Archivo del sitio

Escoja un modelo de liderazgo

MentorsESCOJA UN MODELO DE LIDERAZGO

Piense detenidamente en qué ejemplos seguir, ya que ellos determinarán su curso.  A continuación están seis preguntas para considerar antes de elegir un ejemplo a seguir:

  1. ¿Merece un discípulo la vida de mi líder ejemplo?
  2. ¿Tiene un discípulo la vida de mi líder ejemplo?
  3. ¿Cuál es la virtud principal que incita a otros a seguir al líder ejemplo que estoy por escoger?
  4. ¿Produce mi líder ejemplo otros líderes ejemplos?
  5. ¿Se puede reproducir en mi vida la fortaleza de mi líder ejemplo?
  6. Si puedo reproducir en mi vida la virtud de mi líder ejemplo, ¿Qué pasos debo seguir para desarrollarla y demostrarla?

Recuerde, estudiar los ejemplos de figuras nacionales o históricos con seguridad lo puede beneficiar, pero no de la manera en que puede hacerlo un guía personal.

SEA UN SEGUIDOR DIGNO. Use estas directrices para ayudarlo a desarrollar una relación positiva con su mentor:

  • Haga las preguntas correctas. Haga que sean estratégicas para su propio crecimiento.
  • No permita que su ego interfiera en su aprendizaje.
  • Respete al mentor, pero no lo convierta en un ídolo.
  • Ponga inmediatamente en la práctica lo que aprende.
  • Sea disciplinado en su relación con el mentor. Disponga regularmente de tiempo suficiente, seleccione de antemano el tema que vaya a tratar y realice en casa su tarea.
  • No amenace con irse. Hágale saber a su mentor que no está perdiendo su tiempo.

John Maxwell (Desarrolle los líderes que están alrededor de usted)

ELIJA BIEN A SU MENTOR

TODO LÍDER NECESITA MENTORES, EN ESPECIAL LOS LÍDERES EMERGENTES.

Dios llevó a Eliseo por un proceso necesario de preparación bajo Elías. Note varios principios descritos en 1 Reyes 19 y 2 Reyes 2 acerca de su preparación:

 

PREPARACIÓN DE ELISEO PRINCIPIO DE LIDERAZGO
Fue ungido para reemplazar a Elías. Los líderes deben entender su llamado y papel.
Eliseo tocó el manto de Elías mucho antes de iniciar su ministerio. Los líderes deben esperar pacientemente el tiempo perfecto de Dios para ejercer su autoridad.
Eliseo quemó sus herramientas de cultivo. Los líderes deben renunciar a sus ambiciones del pasado.
Eliseo siguió al lado de Elías adondequiera que fue. Los líderes deben buscar buenos mentores.
Eliseo absorbió todo cuanto pudo de Elías. Los líderes deben tener hambre de crecer y desarrollarse.

John Maxwell (Biblia de liderazgo)

ESTA SEMANA: Considere de qué manera Dios se desempeña como su mentor. ¿A quién ha usado Él para que usted crezca en la fe? ¿En el servicio? ¿Qué tiene hambre de aprender? ¿Se le ocurren otros líderes que podrían ser buenos mentores suyos? ¿Les pedirá que sean sus instructores?

Siendo Mentor a Nuevos Líderes

MentorPor los siglos, líderes cristianos han aprendido el valor de ser mentores y equipar a otros para cumplir la misión y utilizar sus dones.  Jesús modeló el proceso de ser mentor con sus propios discípulos: “Porque él enseñaba a sus discípulos… y les dijo a ellos, ‘El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres. Ellos le matarán, y después de tres días, él resucitará’” (Marcos 9:30-31).

¿Cómo eres mentor a nuevos líderes? La respuesta es simple—tutorarles como Jesús tutoró a sus discípulos.

1. Lidera con el ejemplo

Los aprendices aprenden de los fundamentos de una vida santa y un ministerio efectivo mientras ven a los líderes en acción. Jesús citó las escrituras que los discípulos sabían que él había leído. Ellos querían orar como le habían oído orar. Ellos reflejaban las palabras y las acciones vistas en el ministerio diario de Cristo. Tú puedes enseñar desde el libro o puedes enseñar con el ejemplo. ¿Cuál crees que tiene un impacto duradero?

2. Enseña con hechos

Los aprendices de Jesús aprendieron en el trabajo. El liderazgo es mejor  “captado” que “enseñado”.  El entrenamiento en el campo enseña lo que enseñanza en el aula no puede: pasión.  Algunos han dicho que no se puede desaprender andar en bicicleta.  La habilidad que aprendiste desde tu primer manejo (caídas o no), está aprendido hasta el último día de tu vida.  Asegúrese que sus dirigentes tengan las experiencias “vivas” que llegarán a ser destrezas de por vida.mentor2

3. Diviértanse

Ser mentor significa tutorar y no torturar. Los tiempos informales son tan importantes como los tiempos formales. Sus líderes necesitan ver el lado humano de la santidad en el dar y tomar de la vida.  Esto fue reflejado en el nombre por el cual Jesús se refería a él mismo: El Hijo del Hombre.  La santificación es una creencia seria y se expone gloriosamente en el carácter bondadoso y características de los santificados.

4. Liderados por El Libro

Habrá muchos escritos que conceptualizarán liderazgo para nuevos líderes; pero ninguno reemplazará al Libro; La Biblia.  Leída, citada, o memorizada, la Palabra de Dios solidifica una gran parte de ser mentor.

Dios ha puesto los recursos naturales de evangelismo global en tus manos; personas con un corazón por Dios y con manos que trabajan para otros. Que seas mentor a ellos en Su poder y por Su gloria.

–Louie Bustle, Director Global de Misiones

A %d blogueros les gusta esto: