Archivo del sitio

Reporte Anual de Movilización Juvenil (Parte III)

66 Interesados en misiones asistieron al COM en Jayuya, Puerto Rico hace un mes.

66 Interesados en misiones asistieron al COM en Jayuya, Puerto Rico hace un mes.

Hace una semana tuve el privilegio de presentar mi reporte anual al Comité Consultivo Regional.  En las siguientes entradas, estaré compartiendo porciones de tal informe.  Si deseas bajar el documento completo, haz clic acá: Reporte RAC 2013 Español.

Movilización Juvenil de Mesoamérica

Rev. Scott Armstrong

Informe al RAC (Parte 3) – 27 de Septiembre del 2013

Si hablamos de vivir misionalmente, tenemos que mencionar también que hemos visto a docenas de jóvenes responder al llamado a las misiones y 278 han asistido a un Campamento de Orientación Misionera (COM), con 5 de las 6 áreas albergando este evento en el último año: 

Poás, Costa Rica (2012)       15 participantes

Tuxtla Gtz ., MX                      70 participantes

Magdalena, Sonora, MX      10 participantes

Barbados                                  24 participantes

San Pedro Sula, Hon.            52 participantes

Jayuya, P.R.                               66 participantes

Monterrey, México                41 participantes

Juchitán, Oaxaca, México   (del 31 octubre al 3 de  nov. de 2013)

Kingston, Jamaica                  (del 22 al 24 de nov. de 2013

Otras estadísticas claves de Misión Global son los siguientes:

Equipos de Viajes de Trabajo y Testimonio (Máxima Misión etc.)

Número de equipos – 85 (estimado)

Número de participantes – 2.200 (estimado)

Número de adultos – 500 (estimado)

Número de jóvenes – 1.700 (estimado)

Equipos de Juventud en Misión – 5 (incluyendo Proyecto Pablo)

Número de participantes – 85

Orígenes / Destinos del equipo:  México Distrito Golfo, México Distrito Norte, México  Distrito Sur Fronterizo, de Trinidad y Tobago a Haití, de 7 Naciones a Granada.

Participantes como Misioneros  Voluntarios (Se mantienen con sus propios ingresos sin ayuda del FEM)

Número de participantes – 5

Aún con todo este crecimiento, hay mucho por hacer.  Estamos viendo el progreso, pero anhelamos ver un avivamiento. Por favor, oren con nosotros para que nuestros jóvenes se desarrollen y se despliegan dentro del  servicio misionero a través de una JNI apasionada que crezca hacia el exterior.

Génesis

19 de julio de 2012 - Respuesta en el Altar - Candidatos para Proyecto "Génesis"

19 de julio de 2012 – Respuesta en el Altar – Candidatos para Proyecto “Génesis”

Así como hemos hablado de los grandes avances dentro del ministerio en el último año, este informe no estaría completo sin mencionar una enorme iniciativa que está cambiando la imagen de Movilización Juvenil en nuestra Región. 

En la próxima década se implementará una estrategia regional general que abarcará todos los ministerios y todas las Áreas, con la consigna de hacer discípulos semejantes a Cristo en las naciones. Cuando hablamos de Génesis, se vislumbra un énfasis en nuevas áreas, una nueva visión, nuevos ministerios y nuevos comienzos. El enfoque de Génesis es que para el año 2020 se descubran, desarrollen  y desplieguen 112 misioneros en equipos de 4 a 6 personas que ayudarán a iniciar nuevos ministerios en 28 sitios determinados para ser nuevas áreas de la Iglesia del Nazareno o bien, en donde ya haya presencia de la iglesia pero se tenga un bajo nivel de la población ganada para Cristo.

Se están llevando a cabo las evaluaciones y la preparación para la entrada a las primeras zonas.  Los sitios específicos para el 2014 son: Granada, Santo Domingo, República Dominicana, San Pedro Sula, Honduras, y Veracruz, México.  El reclutamiento de voluntarios también está en marcha. ¡Hemos visto a muchos jóvenes y adultos consagrar sus vidas al servicio de Dios como misioneros! Para el seguimiento a éstas y a otras personas interesadas en el servicio, tenemos como Región un verdadero reto: sostener en los años venideros – tanto en oración como económicamente – a este gran ejército de misioneros.

***Este reporte será continuado en las siguientes entradas…

Área Inglesa del Caribe Planea Entrar 10 Nuevas Áreas (Parte II)

Meso FieldsÁrea Inglesa del Caribe Planea Entrar 10 Nuevas Áreas

Por Gina Grate Pottenger en Engage Magazine – 6 Diciembre, 2012

*Artículo continuado de la entrada el viernes pasado.

…El plan 10-10 está inspirado en la misión de la denominación: “Hacer discípulos a la semejanza de Cristo en las naciones”.

“Creemos que esto significa toda nación y eso es lo que queremos hacer. Esa es la motivación” – dijo Porter.

Las aéreas combinadas tienen 242 iglesias con 21,800 miembros; los líderes quieren lograr tener 500 iglesias y 50,000 miembros.

El plan está dividido en cinco partes:

1. Entrar a 10 nuevas áreas: Islas de Turcos y Caicos; Islas Caiman; Santo Tomás en las Islas Vírgenes de EUA; Nieves, parte de la isla nación San Cristóbal y Nieves (tenemos una iglesia en San Cristóbal pero no en Nieves); Bonaire; Curazao; Islas Vírgenes de Gran Bretaña; Monsterrat; San Martín; Anguila.

2. Reforzar el trabajo en 10 áreas existentes a través de la plantación de iglesias: San Cristobal; Granada; Aruba; Surinam; Las Bahamas; Distrito Oriental de Jamaica; San Vicente; Santa Lucía.

3. Levantar 10 nuevos pastores al año durante los próximos 10 años.

4. Establecer 10 centros de recursos de santidad durante los próximos 10 años.

5. Enviar 10 grupos de Jóvenes en Misión para ayudar en el reforzamiento en las 10 áreas existentes.

El énfasis reciente de enviar misioneros de los países de la Región Mesoamérica proveerá un potencial de personal y recursos para el plan 10-10. La meta es identificar en la región a 112 misioneros regionales. Los eventos de entrenamiento transcultural están atrayendo a personas quienes sienten el llamado misionero.

Porter dice que la coordinación de tiempo es crítica para este tipo de expansión.

“Yo soy el primero en admitir… no hace ni diez años que la forma de pensar era que los misioneros venían de cierta parte del mundo” – dijo él – “Hemos sufrido en la denominación en estas áreas porque aquellos que sintieron el llamado a las misiones terminaron trabajando para otras organizaciones. Esta es la primera vez que nuestros jóvenes van a escuchar: ‘Ustedes pueden ser misioneros en la Iglesia del Nazareno.'”

Los centros de santidad también son necesarios para el desarrollo de las nuevas iglesias. Porter dice que la calidad del material de santidad es escaso y los centros de extensión para la preparación de pastores no cuentan con el beneficio de tener bibliotecas teológicas.

“Un problema que enfrentamos es que no tenemos literatura sobre santidad. Así que los pastores usan materiales de predicadores populares… y su doctrina es significativamente diferente a la de nuestra denominación”.

El plan completo requiere la recaudación de $100,000 USD cada año de los próximos 10 años. Esto se puede lograr a través de asociaciones. Mucho de este dinero será para construir templos para las nuevas congregaciones, ya que “nos hemos dado cuenta que la gente no toma en serio a una iglesia al menos que tenga un lugar permanente”.

Los fondos también se usarán para becas de matrícula que ayudarán en el entrenamiento pastoral.

“Ya contamos con el mayor recurso disponible: el Espíritu Santo” – dijo Porter.

Misión en México: Parte II

Heejung Eom y Freya Galindo enseñando a los niños durante el Campamento de Orientación Misionera Infantil en Juchitán, Oaxaca

*La siguiente entrada es escrita por Heejung Eom, originario de Corea del Sur y los Estados Unidos, quién sirvió en Jóvenes en Misión en junio y julio de este año pasado.

Era la segunda semana de Proyecto Pablo, y estaba en Quatode (Oaxaca) con Alberto, Josué y Claudia. Teníamos la misma rutina cada día: desayuno, devocional, evangelismo y discipulado para nuevos convertidos, comida, ministerio con los niños, y por último visitación. Cada día era difícil para mí, especialmente cuando Alberto y yo íbamos a evangelizar y discipular a otros. Quatode era muy caluroso todas las mañanas, teníamos que subir algunas montañas para visitar casas. Además Alberto evangelizaba y discipulaba gente, y yo me quedaba detrás haciendo nada porque no podía comunicarme. No entendía por qué Dios me había llevado ahí. Cada día le hacía a Dios las mismas tres preguntas. Estaba llena de molestia y quejas porque no entendía por qué estaba yo ahí si no hacía nada.

Heejung Eom, segunda de la derecha, disfrutando la deliciosa comida mexicana con su equipo

Un día mientras Alberto y yo caminábamos en silencio, Dios me enseñó a los Israelitas y cómo ellos se estaban quejando durante los cuarenta años. Dios les proveyó todo lo que pedían y a pesar de eso ya se estaban quejando de que Dios los sacara de Egipto. Ellos no confiaron plenamente en Él. Siempre he pensado que los Israelitas fueron tontos porque creo que no les hubiera tomado cuarenta años salir de Egipto si tan sólo hubieran confiado en Dios.  Y en ese momento, ¡me di cuenta que estaba siendo como los tontos Israelitas!  Estaba tan avergonzada con Dios y conmigo misma. Dios me estaba diciendo que tenía que dejar de quejarme y empezar a confiar en Él. Quería hacer más para Dios y ser usada por Él, pero Dios quería que dejara todo y solamente confiara en Él. Todos estos años, había estado “trabajando” para Dios, y no dejé que Dios trabajara a través de mi o conmigo. Estaba pidiendo su ayuda para hacer su trabajo como si fuera mi trabajo. Estaba dejando atrás a Dios mientras yo estaba liderando. Era tiempo para mí de hacerme a un lado y dejar que Dios liderara. Me di cuenta que Dios quería que hiciera su trabajo, pero primero tenía que confiar en Él.

“Confiar en Dios” es una simple frase que a menudo damos por hecho. Dios me llevó a México para ayudarme a poner esa simple frase en práctica. Estoy muy agradecida por cada situación que tuve que pasar antes de darme cuenta de todo esto. ¡Qué gran regalo me ha concedido Dios! Después de Jóvenes en Misión, tengo esta libertad en mi corazón, no tengo que llevar más ninguna carga conmigo porque sé con mi mente y corazón que soy hija de Dios y confío en que Él se hará cargo de todo. La seguridad y paz que tengo ahora en mi vida no habrían podido suceder sin la presencia de Dios en México. Dios me llevó a México para hacer su trabajo, pero sobre todo para darme cuenta de que sin confiar plenamente en Él, no puedo hacer nada.

Misión en México: Parte I

Heejung Eom y Alberto Maza Juárez dando una lección de discipulado durante Proyecto Pablo

*La siguiente entrada es escrita por Heejung Eom, originario de Corea del Sur y los Estados Unidos, quién sirvió en Jóvenes en Misión en junio y julio de este año pasado.

¿Quién soy?

¿Qué estoy haciendo?

¿Por qué estoy aquí Señor?

Estas fueron las tres preguntas que hice todos los días durante los dos meses en México. Sabía que no iba a ser fácil desde que el campamento de entrenamiento terminó y me dirigía a México. No iban a ser unas dulces vacaciones de verano, pero confiaba en Dios. Sabía que Él tenía un propósito para mí y estaba confiada en que Él iba a usarme para cumplir sus planes.

Durante los dos meses, mis compañeros de equipo y yo estuvimos involucrados con un COM (Campamento de Orientación Misionera), un COM infantil, varias Máximas Misiones, Proyecto Pablo, y muchos más ministerios. En cada lugar que estuvimos, Dios abrió mis ojos para ver cómo Él estaba trabajando en diferentes situaciones. Cada día era emocionante porque vería y experimentaría cómo Dios trabajaba en cada una de nuestras vidas. No tenía que pedir su presencia, porque era obvio que Él estaba viviendo con nosotros y estaba trabajando a través de nosotros. No puedo expresar el gozo que tengo en mi vida ahora, porque cada día en México era como si el amor de Dios penetrara a través de mi corazón.

Aunque estoy hablando de gozo, los días en México no fueron fáciles. Cada día era un proceso o un paso que tenía que dar antes de descubrir el propósito de Dios. Fue difícil porque la cultura y el ambiente son muy diferentes del lugar donde vengo. No sólo eso, no podía confiar en mí misma, lo cual era una parte del plan de Dios. No podía hablar por mí misma, ni podía hacer nada por mí misma sin la guía de otras personas. He estado involucrada con ministerios de la iglesia por muchos años, pero Dios ni siquiera me permitió confiar en esas experiencias pasadas.

Era tiempo para que yo dejara ir muchas cosas y confiara plenamente en Dios. Por muchos años, pensé que estaba confiando en Dios, pero no. Yo misma me estaba obligando a pensar que estaba confiando en Dios porque estaba haciendo su trabajo. En lugar de eso, estaba confiando en mis pensamientos, emociones y experiencias. Dios quería cambiar eso y Él lo hizo llevándome de Estados Unidos, donde todo es cómodo, a un lugar donde necesitara más de Él, México…

Todo Depende de Dios

Ross Quick (tercero de la derecha), junto con el equipo y algunos líderes de Jóvenes en Misión 2011

*Este testimonio fue escrito por Ross Quick, misionero voluntario en México con Jóvenes en Misión durante junio y julio de este año.

Este verano yo tuve la oportunidad de viajar con Jóvenes en Misión a México y compartir el mensaje de salvación con la gente.  Viajamos a muchos estados del Sur de México – Chiapas, Oaxaca, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, entre ellos.  Yo sé que todos nosotros fuimos muy bendecidos por poder conocer a la gente y servir a Dios.

Cuando estábamos en Pochutla, Oaxaca, realizamos Proyecto Pablo y Máxima Misión. Estaba muy emocionado de compartir la historia de Jesucristo y ser un ejemplo del amor de Dios para las personas en Pochutla.  Pero en los primeros días, la gente que encontramos no querían escucharnos.  Solo pudimos orar por ellos y nada más.

Un día mi grupo y yo andábamos muy desanimados porque nadie quería escucharnos.  Entonces decidimos cambiar nuestro plan. Decidimos trabajar con los niños cada tarde en escuelitas bíblicas vacacionales.  Sin embargo, yo estaba muy nervioso porque me cuesta trabajar con niños.  A veces no les entiendo y me siento que no poseo el conocimiento necesario para trabajar con ellos.  Pero sabía que Dios me había traído por alguna razón.  Así que dije a Dios, “Intentaré trabajar con los niños con todas mis fuerzas, y trabajaré fielmente porque yo sé que eso es lo que tú quieres de mí.”

Entonces mi equipo y yo trabajamos cada día por dos semanas con los niños.  Y un día tuvimos la oportunidad para conocer a la familia de algunos de los niños.  Al principio fue lo mismo – no querían escucharnos y solo logramos orar por ellos.  Otra vez salimos desanimados. No obstante días después en el culto de clausura en la comunidad vi que muchos niños y sus familias habían llegado para escucharle al pastor y para conocer a Dios.  Y en ese momento me dije, “¿Cuán arrogante soy yo? No depende de mí; todo es trabajo de Dios.  A veces no podré ver los resultados porque no es mi trabajo.” Me empecé a dar cuenta que en cada situación solo necesito ser fiel a Dios, sirviéndole a él y él será fiel a nosotros.

¡Gracias a Dios! 

Oportunidades Misioneras 2011 – México Centro-Sur

Una Nueva Cosmovisión

*En las próximas cuatro entradas, estaremos escuchando de varias personas de México y los Estados Unidos quienes sirvieron en Jóvenes en Misión y Proyecto Pablo este verano pasado.

Mi nombre es Nathaniel Leibel, soy estudiante de los Estados Unidos, en la universidad de Nazarena de MidAmerica en Kansas City. Mi familia viene de Dakota del Sur donde crecí. Mi experiencia en México ha sido maravillosa. Gente nueva, diferentes culturas y lugares – cada uno bendijo mi vida.

Nathaniel Liebel ministrando en México con Jóvenes en Misión

En este país tuve una experiencia con Dios de manera profunda. Como este es mi tercer viaje a México, tuve una experiencia más con el Señor. Estoy muy agradecido por eso.

Crecer en un pueblo de 500 persona me dio una visión muy pequeña del mundo. Los anteriores viajes misioneros, las conversaciones con otros misioneros y en especial este viaje, me dio una nueva perspectiva del mundo. Esta visión ve valor en todas las personas del mundo y conoce que Dios está trabajando, aún cuando los misioneros no están presentes.

Cada semana mi visión de misiones y de México ha cambiado un poco. Ser parte de un viaje por dos meses, por cuatro diferentes estados, a través de México ha sido realmente emocionante, pero todavía difícil.

Ha sido dificil viajar desde casa, hablar un idioma diferente y venir a ministrar de SU palabra, pero Dios ha estado conmigo en cada paso del camino. La gran cosa que aprendí este verano fue esta: Aun cuando pienses que todo lo que haces es en vano o sin muchos resultados, Dios está usando el ministerio para llevar gloria a Su Reino. Me enfoqué muchas veces en qué podía hacer y no en cómo Dios estaba trabajando y podía trabajar en el campo misionero. Los mínimos pasos realizados en el nombre de Él tienen un profundo efecto al rededor de mundo. Así como una pequeña piedra hace grandes ondas, así será tu testimonio y vida en Cristo.

Philip Merki mostrando el Cubo Evangelístico a una familia durante su ministerio con Jóvenes en Misión

Mi nombre es Philip Merki.  Cuando llegué a México entendí lo dificil que sería vivir en un país y con un idioma diferente.  Tomé una clase de español por un semestre y hablaba muy poco español.  Tenía  mucho miedo porque pensaba que no podría relacionarme con mis compañeros y la gente que iba a conocer. Pero estaba equivocado.  Hay muchas cosas que no puedo hacer solo, pero el Señor tiene un plan para mí.  No puedo hablar español muy bien pero Dios usa mi amor por la gente y mi deseo de servir para Su gloria.

Tuve el privilegio, este verano, de ser parte de las vidas de muchas personas y ellos me enseñaron más de lo que pude imaginar.  Aprendí que puedo hacer las cosas, pero que necesito confiar en el Señor; entonces Él va a usarme como sólo Él puede.  Ahora, tengo amigos, historias y memorias que recordaré para siempre, porque cuando tuve miedo, el Señor tuvo un plan para mi viaje aquí.  Ahora necesito volver a mi país, a mi familia, y mi idioma. Me gustaría volver con más y mejor español e historias divertidas.  Me gustaría volver con una mejor relación con Dios, pues aprendí a confiar en Él en todo, por lo que hizo en mi vida este verano.

Estadísticas de Misión Mundial

Reporte de Misión Mundial

Centro Global de Ministerios

http://www.ncnnews.com/nphweb/html/ncn/article.jsp?id=10009008

Aspectos destacados del informe 2009 de Misión Mundial, presentado a la Junta General durante la 87ª reunión: 19 al 22 de Febrero de 2010.

Louie E. Bustle, Director de Misión Mundial

Filimao Chambo, Director África Región

Gustavo Crocker, Director Eurasia Región

Christian Sarmiento, Director Regional Sur América

Luis Carlos Sáenz, Director Regional de México/América Central

John Smee, Director Regional del Caribe

Verne Ward, Director Regional de Asia-Pacífico

David Anderson, Director de Comunicaciones Mundiales

David Hayse,  Director Mundial de Publicaciones Nazarenas

Larry Bollinger, Director de Ministerios Nazarenos de Compasión

Aspectos destacados:

En los últimos años…

462 Misioneros de carrera sirvieron en 155 áreas del mundo, incluyendo 9 áreas de acceso creativo.

252 voluntarios del Cuerpo de Misiones (Nazarenos en Servicio Voluntario) sirvieron en 48 áreas:

–246 sirviendo 91 o más días

–16 hacedores de tiendas (voluntarios empleados en el país)

83 participantes en Jóvenes en Misión, sirvieron en 28 áreas del mundo.

786 equipos de Trabajo y Testimonio sirvieron mundialmente: 10,752 participantes; 606,915 horas de trabajo; 292 años de trabajo.

Cada semana…

20 nuevas iglesias fueron organizadas

98 puntos de predicación se iniciaron

2,080 nuevos Nazarenos fueron recibidos en membresía

112 estaciones de radio se emitieron al 74 países, en 31 idiomas

5.5 libros de santidad, entrenamiento pastoral y desarrollo se produjeron

11,946 niños fueron alimentados por medio de Ministerios de Compasión como parte del patrocinio de niños.

71,089 contactos evangelísticos fueron hechos a través de la Película Jesús, y a través de esos contactos, 12,936 personas (más que 1 por minuto) salieron de la oscuridad a la luz de Jesús y aceptaron al Señor como su Salvador.

Hace diez años, la membresía de la Iglesia del Nazareno era un poco más de 1.3 millones. Ahora, 10 años después, hemos avanzado en el siglo XXI – el siglo por el cual Dios nos levantó.

Ahora, con más de 600,000 nuevos miembros (la mitad de ellos fueron recibidos en los últimos 3 años), estamos a punto de ser 2 millones de miembros—va a suceder en algún momento durante este calendario anual. Celebramos la vitalidad y esfuerzo traídas por las multitudes de talentos que estos nuevos Nazarenos brindan.  Los últimos 10 años hemos crecido un 45%. Sólo imagine lo que los siguientes 10 años pueden traer.

A %d blogueros les gusta esto: