Archivo del sitio

Colaboradores Para el Reino – 4×4 Todo Terreno

Escrito por Ariadna Romero Moreno

Del 26 de diciembre de 2018 al 1 de enero de 2019, se llevó a cabo en la ciudad de Querétaro, México, el evento denominado 4×4 Todo Terreno, el cual por los últimos 9 años ha impulsado a los jóvenes nazarenos mexicanos hacia las misiones, a trabajar para el Señor lejos de sus hogares, en ambientes rudos y usando al máximo sus capacidades y fortalezas en aras de dar a conocer las buenas nuevas de salvación.

Equipo 3.jpg

Querétaro no fue la excepción. Las misioneras del proyecto Génesis nos esperaban para empezar las actividades en el sitio; 16 jóvenes acudimos al llamado de servicio. Entre los trabajos planeados con la gente local se encontraban: un torneo de Proyecto Gol, la Escuelita Bíblica Infantil, proyecciones de películas, evangelismo casa por casa, distribución de folletos evangelísticos y una brigada médica gratuita para los residentes de la colonia.

Así nos convertimos no solamente en hermanos en la fe sino en colaboradores para el Reino, compañeros de casa, caminantes entretenidos, comensales voraces, amigos durante la enfermedad y el cansancio, aprendices de cocineros y de labores domésticas, y hasta cantantes amateurs para celebrar el final de un año más en esta tierra y el término del 4×4.

Devocionales.jpgEl Señor bendijo nuestros esfuerzos pues niños y adolescentes empezaron a congregarse atraídos por las distintas actividades del día. El evangelismo casa por casa no obtuvo muchos resultados, ya que la mayoría de la gente no abría sus puertas o no se encontraba en casa. Cabe señalar que sucedieron algunos inconvenientes con la distribución de folletos evangelísticos: elementos de la policía local impidieron en varias ocasiones que se repartieran los volantes, ya que según ellos esto era contra la ley. Gracias a la tenacidad y creatividad de María Eugenia Rodríguez, responsable del Proyecto 4×4, y a la valentía de los chicos, las cosas tomaron otra dirección y terminamos en el crucero de una avenida principal repartiendo folletos y abrazos, deseándole a la gente un feliz año y muchas bendiciones para ellos y sus familias. Al final, se cumplió el objetivo trazado, aún a pesar de los obstáculos que siempre surgen cuando se trata de compartir el mensaje de salvación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estamos gozosos por los logros obtenidos durante la última semana del año 2018, sabiendo que hemos ayudado en la obra misionera que comienza a abrirse paso en el territorio Queretano, conociendo que, en el nombre de Jesús, nada es imposible.

Estadísticas: Contactos por Escuela Bíblica, Proyecto Gol, Películas, Casa por Casa – 108; Escucharon el Mensaje – 63; Folletos repartidos – 482; Abrazos – 132; Decisiones de Fe – 21; Discipulado inicial – 21.   

¿Cómo Involucrar a los Niños en la Misión (y Misiones)?

Niños Gran Comisión JesúsAhora aterrizamos–no más volemos en el aire…

La última semana hemos estado hablando de la necesidad de valorar a los niños en nuestros ministerios e iglesias.  Pero es tiempo de especificar cómo.  Yo tengo muchas ideas, pero a tí te toca también.  ¿Cómo podemos involucrar a nuestros niños en el ministerio de la iglesia? ¿Cómo podemos apreciarles en maneras tangibles? ¿Cómo pueden ellos utilizarse en la misión y en misiones?

Ofrece tus ideas y perspectivas acá por favor.  Y para empezar la lluvia de ideas, comparto como testimonio que Emily y yo desde hace mucho tiempo hemos sentido la convicción de transformar nuestro ministerio para que refleje la gran prioridad que se debe poner en los niños.  Diseñamos nuevos materiales como Remi, El Viajero Misionero II que se usa en Escuelas Bíblicas Vacacionales (y muchos otros contextos) y Aventura Misionera que se creó para niños con un interés en misiones (requiere que un mentor guíe al niño en el cumplimiento de las actividades).

Además, nos dimos cuenta de que no era tan fácil poner esos materiales en las manos de toda persona del mundo hispanohablante que los quería.  Entonces, junto con Carlos Monterroso, formamos cinco actividades divertidas que se pueden usar con niños para ayudarles a conocer a otras culturas y crecer en su vida y ministerio.  Si quieres bajarlas, haz clic acá:

actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentesactividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes2actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes3actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes4actividades-misioneras-para-ninos-y-adolescentes5

*

*

*

Como ves no es un producto hecho profesionalmente (como en el caso de Remi II y Aventura Misionera, por ejemplo), pero por lo menos es un empiezo.

¿Y tú? La pregunta todavía está.  ¿Cómo podemos valorar a los niños e incorporarlos en la misión de Dios y su Iglesia? La creación de materiales es una ayuda, pero las respuestas irán más allá.  ¡Si te falta creatividad, mete las palabras “Cómo involucrar a los niños en misiones” en una búsqueda de Google y encontrarás 48,300 páginas que tratan este asunto!  ¡Ya es tiempo de actuar!  ¡Una generación de niños nos está rogando!

¿Negando la Necesidad? ¿Rechazando la Realidad?

Esta semana tuvimos la oportunidad de estar en una aldea de Guatemala muy rural. Con los Jóvenes en Misión ayudamos en plantar una iglesia allá usando evangelismo, Escuelas Bíblicas, trabajo en construcción, y ministerios de compasión. Vimos muchos resultados y aunque estamos cansadísimos, sabemos que no hay mejor cosa que ver la respuesta positiva de la gente a las buenas nuevas.

Durante esa Máxima Misión, el pastor me vino, diciendo que había un hombre de otra ciudad que casi había perdido su vista. Él vino a la iglesia para pedir ayuda para comprar medicina para sus ojos y el pastor me explicó la condición del hombre y pidió ayuda monetaria. Hace algunos años quizás yo hubiera entregado a ellos dinero para la medicina o aun si fuera posible les hubiera llevado a un médico o a la farmacia para comprarles la medicina. Estas opciones no fueron posibles y además no me sentía que fue la mejor respuesta en ese momento.

Yo dije al pastor que esta fue una buenísima oportunidad para que la iglesia se movilizara para ofrecerle ayuda al ciego. Le dije que se anotaba el deseo de apoyar en la cara y en la voz del pastor, y le pregunté como podía la iglesia ayudar al ciego. El pastor me miró y dijo, “No tenemos nada. No podemos hacer nada.” Le dije que yo sabía que los recursos para ellos eran muy escasos y que yo podía apoyar el 50% para comprar la medicina; es decir, si la iglesia decidiera recaudar 20 quetzales (U$3.00), que yo iba a apoyar con Q20 también hasta cualquier cantidad. El pastor me dijo, “No vamos a hacerlo. No tenemos nada.” Entonces, reconociendo que Dios podía sanar con o sin medicina o dinero, impusimos manos sobre el ciego y oramos por su sanidad física.

¿Qué piensan de esta historia? Hay muchos temas sobre los cuales podemos conversar. ¿Cuál es el rol o el deber del misionero en un caso así? ¿Cuál es el rol de la iglesia local en suplir las necesidades de la comunidad? ¿Qué significa de verdad la palabra “compasión”?

A %d blogueros les gusta esto: