Archivo del sitio

Dos de Mis Niños a Mí Me Gustan Mucho–Uno, No Tanto

Asignando Nuestros Recursos para MisionesExtracto del artículo “Dos de Mis Niños a Mí Me Gustan Mucho–Uno, No Tanto” escrito por Shane Bennett en Mission Maker Magazine 2007

¡Más de 90% de nuestro esfuerzo trans-cultural (mano de obra, dinero, oración) va a los dos tercios del planeta donde la iglesia está relativamente fuerte, dejando menos de 10% para el tercio que sobra! ¿Te parece extraño? Sí, pero hay razones.

  • Iglesias fuertes y crecientes quieren que misioneros vengan, de corto plazo y de largo plazo, para entrenar a discípulos y contribuir al avance de la obra. Por otro lado, ¿tu pastor ha recibido una carta de un líder musulmán en Yemen pidiendo que él envíe un grupo de jóvenes para pintar la casa pastoral y hacer una Escuela Bíblica?
  • La segunda razón es que mientras misioneros exitosos suelen atraer a más misioneros, ¡sacerdotes hindúes no reclutan muy bien!
  • Finalmente, el éxito fomenta los hábitos. Tendemos a volver a dónde hemos estado antes y a dónde hemos visto que vidas se han cambiado. Esto es tremendo para aquellos lugares, pero no tan bueno para las gentes no alcanzadas quienes necesitan un empiezo fresco y nuevo…

…Piensa de esta manera: Digamos que tienes tres niños. ¿Vas a alimentar únicamente a los dos que se parecen más a tí y que saben decir “mamá” y “papá”? Si permites que el tercero se enferme y se marchite y se muera, te vas a meter en apuros. Y no bastará decir, “Bueno, los primeros dos eran tan responsivas cuando les pedí si querían comer. Yo sabía que les gustaba. Y se parecen a mí.”

Entonces, ¿qué hacemos? Eduquemos a los demás–hay muchos cristianos que no sepan de esta realidad. Y que estemos dispuestos todos nosotros a ir a cualquier lugar por el llamado de Dios en nuestras vidas…

A %d blogueros les gusta esto: