Siendo Mentor a Nuevos Líderes

MentorPor los siglos, líderes cristianos han aprendido el valor de ser mentores y equipar a otros para cumplir la misión y utilizar sus dones.  Jesús modeló el proceso de ser mentor con sus propios discípulos: “Porque él enseñaba a sus discípulos… y les dijo a ellos, ‘El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres. Ellos le matarán, y después de tres días, él resucitará’” (Marcos 9:30-31).

¿Cómo eres mentor a nuevos líderes? La respuesta es simple—tutorarles como Jesús tutoró a sus discípulos.

1. Lidera con el ejemplo

Los aprendices aprenden de los fundamentos de una vida santa y un ministerio efectivo mientras ven a los líderes en acción. Jesús citó las escrituras que los discípulos sabían que él había leído. Ellos querían orar como le habían oído orar. Ellos reflejaban las palabras y las acciones vistas en el ministerio diario de Cristo. Tú puedes enseñar desde el libro o puedes enseñar con el ejemplo. ¿Cuál crees que tiene un impacto duradero?

2. Enseña con hechos

Los aprendices de Jesús aprendieron en el trabajo. El liderazgo es mejor  “captado” que “enseñado”.  El entrenamiento en el campo enseña lo que enseñanza en el aula no puede: pasión.  Algunos han dicho que no se puede desaprender andar en bicicleta.  La habilidad que aprendiste desde tu primer manejo (caídas o no), está aprendido hasta el último día de tu vida.  Asegúrese que sus dirigentes tengan las experiencias “vivas” que llegarán a ser destrezas de por vida.mentor2

3. Diviértanse

Ser mentor significa tutorar y no torturar. Los tiempos informales son tan importantes como los tiempos formales. Sus líderes necesitan ver el lado humano de la santidad en el dar y tomar de la vida.  Esto fue reflejado en el nombre por el cual Jesús se refería a él mismo: El Hijo del Hombre.  La santificación es una creencia seria y se expone gloriosamente en el carácter bondadoso y características de los santificados.

4. Liderados por El Libro

Habrá muchos escritos que conceptualizarán liderazgo para nuevos líderes; pero ninguno reemplazará al Libro; La Biblia.  Leída, citada, o memorizada, la Palabra de Dios solidifica una gran parte de ser mentor.

Dios ha puesto los recursos naturales de evangelismo global en tus manos; personas con un corazón por Dios y con manos que trabajan para otros. Que seas mentor a ellos en Su poder y por Su gloria.

–Louie Bustle, Director Global de Misiones

Acerca de Scott Armstrong

Soy Scott Armstrong. Tengo la esposa más hermosa del mundo, Emily. Tenemos dos hijos: Elías (14 años) y Sydney (12 años). Soy misionero en la Iglesia del Nazareno, Región Mesoamérica, y Coordinador de GÉNESIS, un movimiento para impactar los centros urbanos de nuestra región de manera misionera.

Publicado el 6 enero 2010 en Liderazgo y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: