Archivo del sitio

Reflexiones sobre el Domingo de la Trinidad

Trinity Sunday 2Hoy es el Domingo de Trinidad.  Ese día se celebra el primer domingo tras Pentecostés según la liturgia Cristiana occidental. El Domingo de Trinidad se celebra la doctrina cristiana de la Trinidad: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.  Esta fiesta se celebra en muchas denominaciones, incluyendo las iglesias cristianas occidentales como el Anglicanismo, Luteranismo y Metodismo.

En la Iglesia primitiva, ningún día era designado ni asignado para la celebración de la Trinidad.  Se empezó a celebrar más cuando la herejía de Arrianismo se estaba esparciendo, para que la Iglesia conociera y proclamara el Dios trino (contra la doctrina de aquellos que decían que Jesús era hijo de Dios, pero no Dios mismo).

Más adelante, líderes como Alejandro II (1061–1073) prefiriró no celebrar un Día de la Trinidad, porque mantenía que la Iglesia debería celebrar lo mismo todos los días por naturaleza.  Pero otros líderes vieron la necesidad y el beneficio, y Juan XXII (1316–1334) ordenó que la fiesta se celebrara oficialmente en la Iglesia entera el primer domingo después del Pentecostés. Después del primer gran Pentecostés, la doctrina de la Trinidad se proclamó al mundo, y así la Iglesia empezó a celebrar la fiesta inmediatamente después del Domingo de Pentecostés. (Wikipedia)

Algunos instan que la doctrina de la Trinidad no se ve en ningún versículo específico de la Biblia.  1 Juan 5:7-8 parece declarar un Dios trino, pero los manuscritos originales de tal texto no son tan explícitos como la Reina Valera u otras versiones han decidido traducirlo.  En otros lugares (por ejemplo, 1 Cor. 12:4-6 y Mt. 28:19, entre otros), las Escrituras hablan del Padre, Hijo, y Espíritu Santo juntos funcionando en unidad y con un propósito común.  Sin embargo, allí no se declara precisamente que Dios es uno, con tres expresiones distintas.

Entonces, ¿por qué es tan importante la Trinidad? Quizás la misma controversia del Arrianismo nos puede ayudar.  La doctrina de la Trinidad se formuló durante décadas de discusiones sobre la identidad de Jesús.  Si él es Dios, pero no era hombre (gnosticismo), entonces solo apareció como fantasma y no experimentó nuestros dolores – no se encarnó en humanidad de verdad.  Si Jesús era humano, pero no es divino – es decir, Dios mismo – entonces nos provee un gran ejemplo y modelo a seguir, pero nada más.  Aun si es el mejor ser humano que ha vivido y vivirá en la historia, si Jesús no es Dios mismo, entonces su muerte en Calvario no puede salvarnos de verdad.  Lo que encontramos en el pesebre, en la Cruz, y en la tumba vacía es un Dios que toma la iniciativa, toma el castigo, y re-toma su lugar de poder, habiendo vencido el diablo, el pecado, y la muerte.

No hay tiempo acá para explicar todo el desarrollo de la doctrina de la Trinidad, ni contar las muchas razones por las cuales es tan significativa para nuestra fe.  ¿Por qué es importante la Trinidad? He dado una respuesta, pero pido que tú, como lector, también ofrezcas tus comentarios acá.

A %d blogueros les gusta esto: