Archivo del sitio

El Islam y Otras Religiones

Hay diferentes puntos de vista de acuerdo a la enseñanza del Corán respecto a otras religiones. El Islam afirma que todos los profetas han sido musulmanes y que ninguno de ellos testificó que su religión haya sido el judaísmo o el cristianismo, por lo tanto creen que Abraham no era judío ni cristiano, así mismo aseguran que Moisés y Jesús predicaron el Islam.

El Islam técnicamente tolera a judíos y cristianos, pues les está permitido vivir y practicar su religión en territorios musulmanes aunque tienen que pagar un impuesto especial en muchos países, la “Yizia”, sustitutiva del azaque.

La apostasía está penada (con la muerte) bajo la ley islámica según se indica en la Sura XVI, 106.  Es por eso que en muchos países de mayoría musulmana es sumamente difícil la labor de evangelismo cristiano.

Después de ver en estos días una “breve” muestra de la historia del Islam, todavía hay mucho más de qué contar. Necesitamos tomar en cuenta, que aunque el Islam siempre se jacta de tener una base incorruptible, la verdad es que muchas veces es moldeado según la realidad social del pueblo donde esté, así vemos algunos musulmanes de Jakarta por ejemplo, celebrando rituales para alejar a los malos espíritus, o para acallar a los espíritus que habitan los volcanes.

En fin, tenemos que entender que encontraremos variantes en cada lugar.  Aunque las películas y libros nos han vendido la idea de que todos los musulmanes son árabes, recordemos que no es así.  Como se menciona al principio, curiosamente estos son un pequeño porcentaje del total de musulmanes en el mundo.

Una cuestión que aflora en cada lugar, es cuando alguien pregunta: hermano, ¿cómo se puede entonces, evangelizar a los musulmanes?  La abuela de uno de nuestros misioneros en un país musulmán tiene un dicho popular muy sencillo, pero en verdad muy cierto, y dice: “Cuando Dios quiere, hace sol y llueve”.

En la siguiente entrada contestaremos algo de aquella pregunta.

Religiones Mundiales: Islam (Parte IV)

Mahoma el profeta del Islam

Mohammad  (c. 570 – 6 de julio de 632) era un líder religioso, político, y militar árabe que fundó la religión del Islam como fenómeno histórico. La opinión de los musulmanes no es la del creador de una nueva religión, sino como el restaurador de la original, la fe monoteísta de Adán, Abraham y de otros que se había corrompido.

Por 23 años de su vida, comenzando a la edad de 40, Mahoma divulgó la recepción de revelaciones de Dios. El contenido de estas revelaciones, conocido como el Corán, era memorizado y registrado por sus compañeros. Durante este tiempo, Mahoma predicó a la gente de Meca, implorándola para abandonar el politeísmo. Aunque algunos se convirtieron al Islam, Mahoma y sus seguidores fueron perseguidos por las autoridades principales de Meca.

Después de 13 años de predicación, Mahoma y los musulmanes realizaron la Hégira (“emigración”) a la ciudad de Medina (conocido antes como Yathrib) en 622. Allí, con los convertidos de Medina (Ansar) y los emigrantes de Meca (Muhayirun), Mahoma estableció su autoridad política y religiosa.

La Sunnha, libros que contienen la compilación de la vida de Mahoma, es de gran valor para muchos musulmanes, y la creen indispensable para la interpretación del Corán. Esto debido a que se tiene registrado dentro de ella, que el mismo Mahoma les ordenó a sus compañeros que escribieran todo lo que él decía, y conforme al Corán, toman sus palabras como revelación.

De acuerdo con la tradición, Mahoma era una persona de carácter excelente, bien parecido, iletrado y un profeta para toda la humanidad. Es frecuente entre los devotos, la creencia en que el hecho de que Mahoma fuera analfabeta es una señal más de que sólo pudo recibir el Corán por revelación divina, dada la complejidad del libro.

Hasta aquí hemos visto algo sobre el Islam, en las siguientes entradas trataremos sobre el Islam y otras religiones.

Religiones Mundiales: Islam (Parte III)

Monoteísmo contra politeísmo

En la entrada anterior terminamos diciendo que los eruditos islámicos dicen que la orden más importante que Dios da al hombre es que este reconozca su absoluta unicidad y esto significa que lo adore únicamente a Él.

Esta adoración no es válida excepto del monoteísta, por lo tanto Mahoma divulgó su mensaje entre hombres que tenían diferentes tipos de adoración: algunos adoraban ángeles, otros adoraban profetas… A todos ellos les reprendió sus actos invitándolos al Islam el Profeta sin hacer distinción alguna.

La prohibición más seria en el Islam es el politeísmo, así como tomar intermediarios ante Dios, suplicarle a los profetas, muertos o santos, las supersticiones, etc.

Ahora bien, los musulmanes creen que el Corán fue revelado a Mahoma por el arcángel Gabriel entre 610 y 632, siendo esta última fecha en la que falleció el profeta. Además de su memorización, se dice que los seguidores de Mahoma escribieron el Corán en pergaminos, piedras y hojas, esto porque según muchos estudiosos Mahoma no sabia leer ni escribir, entonces tan pronto como tenía una de sus “revelaciones” necesitaba transmitirla a alguien que le escribiera.

Existen numerosas tradiciones y diferentes puntos de vista en cuanto al proceso de compilación del Corán. La mayoría de los musulmanes aceptan lo que indican diversos hadices: el primer califa, Abu Bakr, ordenó a Zaid ibn Zabit compilar todos los auténticos versos del Corán, tal como se preservaban en forma escrita o a través de la tradición oral. La compilación realizada por Zaid, preservada por la viuda de Mahoma, Hafsa bint Umar y que fue utilizada por ‘Uthmān, es la base del Corán actual.

Desde el comienzo del Islam, la mayoría de los musulmanes consideran que el Corán es perfecto únicamente en la versión árabe en la que fue revelado. Las traducciones son interpretaciones no infalibles del texto original. Muchas versiones actuales del Corán indican la versión original en árabe en una página y la traducción vernácula en otra.

Religiones Mundiales: Islam (Parte II)

Etimología y significado

الإسلام; al-Islām

La raíz de la palabra Islām, que es trilítera s-l-m, se deriva del verbo árabe aslama, que significa literalmente, ‘aceptar, rendirse o someterse’. Así, el Islam representa la aceptación y sometimiento ante Dios. Los fieles deben demostrar su sumisión venerándolo, siguiendo estrictamente sus órdenes, y aboliendo el politeísmo.

La palabra está dada por numerosos significados en el Corán. En algunos versos (ayat, o en castellano, aleyas), la calidad del Islam como una convicción interna es acentuada: «A quien quiera que Dios se desee dirigir, él ampliará su pecho al Islam».

La doctrina islámica tiene seis pilares en su fe que forman parte de las acciones interiores de los musulmanes y cinco que son una adoración tanto interior como exterior, que son:

  1. La aceptación de fe.
  2. Establecer la oración.
  3. Dar el Azaque. (ofrenda anual destinada a los pobres)
  4. Hacer el Ramadán.
  5. La peregrinación una vez en la vida al menos.

Y los seis pilares que la conforma son de acuerdo al Corán  y todos los musulmanes tienen que creer en Dios, sus ángeles, sus libros, sus profetas, la predestinación y en la próxima vida.

La creencia en Dios dentro del Islam consiste en cuatro aspectos:

  1. En Su existencia.
  2. En que Él es el único, en Sus actos y dominio de este Universo
  3. En que Él es la única divinidad y sustentador de las cualidades divinas, por lo tanto solamente Él es el merecedor de la adoración.
  4. En Sus nombres y atributos

Dado que se trata del mismo Dios de cristianos y judíos, las cualidades que los musulmanes le atribuyen son básicamente las mismas que le atribuyen aquellos, sin embargo hay diferencias considerables. Todos los eruditos islámicos dicen que la orden más importante que Dios da al hombre es que este reconozca su absoluta unicidad y esto significa que lo adore únicamente a Él.

A %d blogueros les gusta esto: