Archivo del sitio

Misión Por Acceso Creativo

Biblia con CandelaEn las próximas entradas estaremos enfocándonos en lo que muchas denominaciones y agencias misioneras han llamado, “Misiones por Acceso Creativo.” Cada entrada se ha escrito por Rick Power, quien pastorea la Iglesia del Nazareno en Honolulu, Hawaii después de haber servido en un lugar de acceso creativo por muchos años.

Desde los viajes misioneros más tempranos de Pablo y Bernabé, el evangelio ha encontrado oposición de parte de las autoridades que percibieron el mensaje cristiano como una amenaza a las estructuras de poder religioso y político.  Podríamos decir que cada lugar nuevo que los misioneros del primer siglo entraron era una área de “acceso creativo.”  Desde entonces hasta la fecha, ministros valientes han estado dispuestos a enfrentar tal oposición, aunque significaba persecución, ostracismo, aprisionamiento, y aun martirio.

Y estas historias de heroismo y sacrificio no se limitan al pasado distante.  Estadísticas del World Christian Database indican que ahora hay actualmente un estimado de 175,000 mártires cristianos cada año alrededor del mundo.  El estimado incluye cristianos locales tanto como misioneros trans-culturales quienes se mueren como resultado de su obediencia a Cristo. Es una cifra asombrosa, sin embargo, no sorprendente cuando consideramos la intensidad de oposición enfrentada por cristianos en muchas partes del mundo.

Misión por acceso creativo es una manera de responder a los desafíos de áreas con acceso restringido o cerrado.  Una buena descripción funcional de misión por acceso creativo incluiría los siguientes elementos:

  • Una manera de conseguir acceso a una área donde métodos tradicionales no son una opción; o visas misioneras no se conceden o condiciones son demasiado peligrosas para personal conocido publicamente como misioneros
  • “Plataformas” se utilizan como un medio de obtener visas de residencia; plataformas son ocupaciones que permiten que personal resida legalmente y trabaje en una área de acceso creativo
  • Debido a que una medida de riezgo está involucrada para creyentes locales y personal misionero, actividades del ministerio a menudo se realizan informalmente y/o en secreto; hay restricciones sobre comunicaciones con respeto al trabajo misionero allí; fotos y detalles sobre personas, lugares, y actividades no se pueden publicar, grabar, ni reportar en ambientes públicos, aun entre iglesias que apoyen desde naciones que envían.

Bendícenos…¡Pero No Con Eso!

¿Recuerdas el pasaje que leímos ayer?

“Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna” (Marcos 10:29-30).

Hay dos cosas más que quiero resaltar (una hoy y la otra más tarde).  Primero, ¿de dónde salen las palabras “con persecuciones”? Parece que Cristo está siguiendo su lista que había elaborado antes y sólo repitiendo lo que vamos a recibir si dejamos todo.  Sin embargo, él añade algo que no suena tan alentador.  ¿Vamos a recibir casas y tierras? Excelente.  ¿Hermanos, hermanas, madres, hijos, etc.? Perfecto.  ¿Pero persecuciones? Uh, qué bendición, Jesús.  Gracias por animarnos, pero estaríamos satisfechos con lo demás.  No tienes que bendecirnos con sufrimiento, Señor…sólo para que sepas…

¡Me molesta este pasaje porque no me gusta ser perseguido!  Pero me encantan estos versículos también porque Jesús no dice que todo va a ser fácil.  Él va a darnos CIEN VECES MÁS si dejamos todo, pero no significa que siempre vamos a tener éxito o que nunca experimentaremos dolor ni persecución.  Tampoco significa que la gente va a estar cayendo a nuestros pies, rogándonos que les compartamos sobre Jesús.

Para muchos de nosotros la idea de persecución es abstracta.  Pero creo que nuestros hermanos en China, en el Medio Oriente, o en otros lugares nos pudieran ayudar con esto.  Ellos no se quejan de las persecuciones que reciben; es la realidad en que viven.  De hecho, para ellos se ven como bendiciones.  ¿Qué significa para ellos conocerle a Jesús y “la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte” (Fil. 3:10)? ¿Qué significa para nosotros?

El lunes vamos a hablar del contraste que marca Jesús en este pasaje entre “este tiempo” y “el siglo venidero.”

A %d blogueros les gusta esto: