Archivo de la categoría: La Misión

Ministrando a los Pobres y con los Pobres

Por David A. Busic

El énfasis del ministerio de Juan Wesley hacia los pobres está bien documentado. Sin embargo, es importante recalcar que Wesley creía que trabajar con y entre los pobres no es meramente un acto de compasión; es un aspecto necesario de la formación de cada cristiano. De este modo, Wesley sostenía que vivir con el pobre es una obra de misericordia y una obra de piedad.

Wesley creía que el evangelio eran buenas noticias para los pobres. Él convirtió la práctica de visitar a los pobres en una disciplina espiritual, y animó— en realidad, les insistió—a los metodistas para que hicieran lo mismo. Incluso ya como un hombre anciano, Wesley arriesgó su propia salud y bienestar en el frío invierno, caminando con dificultad sobre la nieve profunda, para mendigar públicamente por fondos para los necesitados. Teodoro Jennings sugiere “Cada aspecto del metodismo estaba sujeto al criterio, ¿de qué manera esto beneficiará a los pobres?” Sin embargo, como Jennings señala, era más que una preocupación por la comodidad de los pobres lo que motivaba a Wesley; era vitalmente importante para él porque no veía otra manera de entender o identificarse con los pobres sino estando entre ellos. Por esa razón, Wesley creía que era mucho mejor “llevar la ayuda al pobre, en lugar de enviarla,” por el impacto espiritual que resultaba en la vida de quien llevaba esa ayuda.

64c486b3-b01d-4155-b751-e70c8d15176a.jpg

Así, el entendimiento de Wesley sobre el ministerio hacia y con los pobres marginados, enfermos y presos, era más que compasión; como un medio de gracia para los cristianos, es indispensable para la espiritualidad wesleyana. Estos actos de misercordia se vuelven maneras por medio de las cuales Dios obra para establecer el carácter de santidad en el pueblo de Dios y para dar crecimiento en la gracia hacia la recuperación de la imagen divina.

El énfasis en los pobres como un medio de gracia comienza a menguar después de la muerte de Wesley y mientras maduró el metodismo americano. Los metodistas ya no eran los nuevos o una secta excluida. Los metodistas se habían vuelto exitosos en los negocios, finanzas, política, educación, etc. Los edificios de la iglesia metodista empezaron a cambiar para acomodar la afluencia recién adquirida. Órganos tubulares y vitrales fueron instalados en los santuarios metodistas, seguidos rápidamente por la práctica de bancos de iglesia como una manera de levantar fondos de la congregación para pagar por sus elaboradas instalaciones, lo que posteriormente segregó a los miembros metodistas más prestigiosos de otros miembros. Incluso la doctrina de la entera santificación empezó a disminuir para dar lugar a preocupaciones éticas más progresistas.

El cambio en la atmósfera fue notable. Metodistas prominentes empezaron a hablar en contra de la injusticia. En un esfuerzo para no perder su conexión vital con los pobres, líderes francos como Phineas Bresee empezaron a llamar a recuperar la visión original hacia los pobres. Bresee dejó una distinguida carrera eclesiástica para regresar a su pasión de ministrar a los pobres y con los pobres. Los edificios de las iglesias nazarenas y la vestimenta formal fueron intencionalmente menos pretenciosos y más simples para que los pobres se sintieran bienvenidos y cómodos. La pasión de Bresee por el pobre se podía sentir fuertemente, él escribió a los primeros nazarenos, “La evidencia de la presencia de Jesús en nuestro medio es que llevamos el evangelio, particularmente a los pobres.”

Los actos de compasión para servir al pobre y oprimido son una parte importante de abrazar el ministerio encarnacional de Cristo y engrandecer el reino de Dios. Además, lo que Dios hará en esas interacciones es un medio de gracia para cada creyente. El discipulado en la eclesiología wesleyana de santidad depende de la búsqueda de la semejanza de Cristo y de ministrar a los marginados y con los marginados.  

Dios Usa Toda Carrera en las Misiones

Por Scott Armstrong

Hace algún tiempo publiqué un artículo que escribí para la Revista Línea.  El punto fue resaltar que Dios ha usado para su gloria carreras “seculares” de casi todos los jóvenes que han servido como misioneros voluntarios de Génesis.  No había espacio para compartir todos los testimonios que recibí al pedir la ayuda de los 32 misioneros que hemos enviado. Así que hoy y en la próxima entrada (link) comparto más de esas historias impactantes:

44733965_573786599724861_8443162038938632192_n.jpg“El ser médico permitió que muchas personas estuvieran dispuestas a establecer una relación con nosotras, ya que en algún momento necesitaban consultas médicas.  Además de que nos permitió abrir la clínica en la comunidad y, de esta manera, que la comunidad conociera la iglesia, la gente del lugar nos conoció mucho más ya que sabían que en el templo vivía un médico y nos buscaban a cualquier hora del día. Pudimos realizar brigadas médicas como iglesia en diferentes puntos de las comunidades en que trabajamos. Agradezco a Dios la apertura que me da esta carrera; aunque en ocasiones es muy cansado, saber que de cierta manera ayuda a servir a Dios es un gozo indescriptible.” –Eunice Zaragoza (enviada de Tampico, México a San Pedro Sula, Honduras)

WhatsApp Image 2018-10-17 at 10.22.20.jpeg“Mi carrera profesional es trabajo social.  Esta carrera tiene como fin el diseño, aplicación de proyectos, estrategias que promuevan la participación de los individuos, grupos, comunidades y sociedad en general, en acciones que previenen o dan solución a las necesidades y problemas sociales. La iglesia está llamada a mostrar amor y compasión en medio de una sociedad vulnerable. Creamos una estrategia con adolescentes, dos espacios cada semana donde puedan llegar a jugar, convivir, reír, y meditar en el texto Bíblico y en lo que Dios pide de ellos. Con los niños y mujeres, se han desarrollado estrategias para alcanzar a cada uno de estos grupos sociales, tales como: Club Infantil y conferencia para mujeres.  Mi carrera me ha ayudado a enfocarme en hacer lo que Jesús me ha llamado a hacer: predicar su palabra con acciones, con compasión.” –Jhoselyn Barrios (enviada de Guatemala a Querétaro, México)

34064645_10212524871736869_8460218513712218112_n.jpg“Yo tengo un grado asociado en Psicología. Estos conocimientos me han ayudado mucho en la consejería de familias. El mencionar que tengo un grado académico en Psicología en alguna reunión que tenemos con la comunidad abre puertas para que las personas me busquen y abran su corazón en busca de ayuda. También tengo un Bachillerato universitario en Gestión Organizacional. Esto me ayuda en la parte organizativa y en el planeamiento de las actividades que programamos.” –Maritza Mendoza (enviada de Miami, EE.UU. a Querétaro, México)

DR Trip 20.jpg
“El haber estudiado la licenciatura en Gestión Turística me ayudó mucho en el ministerio cuando estuve en Génesis. Anteriormente era bastante callada y tímida, pero mi carrera me ayudó a perder los miedos para compartir con las personas.  Así que durante el ministerio en Génesis siempre me sentí segura de poder entablar una plática con las personas creando relaciones interpersonales y a través de esto poder compartir del amor de Cristo.”
–Zabdi Jessica Delgado (enviada de Tuxtla Gutiérrez, México a Santo Domingo, República Dominicana)

*Para más información sobre Génesis, visita nuestro sitio web u ofrece un comentario debajo de este artículo.

Grandes Líderes Piensan en Pequeño

Por Gustavo Crocker

En una conocida historia, alguien pregunta a D.L. Moody cómo había estado la reunión evangelística nocturna. Su célebre respuesta fue, “Tuvimos dos conversiones y media.” El entrevistador respondió, “¿Te refieres a dos adultos y un niño?” “No,” replicó Moody, “dos niños y un adulto. El adulto solo tiene la mitad de su vida para seguir a Cristo. Los niños tienen sus vidas enteras para seguirlo.”

Este intercambio me recuerda a la inclinación de pensar en los niños como “quienes aún no son participantes del reino de Dios.” ¡Esto no puede estar más alejado de la verdad! Los grandes líderes piensan en los niños como protagonistas del reino de Dios y del plan de Dios para la reconciliación. Ellos los ven como personas cruciales para su misión.

Jesús utilizó niños para ilustrar algunas de las verdades más grandes sobre el reino de Dios. Jesús les recordó a los discípulos que no solamente los niños son un modelo de fe para entrar al Reino, pero que se nos requiere examinarnos a nosotros mismos en cómo recibimos a los niños en nuestro medio.

¿Qué significa poner a los niños en el medio?

2e2cfaee-11cf-4256-9a6d-6e4d74380933.jpg

Mateo registra la discusión de los discípulos sobre la grandeza en el reino de los cielos. Antes de que Jesús respondiera, Él describió una vívida metáfora de liderazgo: Él puso un niño en el medio. Poner a los niños en el medio significa que no podemos pensar en los niños como personajes secundarios. La verdadera conversación de liderazgo debe comenzar con la perspectiva de que los niños importan y están en el centro del plan de Dios para la redención.

Los niños son un modelo de fe. La respuesta audaz de Jesús a sus discípulos resalta el poder dañino de “crecer” (Mateo 18). “Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos.” La fe como la de un niño es absolutamente necesaria para disfrutar la plenitud de las riquezas de su reino. La fe de un niño es pura, es genuina, sin prejuicios. Mientras los niños crecen, su fe, ya contaminada por la tendencia de Adán al pecado, es deteriorada por las sociedades agnósticas, materialistas, egocéntricas que los moldean y educan. Mientras nuestra fe se vuelve más compleja, empezamos a cuestionar incluso las verdades más evidentes. Para disfrutar la rica y pura bendición del reino de Dios, debemos volvernos como niños.

Los niños son el campo misionero más listo y dispuesto. Alrededor del mundo, en cualquier país o cultura, más de 3 cuartos (75%) de los adultos que están llenando nuestras iglesias recibieron a Cristo entre las edades de 4 y 18 años. Los misiólogos han definido a este grupo de edad como la ventana 4/14, el grupo de personas que está más listo y es menos alcanzado.

Desafortunadamente, pensamos en ellos como “una manera de atraer a sus padres,” “una fuga de nuestros presupuestos y programas,” “una distracción para nuestros servicios solemnes,” o incluso como “entidades no productivas quienes no votan ni ofrendan.” Los discípulos estaban en el mismo barco. Mateo 19 narra otro evento de Jesús y los niños. Mientras las personas traían sus niños a Jesús para que orara por ellos y los bendijera, los discípulos reprendieron a sus padres. La respuesta de Jesús fue empática: “Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos.” No seas obstáculo para los niños. Tú fuiste uno de ellos.

A través de la historia de la iglesia, los téologos y profesionales han discutido la “veracidad de la fe de un niño.” Los líderes bienintencionados, contagiados por el insecto del “crecimiento,” cuestionan la validez de la conversión de un niño. D.L. Moody responde a ellos: “Es una obra maestra del diablo hacernos creer que los niños no pueden entender la religión. ¿Cristo hubiera hecho de un niño el estándar de fe si hubiera sabido que no era capaz de entender sus palabras?”

Los niños son el campo misionero más productivo. ¡Coséchalo!

Los niños pueden ser agentes de la misión de Dios. No podemos dejar de ministrar solo a los niños y jóvenes. Los grandes líderes invirten en la niñez y la juventud como agentes de la misión transformadora de Dios. Los niños y jóvenes son capaces de compartir el amor de Cristo a sus familiares, amigos, redes sociales, y de guiar a otros a unirse a su fe.

La Escritura está llena de historias de niños y jóvenes utilizados por Dios para cumplir su misión:

…un jovencito objeto de tráfico, José, trajo esperanza a su pueblo…

…un pastorcito de ovejas, David, derrotó a un gigante y se convirtió en rey de Israel…

…un joven ministro, Samuel, guió al pueblo de Dios mientras servía en tiempos de sequedad y desesperación…

…un niñito anónimo pero bien preparado, proveyó recursos para la alimentación milagrosa de Jesús a cinco mil personas…

…y Jesús mismo, siendo todavía era un niño pequeño, declaró su compromiso con los negocios de su Padre…

Fue dicho por el profeta Isaías: “y un niño pequeño los guiará” (Isaías 11:6).

Los grandes líderes expresan su grandeza pensando en pequeño. Debemos enfocarnos en los niños de nuestro medio.

Fondo de Evangelismo Mundial

Una de las cosas que nos caracteriza como denominación es nuestro corazón misionero.  La manera principal de impulsar la obra misionera alrededor del mundo economicamente es por el Fondo de Evangelismo Mundial (FEM). ¿Pero qué es el FEM?

El Fondo de Evangelismo Mundial sostiene la misión de la Iglesia del Nazareno uniendo las ofrendas de cada persona e iglesia para financiar ministerios en todas partes. A cada iglesia se le pide que ofrende una porción de sus fondos anuales para aportar a la meta de hacer discípulos semejantes a Cristo en todas las naciones.

¿Por qué existe el Fondo de Evangelismo Mundial?

En el año 1923, la Iglesia del Nazareno se movió a un sistema de financiamiento centralizado llamado Presupuesto General. En el año 1997, el nombre fue cambiado a Fondo de Evangelismo Mundial, pero el propósito se mantuvo igual: sostener ministerios valiosos por medio del financiamiento constante de la misión. El Fondo de Evangelismo Mundial provee la red misional y el dinero no designado que todos los ministerios nazarenos necesitan. Sus ofrendas crean y sostienen ministerios, y permiten que el personal ministerial extienda el evangelio.

¿Cómo funciona el Fondo de Evangelismo Mundial? 

Cuando usted ofrenda, el dinero va a la Oficina del Tesorero General donde los fondos son distribuidos a varias regiones, misioneros y ministerios alrededor del mundo. El Fondo de EvangelismoMundial no solo le provee a los ministerios activos el dinero que necesitan, si no que también se utiliza este dinero para asegurar que se está cumpliendo con proveer para las necesidades legales, federales y de apoyo para que los ministerios estén asegurados lo mejor posible y puedan sostenerse en los años venideros.

Easter Offering2018DRC.png

Aquí hay algunos ejemplos de ministerios que funcionan bajo el financiamiento directo o la red de ministerios del Fondo de Evangelismo Mundial:

Puede leer Engage Magazine para conocer las historias de personas que han sido ayudadas por ministerios nazarenos. ¡Todo esto es posible gracias a las ofrendas de personas como usted!

¿Cómo se recibe el Fondo de Evangelismo Mundial?

Mucho del dinero recibido viene directamente de iglesias locales como parte del plan de Financiamiento de la Misión. Cuando usted ofrenda, su iglesia da el diezmo de ese dinero a la Iglesia del Nazareno a nivel global. La meta del Fondo del Evangelismo Mundial para cada iglesia es de 5.5% de sus ingresos del año, excluyendo las ofrendas misioneras.

Algunas iglesias deciden recaudar fondos por medio de la Ofrenda de Semana Santa y la Ofrenda de Acción de Gracias para el Fondo para la Evangelización Mundial. Estas dos ofrendas se colectan todos los años y los Ministerios de Mayordomía proveen recursos promocionales e informativos para ayudar a las iglesias a promover las ofrendas con sus congregaciones. Las iglesias también usan las Promesas de Fe para recaudar fondos durante el año. Animamos a las iglesias a que activamente involucren a sus congregaciones en conocer acerca del trabajo misionero y responder donando a través del Fondo de Evangelismo Mundial. Muchas iglesias escogen invertir más de la meta de 5.5% para el ministerio y esas ofrendas hacen una gran diferencia. 

Gracias

Cuando una iglesia cumple su meta de diezmo para el Financiamiento de la Misión, incluyendo el 5.5% para el Fondo de Evangelismo Mundial, es reconocida como una Iglesia de Evangelismo Mundial. Todas las Iglesias de Evangelismo Mundial reciben un agradecimiento especial por su fiel generosidad a la misión. Además, Misiones Nazarenas Internacionales reconoce a las iglesias que han cumplido con su meta de 5.7% para el Fondo de Evangelismo Mundial. Haga clic aquí para leer más acerca del reconocimiento de estas iglesias.

Ningunos de los ministerios sostenidos por el Fondo de Evangelismo Mundial serían posibles sin las ofrendas de personas como usted. Es un placer colaborar con usted para llevar el evangelio alrededor del mundo. Le damos las gracias por su fidelidad al dar y orar por la obra misionera nazarena en todas partes. 

Esta información fue publicada originalmente en el sitio web de la Iglesia del Nazareno.

Recomendaciones de un Misionero del Caribe

En la entrada previa, Cleon Cadogan compartió el testimonio de su tiempo en Granada como misionero voluntario en GÉNESIS. El objetivo principal de su tiempo ahí fue plantar y organizar una nueva Iglesia del Nazareno en la comunidad de Content. En el primer año de su llegada, Dios había hecho el trabajo y el objetivo fue cumplido. Ahora hay una congregación próspera en esa comunidad que está preparándose para empezar otra iglesia y así alcanzar su isla.

20915539_10214310623942364_5463531799315109872_n.jpg

Al concluir su tiempo en GÉNESIS, Cleon compartió varios consejos que él daría a cualquier persona que está diciendo sí a un llamado a misiones. Aquí están sus 15 recomendaciones:

1: Asegúrate que Dios te ha llamado a ir a las personas a quienes estarás sirviendo.

2: Ama y aprende de las personas con quienes vivirás; está dispuesto a desechar las ideas preconcebidas que tienes de ellos.

3: El respaldo en oración es vital para tu salud física y espiritual.

4: Ayunar y pasar tiempo personal con Dios es necesario para mantener la cordura.

5: No dejes que el dinero sea un factor que determine tu capacidad para cumplir con la tarea.

6: Recuerda: Dios provee para la misión en todos los sentidos.

7: Sé creativo en los métodos que usas para compartir con personas que estarán dando para la misión.

8: Demuestra un nivel de transparencia y rendición de cuentas con tus patrocinadores.

9: Comunica la visión claramente a tus donadores y a quienes oran por ti.

10: No falles en usar diversos medios para comunicarte y mantenerte en contacto con tus patrocinadores.

11: Escucha las necesidades de las personas con quienes están trabajando.

12: Permite que la creatividad fluya dentro de ti en todo tiempo.

13: Descansa cuando Jesús dice que descanses.

14: No abandones a tus amigos y familia por el bien de la misión.

15: Nada debe ser hecho sin consultar a Dios.

Viendo Crecer la Cosecha

Enviado de Georgetown, Guyana a la isla de Granada como parte de la iniciativa GÉNESIS, Cleon Cadogan sirvió como misionero voluntario por dos años. Hace un mes terminó su tarea principal de plantar una nueva congregación en la comunidad de Content, y recientemente ha compartido sus pensamientos sobre los desafíos y bendiciones de esta asignación:

Trabajando en la isla de Granada, los desafíos fueron muchos. Dejar familia, amigos y trabajo para vivir en un lugar de incertidumbre fue ciertamente un desafío. Pero tú debes saber que quien te ha llamado es capaz de guardarte y proveer para ti. Él solamente puede hacer lo que ha prometido si tú estás dispuesto a atravesar por la experiencia del valle de sombra de muerte como dice el Salmo 23:4, “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (RV1960). Debemos atravesar desafíos para experimentar el poder de Dios. Uno se acuerda de Jesús, quien atravesó dificultades, grandes tentaciones y salió victorioso. Él (Jesús) tomó los pecados del mundo, pero salió adelante.

22791549_738353939690947_1572385664621097384_o.jpg

En el ministerio uno puede encontrar situaciones negativas como: quién está a cargo, crisis de identidad, heridas inestables y luchas de poder, solo por nombrar las que mayormente prevalecieron. Estas solo son estrategias que el enemigo usa para distraer al misionero del panorama completo que está a la mano: almas para el reino. Michael Youseff escribe lo siguiente en Conquista: Tu Plan de Batalla para la Victoria Espiritual: “Si el enemigo puede llevarte a debatir sobre cualquiera de los temas que están establecidos en la Palabra de Dios, Él está dos tercios adelante del camino” (p.34). El enemigo busca que cuestionemos los motivos del otro. Él desea usarnos como un medio para sembrar semillas de negatividad, discordia y confusión. Sin embargo, la Palabra de Dios nos recuerda en 1 Pedro 5:8, “Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar” (NVI). Debemos estar alerta, sobrios y en un espíritu de batalla por la misión que está delante de nosotros. Jesús fue y es nuestro máximo ejemplo. No debemos permitir la negativa de superar lo bueno. Algunas de las herramientas que usé para vencer la negativa fueron la oración, escribir, compartir con otras personas que tienen un corazón por la visión, ayunar y equiparme a mi mismo con la Palabra de Dios. Sin escuchar continuamente la voz de Dios, vas a desgastarte intentando lograr la misión.

Había otras iglesias que habían ido al área de misiones donde nosotros estábamos ubicados, pero fallaron en regresar. La comunidad de Content es vista por el gobierno local como un “punto de acceso” y ha sido conocida como “nada bueno.” Supongo que puedes decir que es su “Nazaret.” Pero Juan 1: 46 nos dice: “‘¡De Nazaret!’ —replicó Natanael—. ‘¿Acaso de allí puede salir algo bueno?’ ‘Ven a ver’ —le contestó Felipe” (NVI). Incluso los hombres de edad tenían problemas con lugares que no encajaban su orden establecido. Sin embargo, Jesús vino por toda la humanidad. Verdaderamente reflejaremos a Jesús en una sociedad posmoderna cuando cambiemos la manera en que SOMOS y HACEMOS iglesia. Esto no significa que el evangelio cambia de acuerdo con nuestras distinciones o preferencias doctrinales y teológicas, sino que debemos mostrar a Jesús.

24879094_10215246253332514_1590665822_o.jpg

Reflexionando sobre nuestro tiempo en Content, recuerdo que los mismos miembros de la comunidad trabajaron junto conmigo y los nuevos creyentes para celebrar nuestra primera cena comunitaria. La congregación ahora tiene una junta de iglesia establecida, un ministerio de damas, ministerio juvenil, Escuela Dominical, estudio bíblico, reunión de oración e intercesión, grupo de liberación, y ya están planeando en los próximos seis meses el lanzamiento de un alcance evangelístico. Si no estamos dispuestos a confiar en Dios, y dejar que la gente se desarrolle, somos sembradores insensatos que plantamos semillas y no les ponemos atención, o plantamos semillas y las desenterramos al siguiente día. Debemos estar dispuestos a ver crecer la cosecha.

El FEM y la Región Mesoamérica

Hace una semana estuve en la Ciudad de Panamá para nuestras reuniones del Concilio Regional Consultivo. Uno de los temas que se mencionó varias veces durante los cuatro días fue nuestra respuesta como región al ofrendar para el Fondo de Evangelismo Mundial. El Fondo de Evangelismo Mundial (FEM) apoya a casi 700 misioneros nazarenos y respalda el trabajo de la Iglesia en 162 países alrededor del mundo. El FEM es crucial para financiar las misiones en nuestra denominación. En futuros artículos, explicaremos más lo qué es el FEM y cómo comenzó, de igual manera compartiremos recursos para la Ofrenda de Acción de Gracias, uno de nuestros métodos más significativos para apoyar el FEM.

Durante la última década, la meta establecida por nuestros líderes ha sido que cada iglesia nazarena local dé 5.5% del total de sus diezmos y ofrendas al FEM. Como frecuentemente dicen nuestros Superintendentes Generales, la meta no es igualar la cantidad que se ofrenda (respecto a la cantidad total de dinero que levanta cada iglesia), sino igualar el sacrificio. Imagina lo que se podría hacer si todas las 26,000 congregaciones nazarenas en cada uno de esos 162 países apoyaran ofrendando de esta forma. ¡Nuestro alcance sería exponencial!

mapa_apellidos.jpg

Me ha animado escuchar que en años previos hemos visto a los Distritos de EE. UU. y Canadá involucrarse al 100% en el FEM. ¡Esto es increíble! ¡Gloria a Dios! Pero aquí viene la patada en el estómago: en nuestra Región Mesoamérica estamos viendo solo un 37% de involucramiento. En otras palabras, aproximadamente una de cada tres iglesias en el Caribe, México y Centroamérica está dando NADA al Fondo de Evangelismo Mundial. No estamos diciendo que casi dos tercios no están dando completo el 5.5% de su ingreso. Estamos diciendo que casi dos tercios no están dando ni un solo peso, ni un solo dólar, ni un solo gourde. ¿Y adivina qué? Fuera de EE. UU. y Canadá, esa participación del 37% ¡es la más alta comparada con las otras regiones!

No quiero ahogarte en estadísticas, pero quiero poner esto de otra forma:

  • 200 iglesias locales alrededor del mundo proveen 70% del FEM.
  • 6,000 iglesias locales proveen el resto del FEM.
  • 20,000 iglesias locales no proveen nada para el FEM.

Inconcebible.

No puedo hablar por otras regiones, pero en nuestras reuniones del RAC nos unimos como líderes de toda la región Mesoamérica para comprometernos a hacer nuestra parte. Nuestra meta regional para 2030 es llegar a ofrendar $1.5 millones de dólares al FEM. Si hacemos eso, se predice que sea un poco más alto que 5.5% (actualmente estamos dando 2.7%). ¿Orarías con nosotros para que podamos alcanzar esta meta? Queremos dar generosamente para otros, así como otros han provisto generosamente para nosotros a través de los años.

Me gustó mucho lo que el Dr. Gustavo Crocker dijo hace algunos meses: “Antes de 1990, el lema de las misiones era, ‘El Oeste para el resto.’ Pero ahora tenemos un nuevo lema: ‘Lo mejor para el resto.’” Realmente no importa de dónde vengas; Dios está llamando misioneros de todo lugar a todo lugar.

Y eso también significa que todo lugar tiene el privilegio de enviar y apoyar económicamente a los misioneros. En la Iglesia del Nazareno, el Fondo de Evangelismo Mundial es la forma principal en que hacemos eso. El FEM ha sido una estrategia impresionante y exitosa para alcanzar las naciones. Ahora nosotros, como las naciones, tenemos el honor de retribuir también para ver un asombroso impacto global.

Pero ustedes, así como sobresalen en todo —en fe, en palabras, en conocimiento, en dedicación y en su amor hacia nosotros —, procuren también sobresalir en esta gracia de dar.” (2 Co. 8:7).

¿Misión o Misiones?

Scott Armstrong

Recientemente, la Junta de Superintendentes Generales de la Iglesia del Nazareno hizo un cambio sutil, pero significativo, en el nombre de la entidad en la denominación que envía misioneros. Lo que fue “Misión Global” ahora se conocerá como “Misiones Globales”. A partir del 5 de septiembre de 2018, se realizó este cambio, se cambiaron todos los materiales, y se introdujeron nuevos logotipos.

Algunos podrían preguntarse si cambiar de singular a plural es solo semántica. Sin embargo, ese pequeño ajuste está diseñado para ayudar a diferenciar entre la misión general de toda la Iglesia y la entidad misionera específica de la Iglesia. Como cristianos (y nazarenos) en todas partes, somos enviados a la misión, y esa misión es de naturaleza global:

            – “…Para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra …” (Is. 49:6)
            – “Id, y haced discípulos en todas las naciones…” (Mt. 28:19)
            – “Porque de tal manera amó Dios al mundo …” (Jn. 3:16)
            – “Y me seréis testigos…hasta lo último de la tierra …” (Hechos 1:8)

Global Missions Logo 1_Spanish.png

Las misiones generalmente se refieren al énfasis dentro de la Iglesia que se enfoca en la movilización y respaldo de los misioneros a otras culturas. Por lo tanto, Misiones Globales es un título más apropiado para la rama de envío de misioneros de la denominación. Nuevamente, la misión no está relegada a un programa o subministerio específico de la Iglesia. Es para todos nosotros, en todas partes, en todo momento.

Este cambio afecta nuestro ministerio en Mesoamérica tal vez más que otros ministerios. Por 18 años el nombre de nuestro ministerio ha sido Misión Mundial, y ahora Misión Global. Sin embargo, estamos adoptando estos cambios con los brazos abiertos y ahora también nos conoceremos como Misiones Globales Mesoamérica. El propósito sigue siendo el mismo: Encontrar, Entrenar, y Enviar misioneros de nuestra región al mundo.

Si tiene alguna pregunta, por favor deje un comentario en la sección abajo. Y oremos para que Dios nos guíe como Iglesia en Su misión en los próximos días.

A %d blogueros les gusta esto: