Archivo del sitio

Acordamos Que…

Wow.  Hoy es el último día de 2008.  Quizás ha sido un año super-bendecido para ti o quizás han sido 365 días difíciles.

El 31 de diciembre debe ser, en mi opinión, un día para reflexionar sobre lo que Dios ha hecho en el último año y a la vez un día para contemplar lo que él quiere hacer en y a través de nosotros en el año venidero.  Si somos buenos líderes y mayordomos de nuestro tiempo y talento, además debemos orar y armar metas tanto para nuestros ministerios como para nuestras vidas personales.

Así que en mi vida personal, tengo algunos buenos propósitos.  Acuerdo que:

  • Me renovaré cada día espiritualmente (una vida diaria en la Biblia y oración), físicamente (haciendo ejercicio; descansando apropiadamente), emocionalmente (especialmente conectando con familia), y mentalmente (desafiando mi intelecto por leer, etc.).

Y en Misión Mundial MAC nos comprometemos a:

  • Mejor desarrollar líderes en México y América Central, especialmente enfocándonos en formar coordinadores en los 38 distritos que encontrarán, entrenarán, y enviarán misioneros de MAC a las naciones;
  • Apoyar a nuestros misioneros voluntarios en Proyectos Isaías y Caleb mientras que terminen su tiempo en España y el Medio Oriente, y proveerles en julio 2009 un tiempo de descanso, evaluación, y más entrenamiento para que aprendamos juntos como mejor hacer discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones;
  • Más intencionalmente utilizar y organizar este blog para ayudar en la formación de líderes misionales;
  • Desarrollar e implementar un nuevo sistema de entrenamiento y envío de misioneros que potencialmente fomentará que 500 misioneros voluntarios sean enviados y sostenidos por sus propias iglesias, distritos y naciones en los próximos 10 años.

No tengo tiempo en este blog para detallar todo lo que Dios nos ha estado enseñando en estos últimos años con respeto a las metas de arriba (y otras).  Sólo quiero tomar la oportunidad para desafiarte.  ¿Qué quiere Dios de ti en 2009? Sueña con cosas gigantes–él no tiene límites.  Y si tú quieres ser uno de los valientes que cambiará el mundo, ríndete a él y también contáctanos (por este blog o mmmac@nazmac.org) para formar parte del equipo.

Gracias, Dios, por 2008–por sus puntos altos y sus valles también.  Y gracias por 2009.  Cambia el mundo por medio de nosotros en 2009, y cámbianos a nosotros primero.  Amén.

El Pecado: ¿Acto o Condición? (Parte II–“El Bebé Llorón”)

Con la entrada de hoy terminamos nuestro tiempo en el libro “Visual Leadership: The Church Leader as ImageSmith” escrito por Rob Weber. Él sigue hablando del pecado y mantiene que el pecado es más una condición o un estado que un acto de un momento (p. 74):

“Personas han dicho, ‘No creo en el pecado original.  Si has visto a un bebé, ¿cómo puedes creer en el pecado original? No han hecho nada malo.  Son regalitos hermosos de Dios.’

¿Escuchas el entendimiento de la naturaleza del pecado implícito en esa pregunta? El pecado se ve como algo que se hace.  El bebé no ha pecado–todavía.  ¿Qué cambia cuando el concepto del pecado gira no alrededor del acto de desobediencia sino que la perspectiva del egoísmo?

Cuando los bebés tienen hambre, usualmente no dicen, ‘Déjame comenzar expresando mi aprecio por el regalo de vida.  Sin ustedes yo no sería nada.  Gracias también por el amor que tienen por mí y la casa que están proveyendo.  Me han dado alojamiento y un lugar donde recostar la cabeza.  Gracias por ser mis padres.  Ahora, yo sé que están extremadamente ocupados, y que hay muchas cosas que tienen que hacer, pero cuando tienen un momentito, ¿pudieran por favor traerme algo para comer?’ Los bebés demuestran una perspectiva diferente.  Su diálogo interno quizás sería más algo así: ‘Yo tengo hambre.  Yo quiero comer.  Aliméntenme ahora.  ¿Y qué es esto que está en mi pañal? ¡¿No pueden ver que estoy incómodo?! ¡Cámbienme ahora mismo! ¡Yo! ¡Ahora! ¡YO! ¡AHORA!’  Algunos adultos nunca salen de esta perspectiva.

Las actividades asociadas con el pecado son los resultados de una actitud de egoísmo.  Es en este contexto donde Cristo, el Redentor, el Salvador, entra nuestro mundo.”

¡¿Diez Mil?!

Hace una semana una persona en el mundo hizo clic en este blogspot y fue la visita número 10,000 en poco menos de 8 meses.  Wow.  Cuando tenía la visión de empezar esta avenida de entrenamiento informal para ustedes, no sabía si invertiría horas y creatividad sólo para que nadie lo viera ni le importara.  Pero muchos de ustedes están regresando y están ofreciendo comentarios.  Algunos me están escribiendo emails expresando como el blog está ayudando en su ministerio actual o preparándoles para el campo trans-cultural algún día.  A Dios sea la gloria.

En las próximas semanas ustedes van a ver un cambio importante acá.  Yo voy a estar escribiendo (o algún invitado) una nueva entrada cada lunes, miércoles y viernes.  Primero Dios, nunca voy a faltar estos días (quizá escribiré en otros días, pero por lo menos sabrán que pueden contar con una nueva entrada tres veces cada semana en aquellos días).  ¿Por qué? Bueno, no es necesariamente porque no tengo el tiempo que he tenido antes, cuando he escrito un promedio de cinco entradas cada semana.  La razón primordial es para darles a ustedes como participantes más oportunidad para reflexionar sobre las entradas y ofrecer comentarios más a menudo.  Algunos de ustedes sí están enriqueciendo este blog con sus opiniones y reflexiones escritas, pero mi oración y anhelo es que el blog se transforme en una clase virtual donde tenemos discusiones y retroalimentación buenísima siempre.  Claro, quiero que sea una clase virtual divertida y no algo aburrido–no se preocupen :).

Gracias a todos ustedes que han hecho este blog una realidad.  Pido que ustedes ofrezcan sus sugerencias y comentarios sobre lo que estamos realizando acá en Transforma el Mundo para que podamos mejorar nuestro desarrollo de líderes misionales en esta generación.  ¡Que el Señor les bendiga mucho mientras que Dios transforme el mundo por ustedes!

Jóvenes en Misión 2008

Hemos terminado nuestro tiempo con los Jóvenes en Misión para este junio y julio. Quiero decirles gracias porque han hecho un trabajo impresionante. Muchas personas han conocido al Señor por medio de su ministerio y tres países diferentes han recibido el fruto de sus labores. Las siguientes entradas son de ellos y espero que les bendigan a ustedes, los lectores. Dios ha estado moldeándolos a los cinco y esta semana ustedes leerán algunos de sus testimonios. Que el Señor bendiga a Maddai, Mehir, Juan Manuel, Esther, y Claudia y que los guíe en sus próximos pasos mientras que cumplan Su misión. Gracias otra vez.

Scott

A %d blogueros les gusta esto: