Archivo del sitio

Cómo Orar por tu Ciudad (Parte I)

New York prayer revival“Cómo Orar Por Tu Ciudad”

-La historia detrás del movimiento de oración que encendió Nueva York.-

 Por Mac Pier.

Trad. por Ariadna Romero

En 1983, mi esposa y yo viajamos a la India en una misión a corto plazo. Pasamos 10 semanas en Bihar, un estado del tamaño de Nebraska, justo debajo de Nepal. El Budismo fue fundado en Bihar, y el estado es una fortaleza tanto como para los militantes hinduistas como para los islamistas. Bihar tenía 100 millones de gente.  La proporción de cristianos en comparación con los musulmanes e hindúes era de 1 por cada 100,000.

Fui parte del muy apasionado grupo que estaba allá. Nos reunimos cada viernes de 3 a 9 horas para orar. Creíamos que Dios podía hacer cualquier cosa, incluso en lugares tan desafiantes como Bihar. En los 30 años transcurridos desde entonces, ha sido motivante ver los progresos debido a la fuerza de aquellos oradores.

Luego de nuestro viaje a la India, nos mudamos hacia Flushing, Queens, una comunidad intercultural que es hogar de más de 100 grupos con idiomas diferentes. Nuestro plan era quedarnos sólo 2 años y entonces regresar a la India. Sin embargo, empezamos a sentir que Dios nos había llamado a permanecer en la ciudad de Nueva York. Aceptamos el llamado y hemos vivido en Flushing desde entonces.

Muy similar a como sucedió en Bihar, nos encontramos con tremendos retos en el paisaje urbano de la ciudad de Nueva York, la mayoría de las cuales surgieron de las necesidades no satisfechas de sus habitantes. Empecé a pensar en esos retos como: “hechos confrontantes” y me di cuenta de que lidiar con ellos requería disciplina espiritual y liderazgo.

Los “hechos confrontantes” que enfrentamos en la ciudad de Nueva York incluían decenas de millones de personas que aún necesitaban del evangelio; una tasa de graduación entre los estudiantes de secundaria se cernía sobre el 50%;  una explosión de población carcelaria, en parte debido a los bajos números de graduados y en parte por el enorme abismo entre razas y culturas sociales, incluso en la comunidad basada en la fe.

Traer un cambio significativo a cualquier comunidad metropolitana requiere líderes que entiendan los peculiares “hechos confrontantes” de la ciudad. También requiere una firme voluntad para manejar esos “hechos confrontantes”.

Eventualmente los cambios forjados pueden resultar en la elevación de una nación entera.

**Este artículo fue publicado en Christianity Today el 9 de septiembre de 2013.  Estaré publicándolo en tres entradas: Partes 2 y 3 serán publicadas el miércoles y viernes de esta semana.

Teresa de Calcuta: Misionera a la India (Parte II)

Esta entrada terminará nuestro recorrido por las biografías de algunos grandes misioneros del cristianismo.  Es la continuación de la entrada anterior, escrita por Dra. Erika Ríos Hasenauer.

…Ser sus manos y sus pies. Eso fue lo que Agnes quería ser a sus 18 años cuando sintió el llamado a la vida religiosa. 9 años después estaba consumando ese llamado tomando los votos como monja, y abrazando el llamado a una vida de pobreza, castidad y obediencia.

La pobreza era vista en su contexto como lo ideal, loable, algo que todos debemos aspirar.

“He descubierto la paradoja que si amas hasta que duele no hay más dolor sino mas amor.”

Mother Teresa of Calcutta

Mother Teresa of Calcutta (Photo credit: 77krc)

Teresa de Calcuta descubrió algo profundo que marcó su teología mientras iba de camino a un retiro a los Himalayas. Un encuentro con Dios, quien le hizo ver que ella debía dedicar el resto de su vida y sus esfuerzos por los destituidos del corazón de Calcuta. Los pobres de los pobres, aquellos que nadie quiere tratar y menos cuidar.

Dios le estaba enseñando algo profundo que marcaría su teología. Era una teología de amor en acción. No era un concepto de amor teórico, de iglesia o seminario, era una clase de amor capaz de hacer que te ensucies las manos por otros, que te quedes con hambre por dárselo al verdadero hambriento, y que te despojes de todo por el más necesitado.

Esta pequeña mujer estableció no solo las Misioneras de la Caridad, de la cual ganó reconocimiento canónico en el mundo católico en 1950, sino que sus actividades de caridad siguieron multiplicándose exponencialmente.

Teresa de Calcuta ganó todos los honores del pueblo indio a su partida, fue considerada la joya de India. Ahora estaba lista para irse a casa. Su espera había sido prolongada.

¿Cuánto amamos verdaderamente a nuestro prójimo? ¿Cuánto estaríamos dispuestos a dar por ellos?

¿Qué piensas de esa teología de amor que duele, que marcó la vida de Teresa de Calcuta? ¿No te parece muy similar a la teología que los wesleyanos practicamos y defendemos tan esmeradamente?

Tal vez sea un buen momento de buscar la “India” que tenemos al lado, ahí donde nos encontramos, y tocarla con el amor de Cristo.

Teresa de Calcuta: Misionera a la India (Parte I)

Mother Teresa of Calcutta (26.8.1919-5.9.1997)...

Mother Teresa of Calcutta (26.8.1919-5.9.1997); at a pro-life meeting in 1986 in Bonn, Germany (Photo credit: Wikipedia)

Hoy y el viernes Dra. Erika Ríos terminará nuestro recorrido por las biografías de algunos grandes líderes de la fe, hablando de la famosa Madre Teresa.  Sé que esta serie de entradas escritas por Erika ha sido de GRAN bendición para todos nosotros y deseo agradecerle nuevamente por su gran colaboración en nuestro ministerio.

“Por sangre soy de Albania, por nacionalidad soy India, por fe soy una monja católica, y por llamado soy del mundo. Por mi corazón, pertenezco totalmente al corazón de Jesús.”

Esas palabras son más que una rima. Fueron verdadero estilo de vida para uno de los héroes contemporáneos de la fe católica, poseedora del Premio Nobel de la Paz, pero también conocida como incansable misionera. Esta última faceta es la que deseo resaltar en esta entrada.

Es difícil encontrar a alguien que no haya escuchado hablar de Teresa de Calcuta, originalmente Agnes, de Albania, cuyo estilo de vida de compasión y simplicidad llegó no solo a beneficiar a mucha gente de la India, especialmente desaparcados en la calle, huérfanos, niñas, enfermos de sida, los pobres de los más pobres, sino que llegó a fruncir el ceno de los más poderosos y ricos. Si aquella pequeña mujer de apariencia frágil y débil era capaz de movilizar multitudes y administrar empresas con un don de liderazgo impresionante, “algo debía tener”.

La iglesia evangélica posiblemente ha guardado su perspectiva y doctrina tan celosamente, que no ha reconocido ese “algo” que esta sierva tenía – su fe.

Aunque bien en una etapa larga de su vida, considero que aun vivía en una oscuridad interior, en realidad contaba una relación con Cristo única, genuina, profunda, que nadie podrá criticar jamás, y quien comprendió bien el significado de la Palabra en Isaías 41:10, “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

*Esta entrada será continuada el viernes.

El Padre de las Misiones Modernas (Parte II)

Esta entrada es continuación de la biografía escrita por Dra. Erika Ríos Hasenauer comenzada hace dos días.

…El respiro vino cuando Carey fue el encargado de una fábrica textil. Sus habilidades administrativas y su sabiduría se hicieron notar enseguida. Todo empezó a mejorar para Guillermo y su familia. Intensificó su estudio del idioma hasta llegar a predicar fluidamente en Bengalí y a la traducción, al que se dedicó esmeradamente. Sin embargo, las pruebas nunca faltan. Este vio morir a su hijo Pedro, el más pequeño. Las condiciones sanitarias y de salud en ese tiempo (y aun ahora), ¡dejaban mucho que decir!

Sin embargo Carey no desmayó. Vería el primer fruto de su esfuerzo años más tarde, al ver el primer hindú convertido y bautizado, vio traducido el NT al bengalí y de hecho tanto llegó a dominar esta lengua que llegó a ser maestro de bengalí en universidades nacionales y a ser bien pagado. Aún así, cuando tuvo más que suficiente, no se dio unas vacaciones a Europa, lo dio todo a las misiones, quedándose con solo una mínima parte para su familia.

La Sra. Carey fallecería después de haber padecido de una larga y crónica enfermedad mental. Lastimosamente ella vino a ser el aguijón para Carey.  Aun así, éste nunca perdió su pasión por la obra ni descuidó sus obligaciones familiares.

Otro tipo de obras sociales como escuelas, y hospital para leprosos entre otras actividades fueron también obra de este loco de las misiones – quien dio 41 años de su vida a su Señor y su amada India.

Prácticamente no regresó a Inglaterra en todo ese tiempo. Fue incomprendido por muchos de sus colegas, pero muy respetado y amado por todo el pueblo de la India.  Honores fueron rendidos a este estudiado doctor, poliglota, y fundador de las misiones modernas.

¡Inspiradora es la historia de Guillermo Carey! Nadie puede dejar de ser conmovido y sacudido al mismo tiempo, al leer más detenidamente esta biografía.

Si Dios usó a un hombre quien posiblemente para el mundo no tenia oportunidades ningunas, quien conoció el significado de la palabra SACRIFICIO, pero quien le creyó al Dios de los Imposibles, ¿qué impide que tú y yo seamos usados por Él?

–  ¿Es que Dios ha dejado de utilizar a hombres y mujeres comunes y corrientes en nuestros días y solo los estudiados, ricos, y de tez diferente son los escogidos?

– ¿Por qué tendemos a ser conformistas y hasta mediocres en nuestras metas, preparación, y sueños?

– ¿No crees que es tiempo que América Latina, tú y yo reconozcamos que aun en medio de nuestra desventaja social y económica, Dios no es pequeño ni sus recursos se han agotado? ¡Él nos ha dotado con TODO para vencer!

¡Su RESPALDO está garantizado mientras vayamos por fe y demos lo mejor de nosotros! Una cosa es segura, nada nos va a llegar sentados en nuestros cómodos asientos.  Tenemos que pagar un precio, y un precio alto. Se llama sacrificio, despojo, y rendición, pero ten ánimo:

“Él da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas a que no tienen ningunas…” Is. 40:36.

El Padre de las Misiones Modernas (Parte I)

Hoy Dra. Erika Ríos continúa nuestro recorrido por las biografías de algunos grandes líderes de la fe, esta vez resaltando al “Padre de las Misiones Modernas”.

“Emprende grandes cosas para Dios, y espera grandes cosas de Dios” – fue una de las frases más conocidas de Guillermo Carey.

Aparentemente nadie podía ser menos “elegible” para el mundo de las misiones que el joven Guillermo Carey. Aunque dotado de una mente brillante, una sed de conocimiento poco común para su edad y un espíritu aventurero, su débil salud ni su bolsillo le ayudaban mucho para ser candidato a misionero.

La familia Carey era muy pobre. Dios sin embargo, es experto en hacer todo con nada y le mostraría esto al mundo a través de la vida de Carey.

¡Lo que verdaderamente entorpece el plan de Dios es la pobreza de visión¡ y de esto último, el joven Carey no tenía nada. En el tiempo de Dios, éste llegó a ser ni más ni menos que el padre de las misiones modernas.

A sus 17 años, Carey se vio obligado a buscar un trabajo. El único puesto disponible entonces era aprender a remendar zapatos. Sin embargo, un año después, su vida daba un giro de 180 grados. Nuevas oportunidades estaban a la puerta. No solo aceptó al Señor, se comprometió en serio con él, e inició el estudio de las Escrituras como pocos jóvenes de su edad. Un tiempo después, contraería nupcias con Dorothy – quien resultaría ser no exactamente la compañera idónea, pero aún así, el amor y ternura de Carey nunca faltó hacia su esposa.

Dios empezó a abrir más y más puertas para este entusiasta joven. Aun así, tenía que aprender a vivir modestamente. Su economía era bastante precaria. ¡Ganaba un poco más de cincuenta dólares – al año!

En 1789 Carey fue llamado al pastorado. Inició a predicar, a enseñar y a ganar almas para Cristo. Este no dejó de lado sus estudios. Entre zapato y zapato, se esmeraba por aprender otras lenguas. El tenía que ser su propio maestro pues no disponía de tiempo ni de dinero.

Un día Carey escuchó hablar a un médico misionero. Había retornado recientemente de la India. Su corazón palpitó fuerte por ese vasto y desconocido país. 

Historia en breve, en poco tiempo estaba en la ciudad de Calcuta con su esposa, y 3 niños iniciando a reconocer el área.

Su carencia económica se acentuaba más y más. Sin el soporte que otros misioneros tenían, inadecuada comunicación con sus iglesias en casa,  hicieron para los Carey un tiempo difícil. ¡La Sra. Carey nunca estaba contenta!  Aun mas, otro bebe en camino no vino necesariamente a aliviar la situación. Ahora eran seis bocas que alimentar – por fe.

El respiro vino cuando Carey fue el encargado de una fábrica textil. Sus habilidades administrativas y su sabiduría se hicieron notar enseguida. Todo empezó a mejorar para Guillermo y su familia. Intensificó su estudio del idioma hasta llegar a predicar fluidamente en Bengalí y a la traducción, al que se dedicó esmeradamente. Sin embargo, las pruebas nunca faltan. Este vio morir a su hijo Pedro, el más pequeño. Las condiciones sanitarias y de salud en ese tiempo (y aun ahora), ¡dejaban mucho que decir!

*Esta entrada será continuada el viernes…

Heroína en Misiones: Amy Carmichael

Amy Carmichael

Amy Carmichael (Photo credit: Wikipedia)

Seguimos nuestros estudios (escritos por Dra. Erika Ríos Hasenauer) de algunos grandes misioneros de la historia, esta vez leyendo sobre Amy Carmichael.

Absolutamente petrificada, inmóvil, y perdida en sus pensamientos, Amy intentaba asimilar lo que estaba presenciando. Ni en sus peores pesadillas se imaginó algo tan tenebroso como lo que sus ojos veían. Quería correr, quería olvidarse de lo que había visto, pero no podía. Ese era un evento que marcaría el resto de su vida y su ministerio, como lo fue para mí en la Habana en el año 97 y en Guinea Ecuatorial en el 2000. 

Esa noche oró a su Padre, quien él había enviado a India, buscando respuestas. Esas niñas-esclavas-prostitutas en el templo tenían que ser salvadas de tan temible práctica hinduista. La prostitución sagrada estaba tan arraigada en la cultura y en la religión hindú que era totalmente aceptada. Impotente se martirizaba a sí misma pensando que como joven extranjera Irlandesa, blanca, de frágil salud, tenía muchas limitaciones y no podría hacer mucho. Pero podía hacer algo.  Eso fue el inicio de una larga vida misionera sin retorno a su país de origen para descansar ni para gira misionera por 56 años.

Amy Carmichael fue una de las heroínas en misiones, siervas de corazón y voluntad de oro, quienes dieron todo por su Maestro.  Nunca se casó; decidió por el camino más difícil – el sacrificio personal, el sacrificio absoluto por su Señor y por su India.

Amy fue una escritora prolífica.  Escribió 36 libros misioneros, entre los que destacan: Things as They Are: Mission Work in Southern India (Las Cosas Como Son: Trabajo Misionero en el Sur de India), Edges of His Ways (El Marco de su Obra), y algunas biografías, de donde se tomó parte de este material.

Dios usó a Amy en una forma increíble. No solo rescató a cientos de jovencitas y niñas de una vida de esclavitud, de condenación, sino inspiró a muchísimos más que vinieron detrás de ella.

Esta mujer dejó huella.

Hoy Dios sigue levantando mujeres, siervas conforme a su corazón, así como lo hace con los varones. ¡Si tan solo fuéramos más determinadas!  ¡Más valientes!  ¡Más dispuestas a pagar el precio del servicio y del llamado por nuestro Dios y nuestra América Latina!

¿Te imaginas qué pasaría?

¡Bendito Eres Dios!

Qué impactante cantar y llorar con mi amigo Gaurav, de la India.

Hoy quiero dejarte con dos canciones que me impactaron en Bangkok durante Tercera Ola 2012.  Forman memorias en mi corazón, mente y vida que no pronto olvidaré.

1. Después de escuchar al superintendente distrital de Tailandia dar un testimonio sobre la destrucción de su país como resultado de las inundaciones graves hace pocos meses, la banda empieza a tocar.  ¿La canción? Bendito Eres Dios por Kristy Motta. La gente de Tailandia testifica que agradecen a Dios por lo difícil y el sufrimiento, porque ha abierto una puerta para que Cristo se pueda proclamar con más libertad en ese país budista.  ¿Podemos cantar la letra abajo con la misma convicción?

“Bendito eres Dios, cuando el sol brille sobre mi/Cuando todo me haga feliz/Bendito eres Dios.  Bendito eres Dios si las pruebas me hacen sufrir/Como ofrenda me entrego a ti/Bendito eres Dios…/Darás o quitarás…Mi corazón dirá, Bendito eres Dios.”

2. La otra canción es muy conocida y también habla de lo mismo.  Ustedes han escuchado cuando la banda Rojo canta: “No, no, no me soltarás, en la calma o la tormenta…en lo alto, en lo bajo.  No, no, no me soltarás – Dios tú nunca me dejarás.”  Pero ahora imagínate cantándola con gente de la India y de Indonesia, quienes han experimentado persecuciones.  La foto al inicio de esta entrada es una foto de Gaurav Mhaske, un líder de jóvenes de la India quien ha conocido a varios de nuestros pastores nazarenos quienes han sido asesinados en los últimos años por su fe en ese país.  Viendo la emoción mientras él cantaba, quizás por primera vez esas palabras: “¡NO ME SOLTARÁS EN LA TORMENTA.  DIOS, TÚ NUNCA ME DEJARÁS!”  Wow.  Que nuestros hermanos perseguidos alrededor del mundo nos enseñen el verdadero significado de seguir y servir a nuestro Cristo, acompañándole a la cruz.

El Hinduismo: Parte I

En las siguientes dos semanas trataremos una pequeña información sobre hinduismo y budismo.  Estas dos religiones que se han extendido por todo el mundo y muchas veces desconocemos su doctrina.  Por eso queremos presentarte un poco de lo que se trata.

El hinduismo es una religión que se originó en la India desde los inicios de la civilización, cerca de 3000 años antes de Cristo.

Una Estatua de Bronce de la Deidad Hinduista Vishnu

Los hinduistas tienen un dios llamado Brahma.  Es el primer dios de la tríada y se le conoce como el creador.  Vishnu y Shiva son otros dioses.  Al primero se lo ha comparado con el Dios de los cristianos, pues vive en el cielo, gobierna sobre la tierra como sustentador, es la fuente de lo bueno, y en ocasiones toma forma humana.  Krishna es la deidad más popular en el hinduismo.  Es la encarnación de Vishnu.

Una creencia popular en el hinduismo es la ley del Karma y la transmigración del alma, o mejor conocida como reencarnación.  Uno de los objetivos del hinduismo es que el alma individual se una con un alma universal.  Mientras esto llega a suceder, el alma individual nace una y otra vez.  A esto se le llama la transmigración del alma.

El Karma es una ley donde se encuentra el equilibrio de las acciones buenas y las malas de la persona. Conforme el alma logra obtener buen Karma, las posibilidades de que se rompa el ciclo de nuevos nacimientos aumentan.  Es entonces que se una para siempre con el alma universal.  Pero, si el alma tiene más karma malo que bueno, el alma tendrá más nacimientos, dejando así que la unificación con el alma universal se aplace.

El objetivo fundamental del hinduismo es ganar la libertad.  Desde ese momento el Karma o las buenas obras son asuntos perfectos, termina el ciclo de nacimientos, dando lugar a que el alma individual y el alma universal sean uno.

¿Cómo lograr las buenas obras, romper el ciclo de nacimientos y conseguir la libertad? Esta pregunta la contestaremos en la siguiente entrada.

A %d blogueros les gusta esto: