Archivo del sitio

¿Cuándo Puedo Obtener la Entera Santificación?

bellezaPregunta: ¿Cuándo puedo obtener la Entera Santificación? ¿Ahora o en el cielo?

Respuesta: Aunque para muchas personas es incompresible que podamos ser librados de la naturaleza pecaminosa en este mundo, la Biblia es muy clara y contundente en este aspecto.  Podemos obtener la entera santificación ahora, en esta vida.  Solamente debemos estar conscientes de la necesidad de ella en nuestra vida y desearla.

El apóstol Pablo, escribiéndoles a los efesios les recuerda que fuimos escogidos en Cristo antes de la fundación del mundo para que fuésemos santos (1:4).  ¿Cuándo fuésemos santos? En el presente.  Para los efesios en el tiempo que Pablo les escribió.  Para nosotros en nuestro tiempo.

Y en el capítulo 4 de la misma carta Pablo les manda a vestirse del nuevo hombre creado en justicia y santidad (4:24), a lo que luego agrega una serie de enseñanzas prácticas derivadas de la nueva manera de vivir: la vida de santidad.  Todo esto no es para nuestra vida en el cielo sino para nuestra vida aquí y ahora.

*Escrito por Ulises Solís, misionero salvadoreño y Coordinador de la MNI y MEDD para el Área MAC Central (Heraldo de Santidad, Vol. 63, Núm. 1)

¿Existe la Posibilidad de que un Santo Pueda Pecar?

Pregunta: ¿Existe la posibilidad de que un santo pueda pecar?

Respuesta: Obviamente que sí, pero no lo necesita.  ¿Necesita pecar para que la gracia abunde? En ninguna manera responde Pablo en Romanos 6:1-2.  La persona que ha sido justificada por la gracia y por la fe en el Hijo de Dios, no debe seguir relacionándose con su naturaleza pecaminosa, ni mucho menos haciendo planes para pecar.  Ahora su relación día a día debe ser con Cristo, quien murió en la cruz para perdón de nuestros pecados y para destruir el cuerpo de pecado.

Mientras más caminamos con Cristo más avanzamos en la vida de santidad y tendremos menos posibilidades de pecar contra Dios.  Esto constituye un verdadero desafío para los nazarenos en la época posmoderna.  ¿En qué consiste este desafío? Consiste en sacar tiempo de nuestras ocupadas agendas para nutrirnos diariamente por medio de Su Palabra, velando y orando para permanecer vigilantes y sensibles al Espíritu.balance

Pero, ¿qué sucede si fallo por descuido ante una tentación? Levántese y corra hacia Cristo quien nos limpia de todo pecado, porque Dios es fiel y justo para perdonar todo pecado cuando se lo confesamos a Él.  Por favor, nunca deje para mañana lo que puede hacer hoy.  En este sentido Richard S. Taylor dice: “Nunca hay un estado de gracia en esta vida en que el pecado sea una imposibilidad.  Juan dijo: ‘Estas cosas os escribo para que no pequéis.’ Después agregó: ‘Pero si alguno ha pecado, abogado tenemos para con el Padre’ (1 Juan 2:1).  El ‘si’ implica posibilidad que siempre está presente.  Pero nuestro abogado es el mismo para nosotros como lo es para todos” (Explorando la Santidad Cristiana, Tomo III, Pág. 221).

*Escrito por Ulises Solís, misionero salvadoreño y Coordinador de la MNI y MEDD para el Área MAC Central (Heraldo de Santidad, Vol. 63, Núm. 1)

Abrazando Estrategias Nuevas

*Esta entrada fue escrita por Jerry D. Porter, Superintendente General de la Iglesia del Nazareno.  Originalmente estas palabras aparecieron en el Heraldo de Santidad, Edición 1 – Año 2009.

La misión de la Iglesia del Nazareno es hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones.  Esa es nuestra misión.  Es más que predicar y evangelizar.  Va más allá de la formación de obreros y la plantación de nuevas congregaciones.  Cumplimos nuestra misión en la medida que hacemos discípulos quienes a su vez hacen discípulos, que a su vez hacen discípulos…

El Señor nos dio una gran comisión, ¡no una gran sugerencia!  “Id, y haced discípulos a todas las naciones” (Mateo 28:19a).  El mandato no ha cambiado pero sí requiere nuevas estrategias.

¿Qué sucede si nos negamos a soltar los métodos tradicionales que ya no son eficaces ni productivos? ¿Por qué nos es tan difícil abrazar estrategias nuevas que el Espíritu nos desea dar para que podamos cumplir la misión que Cristo nos ha encomendado?Realidad_caricatura

Normalmente preferimos la zona de confort de nuestras experiencias pasadas.  Nuevos enfoques nos parecen arriesgados.  No sabemos si estas herramientas realmente serán mejores y tememos que podamos perder nuestro mensaje en el proceso de los cambios.  Por lo tanto, somos tentados a quedarnos con los resultados escasos del estatus quo en nuestra zona de confort.

“No temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” (Josué 1:9b).  En obediencia explícita, ¡Josué salió de su zona de confort para intentar cosas para Dios que él sabía que no podía hacer!  ¡La turbación y el temor pueden ser una indicación de que por fin hemos entrado en la zona misional de obediencia radical!

Aprendamos de los Josués misionales contemporáneos, quienes con oración y valor sirven en campos de acceso creativo, arriesgando aún sus vidas al testificar de Cristo.  ¡Durante el año 2008 más de 30 miembros de la Iglesia del Nazareno han dado sus vidas como mártires por compartir su fe!  Ellos nos enseñan y nos retan a ser audaces y creativos a favor del Reino.  No vamos a cambiar la esencia del mensaje, pero sí es necesario abrazar nuevos métodos, dados por Dios, para impactar nuestro mundo cambiante…Es simplemente un asunto de aprender otra vez con humildad, a ser flexibles y creativos en obediencia, para cumplir la misión de nuestro Señor: Hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones.

“¡Algo Está Aconteciendo!”: Parte I

Cumbre-de-Santidad*Las siguientes dos entradas sobre el impacto de los Cumbres de Santidad fueron escritas por Dr. Louie E. Bustle, Director de Misión Mundial en la Iglesia del Nazareno, y originalmente aparecieron en el Heraldo de Santidad, Edición 1 – Año 2009.

…Un grupo de personas oramos y soñamos en continuar propagando el mensaje de santidad, el mensaje de pureza de corazón, de recibir poder para servirle al Señor y tener una vida victoriosa al recibir la plenitud del Espíritu Santo.  En nuestra iglesia llamamos a esta experiencia la “Entera Santificación”.  Nuestros Superintendentes Generales y 13 denominaciones de santidad estuvieron de acuerdo en participar en las “Cumbres de Santidad”.  Nuestra visión es que las “Cumbres de Santidad” se esparzan por todo el mundo.

En las dos que hemos tenido vimos la presencia de Dios en “vivo y en directo.”  El Espíritu de Dios se movía sobre nosotros.  La única actitud que pudimos tener fue de humildad y sumisión a su Presencia.  En medio de tal experiencia, llegó convicción, hubo arrepentimiento, confesión, restitución y sanidad.

En una Cumbre, ola tras ola de personas llegaron por más de una hora y media.  ¡Tuvimos nuestro propio monte de transfiguración! Se escuchaban en voz alta testimonios como: “¡Gracias, Dios!  ¡Soy todo tuyo!”; otro decía: “¡Ya tengo la victoria, ya tengo la victoria!”

Sin que nadie nos dirigiera, comenzamos a cantar: “¡Cuán grande es nuestro Dios!”  Otros seguían clamando, había llanto de júbilo y gozo en todo el santuario.  Pronto comenzamos de una manera muy solemne a cantar: “¡Yo me rindo a Él, yo me rindo a Él, todo a Cristo, yo me entrego, yo me rindo a Él!”

Fueron como seis grupos de personas que llegaron al altar para ser santificadas.  Nadie quería salir del templo.  La presencia de Dios fue tan real que todos volvimos a casa renovados, llenos.  Experimentamos una vez más la plenitud del Espíritu Santo al estilo “Hechos de los Apóstoles: Capítulo 4”.  Todos salimos de allí “empoderados” para ganar nuestro mundo, para ser testigos “hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

*Para más información sobre la Cumbre de Santidad o para inscribirse antes del 31 de julio para un descuento en el costo de inscripción, ponte en contacto con Edwin Martínez ( HYPERLINK “mailto:emartinez@nazmac.orgemartinez@nazmac.org) o marca acá.

La Santidad y el Evangelismo

Leí un sermón de uno de nuestros primeros líderes de la denominación, J.B. Chapman, titulado “La Santidad y el Evangelismo.” Algunos extractos:

“La gente llega a emocionarse sobre el asunto de engrandecer su alcance de influencia, mientras la necesidad más grande es influenciar con eficacia. Cuando se debe elegir entre influenciar a muchos e influenciar mucho a unos pocos, la decisión inmediata debe ser la segunda. Acercar a la gente al reino de Dios no es suficiente; debemos traerlos adentro y presentarlos al Rey.

El principio de ganar almas es inherente a todos los creyentes verdaderamente nacidos de nuevo, aunque el método por lo cual los perdidos se buscan y se encuentran varia tanto como el número de cristianos en el mundo…Y no hay nada más fundamental en la tarea de evangelismo que la carga por la salvación de almas. Si esa carga es real y pesada, maneras y métodos se encontrarán.

La descripción de un ganador de almas requería pocas líneas: “Porque era varón bueno, y llena del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor” (Hechos 11:24). Es como si la causa y efecto se declaraban. Nada se dice sobre el pedigrí, educación, destrezas, ni talentos de Bernabé, porque tales cosas no entran en las cualidades de un ganador de almas. Sencillamente fue un hombre en la llenura de la bendición de la santificación Pentecostal y, como el oasis rodea la palmera, almas lo siguieron al reino de Dios. No hay indicación de esfuerzo ni estrés. Él tuvo la bendición y seguía la dirección del Señor y su trabajo fue fructífero.”

*Dr. J. B. Chapman fue Superintendente General en la Iglesia del Nazareno de 1928 a 1947. También sirvió como editor del Heraldo de Santidad.

A %d blogueros les gusta esto: