Archivo del sitio

Dios de Esta Ciudad

OK, en la entrada anterior te dije que iba a contarte un testimonio sobre Bangkok y Tailandia.  Pero tendrá que esperar un poco – ¡no me apedrees!

Primero, quiero que pienses en una ciudad enorme, multi-cultural y multi-religioso.  Es difícil expresar el sentimiento que muchos de nosotros tuvimos como cristianos al estar en un país budista y en una ciudad de más de 7 millones de habitantes, la mayoría que nunca han escuchado del Jesús de la Biblia.  De hecho, el Director Regional de Asia Pacífico, Dr. Verne Ward III, compartió que toda su región tiene 100 ciudades con más de un millón de habitantes y menos de 3% de su población total es cristiana.  Es abrumador.

Cantando la Canción Lema en Tercera Ola 2012: Bangkok, Tailandia

Sin embargo, los hermanos y las hermanas de las iglesias evangélicas tienen esperanza y poseen una visión audaz.   Ward declaró que el enfoque no está en donde la iglesia está presente, sino en donde la iglesia no está presente, y por eso, en donde necesita estar y debe estar.

¿Escuchaste bien?

Lee de nuevo la oración.

Ahora piensa bien: ¿cuál es el enfoque de tu iglesia? ¿En programas, en estructura de la iglesia misma, o en la comunidad y los lugares donde no hay presencia eclesiástica? ¡Esta forma de pensar es radical y es la que todos necesitamos, no sola la región Asia Pacífico!

La canción lema de Tercera Ola en Bangkok fue “God of This City” por Chris Tomlin (cantada en español por Blest, abajo).  Pero, ¿sabes algo? ¡Esa canción fue escrita también por Chris Tomlin cuando estuvo en Bangkok, Tailandia!  Él mismo estaba viendo las multitudes de budistas y musulmanes, la pobreza y riqueza, los mercados y zonas rojas y negras, llenas de cualquier producto o tentación.  Y a la vez estaba sintiendo – estaba viendo – lo que Dios estaba haciendo allí en medio de los templos y estatuas espectaculares.  Y por fe y con convicción, escribió y compuso esta canción en medio de Bangkok:

¿Le acompañas en esta fe? ¿En proclamar estas verdades en medio del caos de nuestras ciudades metropolitanas? ¡Sí, Señor!  ¡¡Proclamo ahora que no hay otro Dios como Tú!!  ¡¡Grandes cosas vienen ya; grandes cosas Dios hará en este pueblo!!

A %d blogueros les gusta esto: