Archivo del sitio

Otra Tontería Cultural

El Anuncio Polémico de la Selección Española de Baloncesto

El Anuncio Polémico de la Selección Española de Baloncesto

Ay, ay, ay. Otro día de los Juegos Olímpicos y otro ejemplo de falta de sensibilidad cultural, esta vez no de los estadounidenses (como hemos hablado los últimos dos días). ¿Pueden creer esta foto de la selección nacional de baloncesto que ha salido en revistas de España este mes? Lee los siguientes dos artículos (el primero está en inglés y del periódico inglés The Guardian). El segundo es de la revista española “www.20minutos.es” reportando sobre la controversia. ¡Qué diferencia hay entre los dos puntos de vista!

Olympics: Spain’s Eye-Catching Faux Pas

No Hay Caso de Racismo de Baloncesto Español: Los Chinos no Se Sienten Ofendidos

¿Mi perspectiva sobre esto? Si la foto no es ofensiva (y quizás se podrá determinar esto en los siguientes días), por lo menos posar para una foto oficial así es una tontería. ¿De acuerdo o no? ¿No había nadie del equipo o de la compañía que sacaba el anuncio que mencionara que esta foto sería mala idea?

¿Nivel de Rendimiento o Sensibilidad Cultural?

Ayer escribí (casi gritando) contra la acción de los ciclistas estadounidenses que se pusieron máscaras al entrar Beijing para los Juegos Olímpicos. Y tocamos un punto clave al final de la entrada de ayer: la diferencia entre el nivel de rendimiento (“performance”) y la sensibilidad cultural. Podemos pensar en esta diferencia en cuanto a deportistas o personas de negocios, pero ¿qué tiene que ver con el misionero?

Aunque no lo queremos creer, hay muchas veces en la vida de un misionero cuando tiene que decidir entre su “performance” y su sensibilidad hacia la cultura o la gente con quién está trabajando. Por ejemplo, en las casas humildes de algunas personas le servirán al misionero comidas que casi sin duda no se han cocinado completamente o aun se prepararon en agua con parásitos. Un misionero tiene que decidir: ¿vale la pena comer esto para no ofender a alguien y después enfermarse y no poder trabajar en la obra por varias semanas (esto ha pasado a algunas colegas mías)? ¿O mejor ofender a la gente? ¡Esa no es una opción atractiva, tampoco!

Otro ejemplo: hay un líder con quién trabajo que tiene problemas serias con su columna. Varias veces él ha tenido que decidir entre llevar 12 personas en su carro bien apretados para que él sufra bastante y le duele la espalda por días después O decir a los hermanos que no les pueden llevar con el riesgo de que se van a molestar y que pensarán que él piensa que es más que ellos. ¡Las dos opciones no son atractivas!

Podemos espiritualizar todo y decir que sólo es necesario orar en fe antes de comer o viajar, etc. y que Dios nos va a proteger. Sin duda él lo hace–no podemos negarlo. Pero la experiencia de miles de misioneros también nos dice que no sucede siempre tan sencillamente. El nivel de rendimiento y la sensibilidad cultural se chocan muchas veces en el ministerio trans-cultural.

Les invito que ofrezcan sus comentarios. ¿Qué opinan sobre este tema?

Entrando Tu Casa Con Máscara

Un Ciclista Estadounidense en el Aeropuerto de Beijing con Máscara Puesta

Un Ciclista Estadounidense en el Aeropuerto de Beijing con Máscara Puesta

Quizás algunos de ustedes vieron esta noticia antes de que empezaran los Juegos Olímpicos en Beijing hace una semana (Los Atletas USA que Usaron Mascarillas en Beijing Eran Ciclistas). Cuatro ciclistas del equipo estadounidense llegaron al aeropuerto en Beijing con máscaras puestas. A su favor, ellos pidieron perdón el próximo día (Ciclistas Piden Perdón), pero todavía esta historia es una vergüenza para mí como estadounidense. Todo el mundo ya piensa que somos “los gringos feos”: los ruidosos que quieren hacer las cosas a nuestra manera sin importar ni respetar las costumbres y culturas de los demás. Ahora tienen OTRO ejemplo de esto. ¿Cómo pueden ponerse las máscaras inmediatamente después de bajarse del avión? ¡Ni han salido del aeropuerto! Es obvio cuando los americanos llegan a un lugar con su buena “contextualización cultural”, ¿verdad? ¡Aargh!

Todo esto nos hace preguntar algunas cosas. Como misioneros o aun como cristianos globales, ¿cómo entramos el hogar de alguien diferente? ¿Si todos en la casa fuman, aunque nos molesta y nos cuesta respirar, tenemos el derecho para entrar a la casa con máscara? Si nos sirven una comida peculiar, ¿hacemos una cara fea y decimos que no parece adecuada a nuestro paladar?

Hay otra cosa que surgió en el segundo artículo que mencioné arriba: la diferencia entre “el nivel de rendimiento” y sensibilidad cultural. Algunos de los ciclistas sabían que llevar puesta una máscara quizás se interpretaría como ofensivo–lo reconocieron abiertamente. Sin embargo, decidieron hacerlo porque se habían entrenado y preparado por cuatro años para este evento y no querían tomar ningún chance que su nivel de rendimiento sufriera por la contaminación en el aire. ¿Tiene sentido o no?

Bueno, quizás ustedes no se sienten tan molestos por esto, ¿pero qué opinan sobre esta cosa tan chiquita que se transformó en algo tan grande?

El Triunfo es de Todos

Me encantó el comentario que recién ofreció nuestro hermano Yeri Nieto de Chiapas, México sobre la entrada del viernes pasado (“¡Los Juegos Olímpicos Han Llegado!”–8 Agosto 2008). Quiero que mediten sobre la respuesta de él al ver el video de Adidas en China. Gracias, Yeri, por tu participación. Unos en la misión, hermano…

Lo primero que viene a mi mente es un poema del único Premio Nobel de Literatura con que contamos en México: Octavio Paz:

“Piedra de Sol” (fragmento)
para que pueda ser he de ser otro,
salir de mí, buscarme entre los otros,
los otros que no son si yo no existo,
los otros que me dan plena existencia,
no soy, no hay yo, siempre somos nosotros,…

El video es, además de inspirador (como bien lo señala Angelina Castillo), un muy buena nota acerca de la diferencia abismal entre las culturas oriental y latinoamericana (así, en general): nuestra cultura no se distingue por el trabajo en equipo; eso hace muy difícil que se hable acerca de la unidad, de la iglesia como “Cuerpo de Cristo” y “Comunidad del Espíritu” (se habla más de “Pueblo de Dios”); no así la oriental, donde al parecer no importa mucho quién sobresale -con la camiseta roja del país puesta-, porque todos los demás están debajo de ellos, casi siempre en el anonimato.


Y eso es un desafío a nuestra iglesia y a las misiones: si todos somos miembros del Cuerpo de Cristo, todos en realidad estamos participando… por tanto, el triunfo es de todos. Y también el fracaso.

¿Qué pasará el siguiente año con nuestros primeros misioneros regionales? ¿Cuáles serán los resultados de la evaluación?
Estoy seguro que ellos nos reportarán triunfos y avances, pero también nos dirán que hay un desafío aún mayor para cumplir la gran comisión de Jesucristo.

Y en ese momento tendremos que volver a ver este video, e inspirarnos en los orientales y gritar con fuerza que, ¡es cierto!, en la unidad del Espíritu nada es imposible.

¡Los Juegos Olímpicos Han Llegado!

08-08-08 8pm

Exactamente a esta hora (8pm, hora de Beijing) en esta fecha inician los Juegos Olímpicos. ¿Sabías que un mapa de Beijing se tiene que revisar cada 8 meses para seguir el ritmo de crecimiento de la población–ahora 17.4 millones?

Los Juegos siempre me fascinan porque no hay ningún otro evento en nuestro mundo donde casi todas las naciones envían representantes para competir y convivir juntos en un lugar al mismo tiempo. Aunque escucharemos más de los deportes y de la política durante estas dos semanas, también usa este tiempo para enfocarte en las culturas presentes.

Me llama la atención el video arriba que nació en las mentes de los encargados de Adidas allá en China. Según otros me han dicho, y según la revista Sports Illustrated que lo reportó, este anuncio fue creado por chinos y para chinos. La última parte se ha traducido a inglés en esta versión (“Imposible no es nada”), pero este anuncio se ha mostrado por los últimos seis meses en China en el idioma mandarín.

Mira el video y piensa en las siguientes preguntas (y te invito que respondas con un comentario): ¿Qué nos enseña este anuncio de la cultura china (y no sólo que la población es muy alta)? ¿Qué nos puede enseñar de la Iglesia y/o de misiones?

La Política, los Juegos Olímpicos, y Misiones

He estado leyendo las noticias en este vínculo y en este otro sobre las protestas que se han realizado en varios países al llegar la antorcha Olímpica. En este caso las principales críticas tienen que ver con la posición de China contra Tibet, la falta de derechos humanos, etc.

Me he preguntado en estos días: ¿serán los Juegos Olímpicos el lugar apropiado para llevar a cabo protestas políticas? Algunos dicen que los Juegos deben transformarse en un evento que nos muestra como nos podemos unir aun con culturas y países tan variados. Otros dicen, si hay algún país que está cometiendo atrocidades, no hay mejor lugar que los Juegos para hacerlo conocer al mundo. Muchos han intentado dar cuenta de lo que está pasando en Tibet en los años pasados, pero nada llama la atención como los Juegos Olímpicos y algunas personas han aprovechado el momento para compartir su perspectiva.

¿Qué piensan de todo esto? Estas noticias me hacen rumiar sobre el rol del misionero en la cultura. Muchos misioneros se han enviado a lugares donde las normas de la cultura parecen ser antitéticas al reino de Dios. ¿Cuál es la responsabilidad del misionero en estos casos? Como una iglesia muchas veces nos sentimos incómodos enfrente de cualquier cosa política, pero ¿cómo podemos permitir que mujeres sean violadas en algunos países o que el genocidio suceda por años en un lugar como Rwanda? Un amigo mío teólogo de Sudáfrica nos recuerda que la iglesia en su país en la mayoría de los casos aprobaba el apartheid o por lo menos permanecía sentada sin hablar en contra de ello.

No estoy diciendo que debemos ser militantes y empaparnos en manifestaciones como cristianos. De hecho, varios misioneros se han involucrado en la política de sus países anfitriones y han perdido todo su testimonio cristiano porque se han identificado con una causa o posición en lugar de proclamar a Cristo crucificado (1 Cor. 1:22-23). Mi esperanza es que los que lean esta entrada piensen bien en estas dinámicas porque sin duda tendrán que enfrentar estas decisiones si les toca ministrar en otro lugar. ¿Qué opinan sobre este tema? ¿Qué ofrecerían a este diálogo?

A %d blogueros les gusta esto: