Archivo de la categoría: Región Mesoamérica

Campamento de Orientación Misionera en República Dominicana, 2019

Del 8 al 10 de marzo 51 personas representantes de tres países (Haití, Puerto Rico y República Dominicana) se unieron para participar de un tiempo glorioso en el Campamento de Orientación Misionera (COM), el cual se realizó en las instalaciones del Seminario Nazareno Dominicano, en Santo Domingo, R.D., donde cada participante tuvo la oportunidad de aprender y acercarse más al llamado de la Gran Comisión: “Id y Haced Discípulos…”IMG_7538.jpg

Durante este tiempo, voluntarios del ministerio de Misiones Globales y la iniciativa Génesis estuvieron impartiendo temas concernientes a la obra misionera en nuestra región Mesoamérica y el mundo; además, se dio a conocer la necesidad de que hombres y mujeres se levanten y estén dispuestos a negarse a sí mismos para ser parte del rescate de muchos.

IMG_7629.jpg

Al finalizar este gran tiempo, lleno de confirmaciones y respuestas recibidas, todos los participantes salieron regocijados y con muchos deseos de crecer, servir con sus iglesias locales e ir a donde Dios les envíe.

Maritza Lima dijo: “Esta experiencia fue extraordinaria para mi vida, ahí fue que me di cuenta para qué Dios me ha llamado.”

IMG_7743

Raymer del Rosario compartió: “El Señor habló a mi vida de una manera especial, creo que ya es tiempo de servir comenzando en el lugar donde estoy y seguir creciendo en su voluntad, ¡quiero más!”

IMG_7703.jpg

Dios está levantando una generación dispuesta a ir por más, hombres y mujeres fuertes, valerosos, y capaces de cruzar cualquier barrera para expandir el reino de Dios en las naciones.    

*Escrito por Elba Isabel Duson, Coordinadora de Misiones Globales, Distrito Oriental, R.D.

 

Nueve Observaciones Sobre las Estadísticas de la Región Mesoamérica 2018

Por Scott Armstrong

mesoagesp

Hace algunos días, compartí diez observaciones que tuve después de analizar las estadísticas de la Iglesia del Nazareno 2018 (disponibles en: español). Evidentemente, me enfoqué en el mundo, y ahora quisiera centrarme más en el Caribe y América Central. ¿Cuál es el estado de nuestra Región Mesoamérica? A continuación, comparto varias cosas que he notado:

  1. A pesar de que hemos visto un crecimiento alentador en la última década (38.27%), el crecimiento del año pasado fue insignificante (0.76%). Leíste correctamente: en 2018 nuestras iglesias en Mesoamérica reportaron menos de 1% de crecimiento. Dicho de otra manera, por cada 100 personas quienes nos hacemos llamar nazarenos en esta región, hemos discipulado menos de 1 persona para que sea miembro. Es un poco desconcertante porque (véase #2)…
  2. Reportamos 31,640 conversiones y 14,273 bautismos el año pasado. De hecho, el año pasado, 19,222 nuevos miembros se volvieron parte de nuestras iglesias en Mesoamérica por profesión de fe o traslado de otras denominaciones. ¡Gloria a Dios! Esos números hubieran significado un gran crecimiento mayor al 0.76% mencionado anteriormente, si no hubiera sido por todas las pérdidas en membresía que sufrimos, por muerte, remoción o traslado. Esas son las razones combinadas por las que la cifra de crecimiento total no fue más alta.
  3. Aunque tenemos más de 420,000 miembros en Mesoamérica, poco más de la mitad del total asiste tanto a los cultos de adoración que se ofrecen (53.7%)como a los grupos de discipulado (53.2%). Eso significa, en otras palabras, ¿que la mitad de nuestros miembros están asistiendo semanalmente a grupos de adoración y/o discipulado? No exactamente. Sabemos, por ejemplo, que hay personas quienes no son miembros y asisten a los servicios de adoración cada semana y también a los grupos de Escuela Dominical y Discipulado.
  4. El total de Contribuciones de Misión Global creció el año pasado un 46%. ¡Es difícil expresar lo emocionante que es esto para nuestra región! La mayordomía y fidelidad misionales han sido grandemente enfatizadas por MNI y todos los ministerios en los últimos 4-5 años. Este rápido incremento solo puede alentarnos mientras seguimos expandiendo nuestro compromiso para financiar la misión alrededor del mundo.
  5. La ofrenda para el Fondo de Evangelismo Mundial es del 1.54% de las ofrendas no destinadas a misiones. Recuerda, la meta denominacional para cada iglesia y distrito es del 5.5%. Un total de cinco distritos, de los 80 que tenemos en toda la región, dieron 5.5% o más, ellos son: Guyana Demerara-Essequibo en el Caribe, Alto Artibonite, Sur Centro de Jacmel y Bajo Noroeste en Haití, y el Distrito Golfo de México. Para el resto de nosotros, ¿qué pasó? La Iglesia del Nazareno en la mayoría de nuestros países inició por el ministerio de misioneros apoyados por el FEM. Ahora es nuestro turno para devolver el favor.
  6. Mientras que los totales del Fondo de Evangelismo Mundial de los distritos son desalentadores, 782 de 3,166 congregaciones (25%) pagaron sus asignaciones o presupuestos por completo el año pasado. Cuando la Iglesia del Nazareno habla de asignaciones o presupuestos, nos referimos al apoyo para nuestras oficinas distritales, ministeriales, instituciones educativas, así como para el FEM. Aunque todavía tenemos mucho trabajo que hacer, esta estadística es mucho más alentadora, solo porque muestra que, a nivel local, muchas de nuestras congregaciones están aprendiendo a tener un enfoque externo y a ser fieles a la denominación.
  7. La membresía de JNI en Mesoamérica descendió un -2.7%. Una cosa es experimentar apenas algún crecimiento año con año, pero en 2018 realmente no hemos visto crecimiento alguno, es decir, tenemos menosjóvenes. Solo en México, vimos un descenso del -8.9%. Esta debe ser una llamada de atención para todos nosotros como líderes nazarenos en el Caribe y América Central. Si no priorizamos a los niños y jóvenes, nuestra iglesia se convertirá en una reliquia antes de darnos cuenta.
  8. Más de uno de cada tres nazarenos vive en Haití. La cifra exacta es 36.6%. No es el país más poblado, y su territorio es pequeño comparado con el territorio de muchos otros. Existen innumerables desafíos políticos, sociales, y económicos. Sin embargo, Haití se ha convertido en tierra fértil para que el evangelio eche raíces – y en particular, para el mensaje de santidad.
  9. Como vemos en el resumen global, la asistencia en Discipulado ha crecido más que las cifras totales de membresía: para ser exactos, 4.7% en nuestra región. ¿El área que ha experimentado el mayor crecimiento en asistencia a la Escuela Dominical y Discipulado? El Caribe, con 8.2% el año pasado.

Espero que estos dos últimos artículos sean útiles para ustedes. Me gustaría escuchar específicamente de nazarenos en la región Mesoamérica. ¿Qué observan al leer las estadísticas más recientes? ¿Cuál es su reacción al leer mis nueve observaciones?

Diez Observaciones Sobre las Estadísticas Globales de la Iglesia del Nazareno 2018

Por Scott Armstrong

El Secretario General David P. Wilson y los Servicios Nazarenos de Investigación, recientemente lanzaron los reportes anuales de la Iglesia del Nazareno para 2018(disponibles en: español). Estos reportes detallados documentan las actividades misionales de la denominación, en una escala global muestran el crecimiento para la Iglesia del Nazareno durante el año estadístico, así como el continuo crecimiento durante la década pasada.

¡Hay mucho por lo cual debemos estar agradecidos! ¡Dios se está moviendo en el mundo y en nuestra denominación!

Statistics2018.jpeg

En un próximo artículo, estaré ofreciendo algunas observaciones específicamente sobre las estadísticas de Mesoamérica. Sin embargo, por ahora, y como he hecho en el pasado, he leído el documento y comparto a continuación mis observaciones iniciales:

  1. La membresía de la denominación ha crecido constantemente durante los últimos 10 años, aunque el crecimiento del año pasado fue escaso. La membresía ha aumentado de aproximadamente 1.8 millones en 2008 a cerca de 2.58 millones en 2018. Además, en ningún año de la última década vimos un declive en la membresía alrededor del mundo. Un crecimiento de más del 40% en solo 10 años ¡es muy alentador! Sin embargo, el crecimiento el año pasado fue tan solo de 1.13% (léase #4 para conocer la razón).
  2. Por primera vez en una década hemos reportado una disminución en el número de iglesias. En 2017, 30,875 iglesias fueron reportadas, y en 2018, 30,712 fueron reportadas. Se debe observar que el descenso puede ser visto desde una perspectiva positiva en este sentido: mientras que el número de misiones decreció (tomando las cifras totales con ellas), muchas de esas “iglesias no organizadas” muy seguramente se volvieron organizadas, lo que se refleja en una disminución de ese número en un 0.58%. Aún así, el año pasado organizamos el menor número de iglesias que en cualquier otro año de la década pasada. Una cosa es cierta: ¡necesitamos seguir enfatizando la plantación de iglesias!
  3. De las seis regiones mundiales, África y Eurasia están marcando el paso. África creció 7.3% el año pasado, y 29.3% de los nazarenos en el mundo son africanos. En algunos años es probable que uno de cada tres nazarenos alrededor del mundo se encuentre en ese continente. En lo que a Eurasia se refiere, su membresía es más del doble en la última década (un crecimiento del 112%).
  4. La membresía en las regiones de Sudamérica y Estados Unidos y Canadá ha disminuido. El descenso del -11.52% en la membresía de Sudamérica en un inicio parece alarmante. Sin embargo, los Servicios Nazarenos de Investigación informan que un distrito había duplicado el número de miembros en plena comunión en su reporte en 2017, y los 52,550 miembros menos, reportados en 2018, son una corrección del año previo. Por lo tanto, puede verse como una “pérdida artificial” (así como el supuesto crecimiento en ese distrito en 2017 puede etiquetarse como una “ganancia artificial”). El descenso en la membresía de la región de Estados Unidos y Canadá es otra historia. Mientras que la Iglesia global ha crecido 40% en los últimos diez años, la membresía en esos dos países ha disminuido un -4.57% durante la misma década.
  5. Un gran número de nuevos nazarenos están siendo recibidos por traslado de otras denominaciones (11.46%), mientras que un número menor de nazarenos están siendo recibidos por profesión de fe, en comparación con la década pasada (-9.47%). Es emocionante ver que otros cristianos están cambiando su membresía quizá por una concordancia con la doctrina o por experimentar el amor de las iglesias nazarenas. Al mismo tiempo, la mayoría de los cristianos de la Gran Comisión estarían de acuerdo que nuestro crecimiento primario debe ser resultado de alcanzar con las buenas nuevas a aquellos que no conocen a Cristo.
  6. El énfasis denominacional sobre discipulado durante los últimos 10 años parece estar rindiendo frutos numéricos. La asistencia a la Escuela Dominical y Discipulado ha crecido 62% en la última década, un número mucho mayor que la estadística de la membresía total. Para ponerlo de otra manera, el año pasado la asistencia al discipulado representó el 51% de la membresía total, mientras que en 2008 ese porcentaje era solamente de 44%. Parece que un número mayor de nuestros nazarenos son parte de algún grupo de discipulado semanal, y/o que nuestros pastores y líderes están aprendiendo cómo reportar más adecuadamente una variedad de formas de discipulado que se están llevando a cabo.
  7. Dios está llamando y la Iglesia está ordenando a más y más líderes. Un porcentaje de 21% más de líderes y 48% más de diáconos, han sido ordenados desde 2008. El número de ministros licenciados también sigue incrementando. Un rápido crecimiento de la Iglesia requerirá más y más líderes para predicar, servir y administrar los sacramentos. ¡Alabamos a Dios por el creciente número de pastores y laicos respondiendo al llamado de Dios de pastorear a su pueblo!
  8. La membresía en la Juventud Nazarena Internacional ha crecido solo 3% en 10 años. Vuelvo a señalar eso: mientras que la membresía total ha crecido 40% desde 2008, la JNI ha crecido solo un 3%. El total del año es 0.53%. Me faltan las palabras. El año pasado señalé este asunto, y me preocupa que cualquier súplica para hacer ajustes esté llegando a oídos sordos. Todas las iglesias quieren que la juventud esté presente, ¿pero cuántas están dispuestas a cambiar para alcanzarlos y cuántas, entonces, están dispuestas incluso a cederles el liderazgo? Si no decidimos intencionalmente, de todo corazón, invertir nuestro tiempo, recursos y amor en nuestros niños y jóvenes, habremos perdido nuestra oportunidad para ser agentes de cambio en la sociedad en los próximos 50 años.
  9. Las ofrendas para Misión Global (Fondo de Evangelismo Mundial + Ofrendas Especiales Aprobadas + Otros Intereses Globales) incrementaron considerablemente. ¡Un crecimiento del 5.6% es emocionante! Refleja una mayordomía y compromiso profundos alrededor del mundo. Dicho esto (véase #10)…
  10. Tenemos un camino largo por recorrer en lo que se refiere al Fondo de Evangelismo Mundial (FEM). En la primera página del reporte la evidencia no puede negarse: exactamente un tercio de las Iglesias del Nazareno en el mundo dieron, de sus ofrendas que no son destinadas a misiones, el mínimo esperado de 5.5% o más al FEM. Hay que reconocer, en un aspecto positivo, que ese número es mucho más grande que el del año anterior: solo 26.8% de las congregaciones en el mundo dieron el monto total en 2017. Aún así, ¡casi 29% de nuestras iglesias no dieron nada al FEM el año pasado! Y 96% de todo el FEM provino de una sola región: Estados Unidos y Canadá. En todo el mundo ¡tenemos que mejorar! Hemos sido bendecidos por el FEM durante mucho tiempo; ahora nos toca bendecir a otros. Así como un pastor dominicano amigo mío, quien está en proceso de transferir sus credenciales a nuestra denominación, me dijo una vez, “¡¿Cómo una iglesia puede llamarse nazarena si no está dando al Fondo de Evangelismo Mundial?!” ¡Buena pregunta, José Luis!

¡Vaya! Eso fue mucho, lo sé. Aún así, indudablemente omití docenas de observaciones significativas. ¿Qué información destacarías, después de leer este documento? ¿Cuál de mis diez observaciones te alienta o te alarma más?

Bachillerato en Misiones Transculturales

Flyer CMT.jpg

Promoción 75 Descuento CMT.jpg

Semana Nazarena Mundial de Oración – 2019

Del 24 de febrero al 2 de marzo, 2019, los nazarenos estaremos intercediendo por muchas peticiones. ¡Únete en oración con nosotros!

Y al orar durante esta Semana Nazarena Mundial de Oración, ¡recordemos que Dios siempre se encuentra presente y activo! Nuestras peticiones de oración simplemente nos animan a unirnos a Él en Sus propósitos redentores alrededor del mundo. ¡Oremos fielmente! ¡Oremos apasionadamente!

peopleprayingas_hdv.jpg

A menudo, cuando pasamos por momentos difíciles y desafiantes, nos olvidamos de todo lo que hemos disfrutado por la gracia de Dios y nos ensimismamos, enfocándonos únicamente en nuestras tribulaciones actuales. Al enfrentarnos a tiempos difíciles o de incertidumbre, enfoquémonos en las personas que están “sin esperanza y sin Dios en el mundo”, así como en quienes procuran traer esperanza y guiar al mundo hacia el Dios de esperanza y de paz.

Recordemos a nuestros misioneros y la obra de la iglesia, a través del año, en oración. A menudo, muchos de ellos se enfrentan a circunstancias desafiantes en los lugares en que sirven. Ellos procuran traer paz y ser agentes de transformación. Ellos necesitan su apoyo a través de la intercesión.

A través de esta Semana Mundial de Oración Nazarena, ¡trabajamos juntos con Dios a través de la oración!

Haz clic en el siguiente enlace para descargar la guía de oración: Semana Nazarena Mundial de Oración – 2019

 

En las Ciudades

Saludos desde Kansas City, Missouri, EEUU. Estoy participando en una Conferencia de Liderazgo Regional y he sido invitado a ser parte del panel enfocado en “Misión a las Ciudades.” Es un gran honor hablar sobre este tema junto con varios líderes de misión urbana y Superintendentes Generales, como parte de este panel.

Cada uno de nosotros estará compartiendo una breve introducción de nuestro contexto ministerial, y quisiera compartir con ustedes lo que estaré diciendo durante la apertura del panel:

Good morning! ¡Buenos días!

Soy un misionero nazareno en Santo Domingo, República Dominicana. Mi familia y yo hemos vivido en cinco países diferentes en los últimos 15 años, y ahora estamos coordinando una iniciativa llamada Génesis. Génesis busca traer un nuevo comienzo a las ciudades grandes de la Región Mesoamérica, lo que es irónico, porque justo hace 8 años, casi no me preocupaba la misión urbana.

Empezamos nuestra carrera misionera viviendo en la ciudad de Guatemala, Guatemala y San José, Costa Rica: dos grandes ciudades con mucha, mucha necesidad. Y, por supuesto, como misionero, ¡yo estaba apasionado por ganar el mundo para Cristo! Pero durante ese tiempo, si me hubieran preguntado por qué las ciudades son importantes para Dios, hubiera titubeado. ¿No se supone que todos los lugares son importantes para Dios? ¿Qué tienen de especial las ciudades?

Fue hasta el 2011 cuando mi familia y yo nos mudamos a la ciudad de Panamá, Panamá, que empecé a entender. Verán, pasamos de vivir en una casa a vivir en el piso 19 de un gran edificio. La vista era asombrosa. Debido a un temor saludable a las alturas, no salía al balcón muy a menudo, pero una noche lo hice. Pensé en que todas esas luces representaban una persona, o incluso una familia. Y en ese momento – no sé de dónde vino – pero por primera vez estiré mis brazos y susurré esa oración que, ahora, he orado miles de veces: ¡Señor, dános la ciudad!

Panama-transforma-colores-aprecia-diferentes_LPRIMA20150122_0222_23.jpg

En aquel momento nuestra región estaba investigando dónde estábamos como Iglesia nazarena, dónde éramos fuertes y dónde éramos débiles, hablando geográficamente. Nos dimos cuenta que el 79% de nuestra región vive en un contexto urbano, pero ¡solo 29% de nuestros nazarenos están ahí! En otras palabras, en los lugares más poblados tenemos menos nazarenos. Nos dimos cuenta que el ministerio en nuestra región tiene que ser ministerio para el centro urbano. Hemos pasado los últimos ocho años entrenando a misioneros urbanos y equipando a nuestras iglesias existentes para alcanzar creativamente sus ciudades. Quizá después exploraremos cómo el ministerio urbano necesita verse diferente, comparado con el ministerio rural y suburbano.

Algunos de ustedes quizá pregunten: “Pero esa es tu región. ¿Qué tiene que ver eso con nosotros?” Bueno las estadísticas en Estados Unidos y Canadá son un poco diferentes. Esta región es, de hecho, la más urbana en el mundo. ¡Casi 9 de cada 10 personas en estos dos países viven en una ciudad de 100,000 habitantes o más!

Como Iglesia del Nazareno en EEUU/Canadá, no somos tan rurales y suburbanos como la Región Mesoamérica. Aún así, ¿sabían que la membresía nazarena es .17% del total de la población en nuestras ciudades grandes? En otras palabras, ni siquiera uno de cada 500 habitantes urbanos en Canadá y los Estados Unidos es un nazareno.

Tal vez son más estadísticas de las que esperaban. Así que simplifiquémoslo.

Tenemos mucho trabajo que hacer.

Y ese trabajo tiene que ser en las ciudades.

Como dice el autor y pastor de Nueva York, Tim Keller, “No necesitamos iglesias solo en las ciudades. Las necesitamos dondequiera que hay personas. Por lo tanto, las necesitamos especialmente en las ciudades.”

 

 

Carta Abierta para las Iglesias de Mesoamérica

Durante las últimas cinco semanas hemos estado viajando a través de 40 Días de Oración por las Ciudades de Mesoamérica. ¡Nos anima ver la respuesta de muchos líderes e iglesias locales movilizando a su gente en oración! Esta campaña se ha convertido en un énfasis anual y, especialmente este año, estamos empezando a ver que la visión se ha arraigado. ¡Gracias a todos los que diariamente han intercedido por los centros urbanos de nuestra región – esto verdaderamente está haciendo la diferencia!

40-dias---genesis----Afiche-redes---Insta-y-Face.png

Hay algunas cosas emocionantes que sucederán en los próximos meses. En primer lugar, ¡la oración no tiene que detenerse! Por favor sigan nuestras actualizaciones y peticiones de oración durante todo el año en Facebook, Twitter e Instagram. Nuestra aplicación móvil (disponible en Android o iOS)  estará comenzando a ser más y más útil con nuestros misioneros en el campo compartiendo historias y también peticiones de oración y acciones de gracias. Y no olviden que en toda la región hemos dedicado las mañanas de los martes a orar y ayunar para que ocurra un génesis en las ciudades de Mesoamérica.

IMG_7069.JPG

Sugey Barrón

Segundo, ¿sabías que estamos desarrollando varios materiales y herramientas nuevas para equipar a las iglesias existentes que están en áreas urbanas? Sugey Barrón, quien fue misionera con Génesis enviada de México a Santiago, República Dominicana, ha decidido continuar sirviendo como misionera en R.D., ahora con un enfoque en el entrenamiento de cientos de nazarenos, que viven en nuestras ciudades, para que sean misionales. ¡Estoy muy emocionado con todo lo que ella está desarrollando (sabrás más en los meses venideros)!

En tercer lugar, el próximo mes estaremos entrenando y enviando una nueva cosecha de misioneros Génesis quienes impactarán Monterrey, México y Quetzaltenango, Guatemala. Ellos son algunos jóvenes realmente geniales. Ciertamente leerás más sobre ellos en las próximas semanas, pero por ahora puedo decir que ¡es un gran honor ser testigo de cómo Dios sigue llamando a personas al ministerio transcultural, y cómo ellos continúan respondiendo con pasión y en obediencia a su voz!

Podcast_Spanish_Final.pngTodo eso, y aún no he mencionado los artículos que regularmente proveemos en nuestro sitio web, los episodios del podcast de los “Siervos Inútiles” que subimos cada dos semanas, y mucho más. ¡Hay mucho que está sucediendo! El punto es: necesitamos que continúes orando por todo esto. No permitas que el término de la campaña de 40 días ocasione que se pierda de vista la necesidad de tener iglesias urbanas efectivas (como “ojos que no ven, corazón que no siente”). De hecho, añade a esa oración ¡mucha acción! Involúcrate de alguna forma y ¡ayuda a otros a hacer lo mismo!

Gracias por tu colaboración continua. Dios está usándote – y a otros miles más – para hacer la diferencia. Qué privilegio ser parte de esta aventura con ustedes.

Scott Armstrong
Coordinador de Misiones Globales y Génesis Mesoamérica
8 de febrero, 2019

Evangelización Urbana – Parte 2 de 2

*Esta es la continuación del artículo publicado en la entrada anterior.

Debemos ser una presencia continua en nuestra ciudad.

Jeremías continúa su profecía y les dice a los israelitas que casen a sus hijos y que se multipliquen. Estamos hablando de un impacto generacional en la ciudad – nuestro evangelismo debe producir transformación y cambio que serán visibles a las generaciones en la ciudad.

Para impactar generaciones a través de métodos evangelísticos, debemos abrazar una postura que desafíe los sistemas sociales de hoy en día. Debemos empezar a conocer a los jóvenes que están siendo invitados por las pandillas en nuestros vecindarios, a los niños que están siendo forzados y utilizados en la trata de personas, a las familias rotas que están buscando sanidad en el alcohol y las drogas. Vamos a tener que ensuciarnos las manos. El evangelismo urbano no es fácil – es desgarrador. Cuando empecemos a ver a las personas que NECESITAN las buenas noticias de Jesús, empezaremos a responder diferente a esos ambientes.

Hace poco hablé con algunos plantadores de iglesias urbanas que se encuentran en un área que está llena de edificios de apartamentos. Me contaron acerca del edificio en el que ellos se sienten más cómodos – el edificio donde la pandilla del vecindario está a cargo de quién entra y quién sale. Al principio, ellos estaban nerviosos cada vez que pensaban en ir a ese edificio. Pero como ahora ellos son conocidos por los vecinos como “buenas personas que están sirviendo a Dios,” la pandilla les protege. Sonrío al pensar en el día cuando escuchemos que los miembros de la pandilla han rendido sus vidas a Cristo, y que ellos empiezan a ver cambios sociales y generacionales en sus vidas.

pexels-photo-109919.jpeg

Debemos orar por nuestra ciudad.

Quizá la instrucción más evidente que podemos tomar de Jeremías es: procuren la paz de la ciudad y rueguen por ella.

Orar por la ciudad es una de las partes más importantes del evangelismo urbano. Las fuerzas espirituales que están trabajando en la ciudad, están luchando cada día, y cada vez que pisamos su territorio estamos participando en una guerra espiritual. Debemos orar y de verdad anhelar el SHALOM, el bienestar holístico, de nuestra ciudad. Y para orar eficazmente, debemos conocer profundamente nuestra ciudad. Necesitamos conocer sus ritmos, sus heridas, y su gente.

Dios ya está trabajando en la ciudad, y la oración es nuestra conexión con él y con su trabajo. Cuando nos comprometemos con la oración pidiendo paz para la ciudad, Dios empieza a guiar nuestro camino hacia los encuentros diarios que Él quiere que tengamos, y Él sustituye el miedo por el amor. Será entonces cuando, en lo supuestamente mundano y secular, Dios nos use para evangelizar: para traer sus buenas noticias a la gente de nuestra ciudad.

El evangelismo en la ciudad no se trata de la técnica más nueva o más grande (¡ojalá fuera así de fácil!). El evangelismo urbano está basado en crear relaciones interpersonales que sean estratégicas e intencionales. Y, simplemente, eso lleva tiempo. Si estás siendo llamado al evangelismo urbano, estás siendo llamado a una visión de largo plazo. Considera mudarte a un vecindario donde ves que Dios ya está trabajando. Pasa tiempo con personas en sus lugares de trabajo y tiempos de entretenimiento. Conoce a las personas que están involucradas en pecados sistémicos y hazte amigo de ellos. Sobre todo, ora por la paz en tu ciudad. Confía en que tu ciudad está en el corazón de Dios y que Él desea usar tu testimonio y tus interacciones cotidianas para traer paz a tu ciudad.

 

A %d blogueros les gusta esto: