Archivo del sitio

La Ensalada de Frutas en el Plato de Misiones

Escrito por Esther Quezada, de Ensenada, Baja California, México quién está sirviendo como misionera voluntaria en Jóvenes en Misión

Estoy participando en el proyecto de Jóvenes en Misión y estoy muy feliz. Soy muy feliz de participar en asuntos que ayudan al crecimiento del reino de Dios. Sin embargo, creo que me estoy ayudando a crecer mi “yo”… perdón, a menguar mi “yo”. Todo esto gracias a Dios; sin Él no podríamos hacer nada.

Ha sido un tiempo maravilloso estar conviviendo con personas de diferentes estados y países. La verdad he aprendido mucho en estas dos semanas de convivencia, Dios me ha dado la oportunidad de poner en práctica los frutos del espíritu, sobre todo la paciencia =). Quizás es más fácil llevar a cabo el ministerio a mi manera, pero vale la pena formar un equipo con gente de diferentes culturas y con varias personalidades. Me gustan mucho las diferencias que tenemos, hasta las cosas básicas como la comida y los horarios para comer. Todo es emocionante.

Y ya que hablamos de comida y diferencias me vino a la mente la ensalada de frutas. Creo que somos una ensalada de frutas, porque a pesar de nuestras diferencias podemos formar algo rico, algo que nutre, alimenta y es apetitoso para la gente, desde luego, hablando espiritualmente. Ahora, no quiero que piensen, “¿Por qué está ella hablando de comida? ¡Estamos pasando hambres y ella es muy comilona!”

Doy gracias a Dios por permitirme estar viviendo esta experiencia, sobre todo por mostrarme lo mucho que tiene para mi vida, lo mucho que me falta por crecer y todo lo que llevo recorrido.

A %d blogueros les gusta esto: