en día, pueden saber cuánta gente de verdad lee sus informes. No los desanimes ignorando sus reportes.
  1. “Nuestros mayores conflictos son con los nacionales”. En realidad, las mayores luchas a menudo tienen que ver con los compañeros de equipo. Los conflictos interpersonales se magnifican en un entorno intercultural.

Estoy seguro que tengo mis propios conceptos erróneos sobre los misioneros, pero no creo estar mal en esta conclusión: Son personas devotas que sirven fielmente alrededor del mundo. Aprendamos de ellos, escuchémoslos, oremos por ellos y caminemos a su lado.

Quizás algún día nos lleguemos a convertir en uno de ellos.

Chuck Lawless

Chuck Lawless actualmente sirve como Profesor de Evangelismo y Misiones y Decano de Estudiantes Graduados en el Seminario del Sudeste.

10 Conceptos Dolorosamente Erróneos Sobre los Misioneros

10 Conceptos Dolorosamente Erróneos Sobre los Misioneros

Por: Chuck Lawless

Uno de mis amigos misioneros me animó a escribir una publicación sobre los conceptos erróneos que se tienen sobre los misioneros, así que me puse a investigar sobre ese tema. Hoy y en la siguiente entrada publicaré los pensamientos que se tienen sobre ellos.

  1. “Somos superhéroes”. Ellos me dicen que no lo son. Son gente normal respondiendo el llamado de Dios para hacer un trabajo intercultural. Luchan con el pecado. Sus familias tienen discusiones. Sus hijos los vuelven locos algunos días. Los misioneros no quieren ser héroes (aunque a menudo valoran que la gente los mire así).
  1. “Todos vivimos en una cabaña en África”. Los misioneros viven por todo el mundo, muchos de ellos en mega-ciudades habitadas por millones de personas.African hut
  1. “Cuando venimos a nuestro país natal, llegamos a casa”. El hogar de los misioneros es en donde estén viviendo. El lugar en el que residen y la gente a la que quieren alcanzar, se vuelven parte de ellos. Llegar a su país de regreso puede ser, de hecho, muy estresante.
  1. “Entendemos la cultura que nos ha enviado”. Este concepto errado se relaciona con el número 3. Los misioneros regresan a iglesias que a menudo son más elaboradas, a supermercados que son mucho más “super” y casas misionales que son mucho más grandes que las que tenían en donde vivían. A menudo, no se saben los nuevos cantos o no reconocen las ilustraciones del sermón. Regresar a su cultura es un choque real para ellos.
  1. “Tu viaje misionero de corto plazo es una gran bendición para nosotros”. Puede serlo, pero no siempre. Si tu equipo no trabaja en conjunto con el misionero desde el principio- o si ignoras al misionero en el sitio para hacer tus propios planes- puedes hacer la tarea del misionero mucho más difícil. Pregunta cómo puedes ayudar a los misioneros en lugar de decirles lo que planeas hacer.
  1. “Nuestra vida es como un viajero misionero de corto plazo, pero un poco más prolongado”. Un misionero lo dijo de esta manera: “En un viaje misionero de corto plazo, básicamente ministras de sol a sol. No negocias con el casero, no luchas para comprar la despensa y cocinar, no educas a los niños en casa, ni haces largas filas para pagar una cuenta de $2.00 dólares. Vivir en el extranjero requiere mucho esfuerzo para solo “vivir”.Waiting in line Zimbabwe
  1. “Todos somos aprendices naturales de los idiomas”. No es el caso. El aprendizaje del idioma es difícil, e incluso aquellos que conocen el idioma pueden seguir luchando con eso. Algunos misioneros de largo plazo nunca llegan a dominar el idioma – pero siguen adelante porque quieren compartir el evangelio con la gente de su grupo-. Los misioneros aprendiendo un idioma necesitan nuestras oraciones.
  1. “Evangelizar es fácil para nosotros”. No solamente es difícil llevar una conversación hacia el evangelio, sino que los misioneros deben también hacerlo en un segundo idioma. Incluso aquellos creyentes que van a los confines de la tierra luchan para atraer a las personas al evangelio.
  1. “Todos nosotros hacemos un voto de pobreza”. No es así. Ellos sirven a Dios, y necesitamos tratarlos como dignos de su salario. De hecho, algunos misioneros viven en lugares donde el costo de vida es bastante alto.
  1. “Todos vivimos un avivamiento”. Muchos están esperando que alguien de su grupo haga su decisión por Jesús. Algunos están luchando para encontrar la alegría diaria. La vida misionera no está siempre en la cima.

Regresa en dos días por los siguientes 10 conceptos errados sobre los misioneros. Mientras tanto, ora por tus misioneros hoy.

Chuck Lawless

Chuck Lawless actualmente sirve como Profesor de Evangelismo y Misiones y Decano de Estudiantes Graduados en el Seminario del Sudeste.

Lemas que despertaron la Iglesia: Nada más que las cubiertas

Escrito por: Howard Culbertson

“Si usted saca las misiones de la Biblia, no tendrá nada más que las cubiertas” – Nina Gunter

coversEsas son palabras fuertes de Nina Gunter, emérita superintendente general de la Iglesia del Nazareno. Si lo que dijo – “no queda nada, solo las cubiertas” – es cierto, entonces la participación de la misión mundial no es sólo una opción por hacer entre muchas cosas buenas para los creyentes.

Sin embargo, ¿estaba Gunter simplemente exagerando las cosas para aporrear la casa hasta cierto punto? Sé de gente que piensa que la Biblia sería un poquito más pequeña si se saca todo lo que se relaciona con la evangelización mundial. En ese orden de ideas, me imagino un conocido o dos pensando eso y que apunta a versículos de la Biblia al azar, mientras dice: “Dime lo que este versículo tiene que ver con las misiones. O, ¿qué tal este versículo por aquí? “

Es posible que Gunter exageró las cosas a propósito. Sin embargo, creo que “no quedaría nada, solo las tapas” es más que una hipérbole. Piense en cómo las misiones mundiales alcanzan colores en “todo el barrido de las Escrituras”, para usar una frase del estudioso de la Biblia N.T. Wright. A menudo decimos que toda la Biblia es una historia. De hecho, es. La Biblia es la historia de Dios que busca recuperar su Creación perdida de toda la tierra. Es la historia del despliegue de Juan 3:16. Se trata de la búsqueda de Dios, así como el envío para buscar.

La declaración de Gunter “Si usted saca las misiones de la Biblia, no tendrá nada más que las cubiertas ” – surge claramente de cómo la Biblia relata la “operación de rescate increíble” de Dios, como Linda Seaman tituló su libro sobre los inicios del trabajo Nazareno en Martinica.

Nina Gunter tiene razón. Si tomamos las misiones fuera de la Biblia, habría más mal uso de un verso aquí o allí. La escritura habla repetidamente del deseo de Dios de que la noticia de su justicia, gracia y amor se publicará en toda la tierra. Si tomamos todo lo que la Biblia considera relevante para la evangelización del mundo, de hecho quedaremos sosteniendo no mucho más que sus cubiertas.

Publicado originalmente en: http://engagemagazine.com/content/slogans-awakened-church-nothing-covers

¿Qué es el discipulado?

Escrito por: Pat Sikora

63533

Yo había sido cristiana por exactamente una semana, algunas personas en una iglesia estaban tratando de invitarme a almorzar. Después de haber sido un gran éxito (es decir: mundana) pagana, no tenía ni idea de qué esperar. Lo que me encontré fue un grupo de locos, gente maravillosa, dedicados, que me acogieron con los brazos abiertos, a pesar de mi apariencia decididamente anti-cristiana. Kathleen me invitó a una hora del café en su casa esa noche. Luree me invitó a cenar más tarde en la semana. Susan me invitó a estudiar la Biblia de las mujeres. Y Mónica ofreció discipularme, ¡lo que sea que eso fuera! Y así comenzó mi viaje salvaje y maravilloso de crecer en Cristo.

Mónica y yo éramos dos mujeres profesionales ocupadas, pero nos encontraríamos para una cena rápida entre trabajo y reuniones. Al principio, ella sólo respondió a todas mis preguntas. Pero con el tiempo, comenzó a dar forma a mi comprensión de mi nueva fe. Ella desafió mi visión del mundo y me enseñó a pensar bíblicamente. Mónica se convirtió en mi persona de confianza, con quien pude exponer mi ignorancia a su corrección graciosa. Con el tiempo aprendí lo que era discipulado y más tarde tuve la oportunidad de discipular a otros.

Mientras tanto, el grupo de mujeres también me dio la bienvenida y me animó. Allí aprendí a estudiar la Biblia y a aplicarla a mi vida tumultuosa. Este grupo tenía un liderazgo rotativo, y aunque yo estaba feliz de ser una observadora, Susan me pidió que probara en el liderazgo después de que había estado asistiendo durante seis semanas. Ella me animó a cada paso del camino, y ¿sabes qué? ¡Lo hice! No fue mi mejor momento, pero lideré. Y después de eso, me dieron más oportunidades de liderar, tanto en ese pequeño grupo y en el domingo por la mañana, todos los grupos pequeños porque estas mujeres tomaron en serio su responsabilidad de discipularme.

¿Qué es el discipulado?

El discipulado es tanto modelar como enseñar  a los cristianos la doctrina de la Escritura, incluyendo, la oración, la vida cristiana, y la adoración. Pero la clave es enseñar a los cristianos a vivir esos principios. Efesios 4: 12-15 explica el equipamiento de “su pueblo para la obra del ministerio, para que el cuerpo de Cristo pueda ser construido, hasta que todos alcancemos la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, y maduremos, alcanzando la medida de la plenitud de Cristo. Así ya no seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia y de la gente en sus artimańas erróneas. En cambio, al vivir la verdad con amor, creceremos para convertirnos en todos los aspectos del cuerpo maduro de aquel que es la cabeza, este es, Cristo”. Es muy parecido a la crianza: el discipulado implica la preparación de alguien para vida.

En el discipulado enseñamos y modelamos lo que queremos que nuestros discípulos aprendan, sabiendo que lo que somos es más importante que lo que enseñamos. Mónica, Susan, y los otros me enseñaron mucho, pero era su personaje lo que me motivó a crecer en la fe. Vi una madurez que yo quería, y por la que estaba dispuesta a trabajar.

Con los años, he aprendido mucho sobre el discipulado. Mientras el discipulado sucede con ajustes tanto formal como informal y a través de todas las diferentes técnicas: he encontrado varias claves para el éxito del discipulado. Tocaremos estas técnicas en la siguiente entrada.

Lemas que despertaron la Iglesia: “Profunda y seriamente involucrada”

Escrito por: Howard Culbertson

Una congregación que no está profunda y seriamente involucrada en la proclamación del evangelio en todo el mundo, no entiende la naturaleza de la salvación” – Ted Engstrom, Visión Mundial

Salirse de las palabras de la frase de Ted Engstrom “Profunda y seriamente involucrada”. Para mí, esas palabras en particular plantean preguntas como:

  • ¿Está mi iglesia local “profundamente y seriamente involucrada en la proclamación mundial del evangelio”?
  • ¿Las palabras como profundamente, intensamente, con ardor, con pasión, con fervor, y de todo corazón caracterizan nuestra participación global?
  • ¿Nos contentamos con lograr sólo el mínimo esperado por los líderes denominacionales?

money-money-1518532-1279x852De vez en cuando oigo a los nazarenos describir la participación de su congregación en la evangelización mundial tan simple como “siempre pagamos nuestros presupuestos”. Cosas como apoyo en oración intercesora o ánimo a niños y jóvenes para involucrarse o proveer apoyo emocional a los misioneros sirviendo en lugares lejanos, quizás todos estos ejemplos no estén en el radar de esas personas.

Si el soporte de las misiones mundiales es sólo el envío de un poco de dinero, estamos perdiendo el punto. Por otra parte, la frase, “pagamos nuestros presupuestos”, lo hace sonar como si las ofrendas para las misiones son un “impuesto” de la denominación. Eso me da la impresión de que no están ni profunda ni seriamente involucrados en la proclamación mundial del Evangelio.

Otros, cuando se le preguntó acerca de la participación global de su iglesia, mencionarón viajes misioneros tomadas por pequeños grupos en su congregación. Sin embargo, si el envío de unos pocos miembros en el extranjero durante 10 días al año es todo lo que están haciendo, entonces no están de verdad “profunda y seriamente involucrados” tampoco.

He oído a gente en nuevas iglesias explicar que es demasiado pronto en la historia de su congregación para que piensen acerca de la proclamación mundial del Evangelio. “Vamos a llegar a ella con el tiempo”, dicen. Engstrom, quien fue jefe de la Juventud para Cristo y luego de Visión Mundial, diría: “Si la evangelización del mundo es una opción que espera añadir en un futuro lejano, usted realmente no entiende la naturaleza de la salvación”.

He conocido a otros que dicen: “Estamos llamados a evangelizar aquí en nuestro barrio. Aquí es donde estamos cumpliendo la Gran Comisión”.

Para eso, Engstrom respondería: “La gente perdida en su vecindad inmediata necesita escuchar el Evangelio, pero si usted ha reducido su preocupación para centrarse exclusivamente en ellos, realmente no entiende la naturaleza de la salvación”.

Profunda y seriamente. Palabras clave. ¿Caracterizan estas palabras la participación global de mi iglesia? ¿Caracterizan mi participación personal?

Publicado originalmente en: http://engagemagazine.com/content/slogans-awakened-church-deeply-and-earnestly-involved

Betsabé

Escrito por: Frederick Buechner / Trad. por: Ariadna Romero

betsabe[1]Cuando el Rey David estaba recostado en su lecho de muerte y ella estaba ahí junto a todos los demás para reconvenirlo por su decisión sobre la sucesión, él aún recordaba la primera vez que la vio. Apenas había terminado la última batalla de la guerra contra los sirios, y su victoria le había dejado un sentimiento de desilusión. Bebió mucho durante el almuerzo y después subió a tomar una larga siesta. Era casi el crepúsculo cuando despertó. El palacio estaba extrañamente silencioso, y él se sintió inusualmente solemne y tranquilo dentro de su propia piel. Por alguna razón, no había sirvientes cerca, nadie que le recordara que él era el rey ungido, el general victorioso, todas esas cosas. Se bañó, se preparó una bebida, y tan solo con una toalla alrededor de la cintura, caminó hacia la terraza del techo, desde donde miró hacia abajo por encima del parapeto, en una especie de trance.

Si todo el ejército sirio se hubiera levantado en armas y vestido sus armaduras, David simplemente habría notado su presencia y pasado de largo. Había un bayo castrado atado a un árbol, barriendo las moscas con el rabo. En la corte de los sirvientes, una cisterna había desbordado en los adoquines dejando un charco la forma de Asia. Más allá de la muralla, una chica desnuda de pie en una alberca poco profunda, echándose agua sobre los hombros con una concha. De forma casual miró a la chica, pero la vio como si tuviera que tenerla a cualquier precio, y el precio sería exorbitante. El asesinato de su esposo, la muerte de su primer hijo  – como actores esperando su llamado- las consecuencias fatales acechaban escondidas en las alas.

Mucho tiempo después, cuando el frio estaba en los huesos de David, sacudiendo sus perlas, Betsabé llegó a asediarlo con preguntas sobre Salomón, él apenas podía mirarla ahí donde estaba sentada a un lado de su aposento, pero en cambio, si podía verla brillando en la penumbra como una pera, como la había mirado la primera vez hacía tantos años, desde su techo, con un vaso en la mano. Elevándolo a la altura de sus ojos, se lo bebió de un solo trago como si fuera un brindis, pero fue solo en su lecho de muerte que pudo comprender el por qué.

No era solo por Betsabé por quien había brindado, o por la perspectiva de una vida feliz juntos, sino por una perspectiva mucho más distante. David había estado bebiendo –se dio cuenta- por el hijo de su hijo de su hijo mil años después, por quien solo podría  orar para que encontrara en su corazón un pensamiento bondadoso acerca de la hermosa mujer y el imprudente rey, que había sido tan inconsciente, y el responsable de su nacimiento en un establo muchos años atrás, y de su muerte a las afueras de las murallas de la ciudad.

2 Samuel 11-12

Originalmente publicado en Peculiar Treasures y después en Beyond Words

http://frederickbuechner.com/page-group/landing/quote/quote-bathsheba

8 Formas para Combatir la Pornografía – Parte 2 de 2

Escrito por: Mike Souder

multiple-devicesContinuación de la entrada anterior.

Establece alternativas para los tiempos de tentación

Desarrolla actividades alternativas y de sustitución en las que puedas participar fácilmente cuando surge la tentación. Planifica a futuro una actividad o un ritual que sea agradable, fácil y glorifique a Dios (y tal vez idealmente debe participar el cónyuge) que sirva para hacerlo en cualquier momento cuando surjan esas tentaciones. Dar un paseo rápido, enviar un mensaje de texto a tu pareja o un buen amigo, lo que pueda servir para refrescarte y llevar tu espíritu hacia la luz.

Reduce el estrés

El estrés hace que puedas buscar mecanismos que aportan comodidad y una sensación de control para su afrontamiento. Todo este nuevo trabajo emocional que estás haciendo en tu cabeza, el corazón y las relaciones requerirá más de ti e irónicamente te puede conducir más lejos en el uso de la pornografía como un calmante para el estrés.

Reconoce esto como una posibilidad y por un tiempo, limita tus responsabilidades siempre que sea posible. La reducción de las responsabilidades te dará más tiempo para lo que es más importante en la actualidad: más tiempo en la oración, en la reflexión y la lectura, en la conversación con los asesores de confianza y el tiempo (muy necesario) con tu cónyuge si eres casado.

 Sácalo de raíz

La gente usa los mecanismos de supervivencia como ir de compras, la comida, el alcohol y la pornografía para causar o diferir ciertos tipos de sentimientos. Con el fin de superar la adicción, debes discernir las causas más profundas de tu comportamiento y direcciónalas a la raíz. Cambiar tu comportamiento sólo va a durar cierto tiempo, a menos que redirecciones lo que está causando que pueda seguir el comportamiento en primer lugar.

Encuentra a alguien que pueda ayudarte a discutir quién eres en el fondo y puede ayudar a discernir por qué estás haciendo lo que haces. Éste puede ser un pastor o un amigo sabio, pero es posible tener mayor éxito con un asesor profesional. Nada es mejor que la oportunidad de ser escuchado por alguien cuya experiencia está ayudando a que tú te conozcas.

Renueva tu mente

A medida que vas limpiando tu cabeza y tu corazón de los escombros que causa la pornografía, renueva tu corazón con un contenido saludable. Reconéctate con la Escritura. Considera otros libros que puedan ayudarte y animarte a conocerte mejor a ti mismo conforme empiezas el proceso de sanación. Algunas sugerencias son:

– The Genesis Process for Change Group (El proceso genesis para cambiar el grupo):    Michael Dye.
– The Search for Significance (La búsqueda del signifcado): Robert McGee.
– Every Man’s Battle (La batalla de cad hombre): Steven Arterburn & Fred Stoeker.
– Wild at Heart (Salvaje de Corazón): John Eldridge.
– Versículos para su consideración y memorización: 2 Timoteo 2:22, Efesios 6, Romanos 6:13-14, Proverbios 24:16.

Sé paciente

No llegaste a este punto en un mes. No podrás salir de él en un mes o seis meses o incluso, un año. Pero solo tú puedes responder esta pregunta ¿Dónde está dirigida mi vida si no me comprometo a lo que sea necesario para vencer esta enfermedad?

Sé paciente y ten gracia para contigo mismo y comprométete a largo plazo, en la carrera de la liberación. Jesús ha hecho un camino para ti. El Espíritu Santo estará contigo. Tu Padre en el cielo está animándote.

Publicado originalmente en: http://www.relevantmagazine.com/life/8-ways-fight-porn-addiction

8 Formas para Combatir la Pornografía – Parte 1 de 2

Escrito por: Mike Souder

porn

Algunos tips para empezar el proceso de sanidad.

Si descubrieras un tumor canceroso en su cuerpo, ¿verdad que harías cualquier cosa para sacarlo? Y si hay algo que podrías hacer personalmente para aumentar las posibilidades de sobrevivencia y sanidad, ¿no pensarías en los gastos cierto?

Sobreponerse a una adicción no es menos significativo que eso.

El Rey Salomón una vez aconsejó a sus oyentes “Guarda tu corazón porque de él mana la vida (Proverbios 4:23). La condición de nuestro corazón determina todo sobre nuestra vida. El cáncer puede matar nuestros cuerpos, pero no puede destruir nuestro corazón en la misma forma en que lo hace algo como la pornografía, lo cual mueve hacia abajo y endurece nuestros corazones.

Con el fin de vencer adicciones como las enfermedades que son, necesitamos atacarlos con una estrategia en todos los sentidos. Necesitemos tratarlo como a un cáncer en Fase 4.

Humíllate a tí Mismo

El simple hecho y más importante paso para escapar de la enfermedad de la pornografía es reconocer tus debilidades y que necesita la ayuda de Dios. Deja de minimizarlo. Deja de poner excusas. Admite tu pecado. Acepta que lejos de la gracia de Dios, eres débil, imperfecto y atascado. Humíllate a ti mismo delante de Dios y confiésale tu pecado. Él estará seguro de recibirte, de caminar contigo, de reparar la intimidad contigo para sanarte.

“Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (Santiago 4:6).

Tráelo a la Luz

Cuidadosa y apropiadamente empieza a limpiarte con aquellos más cercanos a ti. Lo primero y más importante, es que si estás casado, tu esposa o esposo necesita saberlo todo. Gentil y valientemente saca todo de una sola vez.

Compártelo en la tarde o en el tiempo cuando tengas un tiempo para hablar y dolerse y descansar después de todo. Si tu pareja lo considera útil, encuentra otra persona en quien confíes y permite que puedas caminar a través de esto para reunirse periódicamente.

En segundo lugar, compártelo con tu pastor o líder espiritual y posiblemente, busca consejería profesional. Si eres un líder en la comunidad de tu iglesia, ofrécete para tomar un receso de manera que tengas tiempo suficiente para el proceso de sanidad.

Tercero, encuentra a dos o tres en los que tengas confianza (de tu mismo sexo) y compárteles la situación, pidiéndoles que oren por ti (y por tu pareja si estás casado) y reúnete con ellos de una forma regular para ver cómo estás avanzando con esto.

Muere de hambre

Luego de la pornografía no es como la separación del café o el azúcar. No es algo que se puede moderar o permitir que haya “sólo un poco” en su dieta. Piense en las imágenes pornográficas electrónicas e impresas pornográficos como alimento para el tumor. Muere de hambre.

Definir claramente las situaciones que conoces aumentará la tentación. Tomar un descanso de la pantalla, especialmente las redes sociales, televisión, YouTube, lo que se ha convertido en la herramienta de elección para la alimentación del tumor. Desconéctate por completo por un tiempo si es necesario.

Instala el software de protección en los dispositivos electrónicos (como el Covenant Eyes). Durante un tiempo, sentirás que eres perseguido por las imágenes en tu memoria. La buena noticia es cuando se deja de alimentar la enfermedad; las imágenes se desvanecen y se desvanecen hasta que finalmente desaparecen por completo.

Jesús enseñó a sus seguidores: “Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego” (Mateo 18:9).

Espera más en la próxima entrada.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.879 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: