Archivo del sitio

¿Misión o Misiones?

Scott Armstrong

Recientemente, la Junta de Superintendentes Generales de la Iglesia del Nazareno hizo un cambio sutil, pero significativo, en el nombre de la entidad en la denominación que envía misioneros. Lo que fue “Misión Global” ahora se conocerá como “Misiones Globales”. A partir del 5 de septiembre de 2018, se realizó este cambio, se cambiaron todos los materiales, y se introdujeron nuevos logotipos.

Algunos podrían preguntarse si cambiar de singular a plural es solo semántica. Sin embargo, ese pequeño ajuste está diseñado para ayudar a diferenciar entre la misión general de toda la Iglesia y la entidad misionera específica de la Iglesia. Como cristianos (y nazarenos) en todas partes, somos enviados a la misión, y esa misión es de naturaleza global:

            – “…Para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra …” (Is. 49:6)
            – “Id, y haced discípulos en todas las naciones…” (Mt. 28:19)
            – “Porque de tal manera amó Dios al mundo …” (Jn. 3:16)
            – “Y me seréis testigos…hasta lo último de la tierra …” (Hechos 1:8)

Global Missions Logo 1_Spanish.png

Las misiones generalmente se refieren al énfasis dentro de la Iglesia que se enfoca en la movilización y respaldo de los misioneros a otras culturas. Por lo tanto, Misiones Globales es un título más apropiado para la rama de envío de misioneros de la denominación. Nuevamente, la misión no está relegada a un programa o subministerio específico de la Iglesia. Es para todos nosotros, en todas partes, en todo momento.

Este cambio afecta nuestro ministerio en Mesoamérica tal vez más que otros ministerios. Por 18 años el nombre de nuestro ministerio ha sido Misión Mundial, y ahora Misión Global. Sin embargo, estamos adoptando estos cambios con los brazos abiertos y ahora también nos conoceremos como Misiones Globales Mesoamérica. El propósito sigue siendo el mismo: Encontrar, Entrenar, y Enviar misioneros de nuestra región al mundo.

Si tiene alguna pregunta, por favor deje un comentario en la sección abajo. Y oremos para que Dios nos guíe como Iglesia en Su misión en los próximos días.

Abatidos…y Gozosos

Por Scott Armstrong

En el mundo nazareno y más allá saben que hace una semana un avión Boeing 737 con más de 110 pasajeros, incluida la tripulación, se estrelló en las cercanías del aeropuerto Internacional José Martí en La Habana, Cuba, poco después de haber despegado. El vuelo, Cubana 972, se dirigía a Holguín, Cuba cuando ocurrió el accidente cerca de las 12 p.m. hora local.

A bordo de la aeronave, 10 parejas del Distrito Este regresaban a casa en la Provincia de Holguín, después de haber sido parte de una Conferencia Nacional para Pastores de la Iglesia del Nazareno. En los días posteriores, se pudieron sentir las expresiones de luto y solidaridad por parte de los Superintendentes Generales, así como de hermanos y hermanas alrededor del mundo. El 21 de mayo, la Dra. Carla Sunberg dedicó su mensaje en el servicio de la capilla del Centro Global de Ministerios a las parejas que fallecieron, a los miembros de sus familias, y también a los líderes cubanos quienes se están recuperando después de esta tragedia.

En República Dominicana los misioneros y el liderazgo de la Oficina Nacional se reunieron como cada semana, para devocional y oración. Esta vez el ambiente fue lúgubre. Conocemos la teología correcta: Dios es soberano. Él tiene un plan. Él ofrece vida eterna a quienes mueren en Él. Sin embargo, las preguntas quedan: ¿por qué sucedió esto? ¿Por qué Dios no lo detuvo? ¿Qué pasará con los 10 hijos que han quedado en la orfandad y tristeza de no ver a sus padres de este lado del cielo?

pexels-photo-290617.jpeg

En medio de esta dificultad, la Coordinadora de Ministerio Nazarenos de Compasión en el Área Central (Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Panamá y Puerto Rico), Paquita Bidó, comenzó a leer el Salmo 100:

“Aclamen alegres al Señor, habitantes de toda la tierra;

adoren al Señor con regocijo.

Preséntense ante él

    con cánticos de júbilo.

Reconozcan que el Señor es Dios;

    él nos hizo, y somos suyos.

    Somos su pueblo, ovejas de su prado. 

Entren por sus puertas con acción de gracias;

    vengan a sus atrios con himnos de alabanza;

    denle gracias, alaben su nombre.

Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno;

    su fidelidad permanece para siempre.” 

¿Adorar con regocijo? ¿Cánticos de júbilo? ¿Acción de gracias y alabanza? ¡Claramente, este no es un salmo de lamento! 

Paquita reconoció que nos entristecemos junto con nuestra familia cubana, y reconocemos nuestro desconcierto. No debemos explicar esta pérdida devastadora con palabras trilladas de afirmación o máximas teológicas. Al mismo tiempo, ella explicó que leyó este Salmo a nosotros como una expresión de en medio del dolor. El Señor es Dios; nosotros no. Él es Creador, y somos su creación. Como ovejas, disfrutamos el cuidado del Pastor y obedecemos su voz. Qué privilegio servirle por el tiempo en que Él nos dé aliento. 

Paquita continuó. Si proclamamos que Dios es fiel solo en los momentos buenos, ¿qué de bueno tiene eso? Nuestra confianza estaría basada solo en circunstancias que se presentan en el camino, no en un Padre amoroso que permite el dolor en nuestras vidas porque sabe qué es lo mejor. Sin embargo, declaramos, de hecho, que Él es bueno, que su amor es para siempre, incluso cuando – o especialmente cuando – esta amarga realidad nos confronta. Y su fidelidad es una promesa no solo para nosotros, pero continúa a través de todas las generaciones.

A la luz de esta realidad, e incluso en medio de la tristeza ¡gritamos de gozo! Nuestras lágrimas se mezclan con acción de gracias y alabanza. Dios es bueno. Todavía.  Aun ahora.

Nuestra región entera está devastada. Nos hemos movilizado para dar y orar por Cuba. Y mientras lloramos, también nos regocijamos porque servimos a un Dios bueno y fiel.  Sí, su amor es para siempre.

Una Pérdida para toda la Familia Global: Declaración de la JSG Sobre la Tragedia en Cuba

CubaCloudy.jpeg

La Junta de Superintendentes Generales de la Iglesia del Nazareno, extiende su amor sincero, sus fervientes oraciones y sus más profundas condolencias a las familias de todos los afectados por el accidente aéreo del viernes 18 de mayo en La Habana, Cuba.

Fue con corazones entristecidos ​​que nos enteramos que 10 parejas pastorales nazarenas se encontraban entre las más de 100 personas que perdieron la vida en esta tragedia, justo después de culminar su participación en una conferencia nacional de la Iglesia del Nazareno de Cuba.

“Sharon y yo tuvimos el privilegio de estar en la Asamblea del Distrito Este de Cuba en enero”, expresó David W. Graves, Superintendente General en jurisdicción de la Región de Mesoamérica. “Nos conmovió su amor y pasión por Jesús y por la Iglesia del Nazareno. Nuestros corazones se encuentran entristecidos ​​por las familias, las iglesias y el distrito, y nuestra familia global siente esta pérdida de una manera muy personal”.

Nos consuela el informe del Reverendo López, Presidente de la Iglesia del Nazareno en Cuba, quien dijo que las parejas estaban cantando, orando y testificando mientras se dirigían al aeropuerto. La promesa de la resurrección nos da la convicción de que nos reuniremos juntamente para alabar y adorar a Dios.

Lamentamos junto a aquellos que perdieron a sus seres queridos. También nos unimos en el duelo con el  Director Regional Rev. Carlos Sáenz, Rev. Leonel López, y el Superintendente del Distrito Este Rev. Luis Batista durante este tiempo. Que el Señor cuide a los hijos de estas madres y padres, rodeándolos con su paz y amor omnipresente que sobrepasa todo entendimiento.

A los nazarenos de todo el mundo, continúen acompañándonos en oración por todos los afectados de esta trágica pérdida. Asumimos el mandato de Cristo de consolar al afligido y de cuidar a las viudas y a los huérfanos.

A los nazarenos de Cuba, las iglesias del Distrito Este y a todos los que sufren hoy en esa nación, les amamos. Ustedes son verdaderamente nuestros hermanos y hermanas en Cristo. Estamos de luto con ustedes, compartimos su dolor, oramos por ustedes y continuaremos levantándoles en oración en los días, meses y años venideros.

Nuestra oración es que la paz de Dios guarde sus corazones y mentes (Filipenses 4:7). Les invitamos a que se aferren a la realidad de que Dios, el “Señor fortalece a su pueblo; el Señor bendice a su pueblo con paz” (Salmos 29:11). Nuestra oración es que la paz de Cristo esté con el pueblo de Cuba durante este momento de angustia y dolor.

Estamos agradecidos y recordamos las vidas consagradas de:

  • Mirza Rodríguez Rondón y Juan Luis Vega Velázquez.
  • Luis Manuel Rojas Pérez y Maricela Peña.
  • Norma Suárez Niles y Jesús Manuel García Oberto.
  • María Virgen Filandez Rojas y Rafael Vega Velázquez.
  • Ronni Alain Pupo Pupo y Yurisel Milagros Miranda Mulet (presidenta de distrito de Misiones Nazarenas Internacionales)
  • Eloy Ortiz Abad y Elva María Mosqueda Legrá.
  • Juan Carlos Nogueras Leyva y Noelbis Hernández Guerrero.
  • Gelover Martín Pérez Avalo y Yoneisi Cordovez Rodríguez (pastora y tesorera de distrito).
  • Manuel David Aguilar Saavedra y María Salomé Sánchez Arévalo (secretaria de distrito).
  • Grisell Filandes Clark y Lorenzo Boch Bring.

Este artículo fue publicado originalmente en: nazarene.org

Asamblea General en Indianápolis, 2017

Oración por las Convenciones y Asamblea General en Indianápolis


2017 SPANISH Church of the Nazarene_GenAssembly stacked.png
La Iglesia del Nazareno celebrará su 29a Asamblea General y Convenciones este mes de junio en Indianápolis, Indiana, Estados Unidos. El evento cuadrienal reunirá a miles de nazarenos de las 162 áreas del mundo de la denominación. Antes de este importante evento, la Junta de Superintendentes Generales está pidiendo a los nazarenos de todo el mundo a que separen cada viernes por la tarde, del 24 de marzo al 23 de junio, como un tiempo de ayuno y oración para la Asamblea General 2017 y orar diariamente durante la asamblea, del domingo 25 de junio al jueves 29 de junio.

Además de orar para que todos los servicios sean bendecidos con la presencia manifiesta de Dios, por favor incluyamos las siguientes peticiones específicas mientras oramos:

  • Por la estabilidad política global, así como por la protección de nuestro evento. También oramos para que los delegados de todas las áreas del mundo donde la Iglesia del Nazareno tenga ministerio puedan viajar con seguridad y sin obstrucción.
  • Para que el enfoque de la Asamblea General 2017—afirmando nuestra perspectiva evangelística, se realice.
  • Para que el Señor use esta “asamblea sagrada” para reavivar y renovar a nuestra familia global de la iglesia mientras nos reunimos para adorar cada noche y domingo por la mañana, celebrando Un Cuerpo, Un Espíritu, Una Esperanza, Un Señor y una Fe.
  • Para que el Señor guíe y unja el Servicio Dominical de Comisión de Delegados del lunes, el mensaje del Estado de la Iglesia y todas las elecciones y decisiones de la Asamblea General de 2017.
  • Ore por las convenciones que forman parte de este evento: Misiones Nazarenas Internacionales (MNI), Juventud Nazarena Internacional (JNI) y Ministerios Internacionales de Escuela Dominical y Discipulado (MIEDD). Estos ministerios mundiales se reúnen para fortalecer tanto su misión e impacto, así como para celebrar las bendiciones de Dios experimentadas en todo el mundo.
  • Ofrezcamos nuestras oraciones continuas para las sesiones de negocios oficiales de la Asamblea General 2017. Oremos para que nuestros delegados se enriquezcan con la sabiduría celestial, la camaradería del espíritu de comunión y el compromiso continuo con la misión de Hacer Discípulos Semejantes a Cristo.

— Con información de la Línea de Oración de la Región Mesoamérica.

Para más información sobre la Asamblea General 2017 y para registrarse, visite www.nazarene.org/ga.

La Junta de Superintendentes Generales reitera el llamado a la compasión

La Junta de Superintendentes Generales reitera el llamado a la compasión ante las últimas resoluciones para los refugiados

prayinghandscotn

A la luz de los recientes decretos emitidos en los Estados Unidos y las decisiones de otros gobiernos del mundo respecto al estado de los refugiados, la Junta de Superintendentes Generales de la Iglesia del Nazareno insta a los gobiernos de todas partes a implementar rápidamente sistemas a través de los cuales, de manera aceptable y legítima, los refugiados puedan encontrar seguridad y protección en nuestros países. Además, instamos al Presidente de los Estados Unidos, el Congreso, y otros departamentos del Estado para hacer de esta orden temporal un asunto urgente para que Estados Unidos continúe siendo conocido como una nación de compasión y hospitalidad a aquellos que son oprimidos, vulnerables y marginados.

Reiteramos nuestra declaración de Noviembre 2015, cuando la significativa inmigración global y el conflictivo debate político en muchos países, nos obligó a hablar clara y bíblicamente en este desafiante tema, invitando a todos los nazarenos a expresar amor cristiano a los inmigrantes que habitan entre nosotros:

La palabra hebrea, gēr, y la palabra griega, xenos, pueden ser definidas como “inmigrante.”

“Cuando el inmigrante morare con vosotros en vuestra tierra, no le oprimiréis. Como a un natural de vosotros tendréis al inmigrante que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo…”(Levítico 19:33-34, RVR1960). Nuestro Señor citó “Ámalo como a ti mismo,” ¡como parte del Gran Mandamiento!

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui inmigrante, y me recogisteis” (Mateo 25:35, RVR1960).

“No se olviden de brindar hospitalidad a los inmigrantes, porque algunos que lo han hecho, ¡han hospedado ángeles sin darse cuenta!” (Hebreos 13:2, NTV).

A la vez que reconocemos la complejidad de las leyes migratorias en muchas naciones, la Junta de Superintendentes Generales exhorta a los nazarenos alrededor del mundo:

  • A tratar a los inmigrantes con amor, respeto y misericordia.
  • A participar sacrificialmente en la respuesta del ministerio de compasión, a nivel local, nacional y global para ayudar a los refugiados e inmigrantes.
  • A animar a sus respectivos gobiernos a aprobar leyes equitativas que permitan la reunificación familiar, permisos de trabajo legal para inmigrantes productivos en la fuerza laboral, y vías para que los inmigrantes indocumentados puedan obtener la condición de inmigrante autorizado.
  • A seguir el claro mandato bíblico de amar, recibir, ayudar, evangelizar y discipular a los inmigrantes cercanos a nosotros.

 

Junta de Superintendentes Generales

Publicado originalmente en: http://www.nazarene.org/article/bgs-echoes-call-compassion-after-latest-refugee-rulings

La Junta de Superintendentes Generales llama a la paz, sanidad, reconciliación.

PrayersforPeace

Los eventos globales recientes nos recuerdan otra vez que nuestro mundo continúa divido por muchos asuntos políticos, étnicos, raciales y culturales.

La horrible violencia en lugares como Medio Oriente, Bélgica, Bangladesh, Turquía, y Louisiana, Minnesota, Florida, y Texas, Estados Unidos, proyecta imágenes de odio que ilustran estas divisiones y guían hacia el distanciamiento, el conflicto y el quebranto.

Nuestro llamado a estar en contra del odio y a favor de la paz no ha cambiado, desde que lo publicamos primeramente en la siguiente declaración en 2014:

El profeta Isaías tuvo una visión del pueblo de Dios viajando a través de un desierto difícil. Su camino fue a través de un desierto con valles, montañas, curvas y puntos ásperos. Isaías 40:1 dice, “¡Consuelen, consuelen a mi pueblo!—dice su Dios—.” El profeta continúa prometiendo la venida de un Mesías que cuidaría de nosotros. Él usa esta poderosa ilustración: “Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos; los lleva junto a su pecho” (Isaías 40:11, NVI).

El Padre envió a su Hijo para vivir entre nosotros y ser Emanuel, “Dios con nosotros.” Él vino a proveer un camino para nuestra salvación y reconciliación con Dios y los seres humanos. Este mensaje del evangelio es para todas las personas y nos hace uno a los pies de la cruz. “Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28, NVI). Esta declaración llama a todos los seguidores de Cristo a venir juntos en amor.

Somos embajadores del evangelio (2ª Corintios 5:20). En nuestro mundo, reflejamos mejor el ejemplo de Cristo y vivimos la visión de Isaías 40:1-11 cuando nosotros:

  • Hablamos por aquellos que no pueden hablar por ellos mismos.
  • Lloramos con los que lloran.
  • Consolamos a las personas donde sea que las encontremos.
  • Sentimos el dolor de quienes están heridos.
  • Buscamos aliviar el dolor cuando es posible.
  • Somos lentos para hablar y rápidos para escuchar las posiciones de los demás.
  • Buscamos entender las situaciones de otros.
  • Mostramos dignidad y respeto a todos.
  • Derribamos muros que nos separan.
  • Construimos puentes que conectan.
  • Seguimos las pisadas del Príncipe de Paz.
  • Extendemos gracia y misericordia a otros, como Dios lo ha hecho con nosotros.
  • Oramos por sabiduría y dirección para reflejar mejor el ejemplo de Cristo a otros.

Es nuestra oración de esperanza, que donde sea que estén los nazarenos, defiendan la paz, sanidad y reconciliación.

Padre, gracias por enviar a tu Hijo en nuestro mundo dividido. Concédenos el poder de tu Espíritu Santo para ser agentes de apoyo, consuelo, paz y sanidad. En el poderoso nombre de Jesús, oramos. Amén.

–Junta de Superintendentes Generales, Iglesia del Nazareno.

Artículo publicado originalmente en: http://nazarene.org/article/bgs-calls-peace-healing-reconciliation

Informe Anual a la Junta General 2012 – Parte V

En algunas de las entradas anteriores he estado publicando diferentes secciones del Informe Anual de los Superintendentes Generales a la Junta General hace dos semanas.  Hoy terminamos con la última parte.  Para descargar el reporte completo en español, haz clic acá: Llamados a Ser Testigos.

Sarcoxie, Missouri, EUA 

El año pasado me invitaron a hablar en el 60º aniversario de la Iglesia del Nazareno en Sarcoxie, Missouri, EUA. Cuando llegué allí, no estaba seguro de si había un pueblo o no en ese lugar.  Aun después de haber estado ahí, todavía no estoy seguro de si en realidad se le puede llamar un pueblo. Sin embargo, sí hay una Iglesia del Nazareno.

El Pastor Wayne Rose es un evangelista jubilado que fue a Sarcoxie para mantener abiertas las puertas de la iglesia. Más o menos 60 personas asistieron al servicio por el aniversario. Comenzó con música especial de un trío formado por el pastor, una pianista de 83 años de edad y su hermana, que tiene la enfermedad de Alzheimer. Entonaron una canción maravillosa y la hermana no se olvidó de ninguna de las palabras. Después del trío, otro grupo talentoso dirigió la música.

Yo prediqué y entregué el resto del servicio al pastor. No sabía yo que él estaba por dar una predicación mucho mejor por medio de los testimonios de su iglesia. Llamó al frente a un joven que estaba en su último año de secundaria y había ganado una competencia de arte en la Universidad Nazarena MidAmerica el día anterior. Todos lo felicitaron.

El pastor dijo que alguien había invitado a este joven a la iglesia y fue el primer adolescente en la iglesia. Después él invitó a su mejor amigo, quien luego invitó a su novia. La novia invitó a sus dos hermanas y su mamá. La mamá invitó a su hermana que tenía tres hijos. La hermana invitó también a otro amigo. Todos estaban allí, frente a la congregación—11 personas gracias a la semilla de una invitación. Parecíamos estar viviendo algo del Nuevo Testamento.

Todos aplaudimos.

Después el pastor invitó al frente a una familia que se había integrado a la iglesia como miembros esa mañana. Esta familia había sido invitada por otra familia, que fue invitada por otra familia, que también invitó a otra familia.

Yo no sabía que la Iglesia del Nazareno de Sarcoxie había tenido un promedio de menos de diez personas el año pasado. El promedio de asistencia ahora es más o menos de 60.

Tuvimos una comida después del servicio. El varón que cocinó las hamburguesas me contó su testimonio. Él había experimentado todos los vicios del mundo. El pastor comenzó a visitarlo en su trabajo. Después de unos meses, este varón aceptó a Cristo como su Salvador personal, y su vida y la de su familia fueron totalmente transformadas.

Cuando estaba saliendo de Sarcoxie, el Espíritu Santo me habló: “David, no subestimes lo que parece ser pequeño”.

Dios está trabajando en esa iglesia y comunidad. Almas están naciendo de nuevo. Están haciendo discípulos. El reino de Dios está creciendo. ¡Jesús esta edificando Su Iglesia!  ¿Por qué? Gracias a testigos fieles.

Levantando a Jesús 

En el proceso de ser creativos en nuestro evangelismo, las palabras de Jesús nos instruyen en cuanto al contenido de nuestra comunicación. “Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo” (Juan 12:32, RV60).

Debemos levantar a Cristo, no a nosotros mismos.

Debemos levantar a Cristo, no nuestros métodos.

Debemos levantar a Cristo, no nuestros programas.

Debemos levantar a Cristo, no nuestros “éxitos”.

La humildad y la vida de santidad van juntas.

Cuando la gente nos mira, no debería ver al mundo. Cuando la gente nos mira, no debería ver nuestros rostros. Cuando nos miran, así como miraron el rostro del pastor en Sarcoxie, ellos deberían ver el amor de JESÚS.

Tal como aprendimos en el pueblito de Missouri, nuestro futuro está siendo moldeado e influenciado por la manera en que 2.1 millones de nazarenos, en 27,500 iglesias locales, responden al llamamiento de Jesucristo a continuar Su obra—muchas veces mediante una conversación a la vez. Esto está ocurriendo en Missouri, en África, en Brasil, en la India y alrededor del mundo.

Para terminar, hagamos esta simple oración:

Padre Dios, llénanos con tu Espíritu. Enséñanos tus caminos. Ayúdanos a obedecer tus mandamientos. Llena nuestros corazones con tu amor incondicional hacia otros. Que mañana podamos ser más como tu Hijo Jesucristo que lo que somos hoy. Concédenos tu gracia y paz en los días venideros. Amén.

Respetuosamente y con espíritu de oración,

la Junta de Superintendentes Generales

Jerry D. Porter   J. K. Warrick   David W. Graves

Jesse C. Middendorf  Eugénio R. Duarte  Stan A. Toler

bgs@nazarene.org

Preparado y presentado por David W. Graves.

A %d blogueros les gusta esto: