Celebrando Pentecostés

images.jpeg
El domingo pasado como Iglesia Cristiana celebramos el día del Pentecostés. Pero, ¿qué es el Pentecostés y por qué es tan importante para la Iglesia? En el enlace a continuación el Dr. Rubén E. Fernández, Rector del Seminario Nazareno de las Américas, y Coordinador Regional de Educación y Desarrollo Pastoral para Mesoamérica, nos lo explica a través de un video:

 

 

Una Pérdida para toda la Familia Global: Declaración de la JSG Sobre la Tragedia en Cuba

CubaCloudy.jpeg

La Junta de Superintendentes Generales de la Iglesia del Nazareno, extiende su amor sincero, sus fervientes oraciones y sus más profundas condolencias a las familias de todos los afectados por el accidente aéreo del viernes 18 de mayo en La Habana, Cuba.

Fue con corazones entristecidos ​​que nos enteramos que 10 parejas pastorales nazarenas se encontraban entre las más de 100 personas que perdieron la vida en esta tragedia, justo después de culminar su participación en una conferencia nacional de la Iglesia del Nazareno de Cuba.

“Sharon y yo tuvimos el privilegio de estar en la Asamblea del Distrito Este de Cuba en enero”, expresó David W. Graves, Superintendente General en jurisdicción de la Región de Mesoamérica. “Nos conmovió su amor y pasión por Jesús y por la Iglesia del Nazareno. Nuestros corazones se encuentran entristecidos ​​por las familias, las iglesias y el distrito, y nuestra familia global siente esta pérdida de una manera muy personal”.

Nos consuela el informe del Reverendo López, Presidente de la Iglesia del Nazareno en Cuba, quien dijo que las parejas estaban cantando, orando y testificando mientras se dirigían al aeropuerto. La promesa de la resurrección nos da la convicción de que nos reuniremos juntamente para alabar y adorar a Dios.

Lamentamos junto a aquellos que perdieron a sus seres queridos. También nos unimos en el duelo con el  Director Regional Rev. Carlos Sáenz, Rev. Leonel López, y el Superintendente del Distrito Este Rev. Luis Batista durante este tiempo. Que el Señor cuide a los hijos de estas madres y padres, rodeándolos con su paz y amor omnipresente que sobrepasa todo entendimiento.

A los nazarenos de todo el mundo, continúen acompañándonos en oración por todos los afectados de esta trágica pérdida. Asumimos el mandato de Cristo de consolar al afligido y de cuidar a las viudas y a los huérfanos.

A los nazarenos de Cuba, las iglesias del Distrito Este y a todos los que sufren hoy en esa nación, les amamos. Ustedes son verdaderamente nuestros hermanos y hermanas en Cristo. Estamos de luto con ustedes, compartimos su dolor, oramos por ustedes y continuaremos levantándoles en oración en los días, meses y años venideros.

Nuestra oración es que la paz de Dios guarde sus corazones y mentes (Filipenses 4:7). Les invitamos a que se aferren a la realidad de que Dios, el “Señor fortalece a su pueblo; el Señor bendice a su pueblo con paz” (Salmos 29:11). Nuestra oración es que la paz de Cristo esté con el pueblo de Cuba durante este momento de angustia y dolor.

Estamos agradecidos y recordamos las vidas consagradas de:

  • Mirza Rodríguez Rondón y Juan Luis Vega Velázquez.
  • Luis Manuel Rojas Pérez y Maricela Peña.
  • Norma Suárez Niles y Jesús Manuel García Oberto.
  • María Virgen Filandez Rojas y Rafael Vega Velázquez.
  • Ronni Alain Pupo Pupo y Yurisel Milagros Miranda Mulet (presidenta de distrito de Misiones Nazarenas Internacionales)
  • Eloy Ortiz Abad y Elva María Mosqueda Legrá.
  • Juan Carlos Nogueras Leyva y Noelbis Hernández Guerrero.
  • Gelover Martín Pérez Avalo y Yoneisi Cordovez Rodríguez (pastora y tesorera de distrito).
  • Manuel David Aguilar Saavedra y María Salomé Sánchez Arévalo (secretaria de distrito).
  • Grisell Filandes Clark y Lorenzo Boch Bring.

Este artículo fue publicado originalmente en: nazarene.org

Orando por Cuba

Un Boeing 737 con más de 100 pasajeros y su tripulación se estrelló el viernes en las cercanías del Aeropuerto Internacional José Martí en La Habana, Cuba, minutos después de despegar. El avión se dirigía rumbo a la ciudad de Holguín, Cuba, cuando se estrelló alrededor de las 12 p.m. hora local.

cuba-bandera-media-asta-580x330.jpg

En este avión, 10 matrimonios del Distrito Este regresaban a su provincia de Holguín, después de haber estado en una Conferencia Nacional para pastores de la Iglesia del Nazareno.

Se ha confirmado el deceso de las 10 parejas pastorales:

  1. Mirza Rodríguez Rondón y Juan Luis Vega Velázquez.
  2. Luis Manuel Rojas Pérez y Maricela Peña.
  3. Norma Suárez Niles y Jesús Manuel García Oberto.
  4. María Virgen Filandez Rojas y Rafael Vega Velázquez.
  5. Ronni Alain Pupo Pupo y Yurisel Milagros Miranda Mulet.
  6. Eloy Ortiz Abad y Elva María Mosqueda Legrá.
  7. Juan Carlos Nogueras Leyva y Noelbis Hernández Guerrero.
  8. Gelover Martín Pérez Avalo y Yoneisi Cordovez Rodríguez.
  9. Manuel David Aguilar Saavedra y María Salomé Sánchez Arévalo.
  10. Grisell Filandes Clark y Lorenzo Boch Bring.

A raíz de esto, quedaron sin sus padres 8 niños (7 hombres y 1 mujer) y 2 adolescentes, todos entre 7 y 15 años de edad. Además de otros hijos de edades superiores.

El presidente nacional de la Iglesia del Nazareno en Cuba, Rev. Leonel J. López dijo: “En este momento de angustia y dolor, se ruega a todos sus oraciones y ayuda para poder salir juntos de esta situación”

Ministerios Nazarenos de Compasión de la Región Mesoamérica, nos invita a formar parte de la respuesta a las familias que han sido afectadas por dicho accidente aéreo:

  • Orando
  • Ofrendando el próximo 27 de mayo, 2018

Las ofrendas deberán ser enviadas por cada distrito a sus oficinas de áreas, las cuales harán llegar la totalidad recibida a la oficina regional para su debido uso.

“Les pedimos de la manera más atenta y respetuosa, que por favor nos unamos en oración todas por las familias y allegados afectados en esta tragedia. Y pidamos a Dios paz y fuerza en estos momentos de tanta duda, conmoción y dolor” expresó el Dr. Saenz, director de la Región Mesoamérica.

32807809_1915412871837075_433235223753261056_n.jpg

Las banderas permanecerán izadas a media asta por dos días en todo Cuba como señal de duelo por las víctimas del accidente.

Manténgase informado por medio de la página oficial de la región: mesoamericaregion.org, y de la Iglesia del Nazareno: nazarene.org; también a través de Facebook y Twitter.

– Comunicaciones Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica.

Retiro de Reentrada Génesis – 2018

A principios del mes de mayo del presente año, las misioneras voluntarias que fueron enviadas a los sitios Génesis en Guadalajara, México y Santiago, República Dominicana: Laritza del Carmen, Natali Novelo, Nhasyeli Rodríguez, Sugey Barrón y Wendy Rivera, terminaron su asignación de dos años.  Para concluir su servicio fueron parte de un retiro en Santo Domingo, República Dominicana donde recordaron y compartieron las experiencias vividas en el campo misionero, además fue un tiempo de reflexión para cada una, así como de gratitud por haber concluido.

Las cinco misioneras expresaron el gozo de haber compartido sus vidas con gente que se convirtió en amigos y familia para ellas, a quienes pudieron enseñar, discipular y guiar en la vida cristiana; además, ellas manifestaron su alegría y agradecimiento por haber sido parte de esta iniciativa de la Iglesia del Nazareno.

IMG_7193.JPG

Laritza, Sugey, Natali, Nhasyeli y Wendy.

Las iglesias de San Martín y Las Pintas, en Guadalajara, México, han visto una transformación y saben que la misión continúa en las comunidades donde están ubicadas. Asimismo, los barrios de Cecara y Banegas en Santiago, República Dominicana, fueron bendecidos e impactados con el mensaje de santidad.

06d66854-462a-4668-8219-3e6257303cb1.JPG

Las misioneras con Naomi y Gary Faucett, promotores de Cuidad Misionero Génesis.

Es un motivo de acción de gracias el hecho de que los líderes de ambos sitios hayan captado la visión de la iniciativa Génesis, y de igual forma, es una bendición ver a los distritos anfitriones con una gran motivación de seguir apoyando la obra misionera y dar soporte a las iglesias que se han plantado.

845cdf02-80fe-49fc-8fd4-d6aa63560bbd.jpg

Las misioneras salientes con Scott, Emily y Freya.

Sabemos que Dios seguirá usando la vida de Laritza, Natali, Nhas, Sugey y Wendy dondequiera que el Señor las lleve. Por ahora, ellas han regresado con sus iglesias locales y distritos, con el fin de compartir acerca de todo lo que Dios hizo a través de sus vidas e inspirar a otros a responder al llamado de Dios y a continuar siendo parte de su misión. ¡Gracias a todos los que han apoyado en oración y económicamente para que Santiago y Guadalajara fueran cambiadas por medio de estas misioneras!

Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.”
1 Corintios 15:58

 

Aún sin Desilusionarse: Parte dos de una Súplica para Resistir el Cinismo en la Vida y el Ministerio

Scott Armstrong

En la entrada anterior, compartí la historia de cuando era nuevo en el campo misionero y me encontré con verdades difíciles de conflicto y política en la Iglesia. ¿Eran correctas las palabras de una confiable misionera veterana? ¿Eventualmente iba a desilusionarme como todos los demás?

pesimismo-optimismo.jpg

Desde entonces determiné que no dejaría que eso pasara. Lucharía contra el cinismo y el fastidio. Las siguientes sugerencias, hasta ahora, me han ayudado tremendamente:

  1. Empieza a tener citas otra vez. Así como los matrimonios se pueden volver secos y sin pasión después de años de la rutina y el estrés de la vida, también nuestras vidas espirituales deben tener una tendencia hacia la intencionalidad y la creatividad. ¿Cómo era cuando conociste a Dios por primera vez o cuando Él te llamó por primera vez? ¿Cuáles eran los sueños que Él puso en ti? ¿Qué es lo que más te gusta de servir a Dios? Quizá necesitas dedicar tiempo no solo al ministerio, pero a Cristo mismo. “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (Apocalipsis 2:4).
  2. Asegúrate que en todo lo que haces individual y colectivamente, la misión es predominante. “Desilusionarse” muchas veces puede atribuirse a olvidar nuestra misión. Esto aplica a un olvido generalizado de la Gran Comisión, pero también se refiere a la misión específica que Dios te ha dado a ti, a tu familia y a tu equipo de liderazgo. Recuerdo que en la universidad leí el libro de Stephen Covey, Primero lo primero (First Things First), y después me asignaron escribir mi declaración personal de misión. Puse énfasis en la renovación de varios aspectos de mi vida y en la dedicación al llamado de Dios y a mi familia. Tal vez parece risible, para un joven de 20 años con esperanzas muy altas y muy poca experiencia, trazar un rumbo misional hacia el futuro. E incluso Covey nos anima a revisitar y modificar esa declaración según sea necesario de vez en cuando. Sin embargo, si no lo hacemos cuando tenemos 20 años, ¿cuándo lo haremos? Si no nos enfocamos en una misión hoy, no deberíamos sorprendernos cuando nos quedamos sin rumbo años después. Volver a visitar y ajustar ocasionalmente esa declaración ha provisto una base para mi vida y ministerio en las últimas dos décadas – y continuará haciéndolo mientras avanzo.
  3. Llamar a las cosas por su nombre. Muchas personas piensan que el antídoto para la desilusión es negar o descartar las cosas terribles que nos han hecho a nosotros dentro de la Iglesia. Es bastante impresionante cómo podemos racionalizar las acciones pecaminosas de otros con pretensión bíblica o espiritual. “Él era abusivo, pero es un líder venerado, así que debo ser yo quien tiene la culpa.” “Ella me lastimó, pero yo sé que todas las cosas nos ayudan a bien…” Esta gimnasia mental (y emocional) puede enmascarar el asunto temporalmente, y hacer que las cosas avancen suavemente a pesar de la disfunción. Pero la forma real de permanecer apasionado por la vida y el ministerio es admitir que la Iglesia ha fallado en muchas maneras. Sé especifico. ¿Quién te lastimó? ¿Qué te robó el gozo? ¿Has perdonado? Solo cuando identificamos la enfermedad que envenena nuestro gozo podemos empezar a tratarla.
  4. Desarrollar tenacidad emocional y espiritual. Muchas veces equiparamos la tenacidad con el aspecto físico. La imagen en nuestras mentes puede ser la de un soldado llevado al borde del cansancio, la deshidratación y el dolor. Con una mezcla de sangre y sudor en su frente, él sigue adelante – literalmente apretando sus dientes. El apóstol Pablo también usa una metáfora de correr una carrera cuando habla de perseverancia espiritual, e incluso se refiere a “golpear su cuerpo” para ganar el premio (1 Co. 9:24-27). Sin embargo, es difícil pensar en imágenes de perseverancia emocional. ¿Qué pasaría si debiéramos desarrollar emocionalmente una perseverancia efectiva? ¿Qué pasaría si tuviéramos que empezar a valorar una actitud tenaz tanto como un esfuerzo físico? La mayoría de la tenacidad espiritual y emocional tiene que ver con elegir el gozo en medio del sufrimiento o enfocarse en las grandes bendiciones de Dios en lugar de las molestias diarias. ¿Recuerdas a Pablo y a Silas cantando en la cárcel de Filipos? En otras palabras, la tenacidad emocional es reconocer que “esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (2 Co. 4:17). Dios necesita soldados que son tenaces: física, emocional y espiritualmente.
  5. Ama la Iglesia. Es la esposa de Cristo. Es el cuerpo de Cristo. Sin embargo, si tú eres como yo, muchas veces me encuentro quejándome y murmurando de ella. Un llamado a amar a Cristo es amar a su Iglesia. Esta relación es tanto vertical (con Dios) como horizontal (con otros). No seremos capaces de fingir por mucho tiempo antes que la gente sepa que somos fraudes. El Espíritu Santo debe cambiar nuestros corazones cuando hemos sido desilusionados o heridos. “Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano” (1 Juan 4:21). Esto no es lo mismo, pero está estrechamente relacionado con nuestra sugerencia final…
  6. Mira a la Iglesia a través de lentes reales. Después de sentir que Dios me llamaba a unirme a Él en su obra redentora, casi no podía contener mi entusiasmo. Seguramente fue abrumador, pero Dios ¡quería usarme para cambiar el mundo! Poco sabía acerca de que el obstáculo que más intentaría desanimarme y disuadirme de esa misión, a través de los años, sería la falta de visión y salud de la Iglesia. Mientras ya había resuelto nunca perder mi optimismo, también tenía que ser realista. Cada obstáculo no iba a desaparecer mágicamente porque respondí al llamado de Dios. Soy imperfecto, y también lo es cada cristiano. La mezquindad y la política seguirán permaneciendo en la Iglesia en cada nivel porque está hecha de seres humanos. Pero saber todos los detalles de conflicto y confrontación no significa que estamos forzados a permitir que la realidad desfigure la imagen de Dios en nosotros. El movimiento tras bambalinas no tiene que desviarnos de la obra maestra que Dios está llevando a cabo en el escenario frente a nosotros.

Visibility.jpg

Ya no soy un misionero novato. He visto mucha suciedad, y ha habido muchas circunstancias que han amenazado con dejarme frustrado y cínico. Sin embargo, permanezco tan apasionado como el primer año de ministerio transcultural – incluso mucho más.

¿Qué hay de ti? ¿Te unes a mí en esta lucha contra la desilusión?

Una Súplica para no Unirte a los Desilusionados: Resistiendo el Cinismo que Marchita el Alma en el Ministerio

Por Scott Armstrong

Yo era un misionero novato, nuevo en el campo y ansioso por cambiar el mundo. Estaba hablando con una colega misionera, quien había servido por casi una década, sobre un asunto delicado de la Iglesia tanto en el campo misionero como en casa. En un momento dado, con optimismo, expresé que todo se resolvería pronto. Ella movió sus ojos y negó con la cabeza como si fuera una sabelotodo: “Espera un par de años. Tú vas a estar tan desilusionado como el resto de nosotros.”

¡¿Qué?! Esto sucedió hace años, y todavía lo recuerdo vívidamente. ¿El ministerio y las misiones se convertirían gradualmente en una carga constante, a través de esperanzas rotas y creciente desconfianza en el liderazgo? ¡Yo no firmé para esto – y mucho menos era mi llamado!

Recientemente escuché a Matt Chandler en una de las Conferencias de Plantación y Multiplicación de Iglesias: Exponencial. Él compartió una historia, llevó a su hija de siete años a un show de Hadas de Disney. Ella estaba tan emocionada que se puso un disfraz de hada. Su papá había comprado muy buenos lugares y el rostro de ella resplandecía mientras se iban acercando a la primera fila.

asientos-del-teatro_2208160

Sin embargo, desde esa sección en particular del auditorio, Matt se dio cuenta que ellos podían ver detrás del escenario a todas las hadas poniéndose sus disfraces, y donde el director del escenario estaba indicando a los actores cuando tenían que entrar y salir. Los artículos de utilería eran preparados y llevados al escenario.

La hija de Matt empezó a enfocar más su atención en lo que estaba pasando tras bambalinas en lugar de ver la magnífica producción que estaba justo frente a ella. En cierto momento ella se inclinó hacia su papá y le dijo, “Esas no son hadas reales. Solo son personas disfrazadas.”

Ya no había asombro en su voz. Ella perdió la magia.

¿No sucede lo mismo con nosotros a medida que avanzamos en la vida, y específicamente en el ministerio? Si hemos estado en esto por más de algunos años, hemos visto mucha suciedad en la iglesia, y esto no está relegado a la persona laica promedio. Por experiencia (y también, ¡algunas veces debido a nuestro egoísmo y malas decisiones!) vemos tras bambalinas y empezamos a entender lo bueno, lo malo y lo feo en el liderazgo. Comenzamos a usar frases como: “sobreviviendo” y “en la lucha” para describir nuestro trabajo diario. Definitivamente, ¡la emoción se fue!

No podemos ser ingenuos – hay mucho de la vida y del ministerio que es difícil y cansado. Estas noticias no deberían sorprendernos a ninguno de nosotros.

Al mismo tiempo, un vistazo detrás del escenario no tiene porqué quitar la magia del ministerio. Parte de madurar en el servicio a Cristo y a su pueblo no debe significar que eventualmente, y por defecto, ¡nos desilusionemos!

Así que, ¿cómo resistimos este lento avance hacia el cinismo? En mi siguiente entrada ofreceré algunas sugerencias importantes que me han ayudado personalmente a mantener un fervor espiritual y a no desilusionarme en el ministerio.

Entrenamiento Génesis – 2018

Desde Guatemala, México y Estados Unidos, ocho misioneras viajaron hasta Santo Domingo en República Dominicana, para recibir un entrenamiento misionero durante el mes de abril de este año.

IMG_1231

Misioneras Génesis – 2018

Una de las estrategias de la iniciativa Génesis de la región Mesoamérica, para continuar haciendo discípulos semejantes a Cristo en los centros urbanos, es el envío de misioneros voluntarios a las ciudades grandes de México, América Central y el Caribe. Estos voluntarios, apoyados por sus iglesias locales y distritos, son enviados en equipos para servir en los sitios determinados.

IMG_6922 2

Maritza, María de los Ángeles, Marlene y Jhoselyn – Sitio Génesis: Querétaro, México

Ingrid Jocholá, Joselyn García, Keila Molina y Marleidy Sánchez con asignación a la ciudad de Panamá, Panamá; y Jhoselyn Barrios, María de los Ángeles Romero, Maritza Mendoza y Marlene Valadez con asignación a Querétaro, México, recibieron capacitaciones, talleres y herramientas que les serán de utilidad en el campo misionero, específicamente en la tarea de plantar nuevas iglesias.

IMG_6923 2

Ingrid, Marleidy, Joselyn y Keila – Sitio Génesis: Panamá, Panamá

El entrenamiento contó con la participación de líderes y misioneros de diferentes lugares: Erika Chaves (Ministerios Nazarenos de Compasión – Área Haití), Óscar García (Evangelismo – República Dominicana), Amable Polanco (Evangelismo y Misión Global – Panamá), Monte Cyr (Ministerios de Escuela Dominical y Discipulado – Mesoamérica), Miguel e Irene Garita (Cuidado Misionero – Mesoamérica), Scott y Emily Armstrong (Génesis y Misión Global – Mesoamérica), y Freya Galindo (Misión Global – Área Central). Además, durante todo el mes, las misioneras contaron con el apoyo y respaldo de Gary y Naomi Faucett (Estados Unidos), quienes sirven como Facilitadores de Cuidado Misionero para los voluntarios de Génesis.

Las misioneras pudieron visitar algunas congregaciones nazarenas en Dominicana, participando a través de la enseñanza bíblica o la predicación. Así también realizaron algunos diagnósticos y actividades comunitarias donde pusieron en práctica ciertos aprendizajes de las capacitaciones recibidas.

Ellas tienen un gran reto por delante, sin embargo, aunque el desafío es enorme estas nuevas misioneras están seguras y confiadas en Dios, pues Él será quien las acompañe en esta tarea, y saben que es Él quien las ha llamado a ser parte de su misión.

“Después oí la voz del Señor, que decía: ‘¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?’ Entonces respondí yo: ‘Heme aquí, envíame a mí.’” (Isaías 6:8)

Para más información sobre cómo ser un misionero voluntario con Génesis, haz clic en el enlace: mesoamericagenesis-es.org/aplicar/

 

La Fragancia del Conocimiento de Dios

Por Cathy Spangler

Los expertos dicen que, de nuestros cinco sentidos, el que recordamos con mayor facilidad es el olfato.

Olvidamos muchas partes de una canción, días después de haberla escuchado, o de incluso haberla cantado por primera vez. En muchos casos, nuestra recolección de datos específicos respecto a lo que vemos empieza a desaparecer horas después de un evento. Sin embargo, años después de un suceso, un aroma en particular nos cautiva y trae una avalancha de recuerdos. Sí, ciertamente, el sentido del olfato es poderoso.

Hay olores penetrantes y olores agradables. En los días antes del aire acondicionado en las escuelas, el olor de niños sudados frecuentemente llenaba los pasillos y salones de clase. Entrar a una tienda de belleza, significa inmediatamente sentir los aromas de permanentes, champús, y laca para el cabello. Yo trabajo en una granja y realmente AMO el olor del cuello de mi caballo cuando lo abrazo. Adoro el aroma familiar de la loción de afeitar de mi esposo. ¡Incluso me encanta el aroma de loción para bebé!

Después de caminar a casa desde la escuela, en días fríos y nevados, cuando ya no podía sentir mis piernas, recuerdo entrar a mi casa y encontrarme con el olor de rollos de canela frescos, recién salidos del horno. Hasta la fecha, cuando percibo el olor a rollos de canela cocinándose, ese aroma me conecta con el amoroso cuidado de mi mamá.

pexels-photo-351962.jpeg

¿Alguna vez alguien ha pasado junto de ti y pudiste oler su perfume o colonia? 2 Corintios 2:14 dice que Dios esparcirá a través de nosotros la fragancia de su conocimiento ¡en todos lados! Cuando entras a un lugar, ¿la gente puede “oler” la presencia de Dios en tu vida?

Mientras pasamos tiempo en nuestra relación con Dios, buscando CONOCERLE más, ¡la gente lo percibirá como un aroma celestial! Mientras ellos están en contacto conmigo, ¡quiero que ellos puedan percibir el aroma de su amor, su sanidad, su bondad y poder! ¡Quiero que mi aroma sea distinto porque he pasado tiempo con Jesús!

¿Tu aroma es diferente porque has pasado tiempo con Jesús?

 

A %d blogueros les gusta esto: