Archivo del sitio

Una Resolución para Cambiar la JNI

Hola, Líderes de JNI,

Por favor, lean con cuidado con respecto a la resolución más importante que se está proponiendo y por la cual vamos a votar en en la próxima Convención Global de la JNI en junio. Esencialmente esto está diseñado para alejarse del enfoque puesto en burocracia y lo legislativo a un enfoque ministerial con prioridad en la iglesia local. Yo, personalmente, aplaudo esta iniciativa y el hecho de que la JNI está liderando la Iglesia con una iniciativa como esta. Esta info puede y debe ser distribuida a todos los delegados donde hay posibilidad.  Si tienen alguna pregunta, no duden en contactarme.

*Las siguientes son las bases para la resolución número uno que se presentará en la Convención Global de la JNI en junio. Las propuestas presentadas en la resolución número uno son una respuesta a la nueva realidad de una iglesia creciente y a los beneficios demostrados por una estrategia de regionalización. Estos cambios buscan posicionar a la JNI para que siga siendo efectiva en ministrar a jóvenes en los años venideros. (La versión final de cada resolución se ha publicado en la página web de la Convención Global de la JNI.)

En junio de 2013, los delegados de muchas naciones del mundo se reunirán con motivo de la 23ª Convención Global de JNI. Esta será una convención especial para nosotros ya que celebramos 90 años de ministerio a través de la Juventud Nazarena Internacional.

El ministerio juvenil fue parte de la historia de nuestra denominación desde sus primeros días. Cuando varios grupos de santidad se reunieron para formar la Iglesia del Nazareno en 1908, el ministerio juvenil ya se había convertido en un ministerio pujante.

Las jóvenes de la iglesia se habían organizado en un ministerio llamado “Company E” (Compañía E). Creemos que la “E” era por evangelismo. Los jóvenes de la iglesia se habían organizado en un ministerio llamado, “The Brotherhood of Saint Stephen” (La Hermandad de San Esteban). Estos jóvenes hombres y mujeres se comprometieron a vivir lo que describieron como una “vida cristiana de mayor altura”. O lo que comúnmente llamamos semejanza a Cristo o santidad.

Como medio de identificación del grupo, cada joven usaba una cruz de Malta plateada con 1 Timoteo 4:12 grabado con las palabras: “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”. Con las jóvenes de la “Company E”, los jóvenes de “The Brotherhood of Saint Stephen” y una cruz de Malta grabada con lo que sería nuestro versículo oficial, comenzó la historia del ministerio juvenil en la Iglesia del Nazareno.

En los años por venir, nuestro ministerio juvenil obtuvo el nombre de “Sociedad de Jóvenes Nazarenos” y empezó a tener un amplio reconocimiento debido al rápido crecimiento y al impacto en las iglesias locales. Estas palabras se escribieron en la revista denominacional el Heraldo de Santidad de marzo de 1917: “Pastor, si usted no tiene una sociedad de jóvenes, empiece una ya mismo, ponga a sus jóvenes a trabajar y será sorprendente la forma en que el Señor los usará”. Estábamos ganado impulso.

Luego, en 1923, la Sociedad de Jóvenes Nazarenos (NYPS por sus siglas en inglés) obtuvo permiso para organizarse formalmente y ser anfitriona de la primera Convención General. La fecha seleccionada fue el 18 de septiembre, 1923. El lugar, Kansas City, Missouri en los Estados Unidos de Norteamérica. Los requisitos para fungir como delegado eran sencillos: sólo tenían que asistir. No hubo elecciones, a todos los que fueran se les consideraría delegados. Y no había límite de edad. Se invitó a todos, los 12,768 miembros, 72 asistieron. Este grupo de delegados organizó la NYPS y estableció los fundamentos del ministerio transformacional en la Iglesia del Nazareno que ha florecido a través de las décadas. Eventualmente, la Sociedad de Jóvenes Nazarenos (NYPS) se convertiría en la Juventud Nazarena Internacional (JNI).

El ministerio de la JNI ha experimentado las fases esperadas de una organización de más de 90 años. Empezamos con la visión y pasión que pronto recibió el apoyo de las estructuras, los procedimientos y políticas organizacionales. Esta organización estratégica resultó en una eficiencia máxima que permitió una expansión y crecimiento por décadas. Conforme maduró la organización, los líderes reconocieron que debía haber un regreso intencional y con propósito a la visión y pasión de la que habíamos partido. No hacer esto resultaría en un enfoque interno en las estructuras, procedimientos y políticas en lugar de un enfoque externo para cumplir con la misión. Se adoptó un cambio estratégico en momentos claves en nuestro viaje para recapturar nuestro mensaje y misión.

Hay mucho que celebrar de estos más de 90 años de ministerio de jóvenes a través de la Juventud Nazarena Internacional ya que hemos experimentado un gran crecimiento y expansión. En 2012, se reportaron 423,924 miembros dentro de la JNI. Hay 411,156 nuevos miembros en la JNI desde que nos organizamos formalmente hace 90 años. Estos miembros de la JNI representan a 16,156 ministerios locales de JNI. Además, el 25% de nuestro crecimiento se ha dado en los últimos 10 años. ¡Alabamos a Dios por este maravilloso crecimiento! Al mismo tiempo, reconocemos que como ministerio de más de 90 años debemos continuar buscando formas de organizarnos para tener una efectividad al máximo.

El Concilio Global de la JNI ha estado trabajando estos últimos dos años para terminar una estrategia que será presentada a la Convención Global de JNI en junio de 2013, que nos ubicará para continuar con un ministerio efectivo en los años que vendrán. Celebraremos lo que Dios ha hecho para llevarnos donde estamos y presentar una estrategia organizacional que nos ayudará a continuar un ministerio vital que gane a los jóvenes para Cristo, los prepare para seguirle y los faculte para el ministerio a través de la iglesia.

Un cambio recomendado es reestructurar el Concilio Global de la JNI. El Concilio Global de la JNI está compuesto actualmente de 21 miembros, incluyendo al Presidente Global de JNI, el Vicepresidente Global de JNI, el Director Global de JNI, el Presidente Regional de JNI y Coordinador Regional de Jóvenes de África, el Presidente Regional de JNI y Coordinador Regional de Jóvenes de Asia-Pacífico, el Presidente Regional de JNI y Coordinador Regional de Jóvenes del Caribe, el Presidente Regional de JNI y Coordinador Regional de Jóvenes de Eurasia, el Presidente Regional de JNI y Coordinador Regional de Jóvenes de México y América Central, el Presidente Regional de JNI y Coordinador Regional de Jóvenes de Sudamérica, 2 Presidentes Regionales de JNI y Coordinadores Regionales de Jóvenes de EUA/Canadá, un vocal de adolescentes, un vocal de jóvenes y un vocal de jóvenes adultos.

Un Concilio Global de la JNI extenso aseguró una excelente representación de las regiones para que tuvieran voz en el desarrollo de las estrategias y planes globales de la JNI. Sin embargo, con el crecimiento y desarrollo de la iglesia, ha llegado un cambio en la necesidad y propósito del Concilio Global de la JNI. El Concilio Global de la JNI que una vez necesitaba crear e implementar estrategias eclesiales globales ahora ha llegado a ser un lugar donde llegan los líderes regionales con estrategias regionales que ya están en marcha. Hemos pasado de un concilio con miembros que “representan” a una región en el desarrollo de los ministerios globales a un concilio con miembros que están “dirigiendo” el ministerio regional. El propósito entonces, es el de reunir a estos líderes regionales estratégicos para compartir, afilar, conectar, proveer de recursos y alentarlos. Este es un desarrollo interesante para nosotros en la denominación.

El Concilio Global de la JNI del futuro reunirá a los líderes regionales de la JNI que llegan con estrategias y recursos ya en marcha, que pueden ser compartidos con otros. El Concilio Global de la JNI consistirá de 7 miembros: el Director Global de JNI, un líder de JNI de África, un líder de JNI de Asia-Pacífico, un líder de JNI de Eurasia, un líder de JNI de Mesoamérica, un líder de JNI de Sudamérica y un líder de JNI de EUA/Canadá.

Cada región determinará la persona que servirá como miembro del Concilio Global de la JNI. El perfil recomendado de una persona que sirva en el Concilio Global de la JNI es una que:

  1. Está comprometida con el Estatuto de la JNI y tiene el entusiasmo de integrarlo en toda la región
  2. Tiene autoridad para implementar la estrategia del ministerio juvenil dentro de la región donde sirve
  3. Representa a la región y al director regional
  4. Está involucrada en el ministerio local, distrital y/o de área de la JNI
  5. Sirve en el concilio regional de la JNI

Junto con esta estrategia, el Concilio Global de la JNI está recomendando que se descontinúen los puestos de Presidente Global de JNI, Vicepresidente Global de JNI y los 3 vocales.

Adoptar esta estrategia crea una nueva oportunidad para la Convención Global de la JNI. El enfoque actual de elegir cinco puestos (Presidente Global de JNI, Vicepresidente y 3 vocales) pasaría a enfocarse en nuestro mensaje y misión representados por tres estrategias medulares de evangelismo, discipulado y desarrollo de liderazgo. La elección actual requiere un total de 25 a 30 rondas de votación y aproximadamente cuatro horas de tiempo total para lograr la tarea. El cambio recomendado de enfoque redefiniría el propósito de esas cuatro horas para considerar colectivamente cómo podemos ser más efectivos en las áreas de evangelismo, discipulado y desarrollo de liderazgo. La esperanza es que todos los delegados salgan de la convención comprometidos con nuestro mensaje y misión listos para servir individualmente, y a la vez juntos como un cuerpo mundial.

La resolución número uno se presenta con recomendación unánime del Concilio Global de la JNI.

Las palabras de 1 Timoteo 4:12 todavía nos desafían: “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”. Estamos comprometidos a llamar a los jóvenes y líderes de jóvenes a una vida dinámica en Cristo. Nuestra visión es que los jóvenes sean participantes vitales en la iglesia hoy y continúen sirviendo en la iglesia a lo largo de toda su vida.

Anticipando la continuación de un ministerio juvenil transformacional a través de la Juventud Nazarena Internacional, que se enfoca en las tres estrategias medulares de evangelismo, discipulado y desarrollo de liderazgo, seguimos con el entusiasmo de ganar a la juventud para Cristo, de prepararlos para seguirle y de que cada uno de ellos viva una vida de servicio en su mundo.

La JNI – Misión, Visión, y Valores Medulares

Jóvenes Juntos“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza” (1 Timoteo 4:12).

Nuestra Misión

La misión de la Juventud Nazarena Internacional es llamar a nuestra generación a una vida dinámica en Cristo.

Nuestros Miembros

La membresía de la Juventud Nazarena Internacional incluye a toda persona que participe en el ministerio nazareno juvenil y que comparta nuestra visión y valores establecidos.

Nuestra Visión

La Iglesia del Nazareno cree que los jóvenes forman una parte integral de la iglesia. La Juventud Nazarena Internacional existe para guiar a los jóvenes hacia una relación con Cristo que perdure toda la vida y para facilitar su crecimiento como discípulos en el servicio cristiano.

Nuestros Valores

  1. Valoramos a los jóvenes… personas importantes en el reino de Dios.
  2. Valoramos la Biblia… la verdad inmutable de Dios para nuestra vida.
  3. Valoramos la oración… la comunicación vital interactiva con nuestro Padre celestial.
  4. Valoramos a la iglesia… una comunidad de santidad global de fe, diversa en culturas, pero una en Cristo.
  5. Valoramos la adoración… encuentros con un Dios íntimo que cambian la vida.
  6. Valoramos el discipulado… un estilo de vida de semejanza a Cristo.
  7. Valoramos a la comunidad… establecer relaciones que contribuyan a la unión entre nosotros y con Dios.
  8. Valoramos el ministerio… extender la gracia de Dios a nuestro mundo.
  9. Valoramos ser testigos… compartir el amor de Dios en palabras y hechos.
  10. Valoramos la santidad… una obra de gracia en la que Dios, por medio de la obra de su Espíritu Santo, nos capacita para tener una vida que represente a Cristo en lo que somos y en todo lo que hacemos.

Estos valores son dimensiones importantes de la vida santa y deben reflejarse en la vida y ministerio de la JNI en cada nivel de la iglesia. (Para obtener más información sobre estos valores, véanse los “Artículos de Fe” en el Manual de la Iglesia del Nazareno).

A %d blogueros les gusta esto: