Archivo de la categoría: La Misión

COM – Nicaragua, 2017

Del 24 al 26 de noviembre del presente año, se llevó a cabo el Campamento de Orientación Misionera en el distrito Norte de Nicaragua, contando con una asistencia de 48 participantes de 4 países de Centroamérica: Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Además, 12 misioneros voluntarios estuvieron sirviendo en el COM. Durante este tiempo, los jóvenes escucharon testimonios de lo que Dios está haciendo en otros países, y lo que está haciendo en la vida de los misioneros que han decidido ser obedientes a la voz de Dios. Muchos participantes confirmaron su llamado y otros encontraron cómo seguir sirviendo dentro de misiones.

COM nicaragua 9.jpg

Testimonios de algunos participantes:

Kevin.jpg“Gracias Misión Global por tan increíble trabajo, este fin de semana qué pasó fue único y sin duda Dios me habló mucho e incomodó mi corazón para salir de mi zona de “conformismo.” Enterarme del trabajo misionero que como iglesia hacemos me emocionó, pero saber de toda la necesidad que aún hay en el mundo me conmovió. El hecho de saber que aún no es suficiente, me reta para sumarme de diversas formas: Dando, Yendo, Orando y Ayunando. Quiero ser las manos y los pies de Jesús acá en la tierra, quiero tener un corazón misional como el de Él, que lo entregó todo por amor al más necesitado. Este COM sirvió mucho para cambiar mi perspectiva de las misiones, me inspiró muchísimo para ser parte de ellas y disponer mi corazón para poder servir y sin temor alguno decir: HEME AQUÍ, ENVÍAME.”

– Kevin Rodríguez. El Salvador.

Com nicaragua 2.jpg

COM nicaragua 8.jpg“El Campamento de Orientación Misionera es un espacio para que los jóvenes puedan buscar y entender el llamado de Dios para sus vidas, refiriéndonos a las misiones. Es de mucha bendición poder empezar a prepararse, tener un antesala de lo mucho que nuestros hermanos misioneros viven y escuchar sus experiencias, ver cómo Dios se glorifica en sus vidas, y cómo poder hacer misiones desde nuestro propio hogar. Agradezco a Dios la oportunidad de poder participar del COM, y confirmar mi llamado a las misiones. Cuanto más un misionero se deja guiar por el Espíritu Santo, tanto más Él bendecirá su trabajo.”

– Edgar Revelo. El Salvador.

COM nicaragua 3.jpg

Pastor COM Nicaragua.jpg

“Hace 26 años sirvo como pastor de la Iglesia del Nazareno, y nunca había entendido las misiones, hasta que asistí al COM. Antes daba 10 córdobas para las misiones, ahora daré todo lo que pueda.”

– Pastor Modesto Leal. Nicaragua.

 

 

Fily.jpg“Fue una experiencia muy intensa. Los capacitadores tenían la experiencia necesaria para transmitir el mensaje a los jóvenes de nuestra región que están con entusiasmo de servir a nuestro Dios. Agradezco la oportunidad que se les está dando a los jóvenes para sentirse partícipes en las iglesias. COM abre los ojos y el corazón para entender el llamado que recibimos por parte de nuestro Padre Celestial, en muchas maneras. Una de las prédicas me impactó en gran manera, que fue compartida por la hna. Luz Jiménez, me hizo recapacitar, reaccionar y retomar con mucha más fuerza espiritual y física el llamado para las misiones. COM hace conexiones únicas entre la juventud de nuestra amada Iglesia del Nazareno, también nos une entre hermanos. COM hace que compartamos las herramientas que estamos usando para cumplir el mandato dado por Jesucristo hacia su Iglesia. COM marca una huella en el corazón que jamás se olvidará.”

– Filiberto Yat. Guatemala.

Una Misión Insólita

Por Ken Childress

 “Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes.” Juan 20:21

Una lectura rápida de este versículo podría darnos la impresión de que Jesús está diciendo, “El Padre me envió primero; ahora es tu turno.” Pero hay más que solo eso en este versículo. Él también está diciendo, “De la misma manera que el Padre me envío, es como yo les envío a ustedes.” La pregunta crucial es: ¿Cómo Dios envió a Jesús?

Filipenses 2 nos da un conocimiento adecuado de la naturaleza de la misión de Jesús. Él se humilló a Sí mismo, Él tomó la forma de un siervo, y se hizo obediente hasta la muerte (Fil. 2:6-11). Jesús fue de las riquezas celestiales a los harapos terrenales; de la exaltación a la humillación; de la autoridad a la obediencia; del significado al rechazo; de la comodidad a la dificultad; de la seguridad al peligro; de la gloria al sacrificio; de la vida a la muerte. ¡Y Él nos llama a ir al mundo exactamente de la misma forma!

Lee la lista de nuevo. Todas aquellas transiciones humillantes van en contra de lo habitual. Tratamos de tener una posición más alta, no vaciarnos de nosotros mismos. Queremos más significado, más seguridad, más autoridad, más atención, más comodidad. Pero Jesús nos llama a morir a nosotros, a tomar nuestra cruz y seguirle. Él nos envía, así como Él fue enviado.

tender-la-mano.jpg

¿Tu actitud corresponde a la actitud de Jesús? ¿Tomas tu misión tan en serio como para entrar en las profundidades de este mundo –sin importar que esas profundidades estén en otro país, tu propia ciudad, o incluso tu propia familia– y vivir el evangelio de humildad para que otros vean? La misión de Jesús es redimir este mundo, y Él desea hacer brillar la luz en cada vil y oscura esquina –a través de ti y de mí. Él llama a sus seguidores a ir a prisiones y campos de concentración, a antros de opio y burdeles, a colonias de leprosos y pabellones psiquiátricos. También los llama a ir a clubes nocturnos, salas de conferencias empresariales, salones universitarios, y arenas deportivas. No hay ningún lugar demasiado incómodo, peligroso o difícil. ¿Estás dispuesto? Así como el Padre lo envió a Él, Él nos envía a nuestra comunidad.

 

Mi Respuesta Sigue Siendo Sí

Mi nombre es Freivy López, soy miembro de la Segunda Iglesia del Nazareno en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México. Durante 2 años serví como misionero voluntario de Génesis, en la ciudad de San Pedro Sula, Honduras. Ese tiempo me permitió desarrollar muchas capacidades para el servicio de Dios. Pero, lo mejor fue aprender a depender de Dios en todo.

Cada día, Dios me enseñaba a depender de Él, aun en los momentos más difíciles, como el día que tuve por primera vez una pistola apuntándome, recuerdo que después de escuchar tantas noticias horribles, que sucedían día con día, en mi mente solo había una frase “Dios está contigo”; cuando la persona dejó de apuntarme, lloré como nunca lo había hecho, y di gracias a Dios porque me había librado de algo peor.

Archivo 26-10-17 10 32 32 a. m..jpeg

No solo hay experiencias malas, conforme pasaban los dias en San Pedro Sula me enamoraba más de cada sonrisa que un niño expresaba en su rostro y de cada experiencia de transformación que el Espíritu Santo hacia en la vida muchas personas.

Puedo describir a estos dos años con las siguientes palabras: “Increíbles y Bendecidos.”

El 13 de enero de 2017 regrese a casa, estaba feliz de ver a mi familia y amigos, pero había una sensación de que algo me faltaba y se hacía cada vez mas grande conforme pasaban los días.

Las personas me preguntaban si volvería a ser misionero, mi respuesta era sí.

En Septiembre de 2017 me mudé a la ciudad de Monclova, Coahuila. Bajo el proyecto “Iniciativa Frontera,” se me hizo el llamado para servir como misionero voluntario en el área de plantación de Iglesias por 10 años.

Archivo 26-10-17 10 30 44 a. m..jpeg

Hoy quiero hacerte una invitación: acepta el reto que Dios está poniendo frente a ti, no te preocupes por todo lo demás. Dios hará grandes cosas contigo.

¿Y sabes qué?, cuando estás haciendo eso a lo que Dios te ha llamado, serás una persona feliz, puedo decirte que yo soy feliz haciendo lo que hago.

Informe de Misión: Ventana 10/40

Por Howard Culbertson

Hace unos 30 años, el misiólogo Luis Bush acuñó la frase “Ventana 10/40.” Él hizo esto para enfocar la atención a un área específica del mundo donde millones de personas tienen poco o ningún acceso al Evangelio.

Bush pidió a los creyentes que dibujaran un rectángulo imaginario en el globo, que iba desde 10 grados al norte del ecuador, hasta 40 grados al norte del ecuador, extendiéndose de la parte occidental de África justo hacia el este de Japón. Señalando esa ventana rectangular imaginaria, Bush suplicó a la Iglesia que se movilizara en oración, e igualmente que movilizara personas y recursos, para evangelizar y discipular a la gente perteneciente a grupos de personas no alcanzadas y menos alcanzadas ubicados en la mitad del norte de África, el Medio Oriente y las áreas que una vez fueron gobernadas por los antiguos imperios babilónico y persa, así como una gran parte de Asia, incluyendo India y China.

640px-40_Window_world_map.png

Las estadísticas de la Ventana 10/40 pueden ser impresionantes. Dos tercios de toda la gente en la tierra vive en esa área rectangular. De los 55 países del mundo menos evangelizados, la mayoría está en la Ventana 10/40. De las grandes ciudades menos evangelizadas, la mitad está en la Ventana 10/40. La mayoría de los musulmanes, hindúes, budistas, y sijs, vive en la Ventana 10/40.

Lamentablemente, la Ventana 10/40 es también el hogar de 8 de cada 10 de los más pobres de los pobres en la tierra.

Lady_with_fishing_pond.jpg

Muchas áreas en la Ventana 10/40 son lugares que el Director de Misión Global Nazarena, Verne Ward, describe como “donde la iglesia aún no está.” Siendo que solo 10% de la actual fuerza misionera cristiana es enviada ahí, la situación no está cambiando tan rápido. Desafortunadamente, casi 9 de 10 personas que viven en la Ventana 10/40 permanecen fuera del alcance de los esfuerzos evangelísticos actuales.

En varios países de la Ventana 10/40, los cristianos sufren persecución física e incluso la muerte, a causa de su fe. Debido a la hostilidad anti-cristiana y a las exigentes restricciones del gobierno, muchos misioneros en la Ventana 10/40 se han vuelto creativos en cómo evangelizan y discipulan a las personas. Muchos de los países no otorgan visas a trabajadores religiosos. Por ello, han sido etiquetados como áreas de acceso creativo. Por estas y otras razones, Patrick Johnstone, de Operation World, ha llamado a esta área el “cinturón resistente.”

Atrayendo la atención a la tarea evangelística por realizar, el concepto visualmente dramático de la Ventana 10/40, ha inspirado a muchos para ofrecerse a sí mismos para el servicio misionero en algunos de los lugares más difíciles y desafiantes.

Evidentemente, los países de la Ventana 10/40 no son los únicos lugares que necesitan misioneros. Así que, este no es un llamado a remover misioneros de otras áreas del mundo y enviarlos todos a la Ventana 10/40. Los países de la Ventana 10/40 no son los únicos en el mundo con pecadores que necesitan misioneros que crucen barreras culturales y de idioma para hablarles acerca de la gracia redentora de Dios. Sin embargo, la Ventana 10/40 comprende grandes bloques de personas que, mediante cualquier definición, hoy en día no han sido alcanzados ni evangelizados.

Myanmar_church.jpg

¡Debemos orar para que Dios llame a más y más obreros a los campos de cosecha en los países de la Ventana 10/40!

Este artículo fue publicado originalmente en: Engage Magazine

 

Misión Global Mesoamérica – 2017

Del 19 al 24 de octubre, 2017, los coordinadores regionales de Misión Global Mesoamérica, Scott y Emily Armstrong se dieron cita, junto con los coordinadores de área de este ministerio: María Eugenia Rodríguez (México), Marc Versil (Haití), Luz Jiménez (NorCentral), Dario Richards (Caribe), Freya Galindo (Central); y el coordinador regional de JNI, Milton Gay, para tener un tiempo de reuniones y asistir a las conferencias del “Día de Movimiento” en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Claudia Cruz (México), participó en algunas de las reuniones por videoconferencia, desde Oaxaca.

22788881_10155562226861351_7449196067267514567_n.jpg

En dichas reuniones, hablaron acerca de cómo seguir encontrando, entrenando y enviando más misioneros en la región Mesoamérica, haciendo énfasis, principalmente, en la iniciativa Génesis y la misión urbana; además, durante el Día de Movimiento, escucharon diversas ponencias y discusiones sobre liderazgo, asuntos urbanos y su conexión con el poder del Evangelio en la ciudad.

IMG_0411.JPG

Los desafíos para seguir movilizando misioneros son grandes, pero nuestro Dios es más grande. El último día, el equipo subió al techo del New York School of Urban Ministry, donde estuvieron reuniéndose, y oraron por las ciudades.  Fue un momento de impacto para cada uno, y Marc Versil compartió el anhelo de todos: “Como Dios invirtió su corazón en mí, quiero invertir mi corazón en otros.”

22549502_10155552365756351_3267346588810655774_n.jpg

Este reporte fue escrito por Freya Galindo.

Jesús en la Sala de Emergencias

Por Scott Armstrong

“Al oír esto, Jesús les contestó: ―No son los sanos los que necesitan médico, sino los enfermos. Pero vayan y aprendan qué significa esto: “Lo que pido de ustedes es misericordia y no sacrificios.” Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores” Mateo 9:12-13 NVI.

(Leer Mateo 9:9-13)

Tengo que admitirlo. La Sala de Emergencias no es mi lugar favorito del mundo. Hay mucha necesidad alrededor. Niños tosiendo, padres cansados, tobillos torcidos, y algunas emergencias muy serias que oscilan entre la vida y la muerte del paciente.

emergency1.jpg

¿Qué pasaría si un hombre completamente sano entra en la Sala de Emergencias y exige ser atendido? Todas las personas enfermas en la sala de espera están miserablemente matando el tiempo hasta que puedan ser atendidos por un doctor. Los cuartos del hospital están llenos de gente herida en medio de operaciones y cuidados. Y este hombre decide que él es más importante que cualquier otro y tiene que ser visto por un doctor de inmediato. No hay razón, realmente. Solamente quiere la atención.

¿Suena ridículo? Debería. Y aún así, muchos cristianos –tal vez tú y yo– dedicamos nuestro tiempo a la gente sana y fallamos en reconocer que estamos en medio de la Sala de Emergencias.

Me encanta el sencillo pasaje que leímos hoy. Mateo está escribiendo acerca de su propio llamamiento. No dedica mucho tiempo a describir la escena, pero se nota que Mateo la recuerda bien. Él recuerda las cosas que se dijeron sobre él, sus amigos, su Señor. Ese fue el día de la transformación de Mateo. Pasó de estar enfermo a ser sano en un lapso de algunas horas. Y ahora su misión es decirle al mundo que el Doctor ha venido con la cura. Esta es la razón primordial por la que escribe.

Si hemos venido a Cristo y tenemos una relación con Él, estamos –o al menos de acuerdo a estos versículos– sanos. Es seguro que necesitamos crecer. Nadie ha crecido tanto que ya no necesite de Jesús. Pero parte de nuestra responsabilidad después de ser sanados es salir del hospital y traer más gente enferma al Doctor. El día que Mateo conoció al Doctor ya estaba trayendo a otros a Él. Años después él escribió las palabras que acabamos de leer porque quiere que todos sepan que Jesús pasó su vida entera –y su terrible muerte– salvando pecadores.

La pregunta es: ¿Estás haciendo lo mismo? ¿Estás realmente convencido de que la gente está yendo al infierno sin Cristo? Te ha sido dada la cura. ¿Qué vas a hacer para esparcir esa cura a todos los que están muriendo sin ella?

8 Buenas Preguntas Para Evaluar a tu Iglesia

Por Dan Reiland

Es fácil estar tan ocupado haciendo el ministerio que no tomas el tiempo para evaluar tu ministerio.
Pero evaluar es mejorar.

Es como tu examen físico anual. Nadie quiere hacerse un chequeo, un análisis de sangre, y tal vez una prueba o dos, pero así aprendes lo que necesitas saber.

Entonces, por supuesto, necesitas poner en práctica lo que aprendes.

Plan de 4 puntos para mejorar:

  • Haz las preguntas correctas.
  • En un proceso grupal, da respuestas honestas.
  • Determina el plan de prioridades para mejorar.
  • Toma acción.

Comienza por hacer las preguntas correctas.

edwin-andrade-worship.jpg

8 buenas preguntas que ayudarán a que tu ministerio mejore:

1) ¿Cómo es que la cultura única de tu iglesia te ayuda a progresar?

Sam Chand escribió un excelente libro titulado Rompiendo el Código de Cultura de tu Iglesia. Afirma que más que la visión, los programas, el dinero o el personal, la cultura tiene el mayor impacto en el futuro de tu iglesia.

¿Cómo describirías tu cultura? ¿Esto es lo que quieres? ¿Tu cultura de iglesia, está ayudando o perjudicando mientras persigues el propósito de Dios para tu iglesia? ¿Qué cambios necesitas hacer? Si la cultura es saludable, ¿qué prácticas existen para mantenerse saludable?

2) ¿Cómo describirías la moral general de tu iglesia?

¿Están las personas felices con tu iglesia? Esa pregunta parece muy subjetiva, pero es sorprendentemente fácil de responder.

¿Confían en el liderazgo? ¿Están motivados acerca de la misión? ¿Están apasionados por seguir a Jesús? ¿Hay impulso? ¿Se resuelven los problemas con relativa facilidad (sin resistencia significativa)? Tienes la idea.

La moral y la cultura están estrechamente vinculadas. Si estás luchando y, la cultura y la moral no son ideales, te insto a verter tu energía de liderazgo allí primero.

3) ¿Cuál es tu acercamiento a la formación espiritual en tu iglesia?

¿Existe un sentido general de que la gente está buscando a Dios? No se trata de perfección, pero ¿ves progreso? ¿Qué factores consideras importantes para ayudar a evaluar la madurez espiritual? Considera cosas como la oración, el servicio a los demás, la obediencia y la generosidad financiera. ¿Qué tal el fruto del Espíritu como el amor, la alegría y la paz, etc.?

¿Utilizan grupos pequeños? ¿Cómo se desarrolla la comunidad? ¿Qué prioridad tiene la verdad bíblica? Un gran enfoque general para evaluar el crecimiento espiritual es reunir historias de cambio de vida.

4) ¿Estás desarrollando nuevos líderes?

Junto al favor de Dios, todo se eleva y cae en el liderazgo. ¿Los líderes de tu iglesia demuestran una fuerte profundidad espiritual y corazón de siervo? ¿Cuál es tu plan para encontrar y desarrollar nuevos y mejores líderes? No alcanzarás tu potencial como iglesia sin una dedicación seria a este proceso.

5) ¿Cómo describirías la fuerza de tus equipos de voluntarios?

¿Son tus voluntarios parte de equipos vibrantes y productivos o una banda de supervivientes que luchan? Mucho de eso depende de cómo seleccionas, entrenas, animas y empoderas a tus voluntarios. ¿Reclutas para una visión o simplemente para hacer una tarea?

Todas las iglesias se enfrentan a la presión de necesitar personas que sirvan como voluntarios, pero la forma en que construyas los equipos hace una diferencia significativa. ¿Cómo calificarías la conciencia de grupo de tus ministerios voluntarios? ¿Cuál es el primer y mejor paso para fortalecer tus equipos?

6) ¿Qué te dicen los indicadores financieros?

Es relativamente fácil medir los resultados cuando se trata de dinero. La oferta semanal define la realidad. Al mismo tiempo, uno de los desafíos más grandes que un líder enfrentará es inspirar exitosamente a la gente a confiar en Dios con sus finanzas y permanecer fiel para dar con generosidad.

¿Eres audaz en tu enseñanza de la verdad de Dios sobre el dinero? ¿Ofrecen formación práctica sobre la gestión del dinero? ¿Personalmente, modelas la generosidad? ¿Dónde eres más fuerte con respecto al dinero, la fe o la práctica?

7) ¿Estás en misión?

Primero debes estar claro sobre el propósito de tu iglesia. ¿Cuál es tu misión/visión – exactamente? ¿Tu congregación tiene un buen sentido de lo que eso significa? ¿Estás actuando sobre esa misión?

Es esencial que tus líderes se vuelvan y permanezcan alineados juntos en esa misión. Siempre se sentirá como si estuvieras nadando río arriba si no se dirigen hacia la misma dirección.

8) ¿Su gente invita con entusiasmo a otros a sus servicios de adoración?

He entrenado iglesias donde la gente tenía obviamente sentimientos tibios sobre el servicio de adoración. No estaban motivados para invitar a alguien, aunque tuvieran un amigo que querían traer.

No siempre es el servicio de adoración, pero comienza allí. ¿Hay algo con tu iglesia que haría que tu congregación se detuviera para invitar a sus amigos?

Esta es una enorme combinación evangelística. Si tu gente está comprometida con la visión lo suficiente para invitar a la gente a la iglesia, y su experiencia de adoración (desde la guardería para los pequeñitos hasta la manera de hacer la invitación) vale la pena invitar a la gente – ¡es la combinación por la que trabajas!

Confío en que estas preguntas te serán útiles a ti y a la salud de tu iglesia.

¡Oro por la sabiduría de Dios para tu liderazgo y su favor sobre ti!

Este artículo fue publicado originalmente en: danreiland.com

 

El Desafío es Urbano

Por Scott Armstrong

La semana pasada tuve el privilegio de estar en Panamá, donde varios líderes nos reunimos para generar una lluvia de ideas con soluciones, para un ministerio más efectivo en tres áreas:

  • Misión Urbana
  • Jóvenes
  • Niños

Estas áreas han sido declaradas como nuestros énfasis regionales en Mesoamérica para el siguiente cuatrienio. Y con razón: aunque hay grandes cosas sucediendo en cada uno de estos ministerios, tenemos un largo camino por recorrer antes de ver una explosión del fruto en toda la región entre niños, jóvenes, y nuestras ciudades.

Ciudad.de.Mexico.City.Distrito.Federal.DF.Paseo.Reforma.Skyline.jpg

Estoy seguro que recientemente has escuchado nuestro podcast Siervos Inútiles (y si todavía no lo has escuchado, en serio, ¿qué estás haciendo con tu vida?), y sabes que hemos abordado estos tres temas en nuestros distintos episodios. Sin embargo, por el bien de este artículo, enfoquémonos en misión urbana.

Si has escuchado que mi esposa y yo predicamos en cualquier servicio o evento, sabes que estamos hablando con mucho entusiasmo de misión urbana. Después de todo, nuestro ministerio es GÉNESIS, donde la misión es hacer discípulos semejantes a Cristo en los centros urbanos de Mesoamérica. Estamos enviando misioneros a 28 ciudades estratégicas para que planten iglesias e impacten comunidades que tienen poca o nula presencia nazarena. ¡Y está sucediendo!

Aun así, admito que la influencia que cuatro obreros pueden tener en una ciudad de más de 1 millón, es limitada. ¿Y qué pasa con las otras ciudades que no han sido identificadas como parte de los 28 lugares estratégicos, sitios urgentes que recibirán misioneros? Está claro que nuestra región entera necesita un génesis y no solamente vendrá de fuerza misionera voluntaria y comprometida.

Esta misma semana mientras que estuvimos en Panamá, recibimos de Dale Jones en Investigación Nazarena/Nazarene Research (¡les amamos!) una lista con todas las ciudades en la Región Mesoamérica con población de 100,000 o más habitantes. Los hallazgos son intrigantes y a la vez asombrosos:

  1. Las estadísticas generales muestran que el 72% de Mesoamérica vive en un área urbana (esto incluye varias ciudades con menos de 100,000 que todavía se consideran urbanas). ¡Casi 3 de cada cuatro de nosotros es un urbanita! Cuando piensas en urbano, quizá piensas en Nueva York, Beijing, o Tokyo. Pero somos la región con el porcentaje más alto de habitantes urbanos.
  2. En solo dos años hemos crecido de 169 ciudades con 100,000 personas o más, a 182 que encajan en esta descripción. En todo el mundo, la gente se está moviendo en masa a la gran ciudad, y nuestra región no es la excepción.
  3. De estas 182 metrópolis, 115 están en un solo país: México. Uno. Uno. Cinco. Alcanzar las ciudades de nuestra región significa especialmente alcanzar las ciudades de México, muchas de las cuales no tienen iglesia del Nazareno.
  4. Después de México, los cuatro países que tienen más ciudades con una población igual o mayor a 100,000 son: Cuba (16), República Dominicana (9), Haití (8), y Nicaragua (7). En otras palabras, 155 de las 182 ciudades más grandes en nuestra región están en CINCO países. ¿Podrías orar específicamente por un impacto urbano en esos cinco países?
  5. La población total en Mesoamérica es de 223 millones. 120.42 millones de nosotros vive en ciudades con más de 100,000 personas. Eso es 54%. Más de nosotros vive en una ciudad grande, que los que no lo hacen. ¿Esto no debería afectar la manera en que equipamos a nuestros líderes para el ministerio?

    Screen Shot 2017-09-14 at 3.46.06 PM.png

  6. Si la mayoría de la población vive en una gran ciudad, entonces ahí es donde todos nuestros nazarenos también están, ¿verdad? No. Solo 32% de nuestros miembros vive en una ciudad de más de 100,000 personas. Eso es 129,354 de 406,000 nazarenos en total.

    Screen Shot 2017-09-14 at 3.46.16 PM.png

  7. Los anteriores #5 y #6, me han hecho reflexionar: Sé que ya tenemos muchos miembros nazarenos en esas ciudades y alabo al Señor por su testimonio. Sin embargo, no hay ninguna duda de que, en la mayoría de estos ambientes urbanos, nos hace falta una verdadera presencia como Iglesia del Nazareno. Tener un templo y celebrar cultos cada semana no va a resolverlo. Para impactar la ciudad, el discipulado sacrificial, creativo, y misional es necesario en los días venideros.
  8. Un número significativo de estas 182 ciudades, recientemente han sido afectados de manera negativa, por fenómenos naturales devastadores. ¿Podría ser que nuestra entrada a estas ciudades, vendrá a través de confortar a aquellos que lo han perdido todo en huracanes o sismos? ¿Podría ser que, en cualquier caso –aun sin desastres naturales– el hecho de actuar como agentes de compasión, sería la forma saludable de impactar nuestras ciudades?

Mi intención no es abrumarte con estadísticas. Reconozco que cada una de las observaciones anteriores, debe ser digerida reflexivamente para un mejor entendimiento, y ¡oro para que lo hagas así!

Honestamente, comparto todo esto no solo para informar, pero también para invitarte a ser parte de esta iniciativa.

¿Podrías orar?

¿Podrías dar?

¿Podrías ir e impactar un contexto urbano ahí donde estás, o incluso, en un lugar lejano?

Deja un comentario si Dios está volcando tu enfoque hacia la ciudad. Comunícate con nosotros en Facebook, Twitter, Instagram, o en MesoamericaGenesis.org. Escucha nuestro podcast y cuéntales a otros, para que, la conversación acerca de estos temas, se extienda.

Necesitamos tu ayuda. Las estadísticas son claras y el llamado de Dios es más claro: traigamos un génesis a los centros urbanos de Mesoamérica.

 

A %d blogueros les gusta esto: