Archivo del sitio

Abatidos…y Gozosos

Por Scott Armstrong

En el mundo nazareno y más allá saben que hace una semana un avión Boeing 737 con más de 110 pasajeros, incluida la tripulación, se estrelló en las cercanías del aeropuerto Internacional José Martí en La Habana, Cuba, poco después de haber despegado. El vuelo, Cubana 972, se dirigía a Holguín, Cuba cuando ocurrió el accidente cerca de las 12 p.m. hora local.

A bordo de la aeronave, 10 parejas del Distrito Este regresaban a casa en la Provincia de Holguín, después de haber sido parte de una Conferencia Nacional para Pastores de la Iglesia del Nazareno. En los días posteriores, se pudieron sentir las expresiones de luto y solidaridad por parte de los Superintendentes Generales, así como de hermanos y hermanas alrededor del mundo. El 21 de mayo, la Dra. Carla Sunberg dedicó su mensaje en el servicio de la capilla del Centro Global de Ministerios a las parejas que fallecieron, a los miembros de sus familias, y también a los líderes cubanos quienes se están recuperando después de esta tragedia.

En República Dominicana los misioneros y el liderazgo de la Oficina Nacional se reunieron como cada semana, para devocional y oración. Esta vez el ambiente fue lúgubre. Conocemos la teología correcta: Dios es soberano. Él tiene un plan. Él ofrece vida eterna a quienes mueren en Él. Sin embargo, las preguntas quedan: ¿por qué sucedió esto? ¿Por qué Dios no lo detuvo? ¿Qué pasará con los 10 hijos que han quedado en la orfandad y tristeza de no ver a sus padres de este lado del cielo?

pexels-photo-290617.jpeg

En medio de esta dificultad, la Coordinadora de Ministerio Nazarenos de Compasión en el Área Central (Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Panamá y Puerto Rico), Paquita Bidó, comenzó a leer el Salmo 100:

“Aclamen alegres al Señor, habitantes de toda la tierra;

adoren al Señor con regocijo.

Preséntense ante él

    con cánticos de júbilo.

Reconozcan que el Señor es Dios;

    él nos hizo, y somos suyos.

    Somos su pueblo, ovejas de su prado. 

Entren por sus puertas con acción de gracias;

    vengan a sus atrios con himnos de alabanza;

    denle gracias, alaben su nombre.

Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno;

    su fidelidad permanece para siempre.” 

¿Adorar con regocijo? ¿Cánticos de júbilo? ¿Acción de gracias y alabanza? ¡Claramente, este no es un salmo de lamento! 

Paquita reconoció que nos entristecemos junto con nuestra familia cubana, y reconocemos nuestro desconcierto. No debemos explicar esta pérdida devastadora con palabras trilladas de afirmación o máximas teológicas. Al mismo tiempo, ella explicó que leyó este Salmo a nosotros como una expresión de en medio del dolor. El Señor es Dios; nosotros no. Él es Creador, y somos su creación. Como ovejas, disfrutamos el cuidado del Pastor y obedecemos su voz. Qué privilegio servirle por el tiempo en que Él nos dé aliento. 

Paquita continuó. Si proclamamos que Dios es fiel solo en los momentos buenos, ¿qué de bueno tiene eso? Nuestra confianza estaría basada solo en circunstancias que se presentan en el camino, no en un Padre amoroso que permite el dolor en nuestras vidas porque sabe qué es lo mejor. Sin embargo, declaramos, de hecho, que Él es bueno, que su amor es para siempre, incluso cuando – o especialmente cuando – esta amarga realidad nos confronta. Y su fidelidad es una promesa no solo para nosotros, pero continúa a través de todas las generaciones.

A la luz de esta realidad, e incluso en medio de la tristeza ¡gritamos de gozo! Nuestras lágrimas se mezclan con acción de gracias y alabanza. Dios es bueno. Todavía.  Aun ahora.

Nuestra región entera está devastada. Nos hemos movilizado para dar y orar por Cuba. Y mientras lloramos, también nos regocijamos porque servimos a un Dios bueno y fiel.  Sí, su amor es para siempre.

Misión Global Área Central

Hace unos días, los coordinadores de Misión Global de cada área en nuestra Región Mesoamérica, tuvieron un tiempo de retiro y entrenamiento. Estaremos compartiendo con ustedes los testimonios y peticiones de oración de cada uno de ellos.

A continuación el testimonio de Freya Galindo, quien está sirviendo como coordinadora de Misión Global área Central:

img_5932

Gracias a Dios porque nos permite servirle, no porque lo merecemos, sino por su misericordia y amor. Tengo la oportunidad en este tiempo de coordinar Misión Global para el área Central, es una bendición y al mismo tiempo es todo un reto.

Desde hace más de seis años he estado involucrada en varios proyectos misioneros de corto y largo plazo en mi país de origen, México; y recientemente participé como misionera voluntaria de Génesis, en Santo Domingo, República Dominicana. Cada una de estas experiencias ha marcado mi caminar con Cristo, y me ha ayudado a confirmar la voluntad de Dios, especialmente, mi llamado a las misiones. Ahora es un gran privilegio ser parte de encontrar, entrenar y enviar a otros que también están sintiendo el llamado de Dios al campo misionero.

El desafío es grande, pues el área Central está conformada por cinco países: Panamá, Costa Rica, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico, que a su vez se dividen en trece distritos; pero ¡sé que Dios es fiel! y desde ya se está moviendo para levantar hombres y mujeres que quieren involucrarse en lo que Él está haciendo.

Como Misión Global del área Central estamos trabajando para realizar dos Campamentos de Orientación Misionera en el año 2017, en dos de los cinco países que conforman el área, que sirvan como plataforma para desarrollar proyectos misioneros en cada uno de los distritos. También queremos seguir apoyando a nuestras misioneras de Génesis: Wendy y Laritza, quienes están sirviendo en Santiago, República Dominicana y Guadalajara, México, respectivamente; y, por supuesto, es nuestro anhelo enviar más misioneros del área Central a formar parte de Génesis.

Tus oraciones por este ministerio, por estos planes y por cada uno de los coordinadores distritales de Misión Global, son fundamentales para que Dios se siga moviendo y tocando vidas, para que haya corazones dispuestos a decir obedientemente: “Aquí estoy Señor, ¡envíame!”

Si tú tienes interés o conoces a alguien interesado en misiones que vive en el área Central, contacta a Freya: fgalindo@mesoamericaregion.org

Predicando a Cada Isla del Mar

Escrito por: Howard Culbertson / Trad. por: José Samuel Mérida

glorifiquen al Señor…en las islas del mar.” ~Isaias 24:15

Den gloria al Señor y proclamen su alabanza en las islas lejanas.” ~Isaías 42:12

Los 66 capítulos de Isaías contienen aproximadamente dos docenas de profecías que se cumplieron en Jesucristo. Estas incluyen:

  • nacerá de una virgenisla
  • ministrará en Galilea
  • hará milagros de sandiad
  • una muerte sacrificial como Salvador
  • sepultado en la tumba de un hombre rico
  • buscado por los gentiles

Junto a estas profecías aparece también una insinuación de la Gran Comisión de Jesús. Dos veces, Isaías habla de alabar a Dios en los lugares más remotos que uno se pueda imaginar. Estos dos pasajes – Isaías 24:15 e Isaías 42:12 – no aparecen en las listas de profecías mesianicas registradas por Isaías. Tal vez deberían incluirse, porque está claro que Jesús estaba refiriéndose a ellas cuando dijo que los creyentes llenos del Espíritu serían sus testigos hasta “los confines de la tierra” (Hechos 1:8).

Hoy por hoy, la idea de “islas del mar” trae a mente imágenes de cruceros surcando el Caribe. Pero no habría sido así para los judíos contemporaneos de Isaías. Seguramente cuando ellos pensaban en islas, se imaginaban lugares hostiles y distantes. Proclamar el nombre del Señor en aquellas islas habría sido por demás incómodo.

A pesar de las enormes distancias y peligros reales e imaginarios, los misioneros a lo largo de la historia cristiana han sido motivados a proclamar el evangelio a los habitantes de las islas lejanas. A finales de los años 1700s, el pastor británico William Carey leyó el libro del Capitán Cook titulado Viajes Alrededor del Mundo. Los relatos de Cook de sus visitas a las islas del Pacífico Sur incluían descripciones de la liturgia y religión de los indígenas. Dios usó ese material para llamar a Carey al servicio misionero.

Si bien Carey resultó ministrando en la India y no en una isla lejana, las historias de islas donde el Evangelio no había sido predicado le hizo ver la necesidad de hacerlo. El hecho de que Carey fundara una organización para enviar misioneros, sus esfuerzos por movilizar a los creyentes británicos y sus iglesias locales para evangelizar, y sus años de servicio misionero integral le ganaron el título de “Padre del Movimiento Misionero Moderno”.

En cuanto a nosotros, los nazarenos, las islas han figurado en nuestra historia desde el principio. Mientras la denominación aun se estaba formando en los EEUU, ya estaba enviando misioneros a la isla de Cabo Verde, una nación en el Atlántico. Aun antes de la fundación de la iglesia en Pilot Point, la isla de Cuba fue la cuarta nación, junto con Canadá, a la que ingresó la Iglesia del Nazareno todavía en formación. Las islas de Japón y Gran Bretaña fueron el octavo y décimo país al que ingresó nuestra denominación. Y así ha seguido de manera que desde la isla de Antigua hasta la isla de Zanzibar, hay congregaciones isleñas de la Iglesia del Nazareno por todo el mundo.

Enlace: http://corazondelamision.blogspot.com/2013/06/predicando-cada-isla-del-mar.html

FOCUS: Panamá 2012 (Algunas Fotos)

Respuesta al Llamado de Dios en el Altar

Nuestros dos Presidentes Regionales de JNI, Rudolph Prescod y Ana Celia Martínez, reciben el premio Timoteo por su servicio en y a la JNI.

¡Los Cubanos obtuvieron sus visas y llegaron el segundo día! ¡Dios es sumamente bueno!

Dos días antes del evento nuestro apartamento se convirtió en zona peligrosa con muchos materiales, trabajo, y poco sueño…

¡Alabando juntos a nuestro Señor!

18 de julio de 2012 – Un Enfoque en la Santidad – Respuesta al llamado de Dios por su siervo, Jean David LaRochelle.

Esta gran aventura nunca hubiera sido posible sin mi esposa y traductora excelente, Emily.

19 de julio de 2012 – Respuesta en el Altar – Candidatos para Proyecto “Génesis”

Disfrutamos en cada culto un tiempo especial de oración en grupo.

Doy gracias a Dios por mis amigos y los Coordinadores del evento, Rev. Amable y Doris Polanco.

Un Gran Equipo de Siervos Inútiles (Lucas 17:10).

El Grupo de Alabanza “Fluye”, de Puerto Rico, nos dirigió en adoración en cada servicio.

Culto de Clausura (21 de julio de 2012) – Respuesta en el Altar después de la prédica de Kadri Parris.

A %d blogueros les gusta esto: