Archivo del sitio

El Coordinador Distrital de MMMAC

Uno de los cambios más importantes de este nuevo año en el ministerio de Misión Mundial MAC es el nombramiento o elección de Coordinadores Distritales de MMMAC.  Hace un año no teníamos ningún coordinador en las áreas o en los distritos.  Y ahora doy gracias a Dios porque 15 jóvenes y adultos con muchos talentos y experiencia (y más importante, compromiso) están sirviendo en esta capacitación.  Mi esperanza es que el Coordinador Distrital de MMMAC sirva como enlace entre la JNI y la MNI y que cumpla las siguientes tareas:

Descripción de Trabajo–Coordinador MMMAC

Enfoque y Meta Primordial: 3E

Encontrar, Entrenar, y Enviar Misioneros de MAC

Tareas Específicas:

A. Trabajo en Equipo

  1. Servir en las áreas y/o distritos como extensión o representante de los Coordinadores Regionales de MMMAC
  2. Mantener comunicación constante con la Oficina de Misión Mundial MAC (Regional), Coordinador de Estrategia de Área, y superintendentes para que nos unamos en ministerio en todos los niveles
  3. Acercarse especialmente a la JNI y MNI (y a otros líderes y ministerios) para ministrar con ellos y buscar servir y mejor unir el trabajo de MMMAC al ministerio ya existente de dichas entidades

B. Formación de Líderes

  1. Involucrar a Niños, Jóvenes, y Adultos en misiones, ayudándoles a descubrir sus dones y llamado, y guiándolos en ese llamado
  2. Multiplicarse en otros: desarrollar a muchos líderes, coordinadores, y promotores de MMMAC en las bases
  3. Capacitar a la Iglesia para que lleguemos a ser una Iglesia y región que envíe y respalde a sus propios misioneros

C. Implementación de Programas y Proyectos

  1. Facilitar el conocimiento de las herramientas y recursos disponibles para cumplir con el propósito 3E
  2. Conocer las necesidades específicas de su lugar de ministerio y Diseñar estrategias contextualizadas para encontrar, entrenar, y enviar desde su entorno
  3. Reportar por medio de testimonios, estadísticas, fotos, etc. lo que Dios está haciendo por medio del ministerio de MMMAC en las bases.
  4. Planificar y coordinar actividades como el COM (o dirigir a otros que lo hacen), cuando sea apropiado.

El Líder Catalítico

Hoy día, se está usando continuamente en el mundo una palabra rara pero importante para describir a ciertos líderes: catalítico o catalizador. Esta palabra se usa comúnmente en química o biología (y si algunos lectores quieren agregar algo sobre esta realidad desde su experiencia o educación, ¡bienvenidos!).

La catálisis es el proceso a través del cual se incrementa la velocidad de una reacción química. Un catalizador es una sustancia que aumenta la velocidad de una reacción, impulsando que células u otras entidades se reproduzcan y se multipliquen más rápido.

Cuando hablamos de líderes catalíticos entonces, nos referimos a personas que se invierten en otros y que reproducen otros líderes que producen más líderes que siguen formando más líderes, etc.

¿Ves la importancia de esto en la vida de nuestra iglesia? ¿A qué has sido comisionado? A hacer Discípulos.

Seamos prácticos: cuando realizamos el programa del culto “en el templo” o nos encargamos de algún ministerio, ¿estamos solo haciendo un programa o con esa planificación estamos Haciendo Discípulos? Si estamos Haciendo Discípulos, no lo estamos planeando solos, y el paso siguiente es que esos Discípulos van a venir con ideas y esas ideas pueden ser como una tormenta negra que anuncia lluvia, tiene viento (peor que el Viento Sonda) y parecen un problema.

La Tormenta de Ideas Viene...

La Tormenta de Ideas Viene...

Pero, esa tormenta de ideas da oportunidades a otros, levantando un equipo de trabajo, formando líderes que formen otros líderes y la multiplicación continúa influenciando la historia. Todo esto te ayuda a crecer a ti como líder porque te templa y te perfecciona. No tengas miedo de perder el puesto, sino más bien busca tu reemplazo y capacítalo. Sé un líder catalítico, que levanta a otros.

En la próxima entrada hablaremos de algunos ejemplos de líderes catalíticos que han impactado el mundo por medio de su inversión (discipulando) en otros…

“Pero las otras semillas cayeron en buen terreno. Brotaron, crecieron y produjeron una cosecha que rindió el treinta, el sesenta y hasta el ciento por uno” (Marcos 4:8).

A %d blogueros les gusta esto: